Diccionario de ciencias eclesiásticas
Imprenta Domenech, Editor, Valencia 1883
tomo primero
páginas 838

Avempace

o sea Ibn Badja, filósofo árabe español, natural de Zaragoza, aunque se fijó en Sevilla , pasando después a Granada y a Fez, donde falleció en 1138. «Sus obras, dice Fr. Zeferino González, oscuras y difíciles de entender, representan una reacción filosófico-racionalista contra las tendencias escépticas y místico-tradicionalistas de Al-Gazali. (Véase Algazel, página 344). En ellas se ocupa con preferencia de las clasificaciones y distinciones introducidas por los árabes acerca del intellectus adeptus, acquisitus, in actu, materialis o hylicus, &c., siendo además muy probable que fue el primer autor de la famosa teoría averroística sobre la unidad de las almas humanas.» De todos modos, sus opiniones y tendencias filosóficas debieron ser muy poco conformes con la doctrina del Koran... y hasta impregnadas de materialismo y ateísmo, a juzgar por un pasaje citado por Munck, en el cual un célebre escritor musulmán, casi contemporáneo de Avempace, se expresa en estos términos: «Este literato es una calamidad para la religión y una pena para los que marchan por el buen camino... Indiferente a la religión, no se ocupaba más que en cosas varias: era hombre que no se purificaba jamás, ni manifestaba arrepentirse por nada... No tenia fe en Aquel que le había creado y formado... Según él vale más obrar mal que bien, y el bruto está mejor dirigido que el hombre... Sostenía que el tiempo es una revolución perpetua, que el hombre comienza a ser como una planta o una flor, y que todo concluye para él con la muerte» (Melang. de philos. juive et arabe, páginas 385-386) Sus obras fueron más conocidas en la Europa cristiana, que hoy, a juzgar por lo citado que es en la Summa de Santo Tomás y en otros autores escolásticos.

Caminero


www.filosofia.org Proyecto filosofía en español
© 2003 www.filosofia.org
  Dicc. CC. EE.
Enciclopedias