Filosofía en español 
Filosofía en español

Santiago Pérez Gago OP  1933

Santiago Pérez Gago

Fraile dominico español que llegó a ser profesor de Estética, como funcionario del Estado, en la Universidad de Salamanca. Nace el 7 de septiembre de 1933 en Robledo de Caldas de Luna (León), hijo de Carmen y de Joaquín, y desde joven se forma dentro de la Orden de Santo Domingo, en su “Provincia de España”: novicio en 1951 en el Colegio de San Pablo Apóstol (Palencia), tras realizar su profesión simple el 10 de septiembre de 1952 fue estudiante en el Convento de Nuestra Señora de las Caldas (Las Caldas de Besaya) y desde 1955, tras su profesión solemne el 10 de septiembre de 1955, en el Convento de San Esteban Protomártir (Salamanca); ordenado presbítero católico el 22 de marzo de 1959, se licencia en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca. Durante veinte años, desde 1960 hasta 1980, fue profesor en la Universidad Laboral Santo Tomás de Córdoba [nombre como era conocida, entre los dominicos, la que “en el siglo” se llamaba Universidad Laboral “Onésimo Redondo”, inaugurada en Córdoba en 1956, cuya gestión fue confiada por el Estado a la orden dominicana; y que tras la restauración borbónica había de transformarse en Campus de Rabanales de la Universidad de Córdoba, fundada en 1972], obteniendo licencia entre 1968 a 1971 para poder cursar estudios en la Universidad de Granada (periodo en el que estuvo asignado al Convento de la Santa Cruz de Granada), donde obtuvo la licenciatura en Filología Románica. En el curso 1980-81 se trasladó a Valladolid (Convento de San Gregorio), para incorporarse como profesor de “Lengua española” en el Instituto Superior de Filosofía que mantiene en esa ciudad la orden de Santo Domingo. En 1981 retorna al Convento de San Esteban Protomártir (Salamanca), pues las circunstancias facilitaban que pudiera incorporarse a la enseñanza pública, como profesor en la Universidad Literaria de Salamanca, institución en la que habría de alcanzar la jubilación como funcionario del Estado, ocupando una plaza como profesor titular de Estética.

Con ocasión de su jubilación se erige en su pueblo natal una estatua fundida en bronce de Fray Santiago Pérez Gago, esculpida por Sor Isabel Pérez Gago, religiosa de la Sagrada Familia, catedrático de dibujo y doctora en filosofía.

«Santiago Pérez Gago, religioso dominico de la diócesis de León, a quien le han dedicado una estatua de bronce en la pequeña localidad leonesa de Robledo de Caldas, donde nació, se jubila tras 40 años de docencia en Córdoba, Valladolid y Salamanca. Tiene 14 libros publicados. Su especialidad es la Filosofía y, en concreto, la Estética.» (Boletín Informativo de la Conferencia Española de Religiosos, sexta época, nº 274, enero 2004, pág. 9.)

Doctor en 1983 por la Universidad de Salamanca, con la tesis «Niveles de percepción estética en la semántica suelo de Antonio Machado», dirigida por Jesús María Vázquez Rodríguez, defendida ante un tribunal compuesto además por José Todolí Duque, Francisco José León Tello y Mariano Álvarez Gómez. Resumen en Teseo: «Un estudio del ámbito ontonoético de la semántica y simbólica del sueño en la obra, verso y prosa, de Antonio Machado. En el hemisferio de la semántica se han estudiado dos latitudes semánticas: la de la configuración y la de la desfiguración; en el hemisferio de la simbólica se han estudiado las áreas de la refiguración y de transfiguración. En las cuatro áreas se han cosignado de manera progresiva las distintas significaciones y simbolizaciones del sueño tanto en lo que le corresponde al costado de la conciencia como el correspondiente a la vertiente de la realidad o niveles de realidad a los que Antonio Machado alude en el orbe de su poesía y de las prosas de Abel Martín y de Juan de Mairena.»

Fray Santiago Pérez Gago, gran seductor intelectual, supo irse ganando algunos discípulos admiradores entre sus alumnos de Estética en la Universidad de Salamanca, que podían considerarse iniciados una vez alcanzada la contemplación directa de los abundantes manuscritos, en la celda del Convento de San Esteban Protomártir, donde se iba engrosando el corpus teórico de la Esthética Originaria, camino que permitiría alcanzar “la integridad personal esthética” a quienes lo concurrieran.

Una primera hornada de estos discípulos (1985-1991), íntimos colaboradores en la edición de los primeros textos manuscritos de Fray Santiago, deshecho el hechizo que les atrajo a la esthética originaria, se acabaron apartando de ella. Así Luciano Espinosa Rubio, quien había preparado en 1985 la selección de textos de Pérez Gago, Órphicos: proceso de identidad estética (Editorial San Esteban, Salamanca 1985, 127 páginas), y defendió en 1992 una tesis doctoral sobre Espinosa bajo la dirección de Mariano Álvarez Gómez, ejerciendo luego como profesor en el Departamento de Filosofía de la Universidad de Salamanca. O José Luis Ortega Jaldo, quien había preparado también en 1985 la selección de textos de Pérez Gago, Semblante orphico: proceso de identidad estética (Editorial San Esteban, Salamanca 1985, 179 páginas), profesor más tarde en un centro de educación de adultos en Granada. Y, sobre todo, Ricardo Isidro Piñero Moral, que se encarga de la edición de al menos tres volúmenes de textos del padre Pérez Gago (Sobre la contemplación: de la “epopteia”: proceso de identidad personal estética, Editorial San Esteban, Salamanca 1989, 175 págs.; Deponencia ontonoética: un rito de iniciación, Editorial San Esteban, Salamanca 1990, 177 págs.; y Estética originaria: siquética transcendental. Proceso de identidad personal estética, Editorial San Esteban, Salamanca 1991, 409 págs.; a partir de los cuadernos manuscritos 6 al 11 de Órphicos), que acaba defendiendo en 1993 una tesis doctoral sobre Plotino, bajo la dirección de Mariano Álvarez Gómez, ejerciendo luego también como profesor de estética en el Departamento de Filosofía de la Universidad de Salamanca.

Adviértase que los textos de Fray Santiago, salvo el correspondiente a su tesis doctoral, que fue publicado por la Universidad de Salamanca en 1984, fueron apareciendo impresos por la Editorial San Esteban, que es la empresa de ediciones de los dominicos de la “Provincia de España”, domiciliada en el Convento de San Esteban Protomártir, y dirigida desde 1987 por Fray Bernardo Fueyo Suárez. Por lo que, para bien o para mal, son testimonio sociológico incuestionable de la realidad cruda que caracteriza a la orden dominicana en el presente.

A esta primera hornada fallida siguió a partir de 1995 la cristalización de un nuevo grupo de fervorosos seguidores de Fray Santiago y de la esthética originaria, autodenominados ahora “Nueva Escuela de Salamanca”. Fernando Labajos Briones (editor en 1995 de A la escucha de la luz, Editorial San Esteban, Salamanca 1995, 3 vols.), María Inmaculada Terán Sierra (editora en 1997, junto con Fernando Labajos, de Arte del filo-sofar: la visión filosofal desde la intuición esthética, Editorial San Esteban, Salamanca 1997, 444 págs.) y José Ramón Alonso Sarró (que presenta en 1997 La meridionalidad como longitud esthética, Editorial San Esteban, Salamanca 1997, 308 págs.) forman este núcleo propagador de las doctrinas de Fray Santiago Pérez Gago. Tanto Fernando Labajos (en 2003) como María Inmaculada Terán (en 1996) leyeron sus tesis doctorales bajo la dirección de Fray Santiago.

María Teresa Cobaleda Hernández 1962

El 31 de octubre de 2000 defiende su tesis doctoral, también bajo la dirección de Fray Santiago Pérez Gago, María Teresa Cobaleda Hernández (Salamanca 1962, también conocida como Mariate Cobaleda), quien representa un activo impulso organizador para la “Nueva Escuela de Salamanca”, y unos prometedores vínculos políticos. Perteneciente a una conocida estirpe de ganaderos, dedica Cobaleda su tesis, como era de esperar, a La lidia del toro bravo. Auto y trance de esthética originaria. Desde la presidencia de la Sociedad de la Comunidad Castellano-Leonesa de Esthética y Theoría del Arte (SCCLETA), desde la subdirección de la Editorial Órbigo (constituida desde esa Sociedad para difundir las obras de Fray Santiago; no confundir con Editorial Órbigo S. L. de La Coruña), autora de El simbolismo del toro: la lidia como cultura y espejo de la humanidad (Biblioteca Nueva, Madrid 2002), pero sobre todo, a partir de 2003, al ser elegida democráticamente María Teresa Cobaleda senadora por Salamanca, entre las filas del Partido Popular, para la esthética originaria se abren nuevos y esperanzadores caminos:

«El pasado mes de octubre [de 2004], tuve la oportunidad de regalar a todos los senadores un libro, Astros para caminar, de Santiago Pérez Gago. Es una obra de aforismos o máximas filosóficas que nos podría ayudar a mantenernos firmes y fieles a nuestra personalidad y a los ideales y valores profundos. Firmes y fieles a la ética, a la estética y a la estrella que debe mover y motivar la cristalización de los más altos ideales políticos. Por eso considero que en política, como en la vida, es importante no dejar de soñar, para no perder la fuerza y la firmeza para salir al encuentro de la realización del sueño y del ideal. La Política ha de ser profunda aspiración al ideal» (charla con María Teresa Cobaleda, en tusenado.com, nº 146, 25 de febrero de 2005).

Últimamente, desde su sede de Fuenterroble de Salvatierra, la Editorial Órbigo de la SCCLETA ha decidido publicar directamente, en edición fotográfica, los mismísimos manuscritos de Fray Santiago, para que así los interesados puedan hacer hermenéutica directa sobre los rasgos originarios del fundador. Interesados que deberán estar realmente muy interesados, pues, según el ISBN, el precio de venta al público mundano de cada uno de esos volúmenes es de 100€ (cada uno de los tomos 10, 11 y 12), 300€ (cada uno de los tomos 7, 8 y 9) y nada menos que 1.400€ (cada uno de los tomos 13, 14 y 15; y no los originales autógrafos de Fray Santiago, sino una mera reproducción facsimilar de esos órphicos hológrafos).

Tesis doctorales dirigidas por Santiago Pérez Gago

  1. Inmaculada Terán Sierra, Fundamentación ontonoética del proceso creador y la vivencia musical desde la estética originaria. Universidad de Salamanca (leída el 24 de abril de 1996). Director: Santiago Pérez Gago. Tribunal: Fernando Vela López, José María García Laborda, Emilio García Estébanez, José María García Prada, Ricardo Piñero Moral. Resumen en Teseo: «La investigación realizada ha sentado las bases para comprender el proceso de creación. Este proceso lo hemos dividido en dos fases: criadora (f1) y creadora (f2), y tres niveles: físico (n1), psíquico o mental (n2) y ontonoético (n3). Hemos centrado la atención en la fase 1, nivel 3, (ontonoética criadora) donde se encuentra el núcleo del mismo: este núcleo es la inspiración. Para llegar a él es preciso desarrollar unas capacidades previas (atención, concentración, admiración...), y mantener unas disposiciones (silencio, deponencia ontonoética, connaturalidad). Estas permitirán el desarrollo de la vivencia originaria o inspiración. Para la investigación hemos tomado como punto de partida las propuestas racionalistas e idealistas, y las hemos completado desde la estética originaria y desde axiomas como la feminidad del ser; la androginia y la visión nodual de la realidad. Presupuestos fundamentados ontonoéticamente, es decir, basados en la posibilidad de unir ser y saber como misión de la sabiduría estética. Por último, hemos centrado el trabajo en la vivencia musical como terreno artístico que facilita la comprensión de la explicación ofrecida en capítulos anteriores.»
  2. María Teresa Cobaleda Hernández, La lidia del toro bravo. Auto y trance de esthética originaria. Universidad de Salamanca (leída el 31 de octubre de 2000). Director: Santiago Pérez Gago. Tribunal: José María Blázquez, Fernando Fernández Savater, José María García Gómez-Heras, Justo García Girón, Dionisio Castillo Caballero. Resumen en Teseo: «Esta Tesis doctoral de Filosofía se presenta como un complejo y riguroso estudio que vertebra el contexto cultural e histórico en el que aparece enmarcada la moderna Corrida de Toros. Para ello, hace un repaso por la milenarias culturas taurinas de la Meridionalidad, en las que el toro era el emblema de los dioses solares y agrícolas. Estudia, además, el simbolismo de las principales fiestas populares españolas, que toman al toro como protagonista. Analiza las obras cumbres de la pintura, de la poesía, de la novela, del teatro o la música, que han encontrado en la Tauromaquia el tema de inspiración. También se aborda el simbolismo antropológico de la lidia desde varios aspectos, como la dimensión ética (el toro como encarnación de las virtudes de la ética clásica), el simbolismo erótico de la Tauromaquia, o el sentido religioso o sacrificial implícito en la lidia. Todo ello para intentar adivinar la estética más espiritual y sublime del arte taurino, que toma al temple como su principal exponente. El temple que tiende a detener el tiempo en un instante eterno. El temple taurino como un intento de reconquistar el tiempo mítico y originario de la gloria y de la luz.»
  3. Fernando Labajos Briones, La esthética originaria de Santiago Pérez Gago como una revelación ontonoética. Universidad de Salamanca (curso 2003-2004). Director: Santiago Pérez Gago. Tribunal: Antonio Heredia Soriano, Jorge Riezu Martínez, Eduardo Antonio Fraile González, Fernando Vela López, Luciano Espinosa Rubio. Resumen en Teseo: «La investigación desarrolla una aproximación a los puntos clave de la teoría denominada Esthética Originaria del profesor Santiago Pérez Gago. Profesor de Estética en la Universidad de Salamanca desde 1980 y autor de más de cien libros, de los cuales han sido publicados tan sólo catorce. En este trabajo se sondea sinópticamente toda esta ingente obra y se presenta la hipótesis de que en ella habita una intensidad de luz que puede ayudar a esclarecer las perennes cuestiones de la filosofía, la religión, el arte y la cultura en general. Siguiendo las propias pautas de la propuesta gaguiana, la esthética es considerada aquí como revelación, en el sentido tradicional de desocultamiento (alezeia). Para Pérez Gago toda la vida humana leída profundamente está revelada. La revelación es, de este modo, al solución del problema de la inefable, tanto en la filosofía, como en la teología, como en el arte. Cuando por deponencia (disposición) dejamos de pronunciar el ser para ser pronunciados. Desde esta axioma, la Tesis recorre los ámbitos fundamentales de la cultura. Después de un capítulo biográfico, el trabajo expone en otros cinco capítulos la revisión de la ontología, la teoría del conocimiento, la ética, la religión y, por fin, la esthética. La Esthética Originaria considerada como revelación queda presentada en este amplio compendio no como una parcela de la filosofía que analiza el hecho estético desde la razón, sino como una poderosa y profunda hermenéutica metafísica (revelación ontonoética) que por intuición procura recuperar el origen del ser oculto en la apariencia. La luz de la beldad como trascendental de los trascendentales.»

«A petición de Horacio, presidente de ARENCI, publicamos un mensaje sobre un acto que tendrá lugar mañana en León: Amigos estudiosos y debatidores de la Renta Básica. Mañana se presentarán en León unos amigos de Salamanca, con alguno de los cuales he tenido el gusto de compartir las inquietudes de este blog. Se trata de la Escuela Leonesa de Eshética «revelada en la ciudad de Salamanca» (que también es leonesa por historia y tradición...). El «maestro fundador» viene con algunos de sus discípulos más adelantados. Es el leonés don Santiago Pérez Gago, filólogo, filósofo, monje dominico, místico y, ante todo, estheta órfico, amante de las mejores tradiciones ancestrales de la nuestra tierra leonesa. Parte esta escuela del aspecto más «espiritual» de la vida y, desde ahí, considera todo lo demás, incluida la realidad social que nos ocupa. De esta escuela, introduje en la reflexión de ARENCI el concepto de «bienser». Que también nos interesa recordar; pues, aunque ARENCI parte de postulados estrictamente económicos, no somos economicistas y estamos abiertos, como es el caso, a todo aquel que nos tenga algo que aportar. Por si conocéis a alguien que le interese (incluidos vosotros, por supuesto). Sin compromiso y siempre en "vuelo libre". Gracias. La presentación es a las 20 h. 26 de Octubre en la Sala «Club de prensa» del diario de León. Gran vía de San Marcos, 8. Entrada por calle Fajeros). Horacio García Pacios (Astorga, León)» (rentabasica.blogspot.com miércoles, 25 octubre 2006, Escuela Leonesa de Esthética.)

«Gracias, Escuela leonesa de Esthética. Por Horacio García Pacios, Astorga. El pasado 26 de octubre, tuvo lugar en la sala «Club de prensa» del Diario de León la presentación de la Editorial Órbigo, fruto de la «Escuela Leonesa de Eshética» fundada por el «magister» leonés Santiago Pérez Gago. Al hombre de carne y hueso, al sabio, al maestro, al Estheta… y a los amigos de Salamanca (tierra indiscutiblemente leonesa por historia y tradición...), lleguen estos versos agradecidos: Estheta, destino, vida… / Paciencia del estheta, va pasando / destino y vida, un mismo recorrido. / Se ve bajo los astros caminando, /¡impresionante!, sano, conmovido. / Las penas de la vida van posando, / son escuela los años que ha vivido / la campa de aquel pueblo recordando, / de luz originaria agradecido./ Crece en «bien ser» de gozo iluminado. / Con astros no hay desastres, hay sentido / y un límite en orilla transformado. / Escala de luz y escarpa ha subido, / por su «ser», astro polar, siempre guiado. / Y en fin: vive y confiesa que ha vivido. H. García. Astorga, a 26 de octubre de 2006.» (Diario de León, Carta al director publicada el 26 de octubre de 2006.)

Bibliografía de Santiago Pérez Gago

r