Filosofía en español 
Filosofía en español

Jachatur Abovian

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

Jachatur Abovian (1805-1848)

Jachatur Abovian 1805-1848 Gran escritor armenio, demócrata y pedagogo, fundador de la nueva literatura y de la nueva lengua literaria armenias. La cultura democrática rusa y sus representantes tales como Griboiedov, Belinski y otros, habían ejercido sobre él una influencia favorable.

Pertenece a la pluma de Abovian la novela “Las plagas de Armenia” (escrita en 1840, aparecida en 1850) y otras obras donde describe el heroísmo del pueblo armenio en lucha por su liberación nacional contra los conquistadores persas y turcos. Abovian preconizaba el derecho del hombre a la libertad, en particular, a la libertad nacional. Al concebir la libertad como una consecuencia de la igualdad natural de los hombres, rechaza la moral cristiana de no resistencia al mal y sostiene la idea de la acción popular.

En sus escritos, denuncia la crueldad de los explotadores feudales, de los popes y monjes y de los ricos, y muestra el despertar del espíritu de protesta de los campesinos siervos. Sin embargo, el débil desarrollo de la lucha de clases en Armenia durante la década del treinta del siglo XIX, no permitió a Abovian llegar al democratismo revolucionario y exigir el derribamiento del régimen de servidumbre por medio de la revolución.

Sus ideas filosóficas denotan una tendencia materialista. Si bien no se atreve todavía a denunciar las mentiras religiosas e idealistas según las cuales el mundo habría sido creado por Dios o por el “espíritu universal”, no deja por ello de prestar gran atención a las hipótesis científicas sobre los orígenes del sistema solar, del mundo animal y vegetal. A través de toda su obra, se esfuerza por concentrar la atención de los hombres en las cosas de “aquí abajo”, y habla con mal disimulada ironía del “mundo del más allá”. El espíritu para Abovian, no es más que la propiedad de ciertos cuerpos. “El árbol es, existe, pero no tiene conciencia de ello; el animal tiene conciencia de ello, pero confusamente; el hombre es, existe, tiene plena conciencia de su existencia porque piensa”. El alma del hombre no es más que la propiedad de su cuerpo; nace y desaparece con él, lo que hace inútiles las charlas sobre el “mundo del más allá”. La inmortalidad del hombre es su obra. Abovian comprende que sus ideas tienen una orientación antirreligiosa y antiidealista, pero no logra desprender de ello conclusiones ateas, lo que muestra el carácter contradictorio de sus puntos de vista filosóficos. Las tendencias materialistas de su filosofía aparecen con un relieve particular en su manera de resolver el problema del conocimiento. Los objetos del mundo real constituyen la fuente del conocimiento. “Debemos comenzar por distinguir los objetos por medio de los sentidos, para concebir en seguida su orden por medio del pensamiento”. “Verifica por medio del experimento antes de encerrarte en tu habitación”, solía decir.

El arte es para él el reflejo de la vida, y exige que la literatura armenia abandone los temas religiosos y extraiga su inspiración de la vida del pueblo, que exalte su sabiduría, su heroísmo, su valor y su nobleza de alma. La misión suprema del arte es la de servir al pueblo.

Una de las ideas centrales en la obra de Abovian es la de la amistad indestructible entre el pueblo armenio y el pueblo ruso.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:7-8

no figura

Diccionario filosófico · 1965

no figura

Diccionario de filosofía · 1984