Abril de 1998, se constituye

El Corredor de las Ideas

 

En abril de 1998, en la ciudad de Maldonado (Punta del Este, Uruguay) se realizó el encuentro constitutivo del Corredor de las Ideas. A éste asistieron profesores e investigadores, así como alumnos que trabajan o estudian en lugares que se ubican dentro de la franja que va entre la costa central de Chile y la costa sur del Brasil. Concurrieron personas de unas 15 universidades así como de otras instituciones. Se realizó una serie de debates, tanto dedicados propiamente a lo académico cuanto a la organización de la red.

En dicha oportunidad se nombró un primer equipo coordinador compuesto por cuatro personas: Mauricio Langón (Universidad de la República), Antonio Sidekum (Unisinos), Hugo Biagini (Universidad de la Plata) y Eduardo Devés Valdés (Universidad de Santiago). Se visitó al maestro Arturo Ardao, quien apoyó la iniciativa, entregándosele una distinción en reconocimiento a la trayectoria y envergadura de su trabajo sobre pensamiento uruguayo y latinoamericano. El encuentro contó con la solidaridad de la Federación Internacional de Estudios sobre América latina y el Caribe (FIEALC), de la Sociedad Latinoamericana de Estudios sobre América latina y el Caribe (SOLAR) y de la Asociación chileno-argentina de estudios históricos e integración cultural.

Considerando los avances en la integración en múltiples niveles que se están produciendo en el Cono Sur; considerando las iniciativas provenientes de los gobiernos, así como de grupos organizados de la sociedad civil; considerando el rol que están jugando las instituciones dedicadas a la investigación y la docencia en este proceso de integración; considerando, por último, los múltiples contactos ya existentes de agrupaciones de intelectuales, académicos y sociedades científicas, hemos decidido poner en marcha el Corredor de las Ideas.

El Corredor de las Ideas es una instancia de reunión de humanistas y cientistas sociales, estudiosos del pensamiento y la cultura latinoamericanos, procedentes de la franja antes mencionada, que tiene como objetivo principal pensar la integración del Cono Sur así como contribuir a ésta desde su perspectiva epistémica y desde su instalación institucional. Esta contribución se articula sobre la base de tres principios: democracia, identidad y derechos humanos.

Tiene también como objetivos específicos:

Será también labor preferente del Corredor la reflexión y la elaboración de propuestas sobre el problema de la integración, especialmente desde el punto de vista cultural y de las ideas. En esta labor una cuestión destacada es la recuperación de las tradiciones y experiencias de integración que se han pensado y realizado en nuestro continente, en vistas a replantearlas de modo coherente con los procesos de modernización y globalización.

La mecánica de trabajo consistirá en la realización de encuentros periódicos, en la mantención de contacto permanente entre los miembros a través de medios electrónicos u otros, y en el auspicio o apoyo a eventos o reuniones organizados por otras instituciones.

En el Corredor de las Ideas podrán participar personas de cualquier lugar del mundo que estén interesadas en estos asuntos, aunque las reuniones se celebrarán sólo en la franja.

Mauricio Langón, Universidad de la República, Uruguay.
Antonio Sidekum, Unisinos, Brasil.
Hugo Biagini, Universidad de la Plata, Argentina.
Eduardo Devés Valdés, Universidad de Santiago de Chile, Chile.

 

© 1999 filosofia.org