José Manuel Rodríguez Pardo
 
El alma de los brutos en el entorno del Padre Feijoo

Prólogo · Introducción · 1 · 2 · 3 · 4 · 5 · 6 · 7 · 8 · 9 · 10 · 11 · 12 · 13 · 14 · Epílogo · CronologíaImprima esta página Avise a un amigo de esta página

José Manuel Rodríguez Pardo

El alma de los brutos en el entorno del Padre Feijoo. Capítulo 13

Teoría de teorías sobre la Idea de Alma (I).
El origen de la Idea de Alma a la luz de la
polémica feijoniana. El alma de los brutos

Biblioteca Filosofía en español, Fundación Gustavo Bueno
Pentalfa Ediciones, Oviedo 2008, páginas 413-443
 

José Manuel Rodríguez Pardo, El alma de los brutos en el entorno del Padre Feijoo, Oviedo 2008 «En el Hombre (ya se ve) demás de la Fe, su propia conciencia dicta a cada uno, que tiene en sí una alma imaginativa, pensativa, fenciente, dubitante, inteligente, volitiva, y así espiritual, y eterna; pero en los Brutos, ¿qué testimonio inconcuso tenemos? [...] ¿qué hay que extrañar, que la suma Sapiencia del Criador haya ordenado otras, que emulen a los Hombres?» Martín Martínez

1. La posición de los polemistas sobre el problema de la Idea de Alma.

Hemos comprobado, en capítulos sucesivos, cómo los distintos sistemas implicados en la polémica sustancializan la Idea de Alma, es decir, impiden el progressus desde esa Idea para comprender los fenómenos que intentan explicar. Sin embargo, dentro de los múltiples sistemas, hay situaciones mucho peores, como pueden ser las que plantean los atomistas o el materialismo corporeísta, que tiende a eliminar el canon corpóreo conocido, disolviéndolo en sus partes materiales. En este sentido, es interesante comprobar cómo Feijoo critica la doctrina de las especies intencionales para entender el problema de la Eucaristía. Como ya hemos señalado, no se trata de creer en el dogma de la transustanciación, sino en admitir que, desde reinterpretaciones materialistas, tal dogma sirve para mantener la unidad canónica del cuerpo humano, algo que es menospreciado desde posiciones atomistas corporeístas (M1), como sucede no sólo con el materialismo grosero más habitual, sino con el dualismo de Antonio Cordero (Manuel Moraes, Cartesianismo em Portugal. Livraria Cruz, Braga 1966, pág. 166) o Teodoro de Almeida (Recreación filosófica, Tomo 2, Tarde 9ª, Primera parte), quienes afirman que las especies intencionales explican ese fenómeno.

Copia íntegra del original impreso de esta parte en formato pdf

Indice · Prólogo · Introducción · 1 · 2 · 3 · 4 · 5 · 6 · 7 · 8 · 9 · 10 · 11 · 12 · 13 · 14 · Epílogo · Cronología


filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2008 filosofia.org
José Manuel Rodríguez Pardo
edición en papel de esta obra
autores