Ante el fallecimiento de

Manuel Mindán Manero

Calanda 12 diciembre 1902 / Madrid 19 septiembre 2006

El martes 19 de septiembre de 2006 falleció en Madrid, a los 103 años de edad, el filósofo español Manuel Mindán Manero:

  1. Calanda despide al filósofo Manuel Mindán, Europa Press
  2. Manuel Mindán, patriarca de la filosofía española, José Luis Abellán
  3. Fallece a los 103 años el filósofo y sacerdote calandino MMM
  4. MMM, sacerdote y decano de los filósofos españoles, Javier Ortega
  5. Los calandinos dispensan al Padre Mindán un homenaje póstumo
  6. El sacerdote y filósofo Manuel Mindán fue enterrado ayer en Calanda

Filosofía
Calanda despide al filósofo Manuel Mindán

Heraldo de Aragón, miércoles, 20 de septiembre de 2006
Europa Press. Calanda

El filósofo calandino Manuel Mindán falleció este martes en Madrid a los 103 años de edad. Su funeral se celebrará esta tarde en la Parroquia del Pilar de Calanda, localidad de la que era hijo predilecto desde el año 1993. La capilla ardiente con los restos del padre Mindán, profesor, investigador y filósofo, se instalará en el salón de plenos del Ayuntamiento de Calanda, localidad en la que nació en 1902. Se rendirá así un homenaje al único hijo predilecto del municipio, que visitó por última vez en el verano de 2005. En su última estancia en Calanda conoció sus nuevas urbanizaciones e infraestructuras. Su guía en esa visita, el alcalde Pascual Royo, recordó que «le enseñé todo lo nuevo, quería verlo todo, pues era consciente y lo decía que era la última vez que venía a Calanda, tenía 102 años y entró al Pilar a rezar, y cuando salió dijo que nunca más volvería».

Entre las últimas publicaciones del padre Mindán se encuentra «90 años de historia, conversaciones con un amigo en un recodo del camino», que describe sus vivencias de niñez en Calanda. Este obra y otros escritos inéditos, cartas y ensayos se pueden consultar en el Archivo Manuel Mindán ubicado en el Centro Cultural de Calanda, al que donó numerosos documentos.


Manuel Mindán,
patriarca de la filosofía española

El País, miércoles, 20 de septiembre de 2006
por José Luis Abellán

Fue profesor universitario y del instituto Ramiro de Maeztu. Manuel Mindán nació en Calanda en 1902. Sacerdote y profesor de filosofía, será enterrado en su pueblo natal. El próximo diciembre cumpliría 104 años de edad.

Manuel Mindán ha muerto a los 103 años. Era un patriarca de la filosofía española que se ha mantenido vivo y activo hasta el día anterior a su muerte. Nacido en Calanda (Aragón), era paisano de Luis Buñuel, de quien recordaba anécdotas cuando ambos eran niños. Mantenía como él la energía y la reciedumbre del aragonés proverbial, aunque Mindán tuvo una vocación religiosa que le llevó al sacerdocio desde muy joven, motivo por el que se le conocía habitualmente por «el padre Mindán», una institución en el mundo de la filosofía, con innumerables discípulos y seguidores. Mantuvo siempre una actitud abierta y liberal, que le llevó a mantener buenas relaciones con el exilio. El renombrado José Gaos, discípulo de Ortega y Gasset, le designó como sustituto de su cátedra en la Universidad de Zaragoza, cuando tuvo que abandonar ésta para incorporarse a la de Madrid en 1933, con el equipo de Ortega. Aunque Mindán fue profesor también en la Universidad de Madrid, después de la guerra, las instancias franquistas nunca le vieron con buenos ojos, hasta el punto que tuvo que abandonar su puesto. Prácticamente, dedicó su vida al Instituto Ramiro de Maeztu, donde fue catedrático de filosofía, provocando numerosas vocaciones filosóficas entre sus discípulos, que hoy constituyen legión en la Enseñanza Media. En el Maeztu ejerció una influencia determinante como director de una de sus residencias de estudiantes y fue factor decisivo en la orientación pedagógica del Centro; como tal creó un Gabinete de Orientación Profesional, desde el que marcó –entre muchos otros– mi orientación vocacional por la filosofía. Autor de muchos libros de filosofía, se caracteriza por la claridad de sus exposiciones. Los últimos años, desde su jubilación, siguió escribiendo libros de memorias, entre los que destacan el que publicó, al cumplir el centenario Cien años de vida y el dedicado a la historia del propio instituto donde ejerció su docencia. Esta misma mañana el cadáver saldrá para Calanda, donde será enterrado y estará expuesto en el Ayuntamiento para la visita y el homenaje del pueblo que le vio nacer.

Entre sus características más destacadas caben señalar, en primer lugar, la fidelidad a su tierra aragonesa, a la que volvía todos los años por alguna temporada. Su tesis doctoral fue sobre el filósofo aragonés Andrés Piquer, publicada por el CSIC, y referencia inexcusable de todo el que se ocupe de dicho pensador. La orientación filosófica que le define es una preocupación tradicional por la filosofía clásica, aunque siempre abierta a las novedades más recientes ya fueran en el área de la ciencia o de la propia filosofía, muy especialmente la fenomenología, el existencialismo y el personalismo. Una figura indiscutible de nuestro panorama filosófico, que no tuvo interés en ocupar una primera fila de la vida pública, si no la fidelidad a unos principios vocacionales y éticos.


Filosofía. Fallece a los 103 años
el filósofo y sacerdote calandino Manuel Mindán Manero

Heraldo de Aragón, miércoles, 20 de septiembre de 2006
Silvia Sanz Concellón / Agencias. Calanda

El filósofo calandino Manuel Mindán falleció este martes en Madrid a los 103 años de edad. La capilla ardiente está instalada en el salón de plenos del Ayuntamiento y se rendirá un homenaje al único hijo predilecto del municipio.

El filósofo calandino Manuel Mindán falleció este martes en Madrid a los 103 años de edad. Su funeral se celebrará esta tarde en la Parroquia del Pilar de Calanda, localidad de la que era hijo predilecto desde el año 1993. La capilla ardiente con los restos del padre Mindán, profesor, investigador y filósofo, se instalará en el salón de plenos del Ayuntamiento de Calanda, localidad en la que nació en 1902. Se rendirá así un homenaje al único hijo predilecto del municipio, que visitó por última vez en el verano de 2005. En su última estancia en Calanda conoció sus nuevas urbanizaciones e infraestructuras. Su guía en esa visita, el alcalde Pascual Royo, recordó que «le enseñé todo lo nuevo, quería verlo todo, pues era consciente y lo decía que era la última vez que venía a Calanda, tenía 102 años y entró al Pilar a rezar, y cuando salió dijo que nunca más volvería».

Entre las últimas publicaciones del padre Mindán se encuentra «90 años de historia, conversaciones con un amigo en un recodo del camino», que describe sus vivencias de niñez en Calanda. Este obra y otros escritos inéditos, cartas y ensayos se pueden consultar en el Archivo Manuel Mindán ubicado en el Centro Cultural de Calanda, al que donó numerosos documentos.

Reconocimientos

Numerosos reconocimientos ha recibido el Padre Mindán a lo largo de su vida como la Medalla de Oro al mérito Docente en 1983 o la Medalla de Oro al Mérito al Trabajo en 2002 concecida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Este sacerdote, filósofo y decano de los filósofos españoles, ha estado siempre muy vinculado al mundo cultural y social de la villa calandina.

Fundación Manuel Mindán

Desde hace tres años, se organizan en Calanda unas jornadas de filosofía que llevan su nombre y donde se han dado cita los más grandes en esta materia. Su última aportación a la villa calandina fue poner en marcha la Fundación Manuel Mindán por la que se beca a un estudiante de la localidad. Esta Fundación seguirá trabajando pues tiene carácter hereditario y parte de lo que ahora deja el Padre Mindán se destinará a financiar los trabajos de esta institución. El sacerdote y filósofo calandino ya invirtió este año 6.000 euros para su puesta en marcha.


Manuel Mindán Manero
Sacerdote y decano de los filósofos españoles

El Mundo, jueves, 21 de septiembre de 2006
por Javier Ortega

Larga, fructífera y polifacética ha sido la vida de este sacerdote, filósofo, profesor y escritor. Sabio de pensamiento abierto y libre, fue amigo de Buñuel y de Unamuno y discípulo de Ortega, Zubiri, Zaragüeta y García Morente.

El turolense Manuel Mindán Manero, decano de los filósofos españoles, falleció el pasado martes en Madrid a los 103 años de edad. Sus restos fueron trasladados a Calanda, su localidad natal, donde se le rindió un sentido homenaje.

Mindán estudió en los seminarios de Belchite y Zaragoza. Su primer destino como sacerdote fue la localidad zaragozana de Luna. Luego fue catedrático de Filosofía en el seminario zaragozano, al tiempo que estudiaba en la universidad la carrera de Filosofía y Letras. En 1934 marchó a Madrid donde fue discípulo de Gaos, Ortega, Zubiri, García Morente, Besteiro y Zaragüeta.

Pasó 20 meses en la cárcel durante la Guerra Civil. Posteriormente, desarrolló una gran labor docente como catedrático de Filosofía en institutos de Valencia y Ávila y, desde 1941 hasta su jubilación, en el Ramiro de Maeztu de Madrid, donde también fue rector del internado.

Fue profesor de Filosofía dos años en la universidad de Zaragoza y 20 en la de Madrid. Y allí también durante 16 años ejerció como profesor de Cultura Religiosa en la Escuela Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

En el campo de la investigación, fue secretario del Instituto de Filosofía Luis Vives del CSIC; fundador de la Revista Española de Filosofía, que dirigió durante 25 años y en la que publicó 33 trabajos; y cofundador de la Sociedad Española de Filosofía, de la que llegó a ser presidente.

Su labor investigadora se centró sobre todo en Santo Tomás, Descartes, Andrés Piquer y la Teoría de los Valores y el Existencialismo. Escribió numerosos libros, entre ellos, Testigo de 90 años de Historia, Mis recuerdos –unas memorias donde relata su amistad con Buñuel–, La persona humana, Historia de la Filosofía y de la Ciencia, Conocimiento, Verdad y Libertad y Recuerdos de mi niñez.

Tenía 102 años cuando publicó su último libro, Mi vida vista desde los 100 años, un recorrido por su actividad académica, docente, sacerdotal y filosófica.

En una ocasión confesó que le hubiera gustado escribir un libro que se titularía Historia y secreto de la Cultura Occidental, pero se dio cuenta de que le faltaría tiempo para tan colosal empresa.

Recibió numerosos premios y distinciones, como el Premio Nacional de Filosofía, la Medalla de Oro al mérito docente, la Cruz de San Jorge de la Diputación de Teruel, la Encomienda de Alfonso X el Sabio y la Medalla de Oro al Mérito al Trabajo que recibió en 2002.

Pese a su longeva vida no gozaba de buena salud y estuvo en varias ocasiones al borde de la muerte. Una, en primer curso de Filosofía; otra, mientras estuvo en la cárcel. Tampoco hizo la mili al ser declarado inútil por enfermo del corazón.

Pese a todo, su vitalidad era tremenda y solía decir que su vida estuvo marcada por la vocación, la fidelidad y el trabajo.

Manuel Mindán Manero, filósofo y sacerdote, nació en Calanda (Teruel) el 12 de diciembre de 1902 y falleció en Madrid e1 19 de septiembre de 2006.


Los calandinos dispensan al Padre Mindán un homenaje póstumo

Diario de Teruel, jueves, 21 de septiembre de 2006
por M.S.T. / Calanda

Manuel Mindán
El sacerdote y filósofo fue enterrado ayer en el panteón familiar

Calanda acoge en su seno los restos mortales de uno de los filósofos españoles más ilustres de la etapa contemporánea. El Padre Manuel Mindán Manero, sacerdote, filósofo y profesor universitario, fue enterrado ayer por la tarde en el panteón familiar.

Tras su fallecimiento el martes en una clínica madrileña, en la que había permanecido ingresado la última semana, su cuerpo llegó ayer por la tarde a la localidad que le vió nacer en 1902 y a la que permaneció vinculado durante toda su vida, en especial durante los últimos años. De reciente constitución es la Fundación que lleva su nombre, dotada económicamente, y que por primera vez otorgará una beca en 2007 a un estudiante calandino que, preferentemente, vaya a realizar carrera eclesiástica, y en su defecto, cualquier disciplina académica.

El féretro descansó tras su llegada en la capilla ardiente preparada por el Ayuntamiento en el Salón de Plenos de la Casa Consistorial. Cubierto con la bandera de Aragón, fue trasladado hasta la capilla de la Virgen del Pilar, donde el Arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, ofició la Eucaristía, junto con otros nueve sacerdotes, entre ellos canónigos de las catedrales de La Seo y El Pilar de Zaragoza. Como recordó Ureña en su homilía, la vocación del Padre Manuel Mindán por el sacerdocio nació «a los pies de la Virgen del Pilar». De hecho, durante la celebración, el ataúd permaneció cubierto por una casulla sacerdotal y un manto de la Virgen del Pilar. En la homilía, el Arzobispo de Zaragoza subrayó la «cara más profunda» del Padre Mindán, «la cristiana y sacerdotal».

Despidieron al filósofo y sacerdote varios cientos de personas y toda su familia, la que reside en Calanda, y la que se desplazó desde Barcelona, Zaragoza y Madrid, donde Mindán residía junto a su hermana María Joaquina, la menor de ocho hermanos y única que queda con vida. Ésta estuvo acompañada de sus primos hermanos y sobrinos durante el funeral, así como de profesores universitarios y responsables institucionales (presidente de la DPT, la directora general de Cultura, la Corporación calandina) quienes acudieron al entierro de Manuel Mindán.

Un gran humanista

«Perdemos un gran ilustrado y a un gran pensador, un claro ejemplo de vitalidad, clarividencia y capacidad de comunicación a través de su obra», afirmó el presidente de la DPT, Angel Gracia. El alcalde calandino, Manuel Royo, declaró que Mindán –a quien se le otorgó el título de Hijo Predilecto de Calanda– ha sido «un embajador de nuestro municipio en Madrid». En este sentido, su hermana María Joaquina Mindán, de 86 años, explicó que su hermano «siempre llevará el recuerdo de Calanda», y su primo hermano, Joaquín Mindán, subrayó que el pensador «nos ha marcado a toda la familia por lo que ha sido y ha representado». En su opinión, «ha sido uno de los grandes humanistas de los últimos tiempos».

Y un gran pensador español

Ha sido uno de los grandes pensadores de al época contemporánea. Fue discípulo de José Ortega y Gasset, José Gaos, García Morente, Zubiri o Julián Besteiro. También fue maestro de algunos insignes ilustrados como José Luis Pinillos. En la edición de ayer del diario El País, José Luis Abellán le calificó como «Patriarca de la filosofía española». Manuel Mindán se formó en la facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza, pasando antes por los seminarios de Belchite y Zaragoza. Estudió filosofía y fue catedrático en el Instituto Ramiro de Maeztu de Madrid, donde desempeñó su labor como docente durante 40 años.

Durante su vida ha recibido numerosos homenajes, aunque el título que Manuel Mindán decía llevar con más orgullo era el que le concedió el Ayuntamiento en 1992 como Hijo Predilecto de la Villa. En Aragón, el Gobierno autónomo le premió con la Medalla al Mérito Cultural y la Diputación de Teruel con la Cruz de San Jorge en 1996. Manuel Mindán recibió también la Medalla al Mérito al Trabajo, la Encomienda de Alfonso X El Sabio o la Medalla de Oro al Mérito Docente.


El sacerdote y filósofo Manuel Mindán
fue enterrado ayer en Calanda

Agencia Veritas, jueves, 21 de septiembre de 2006

Los restos mortales del sacerdote y filósofo Manuel Mindán Manero, fallecido a la edad de 103 años, fueron enterrados ayer miércoles en su localidad natal de Calanda, en la provincia de Teruel, después de la celebración de un funeral presidido por el arzobispo de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña, según informó el arzobispado de Zaragoza.

Mindán, designado por la crítica como «Patriarca de la filosofía española», fue profesor en la Universidad de Zaragoza y en el año 1933 se incorporó a la Universidad de Madrid con el equipo de Ortega y Gasset.

Después de la guerra, tuvo que abandonar su cátedra y se dedicó por entero al Instituto Ramiro de Maetzu de Madrid. Fue cofundador de la Sociedad Española de Filosofía y de la «Revista de Filosofía» del CSIC.

 

© 2006 filosofia.org