Filosofía en español 
Filosofía en español

Biblioteca de Filósofos Españoles  1928-1935

Biblioteca de Filósofos Españoles - Huarte 1930Biblioteca de Filósofos Españoles - Quevedo 1930Biblioteca de Filósofos Españoles - Gracian 1934Biblioteca de Filósofos Españoles - Molinos 1935

La Biblioteca de Filósofos Españoles «Dirigida por Eduardo Ovejero Maury» publicó en Madrid trece entregas en quince volúmenes, entre 1928 y 1935, con obras de Séneca, Lulio, Vives, Huarte, Quevedo, Gracián, Molinos, Jovellanos, Cabarrús y Balmes. Ovejero no sólo dirigió esta colección, sino que preparó la mayor parte de las ediciones y dispuso prólogos e introducciones específicas. También fue su editor (por un acuerdo de distribución con Espasa-Calpe figura esa marca en la contracubierta, excepto en el primero): en el anuncio que aparece en 1930 al final de Política de Dios de Quevedo se dice: «Los pedidos a todas las librerías y a casa del director: Bocangel 5, Madrid», y en el que se publica ese mismo año al final del segundo tomo del Examen de ingenios de Huarte: «Estas obras se sirven al precio de 11 pesetas en tela y 10 en rústica, cada volumen, en todas las librerías de Madrid y su provincia, y en casa del Director-gerente: D. Eduardo Ovejero y Maury, Bocangel 5, Madrid.».

Ex Libris de Francis Wilson, dibujado en 1893 por William H. W. BicknellViñeta de la Biblioteca de Filósofos Españoles 1928-1935Procedencia de la viñeta

Nos hemos entretenido en buscar la procedencia de la viñeta ▣ utilizada por la Biblioteca de Filósofos Españoles, que representa a un bufón rodeado de libros, donde se puede adivinar el artículo inglés the en la orla menos borrada: se trata de una copia del ex-libris que el artista norteamericano William Harry Warren Bicknell (1860-1947) dibujó en 1893 para el actor de ópera cómica Francis Wilson (1854-1935), propietario luego de su propia compañía, escritor y bibliófilo, que tenía su biblioteca y su colección de obras de arte en The Orchard, una hermosa casa que construyó en Nueva Rochelle (Nueva York).

Laverde ya había acuñado tal rótulo en 1856

El rótulo Biblioteca de filósofos españoles ya había sido sugerido por Gumersindo Laverde en su célebre escrito programático de 1856 (diez años antes, en 1846, Manuel Rivadeneira había proyectado y puesto en marcha su Biblioteca de autores españoles): «…la formación de una Academia que tenga por principal objeto fomentar en España los estudios filosóficos […] publicar una 'Biblioteca de filósofos españoles' en lengua vulgar, con noticias biográficas y bibliográficas, anotaciones y comentarios, facilitando así la adquisición y estudio de sus obras a los amantes de esta suerte de conocimientos…» Es bien sabido que Laverde procuró durante años que otros ejecutasen sus planes (ver «Gumersindo Laverde y la Historia de la Filosofía Española»). En 1864 Patricio de Azcárate propone una Biblioteca Filosófica en español, que debía comenzar por Platón. Y en 1869 el fraile dominico Zeferino González, al publicar su opúsculo, Sobre una Biblioteca de Teólogos Españoles, sin dejar de ensalzar el carácter patriótico, digno y elevado del proyecto de realizar una Biblioteca de filósofos españoles, «capaz de servir de lenitivo, siquiera escaso e incompleto, a la acerba pena que nos causan la universal postración, el abatimiento y ruinas que oscurecen el brillo y arrebatan las glorias de España», se pregunta inmediatamente «si no sería mas conveniente, más útil y hasta más patriótico por de pronto, el publicar una Biblioteca de teólogos españoles. […] Porque la verdad es que si España puede presentar algunos filósofos más o menos recomendables y distinguidos, no puede presentar escritores que rayen tan alto en filosofía, como rayaron en teología Torquemada, los dos Sotos, Cano, Carranza, Molina, Suárez, Vázquez, Alfonso de Castro, Pérez de Ayala, Báñez, Lemos, Valencia, con tantos otros que dieron gloria inmortal a nuestra patria.»

Ovejero no lo utiliza hasta después de muerto Bonilla

Eduardo Ovejero puso en marcha la Biblioteca de filósofos españoles dos años después de muerto Adolfo Bonilla, algo más joven que él. Es probable que Ovejero asistiese durante el curso 1904-1905 al curso pionero que Bonilla ofreció en el Ateneo sobre «Historia de la Filosofía española», antes de ganar en 1905 la cátedra de Historia de la Filosofía de la Universidad Central. Bonilla dirigió entre 1910 y 1918 la Colección de filósofos españoles y extranjeros, que publicó entonces nueve tomos, ninguno de autor español, cinco con obras traducidas precisamente por Ovejero, que también fue profesor auxiliar en la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid a su través. De manera que Ovejero, con esta Biblioteca de Filósofos Españoles, supo ejecutar proyectos que rondaban desde muchos años antes.

La mayor actividad editorial de esta Biblioteca de Filósofos Españoles se produjo en los años 1928, 1929 y 1930, con 2, 5 y 5 volúmenes publicados respectivamente; durante la República sólo ofreció otras tres entregas, en 1932/1933, 1934 y 1935. Su decadencia final coincide con la irrupción en 1934, con auspicios del potente editor Mario Aguilar, de la Biblioteca de la Cultura Española publicada bajo la dirección de Francisco Vera.

Tabla resumen de las obras publicadas por la Biblioteca de filósofos españoles

bfeaño autor α ω título L edición
11928Lulio12321315Libro del AscensolatOvejero + 1755
21928Vives14921540DiálogoslatH. M. + 1817
31929Balmes18101848El CriterioespOvejero
41929Gracián16011658Agudeza y arte de ingenioespOvejero + 1648
51929Lulio12321315BlanquernalemOvejero + 1552
61929Séneca00040065Tratados filosóficoslatOvejero + 1627
71930Quevedo15801645Política de DiosespOvejero + 1626
81930Gracián16011658Oráculo manualespOvejero
91930Jovellanos17441811Obras escogidasespOvejero
101930Huarte15291588Examen de ingeniosespRodrigo Sanz
111932Cabarrús17521810CartasespOvejero
121934Gracián16011658El PolíticoespOvejero
131935Molinos16281696Guía espiritualespOvejero

Las columnas de esta tabla se pueden reordenar en sentido directo e inverso.

Biblioteca de Filósofos Españoles, Madrid 1928-1935, 15 volúmenes

Trece obras publicadas en quince volúmenes

Las obras de esta Biblioteca no van numeradas, y la relación que sigue mantiene el orden de aparición. Los volúmenes tienen un formato de 235×170 mm y la mayor parte de los ejemplares fueron encuadernados en cartoné-tela simil pergamino, aunque también hubo versión en rústica de algunas entregas. Los doce primeros volúmenes (los editados entre 1928 y 1930) nacieron en Imprenta La Rafa (Abtao, 4). Los tres publicados durante la República conocieron otros tantos talleres: Tipografía Ferreira (Dr. Mata, 3), Gráficas Reunidas (Hermosilla, 108) e Imprenta de Galo Sáez (Mesón de Paños, 6).

biblioteca de filósofos españoles
dirigida por eduardo ovejero y Maury

Raimundo Lulio | El libro del Ascenso y Descenso del Entendimiento | ▣ | 1928 | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | Madrid. → LXXII+4 h.+200 págs.

iii [Portada]: «Libro | del | Ascenso y Descenso | del | Entendimiento | compuesto por el iluminado | doctor y martir de Jesucristo | el beato | Raimundo Llull mallorquín | de la | tercera orden del S. P. S. Francisco | Impreso antes en Valencia en el año 1512, y en Palma del Reino de Mallorca en el de 1744, y ahora nuevamente traducido del latín en castellano por un devoto en el de 1755 | Con Licencia | ⊕ | 1928 | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 11148 | Madrid». V-LXXII: «Introducción. La filosofía de la Edad Media» (Eduardo Ovejero y Maury. Madrid, 30 de marzo de 1928). (I: –. II: La escolástica. III: El antiintelectualismo. IV: La patrística. V: Del escolasticismo propiamente dicho. VI: Nuevo antiintelectualismo. VII: La querella de los universales. VIII: La escuela de Toledo. IX: Santo Tomás. X: Duns Escoto. Segunda parte. I: Raimundo Lulio. II: Su filosofía. III: —. Bibliografía). 4 h.+1-175: Ascenso y Descenso del Entendimiento. 177-200: Índice general.

Luis Vives | Diálogos | ▣ | 1928 | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | Madrid. → 2 h.+IV+7 h.+268 págs.

c [Portada]: «Diálogos | de | Juan Luis Vives | traducidos en lengua castellana | por el doctor | Cristóbal Coret y Peris | presbítero, profesor de elocuencia en la Santa Metropolitana de Valencia. | Nueva edición | corregido el texto, mejorada la traducción y añadidas también algunas notas por un discípulo | con las licencias necesarias. | ⊕ | 1928 | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | Madrid». I-IV: «Prólogo» (H. M.) «(1) Teniendo en prensa otra obra de Vives, reservamos para ella un estudio más detallado del mismo autor, limitándonos aquí a hacer un ligero extracto del mismo.» [7 hs]: Censura de Don Gregorio Mayans… (1º de marzo de 1749). Al Dr. Cristobal Coret… (Oliva y julio 19 de 1723. Gregorio Mayans) Celebra Tulio… | 1-266: texto bilingüe latín español (en págs. 254-255: «Augustinus Salesius… Valentiae Edetanorum XIV Kal. Febr. Ann. M.DCC.LXVIII.» Lo de Palmireno es como se sigue…). [267]: Índice. [268]: «Nota. En esta última impresión se ha corregido la traducción, que padecía muchos defectos en algunos lugares. Sobre todo se han suprimido varios idiotismos valencianos, muy ajenos de la pureza de nuestra lengua castellana.» [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Balmes | El Criterio | ▣ | 1929 | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | Madrid. → XXII+238 págs.

iii [Portada]: «El | Criterio | por | Don Jaime Balmes | presbítero | Nueva edición | ⊕ | 1929 | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | Madrid». V-XXII: «Balmes. I. Su vida y sus obras. II. Su filosofía.» (Eduardo Ovejero y Maury). 1-206: texto. 209-226: Notas [de Balmes]. 229-238: «Índice de las materias contenidas en esta obra.» [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Gracián | Agudeza y Arte de Ingenio | ▣ | 1929 | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | Madrid. → XXIII+376 págs.

v [Portada]: «Agudeza | y | Arte de ingenio | en que se explican todos los modos y diferencias de conceptos, con ejemplares escogidos de todo lo más bien dicho, assi facto, como humano | por | Lorenzo Gracián | auméntala | el mismo autor, en esta segunda impresión, con un Tratado de los estilos, su propiedad, ideas del bien hablar; con el Arte de erudición y modo de aplicarla; Crisis de los autores y noticias de libros | ilustrala | el Doctor D. Manuel de Salinas y Lizana | Canónigo de la Cathedral de Huesca, con saçonadas traducciones de los Epigramas de Marcial | publicala | D. Vincencio Iván de Lastanosa | Cavallero y ciudadano de Huesca en el Reyno de Aragón | corónala | Con su nobilísima protección, el Excelentísimo Señor | D. Antonio Ximenez de Urrea | Conde de Aranda, &c., Grande de España | Con licencia: Impreso en Huesca por Ivan Nogue, al coso año mdcxlviii.» VII-XXII: «Baltasar Gracián. Resumen de su vida y juicio de sus obras» (Eduardo Ovejero y Maury, Madrid 1º de Abril de 1929). [XXIII:] Obras de Gracián. Bibliografía. 1-374: texto. [375-376:] índice de los Discursos contenidos en “Agudeza y Arte de Ingenio”. [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Raimundo Lulio | Blanquerna | (Novela) | ▣ | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | 1929. → 2 vols.: 4h.+258+287 págs.

f [Portada]: «Blanquerna | maestro | de la perfección cristiana | en los estados | de matrimonio, religión, prelacía, apostólico señorío y vida eremítica | compuesto en lengua lemosina | por el iluminado Doctor, Mártir invictísimo de Jesucristo y maestro universal en todas artes y ciencias, | B. Raimundo Lulio | impreso en Valencia, año 1552 | traducido fielmente en lengua castellana | Tomo primero / Tomo segundo | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | 1929.» I-VIII: «Prólogo» (Eduardo Ovejero y Maury, Madrid, septiembre 1929). 2-247: texto. 251-248: Índice [del tomo 1]. 5-276: texto. 279-287: Índice [del tomo 2]. [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Séneca | Tratados filosóficos | ▣ | 1929 | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | Madrid. → XVI+343 págs.

i [Portada]: «Tratados filosóficos | por | Lucio Anneo Seneca | Traducción directa del latín por el licenciado | Pedro Fernández Navarrete | Canónigo de Santiago | ⊕ | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 | 1929». V-XIII: «Prólogo» (Eduardo Ovejero y Maury, 28 octubre 1929). XV-XVI: «Al lector» [de Pedro Fernández Navarrete]. 1-341: texto. [343:] Índice. [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Quevedo | Política de Dios y gobierno de Cristo | ▣ | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | 1930. → XXII+256 págs.

i [Portada]: «Política de Dios | y gobierno de Cristo | sacada de la | Sagrada Escritura | para acierto de Rey y Reino en sus acciones | por | D. Francisco de Quevedo | y Villegas | Caballero de la Orden de Santiago, Señor de la Torre de Juan Abad | ⊕ | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Telef. 70551 | 1930». III-XII: «Prólogo» (Eduardo Ovejero y Maury, 8 febrero 1930). XIV-XXVII: Preliminares de Quevedo. 1-252: texto. 253-255: Índice. [256:] BFE dirigida por EOM, Volúmenes publicados. En prensa. [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Gracián | El Oráculo manual, El Héroe y El Discreto | ▣ | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | 1930. → 2h.+274 págs.

c [Portada]: «Baltasar Gracián | El Oráculo manual | seguido | de | El Heroe | y | El Discreto | ⊕ | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | 1930». 1: «Advertencia. El estudio de las obras de Baltasar Gracián y su biografía las encontrará el lector en el IV tomo de esta Biblioteca, titulado “Agudeza y Arte de Ingenio”, del mismo autor». 3-125: El Oráculo. 127-165: El Héroe. 167-269: El Discreto. 271-272: Índice. [273:] Biblioteca de Filósofos Españoles dirigida por Eduardo Ovejero y Maury, Tomos publicados… En prensa… [274:] Obras de Eduardo Ovejero y Maury. «Los pedidos a todas las librerías y a casa del director. Bocangel, 5. Madrid.» [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Jovellanos | Obras escogidas | ▣ | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | 1930. → XXIII+292 págs.

iii [Portada]: «Obras escogidas | de | Jovellanos | con un prólogo de | Eduardo Ovejero y Maury | ⊕ | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | 1930». v-xxiii: «Jovellanos. Apuntes biográficos.» (Eduardo Ovejero y Maury, Madrid, 12 de abril de 1930.) 1-26: Discurso pronunciado por el autor en su recepción en la Real Academia de la Historia, sobre la necesidad de unir al estudio de la legislación el de nuestra historia y antigüedades. 27-32: Discurso leído en su entrada en la Real Academia Española, sobre la necesidad del estudio de la lengua para comprender el estudio de la legislación (Madrid, 25 de septiembre de 1781). 33-48: Elogio de Carlos III, leído en la Real Sociedad Económica de Madrid, el día 8 de septiembre de 1787. 49-76: Elogio de las Bellas Artes, pronunciado en la Academia de San Fernando. 77-85: [60 notas al discurso anterior.] 86-110: Memoria del Castillo de Bellver. Descripción históricoartística. 111-113: Apéndice primero a la descripción históricoartística del Castillo de Bellver. 113-144: Memorias del Castillo de Bellver. 145-195: Memoria para el arreglo de la policía de los espectáculos y diversiones públicas, y sobre su origen en España (Gijón, 27 de diciembre de 1790). 196-198: Apéndices. Ordenanzas del torneo y de la justa, que hizo el señor don Alfonso XI cuando instituyó la orden de Caballeros de la Banda (sacadas de un libro viejo, sin principio ni fin). 199-288: Memoria sobre educación pública, o sea tratado teóricopráctico de enseñanza, con aplicación a las escuelas y colegios de niños. [289]: Índice. [291] Biblioteca de Filósofos Españoles dirigida por Eduardo Ovejero y Maury, Tomos publicados… En prensa… «Los pedidos a todas las librerías y a casa del director-gerente. Bocangel, 5. Madrid.» [292:] Obras de Eduardo Ovejero y Maury… [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Huarte | Examen de ingenios | ▣ | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 · Teléfono 70551 | 1930. → 2 tomos: LXXIX+176 págs. y 2h.+págs. 177-470.

i [Portada]: «Juan Huarte de San Juan | (o el Doctor Juan de San Juan) | Examen de ingenios | para las ciencias | Edición comparada de la príncipe (Baeza 1575) y sub-príncipe (Baeza 1594) | Prólogo, sumarios, notas y preparación | por | Rodrigo Sanz | Tomo I / Tomo II | Madrid | Imprenta La Rafa · Abtao, 4 | 1930». IV-XXXVI: Prólogo (Rodrigo Sanz, Madrid 9 julio 1930). XXVII-LXXIV: Notas del Prólogo. LXXVII-LXXVIII: Indice. [LXXIX:] Erratas importantes. 1-467: edición y notas. [469-470]: Tomos publicados. En prensa. Obras de Eduardo Ovejero y Maury. [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.» [en página inicial del tomo 2: «Para que el volumen no fuese demasiado grueso, se ha tenido por conveniente partirlo en dos. Este segundo comienza con las Notas al cap. VI de 1575 y IX de 1594. El Editor.»]

Cabarrús | Cartas | ▣ | 1932 | Tip. Ferreira · Dr. Mata, 3 · Teléfono 71040 | Madrid. → 1 h.+249 págs.

a [Portada]: «Cartas | sobre los obstáculos que la naturaleza, la opinión y las leyes oponen a la felicidad pública | por | El Conde de Cabarrus | ⊕ | Nueva edición, corregido el texto y con la biografía del autor. | Ferreira | Doctor Mata, 3 | Madrid | 1933.» 1-8: «Francisco Cabarrús y sus obras» (E. O. Madrid, 10 junio 1932). 9-248: texto. [249]: «Indice de las cartas y demás que contiene esta obrita.» [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Gracián | El Político | ▣ | Madrid | Gráficas Reunidas, S. A. | Hermosilla, 108 | 1934. → XXIV+223+2 págs.

i [Portada]: «El Político | Don Fernando | el Católico | seguido de las | Meditaciones varias, para antes y después de la sagrada comunión | y de las | Selvas de año | por | Baltasar Gracián | ⊕ | Gráficas Reunidas, S. A. | Madrid, 1934». III-XXIV: «Baltasar Gracián y su influencia europea» (E. Ovejero y Maury, 17 noviembre 1934). 1-200: texto. 201-221: «Prólogo a la primera edición de Agudeza y arte de ingenio. Resumen de su vida y juicio de su obra» (Eduardo Ovejero y Maury, Madrid 1 de abril de 1929). [223:] Índice. [225-226:] BFE dirigida por EOM, Tomos publicados. [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.»

Molinos | Guía Espiritual | ▣ | Madrid | Imprenta de Galo Sáez | Mesón de Paños, 6 | 1935. → XXXII+194 págs.

v [Portada]: «Guía Espiritual | que desembaraza el alma y la conduce por el interior camino para alcanzar la perfecta contemplación y el rico tesoro de la interior paz | por | Miguel de Molinos | ▣ | Madrid | 1935». VII-XXXI: «Del misticismo y Miguel de Molinos» (Eduardo Ovejero y Maury, 7 octubre 1933). 1-188: texto. 189-194: Indice. [Contracubierta]: «Espasa-Calpe.» (En la cubierta, sólo en este libro, figura “Ovejero y Mauri” en vez de “Ovejero y Maury”.)

Obras anunciadas que no llegaron a publicarse

En 1930, el año más productivo con 1929 de la colección (5 volúmenes publicados), se anuncian en prensa algunas obras que luego no llegaron a publicarse, pero que permiten barruntar los planes de Ovejero. Son cinco las ediciones frustradas (las dos primeras se anuncian en el volumen de la Política de Quevedo, las tres siguientes en El Oráculo Manual de Gracián, en las Obras escogidas de Jovellanos y en el tomo 2 del Examen de Huarte):

· Juan Rufo, Quinientos apotegmas.
· Quevedo, Marco Bruto.
· Simón Abril, Reforma de las doctrinas.
· Ibn-Gebirol, La fuente de la vida.
· Melchor Cano, Tratado de la victoria de sí mismo.

En 1934 (Gracián, El Político) se detallan los tomos publicados, pero ya nada se anuncia en prensa, y en 1935 (Molinos, Guía Espiritual) ni siquieran figura la relación de obras que forman la colección.

«Patrocinada por D. Francisco Bergamín»

En junio de 1933 se convoca un concurso para premiar el mejor texto de «algún filósofo español clásico» dispuesto para ser publicado en la Biblioteca de Filósofos Españoles (concurso anunciado con año y medio de antelación sobre el plazo establecido, el primero de enero de 1935), donde se presenta la Biblioteca dirigida por Ovejero como «patrocinada por D. Francisco Bergamín»:

«Biblioteca de Filósofos Españoles. La Biblioteca de Filósofos Españoles, patrocinada por D. Francisco Bergamín, abre un concurso para premiar el mejor texto, prologado y comentado, y traducido en su caso, de algún filósofo español clásico, con arreglo a las bases siguientes:
Primera. El premio consistirá en 1.000 pesetas en metálico y 200 ejemplares de la obra.
Segunda. El Jurado calificador se compondrá de tres catedráticos de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central.
Tercera. El plazo de presentación de las obras expirará el día 1.º de enero de 1935.
Cuarta. Los originales habrán de ser entregados al director de la Biblioteca, don Eduardo Ovejero, en sobre cerrado, sin firma, y con un lema que les sirva de distintivo.
Quinta. La obra no podrá exceder de 25 pliegos ni tener menos de 18, del tamaño de los que componen cualquiera de los volúmenes de la Biblioteca de Filósofos Españoles.
Sexta. Los trabajos no premiados podrán ser recogidos por sus autores dentro de los treinta días siguientes a la publicación del resultado del concurso.» (ABC, Madrid, miércoles 14 de junio de 1933, pág. 32.)

Veinte años antes el conservador Francisco Bergamín García (1855-1937), entonces Ministro de Instrucción Pública, había entregado el diploma que premiaba al ya maduro Eduardo Ovejero como licenciado en la Sección de Filosofía (durante la ceremonia de apertura del curso 1914-1915). Desconocemos qué sucedió con este concurso, que no afectó a la Biblioteca, que en 1935 publicó su última entrega, la Guía espiritual de Molinos, dispuesta por el propio Ovejero. También desconocemos la escala y la solera de este patrocinio reconocido a Bergamín. Pero este vínculo de Francisco Bergamín (de la generación de 1856, la de Palacio Valdés, José Canalejas, Menéndez Pelayo, Méndez Bejarano) con Eduardo Ovejero (de la siguiente generación, la del 98, la de Unamuno, Gomá, Gómez Izquierdo, Pío Baroja, Alomar, Bonilla o Maeztu) nos permite sospechar que la Biblioteca de Filósofos Españoles, aunque nacida en 1928, pudiera haber sido ya percibida como un fruto del pretérito por las generaciones más jóvenes, la de los hijos del 98 (Bullón, Ibeas, Vizcarra, Ortega, Zaragüeta, Morente, Araquistain…) y la del 27 o de la República (José Bergamín –hijo de Francisco–, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Dámaso Alonso, Federico García Lorca, Juan Chabás y Rafael Alberti se habían ya reunido en diciembre de 1927 en Sevilla, en aquella sesión que los literatos ofrecen como prueba de madurez de aquella generación, meses antes de la aparición de la Biblioteca de Filósofos Españoles).

Sobre las ediciones de la Biblioteca de Filósofos Españoles

No puede decirse que, a medida que se fueron publicando, pasaran desapercibidas del todo las ediciones incorporadas a la Biblioteca de Filósofos Españoles; pero es un hecho que prácticamente fueron ignoradas en la prensa, en las revistas y en los mismos libros. Sin embargo, como se trata de ediciones cuidadas, con buena presencia, papel y encuadernación, sus ejemplares han pervivido y siguen siendo relativamente frecuentes en el mercado del libro antiguo a lo largo de las décadas. Algunas Bibliotecas Públicas españolas todavía conservan ejemplares de alguna de las ediciones de esta Biblioteca de Filósofos Españoles, los que aún no han sucumbido a los expurgos depuradores de que tanto gustan, y así, según su catálogo colectivo, en abril de 2014 se pueden localizar algo menos de un centenar de volumenes sueltos, sobre un total de trece millones y medio de registros.

Tiene su curiosidad advertir cómo el bibliógrafo José Simón Díaz (1920-2012) no tiene por hispánicos ni a Séneca ni a Lulio, nombres de los que prescinde en la papeleta que dedica a esta colección en su Bibliografía de la literatura hispánica. Parece adoptar como criterio de hispánico el de la lengua española, pero entonces, ¿por qué incorpora a Vives, que escribió en latín la obra ahí publicada?:

«971. Biblioteca de Filósofos Españoles, dirigida por E. Ovejero. Madrid. Espasa-Calpe. 1928-35. 15 vols. 4º.» [Ofrece la relación de autores y títulos, excepto Séneca y Lulio.] (José Simón Díaz, Bibliografía de la literatura hispánica, tomo I, 2ª edición corregida y aumentada, CSIC, Madrid 1960, pág. 124.)

1. Lulio, El libro del Ascenso y Descenso del Entendimiento 1928

Concepción Peña Pastor (Ciudad Real 1906? [en 1922 es dama enfermera de la Cruz Roja, habla en la Juventud Universitaria Feminista y es premiada como licenciada en Letras]-Panamá 1960), «la señorita Concha Peña Pastor, doctora en Filosofía y Letras» (ABC, 1925), «la señorita Concha Peña, abogado criminalista de moda» (La Esfera, 1930) –luego candidata no electa por el Partido Republicano-Federal el 28 junio 1931; recordada por La libertadora: el último amor de Bolívar, México 1944; subdirectora de la Biblioteca Nacional de Panamá–, publica en 1929, en varios periódicos, un articulito totalmente prescindible sobre Raimundo Lulio, con ocasión de la edición de Obejero, pero tiene el desahogo o caradura, ni hojeó la edición, sin duda, de recriminar la ausencia de «unos ligeros esbozos de biografía o interpretación» siendo así que, en su introducción, dedica Ovejero epígrafes tanto a la biografía de Lulio como a su filosofía…

«Raya tan alto el mérito de Raimundo Lulio, que solamente el nombre del sabio debería bastar para despertar interés en cuanto con él pueda relacionarse. Ahora se trata de una cuidadosa edición que la biblioteca de filósofos españoles, dirigida por el eminente profesor don Eduardo Obejero y Maury, ha publicado referente al libro del “Ascenso y descenso del entendimiento”. Pero falta a esta selectísima obra impresa primeramente en Valencia el año 1512, traducida del latín en 1755 por un devoto de Lulio y reimpresa en nuestros días, unas notas, unos ligeros esbozos de biografía o interpretación, para hacer que la lectura de este tratado estuviese al alcance de todos los que quisieran saborear las producciones de nuestro genio mallorquín…» (Concha Peña, «La visión de Raimundo Lulio» –Madrid, mayo 1929. Prohibida la reproducción–, La Correspondencia de Valencia, 31 mayo 1929; –Madrid, junio 1929. Prohibida la reproducción–, Diario de Córdoba, 6 junio 1929 ['Obejero' con 'b' en los dos].)

Más ecuánime, el comentarista del ABC felicita al «docto catedrático de la Universidad Central y notable escritor D. Eduardo Ovejero» por haberse «lanzado a la benemérita empresa de fundar la Biblioteca de filósofos españoles», tarea digna de todo aplauso:

«Raimundo Lulio: El libro del ascenso y descenso del entendimiento. El docto catedrático de la Universidad Central y notable escritor D. Eduardo Ovejero se ha lanzado a la benemérita empresa de fundar la Biblioteca de filósofos españoles, impulsado por el plausible deseo de poner al alcance de la masa lectora aquéllas obras que durante mucho tiempo fueron tan sólo regalo espiritual de eruditos y bibliófilos. En el tomo primero de esta Biblioteca se da a luz nuevamente la citada producción del gran polígrafo mallorquín, teniendo por base la tirada hecha en 1752, que, a su vez, fundamentábase en otra que se publicó escrita en latín. A las páginas lulianas –tan admirables como todas las que constituyen las trescientas obras, fruto maravilloso de aquel gran ingenio– precede un extenso estudio –tan concienzudo como galanamente escrito–, en el cual D. Eduardo Ovejero expone interesantísimos puntos de vista acerca de la filosofía de la Edad Media y traza, con rasgos vigorosos, la vida legendaria del excelso insular, vida caballeresca y enamoradiza en su juventud y dedicada más tarde a las altas meditaciones y a la propagación de los ideales cristianos. Digna es de todo aplauso la tarea emprendida por el Sr. Ovejero, puesto que tiende a conseguir amplios cauces para la intelectualidad española.» («Noticias de libros y revistas. Informaciones y juicios», ABC, Madrid, martes 3 de julio de 1928, pág. 39.)

2. Vives, Diálogos 1928

Esta edición procede de la dicha «Quinta edición. Corregido el texto, mejorada la Traducción y añadidas también algunas Notas, por un Discípulo» (Valencia 1768, 438 págs.), pero la nota de la página [268] aparece en la dicha «Décima edición. Corregido el texto, mejorada la traducción, y añadidas también algunas notas por un discípulo» (Madrid 1817, 440 págs.). Probablemente utilizó Ovejero el ejemplar de esta edición de 1817 que, con cuño de la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid (A-9336), puede consultarse digitalizado en el sitio de Google Libros.

«Con motivo de la reedición de sus Diálogos. Vuelven a salir, entre españoles, a la luz pública los Diálogos latinos, de Luis Vives, en la traducción del valenciano Cristóbal Coret. Confirmación de su esperanza en la inmortalidad es para los sabios y para los héroes esta memoria de las nuevas generaciones al cabo de los siglos.» (Luis Bello, «La pobreza de Luis vives», La Esfera, Madrid, 15 junio 1929, pág. 21. No precisa edición: podría referirse a la edición coetánea en Libros célebres españoles… de Editorial Prometeo, Valencia.)

3. Balmes, El Criterio 1929

«balmes: El criterio. Nueva edición. Un volumen en cuarto mayor, de 238 páginas, 10 pesetas. Biblioteca de filósofos españoles, dirigida por D. Eduardo Ovejero. Madrid.» (“Gaceta bibliográfica del mes (libros españoles: febrero 1929). Primera quincena. […] XI. Obras varias”, La Gaceta Literaria, Madrid, 15 febrero 1929, nº 52, pág. 8.)

«El Criterio, por Jaime Balmes. La Biblioteca de Filósofos Españoles, con tanto acierto dirigida por el ilustrado catedrático y notable escritor D. Eduardo Ovejero, se ha enriquecido con una nueva aportación al reeditar El Criterio, la obra en que culmina la sabiduría, la sutileza, el espíritu humano del gran sacerdote catalán. No es cosa, naturalmente, de descubrir las bellezas encerradas en el libro inmortal, tan leído, releído y consultado por todos los hombres cultos, pero siempre es de oportunidad recomendar esas páginas a quienes aún no hayan tenido ocasión de pasar sus ojos sobre ellas, porque en El Criterio han de encontrar la filosofía aplicada a los mil problemas que la práctica de la vida nos ofrece de continuo. El criterio de la verdad no está expuesto por Balmes para llegar al fin especulativo de la demostración ideal de la ciencia antigua, sino para conseguir el fin pragmático de la existencia, de la realización de nuestra actividad. Este carácter de filosofía al aire libre, que escoge como campo de experimentación los numerosos casos en que todo hombre de acción puede ser puesto a prueba en la resolución de las dudas que su actividad profesional le ofrece a diario, hace de El Criterio un consultor y un guía insubstituibles. Merece, por lo tanto, sinceros plácemes D. Eduardo Ovejero por su acierto al ofrecer hoy al público una nueva edición, bellamente presentada, de la magna obra, con un luminoso prólogo trazado por la galana pluma del docto catedrático.» («Noticias de libros y revistas. Informaciones y juicios», ABC, Madrid, martes 28 de mayo de 1929, pág. 44.)

«No necesito decir que esta obra es El Criterio… La “Biblioteca de Filósofos Españoles”, que dirige don Eduardo Ovejero, ha publicado recientemente esta obra, que no me atreveré a decir que sea la mejor ni la más importante entre las de su autor, pero que es, sin duda, la más útil en los tiempos actuales…» (Manuel de Sandoval, de la Real Academia Española, «Figuras del siglo XIX. Balmes», La Época, Madrid, 25 enero 1930.)

4. Gracián, Agudeza y arte de ingenio 1929

«Como su labor preceptiva se reduce a Agudeza y arte de ingenio, a esta obra nos ceñiremos, utilizando, por más frecuente, la moderna edición de Ovejero(*), hecha sobre la segunda redacción del tratado, impresa en Huesca, 1648. (*) Cfr. Ovejero, ed. de Agudeza y arte de ingenio, de Gracián, en Biblioteca de filósofos españoles, impr. La Rafa, 1929. Reprod. la portada de la ed. de Huesca, 1648. Esta edición de Ovejero, por atildada, corriente y manejable, será la que cite constantemente en mi estudio (BFE), para la paginación.» (Salvador Parga Pondal, «Marcial en la preceptiva de Baltasar Gracián», Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, abril-junio 1930, nº 4-6, págs. 219-247.)

9. Jovellanos, Obras escogidas 1930

«Bibliografía de la quincena. Libros españoles e hispano-americanos. […] 1. Filosofía. 1633. Biblioteca de Filósofos españoles. Jovellanos (Prólogo de Eduardo Ovejero Maury), Madrid. 11.–» (La Gaceta Literaria, Madrid, 1 julio 1930, nº 85, pág. 16.)

«He aquí una figura que se yergue atalayadora en la perspectiva del mundo, actualizada por el resorte de su gran talento, segura de mirar todavía mucho tiempo por encima del hombro de los siglos… ¡Jovellanos! ¿Quién fué? ¿Qué hizo? Yo estoy agradecido a la asesoría casual que tuvo el feliz acierto de sugerirme la idea de hacer un sumurmujo en ese claro mar de ciencia que creó el gigante esfuerzo de Jovellanos, mar de ciencia en cuyo fondo se ven, como raras perlas, esas raras virtudes que por su aliento poderoso son capaces de mover, ensanchándolas, las riberas de la Historia. Me ha sido recomendada en buen hora la lectura de las obras escogidas de Jovellanos, reunidas en un volumen recientemente dado a la publicidad por la Biblioteca de Filósofos Españoles, que dirige D. Eduardo Ovejero Maury. Es precisamente el señor Ovejero el seleccionador de las obras que componen este volumen y quien pone a su frente un prólogo, bosque espeso de noticias, hervidero de sugerencias, ya que en él se epitoniza ponderadamente la vida y la obra del gran patricio gijonés. Como asturiano, irremisiblemente apasionado que soy, tiene Jovellanos toda mi admiración. Como poeta, si yo fuera el dejado llevar de las nobles exaltaciones, me habría llegado la hora. ¡Qué lástima no ser más que un incauto lector asturiano que no le preocupa nada el disimulo de su acaso desmesurado apasionamiento! […] Bien ha hecho el Sr. Ovejero en incorporar a la Biblioteca de Filósofos Españoles este libro de obras escogidas de Jovellanos, que nos acerca a la actualidad de esta figura cada vez más ejemplar y edificante, ya que nuestro pobre país sigue obstruido y minado de piratería y no se sabe si es algo que pugna por salvarse o una presa que aun no ha terminado de deglutir.» (Pedro G. Arias, «Un libro sobre Jovellanos», La Gaceta Literaria, Madrid, 15 julio 1930, nº 86, págs. 6 y 15.)

10. Huarte, Examen de ingenios 1930

«Era ya tiempo de disponer de una edición aceptable del Examen de Ingenios. Pocos, muy pocos de nuestros clásicos alcanzaron el rango universal del doctor Huarte de San Juan, y muy pocos también, como él, han sufrido el olvido editorial en modo tan desolador. […] Rodrigo Sanz ha realizado una labor meritoria, en la cual vamos a fijarnos detenidamente, ya que es el resultado de muchos años de investigación y la base crítica para posibles estudios de nuestro ilustre filósofo. El Examen de Ingenios es, como dice muy bien su crítico, un libro bifario. Nos habla con dos voces: una, la suya, la natural, la que Huarte quiso transmitirle; otra, la voz con sordina, interceptada por la Inquisición en sus sonoridades mejores. […] El señor Sanz se propuso, simplemente, fijar el texto definitivo. Era necesaria esta labor para emprender cualquier estudio sobre Huarte. […] La disposición técnica de la edición Sanz es excelente. Además de las variantes, indicadas con números arábigos, y de las notas al texto, correlativadas en numeración romana, señala al margen la foliación del texto, concreta y verifica las citas literarias del autor, hace con asteriscos las advertencias al texto y con letras minúsculas las observaciones o subnotas. Obtiene así una edición compleja y completa, que equivale a tener delante el texto de las dos ediciones, cuyo lenguaje ha respetado, aunque con el criterio de renovar la ortografía. Pero no se trata solamente de una edición presentada con absoluta pulcritud crítica, es decir, una excelente disposición técnica del texto. Hay algo más, y es el comentario, las notas aclaratorias o eruditas que constituyen lo más vital y estimable del libro del señor Sanz. Vamos a hacer algunos comentarios a este esfuerzo. […] Es muy interesante la crítica que el señor Sanz hace de algunas versiones, especialmente de la alemana de Lessing (1752), demostrando palmariamente su deficiencia (págs. LXVI-LXX). Para poder compulsar todas las versiones, el señor Sanz se trasladó a París, Berlín, Hamburgo, &c., en cuyas bibliotecas pudo personalmente realizar esta labor, en que, según dice en el prólogo, invirtió diez y ocho años de esfuerzo. […] Resumiendo, pues, estamos ante un esfuerzo meritisimo. El señor Sanz ha realizado la edición definitiva, completa y pulquérrima del Examen de Ingenios, sobre cuyo texto, ya dilucidado hasta la más insignificante variante, y enriquecido con copiosísima bibliografía, podrán trabajar nuestros eruditos de la medicina, la psicología, la literatura o la filosofía.» (Santiago Montero Díaz, «Notas bibliográficas. Juan Huarte de San Juan…», Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, octubre-diciembre 1931, nº 10-12, págs. 446-452.)

«Es de recomendar la edición comparada de la príncipe y la subpríncipe, prologada y cuidadosamente anotada por Rodrigo Sanz, publicada por la Biblioteca de Filósofos Españoles. Madrid 1930. En dos volúmenes (LXXVII+467 páginas).» (José Mallart, «La orientación profesional en España», Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, Madrid, 31 julio 1933, nº 879, pág. 202 nota 1.)

«Las citas del Examen de ingenios, en cuanto a la paginación, las haré por la última edición, publicada por D. Rodrigo Sanz en la Biblioteca de filósofos españoles, dirigida por Eduardo Ovejero y Mauri […]. Es la única que poseemos completa, aunque todavía no perfecta, pero que contribuirá notablemente a la divulgación de la obra de Huarte, por las facilidades que ofrece a la lectura y al trabajo.» (Mauricio Iriarte, S. J., «El ingenioso hidalgo y el Examen de ingenios. Qué debe Cervantes al Dr. Huarte de San Juan», Acción Española, Madrid, 16 noviembre 1933, nº 41, pág. 449, nota 1.)

13. Molinos, Guía espiritual 1935

El sacerdote José Ignacio Tellechea (1928-2008) publicó una edición crítica de la Guía espiritual (Colección Espirituales Españoles, Madrid 1975) a la vista de dos cuasiautógrafos conservados en el Vaticano y analizó todas las ediciones anteriores de esta obra, probando que Ovejero tomó su texto de la edición dispuesta por Rafael Urbano F. T. S. (Barcelona 1906, ya reseñada por Bonilla en 1907), pues hereda todos sus errores. También que la edición de Claudio Lendínez (Júcar, Madrid 1974) sigue el texto de Ovejero, pues repite los errores de Urbano más las variantes de esta edición de 1935:

«E. Ovejero, en su Introducción a la edición de la Guía, p. XXX, habla del parentesco de Molinos con el jansenismo –punto en el que disiento–, y sobre todo “de la preponderancia del carmelismo, llamémoslo así, sobre el jesuitismo, que debía afianzarse en Francia”. La sugerencia es sumamente tentadora, y puede hoy ser en gran parte conocida gracias a los estudios…» (José Ignacio Tellechea Idígoras, «Introducción a un texto», en Miguel de Molinos, Guía espiritual, Madrid 1975, pág. 79, nota 85.)

«Evidentemente quien se anticipó en muchos años en la edición del texto de Madrid fue Urbano: que sus 270 gazapos sean fidelísimamente repetidos por Ovejero y Entrambasaguas, denota con evidencia que estos dos últimos no siguieron la edición madrileña, sino que copiaron el texto transcrito por Urbano. […] Lendínez añade por su parte una decena de erratas, pero no incluye las de E. Se separa en algunos casos de U, con lo que queda aclarada su dependencia de la edición de Ovejero.» (José I. Tellechea, La edición crítica de la 'Guía espiritual' de Molinos, Fundación Universitaria Española, Madrid 1976, pág. 51.)

GBS