1 julio 2005

Concentración en Mérida, en defensa del
mantenimiento de la enseñanza de la Filosofía
en el sistema educativo español

El viernes primero de julio de 2005, día de «operación salida» para millones de españoles migrantes caniculares, veraneantes y turistas, como el Consejo de Ministros del gobierno de España se reunía no en la Moncloa sino en Mérida, decidieron los más activos defensores del mantenimiento de la presencia de la filosofía en el sistema educativo español desplazarse hasta Emérita Augusta, patria de Hispano, el noble gladiador inmortal, Máximo Décimo Meridio («Comandante de los ejércitos del Norte, General de las legiones Félix, leal servidor del verdadero emperador, Marco Aurelio...»). Transcribimos la crónica de la concentración en Mérida, por Ana Rosa Moya Escobar, de la Plataforma de profesores de Filosofía de Extremadura, y los comunicados emeritenses.

Mérida 1 de julio de 2005
De izquierda a derecha, Raquel Rodríguez (pelirroja), Ana, Joaquín Paredes, Esteban Cortijo, José Luis Lucas (AFEx y PPFE), Juan José (STEx y PPFE), Silverio Sánchez Corredera (agachado), Mar León (Plataforma Sevillana), Miguel Ángel Navarro (Plataforma Asturiana), Felipe Ledesma (Ad Hoc), Cari Santana y compañeros de Mérida. Con un farol Isabel Olmeda (AFEx); Fernando Moreno, &c.

  1. Crónica de la concentración en Mérida, 1 julio 2005
  2. Comunicado conjunto de Sociedades de Filosofía, 1 julio 2005
  3. Comunicado coordinadores de la Plataforma Asturiana, 1 julio 2005

1 julio 2005

Crónica de la concentración en Mérida

Escribo en mi nombre, y por ello no ha de interpretarse lo que sigue como un atestado de los hechos, sino, simplemente como un conjunto de impresiones de alguien para quien el 1 de julio en Mérida no fue fugaz.

A las 9:30 la plaza del Teatro era un ir y venir de policías organizándose para las dos concentraciones previstas para esa mañana; un helicóptero seguía el movimiento de la Plataforma «Refinería-NO» que se acercaba desde sur por la ruta de Plata para concentrarse a las 12 en el mismo lugar que nosotros.

La policía, venida de Madrid y Sevilla como refuerzo, fue tan amable que me dieron ganas de que me adoptasen. Algunos turistas sacan sus entradas. Decido que quiero ser turista profesional.

Llegaron al poco tiempo los de Cáceres: Isabel con su farol a lo Diógenes y José Luis (el artífice y principal promotor de la idea de la Concentración, tan discreto como eficiente) primero, y Raquel, Joaquín, Miguel Angel y Esteban (de la AFEx), los de Jarandilla, &c., tras ellos. El primer café. ¿Dónde están los demás de la Plataforma? Siguieron elucubraciones, hipótesis intentando distraer el pequeño desconcierto. Dan las diez y media, parece que tendremos que afrontar la situación. Intento evitar las imágenes de cadalsos, cabezas rodando y gente extasiada en el horror. Bien, parece que la mía sigue articulada al tronco, no así mi imaginación que persevera en las historias de mártires contadas por mi abuela en las horas de la siesta en el patio.

Nos plantamos en la plaza, empequeñecidos por unas dimensiones que parecen ampliarse a medida que pasan los segundos. Van apareciendo poco a poco los nuestros. Y no recuerdo ya en qué orden. Vienen los de Ad Hoc con sus camisetas negras: Sole, Felipe y otros de los que no recuerdo el nombre, pero sí sus caras. Nos llevamos una gran alegría. ¿Y los andaluces? Naturalmente se retrasan por las retenciones en el sur. Pero llegan: Antonio de Lara, Francisco, Mar, y los demás que son bastantes. Las presentaciones precipitadas que te hacen olvidar los nombres. Poco importa: estamos allí y van llegando otros: mi Fernando, mi Cari, las chicas de la Serena, algunos de Mérida, &c. Y los campeones de la SAF: conozco a los encantadores Silverio y Miguel Angel, tan amables, sonrientes, comunicativos, y a Eliseo por fin. ¡Qué grande eres! Y cuánto ha insistido en el foro de la SFRM en lo de Mérida. Sin él no nos hubiéramos reunido.

Sigo dispersa: pensaba en los chinos, qué bien se organizan, qué disciplinados, que metidos en su papel de chinos, tan uniformados. ¿No dijimos que vendríamos de negro? ¡Ni caso! nosotros, hablando alegremente en pequeños grupos, algunos retirados a la sombra, en la terraza de la cafetería, debe ser el espíritu indeleble de la Emérita Augusta, ciudad que servía de retiro plácido a los viejos soldados romanos, que como nosotros se concentraban en torno a las puertas del Teatro.

Algarabía: llega un equipo de televisión. «¿Y a qué hora dice usted que echan esto?» Raquel, que es muy lanzada, se pone a hablar muy propia ella. ¿Y qué pasa con los astures, los andaluces y los madrileños? El tiempo es limitado. La consideración no es una de las virtudes que se fomentan en periodismo, parece ser que tampoco la objetividad. Bueno está lo bueno. Posamos algo más juntos, se grita el lema de otras ocasiones: «Sin filosofía no hay ciudadanía», silbatos y matasuegras acompañan. ¡Oh, qué calor hace! Descansemos.

Mérida 1 de julio de 2005
Raquel Rodríguez ejerce de portavoz de los concentrados ante la Delegada del Gobierno, al entregarle diversa documentación reivindicativa del mantenimiento de la presencia de la filosofía en el sistema educativo español

Al poco tiempo se anuncia la llegada de la Delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, acude con su chaqueta de chanel color turquesa y una falda blanca. «Está monísima.» Cambio de opinión. No voy a ser turista, quiero ser Delegada del Gobierno en mi pueblo. Sus guardaespaldas vigilan mientras se hace un remolino en torno suyo: todos queremos saber, decirle, preguntarle, mirarla, escucharla. Se le entregan los comunicados de las asociaciones presentes y el de la Plataforma del 21. Naturalmente es una profesional de la cordialidad pública, o sencillamente tiene un buen carácter. El caso es que escucha, que intenta tranquilizar nuestras inquietudes. Hace bien su oficio. Se va prometiendo entregar los documentos a la Ministra.

Nueva dispersión; búsqueda incesante de sombra; comentarios aquí y allá. ¡Posemos de nuevo! esta vez para un fotógrafo y creo también que redactor, de un diario regional, el Hoy. Volvemos a gritar para que se haga patente nuestro gesto aguerrido por unos breves instantes.

Mérida 1 de julio de 2005

Las doce. Fin de la concentración. ¡Todos a la terraza de la cafetería, el último paga! Distensión. Pero algunos siguen trabajando: representantes de las sociedades y plataformas allí concentradas luchan contra la megafonía que han instalado los de la Plataforma «Refinería No»: canciones populares, alguna jota extremeña ¡Ya era hora! Se aproximan en gran número desde el fondo hasta la plaza. Me emociona ver la pasión con la que van entrando, su organización. Ya no quiero ser turista, ni Delegada, ahora quiero ser manifestante contra la refinería. Mientras sigo el libre juego de mi dispersión, los nuestros siguen redactando el borrador del Comunicado Conjunto de Sociedades y Plataformas concentradas en Mérida. Lo han hecho muy bien, empeñados hasta el final contra el ruido, eludiendo la tentación del descanso. Me admiro al verlos y escucharlos: Silverio, Miguel Angel, Mar (creo), José Luis, algunos de la AAFi y Ad Hoc... Definitivamente queda confirmada mi diletancia; he sido deglutida por el espíritu de la Emérita. Ahora sólo quiero ser alguien que duerme la siesta sin martirios. No va ser posible, me temo.

Quisiera dar las gracias a todos los que estuvieron en Mérida, a los que quisieron venir y no pudieron, a los que no estuvieron allí, pero contribuyeron activamente a hacerlo posible. Espero que ese 1 de julio haya contribuido en alguna medida y respecto a fomentar la idea de la necesidad de unificar esfuerzos y practicar la concordia, cuyo objeto no es otro que continuar la tarea por la defensa de la Filosofía en el sistema educativo, labor que emprendieron temprana y activamente los de la SFRM y otras sociedades, y darle el máximo impulso para obtener el mayor éxito posible.

Ana Rosa Moya Escobar


1 julio 2005

Comunicado conjunto de Sociedades y Plataformas de Filosofía

Reunidos en Mérida representantes y miembros de:

Concentrados desde las 10:30 horas hasta las 12:00 horas en el emplazamiento del Teatro y del Anfiteatro romanos de Mérida el día 1º de Julio de 2005, con motivo del Consejo de Ministros celebrado en esta ciudad, acto al que asistió la Delegada del Gobierno en Extremadura, doña Carmen Pereira, a la que entregamos un dossier con los comunicados y manifiestos de todas las sociedades y plataformas filosóficas presentes, hemos acordado solicitar:

  1. Que este gobierno haga realidad la promesa de legislar mediante acuerdos y consensos por lo que solicitamos un Pacto por la Educación.
  2. Que se asegure la estabilidad de las materias filosóficas tal y como se ha estado negociando de:
  3. Que se comunique clara y oficialmente la posición ministerial relativa a estas materias
  4. Que se tengan en cuenta a los colectivos implicados en calidad de negociadores a la hora de concretar los Reales Decretos que desarrollarán la LOE

Por ello manifestamos la determinación de defender nuestras reivindicaciones dentro de una unidad de criterios de acción a escala nacional.

En Mérida, a 1 de Julio de 2005

Mérida 1 de julio de 2005Mérida 1 de julio de 2005
Eliseo Rabadán, llegado desde San Vicente de la Barquera, con un compañero de Sevilla y con Antonio Romero Ysern, quien se trasladó desde Huelva

Mérida 1 de julio de 2005
Soledad García Ferrer, Felipe Ledesma y representantes uniformados de Ad Hoc


1 julio 2005

Comunicado de los Coordinadores de la Plataforma Asturiana en defensa de la Filosofía con ocasión de la Concentración del 1º de julio de 2005 en Mérida

Primero. Los Coordinadores de la Plataforma Asturiana en defensa de la Filosofía manifestamos que en esta Plataforma se hallan integradas todas las personas y corrientes activas que han reaccionado frente al Anteproyecto de la LOE y que han mostrado su apoyo a las reivindicaciones en favor de la persistencia y del claro contenido filosófico de las asignaturas de Filosofía de la ESO y del bachillerato, y para que no se produzca una merma en las horas lectivas; todo ello, en la línea al menos de lo que actualmente está vigente.

Entre las corrientes activas de la Plataforma Asturiana, que tiene una función cohesionadora y aglutinadora del conjunto del movimiento, debemos mencionar a la SAF (Sociedad Asturiana de Filosofía), a la Asociación Universitaria José María Laso Prieto, donde se integran estudiantes universitarios de Filosofía, al Decanato de la Facultad de Filosofía, como órgano institucional representativo de los profesores universitarios, a la Fundación Gustavo Bueno, institución de iniciativa privada y con fines de interés general, que se ha involucrado en la clara defensa y apoyo de estas reivindicaciones, a todos los profesores de secundaria y de Universidad que han participado a título individual y al conjunto de ciudadanos que han querido unirse a nosotros.

Segundo. Los Coordinadores de la Plataforma Asturiana en defensa de la Filosofía manifestamos que hubiera sido deseable que en el curso de las negociaciones con el Ministerio de Educación, entabladas por el movimiento nacional español en defensa de la Filosofía –en el cual nos sentimos singularmente representados por la FESOFI y por las actuaciones de nuestro Decano–, manifestamos, decimos, que hubiera sido deseable, que se nos hubiera hecho conocer de forma oficial, escrita y directa las remodelaciones y los detalles que nos afectan que se van a introducir en el Anteproyecto LOE para ser convertido en Proyecto de Ley. Y que este sólo punto es razón suficiente para que acudamos a Mérida, hoy, en representación de todo el colectivo que nos respalda y al que representamos, el mismo día en que el Consejo de Ministros y en esta misma ciudad aprobará dicho Proyecto de Ley educativa.

Tercero. Manifestamos que el problema abierto con la aparición del anteproyecto LOE no se habrá cerrado todavía, aun cuando el Proyecto de la Ley Orgánica de Educación hubiera recogido convenientemente nuestras demandas; puesto que restaría asegurar que no nos resultaran lesivos los cambios que pudieran producirse en la remodelación de los contenidos, en la eventual incidencia sobre el número de horas adjudicadas y en las adscripciones tanto de las asignaturas ya existentes como de las nuevas que pudieran afectarnos. En este sentido, manifestamos la necesidad de que se lleven a efecto contactos y negociaciones entre el Ministerio y nuestros representantes para llevar a buen término los cambios inducidos por el nuevo marco legal educativo.

Cuarto. Manifestamos que el espíritu de nuestras reivindicaciones ha de ser entendido por la opinión pública española como una clara defensa de la importancia que ha de tener la enseñanza de la Filosofía en el contexto del sistema educativo español, en cuanto creemos que no puede ser reducida a una función de especialidad, opcionalidad o de puro complemento, sino que ha de constituirse como una parte educativa con carácter fundamental e instrumental, a lo largo de los tres cursos, al menos, en los que actualmente está implantada –4º de ESO y 1º y 2º de bachillerato– en cuanto formación de una ciudadanía crítica, en cuanto despliegue de habilidades intelectuales que tienden a mejorar el perfil de cualquier persona y en cuanto conjunto de contenidos dentro de un saber específico que debe ser irrenunciable y generalizado en toda sociedad civilizada a la altura del siglo XXI.

Quinto. Manifestamos la más firme decisión de unirnos y coordinarnos con el conjunto del movimiento español en defensa de la Filosofía, que entendemos que ha de ser plural en las ideas y el debate pero unitario en la acción. En este sentido, defendemos que aunque el Ministerio de Educación sea muy dueño de negociar pulsando los criterios de los colectivos y sociedades que estime oportunos, los acuerdos que finalmente hayan de adoptarse deberán contener de manera satisfactoria el resultado directo de la negociación que se desarrolle con la FESOFI, federación de sociedades de filosofía en la cual estamos institucionalmente insertos a través de nuestra Sociedad Asturiana de Filosofía, y con nuestro Decano a través de la Junta de Decanos en representación de la Filosofía en el ámbito universitario.

Los Coordinadores de la Plataforma Asturiana en Defensa de la Filosofía

En Mérida, a 1 de julio de 2005

Mérida 1 de julio de 2005
Miguel Angel Navarro Crego y Silverio Sánchez Corredera

 

© 2005 filosofia.org