Filosofía en español 
Filosofía en español

Armonía preestablecida

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

Armonía preestablecida

Según esta teoría existen cambios armónicos, establecidos por Dios, del alma y del cuerpo; falta el nexo de causa y efecto entre el alma y el cuerpo, pero cada deseo del alma y el correspondiente movimiento del cuerpo están preestablecidos y predeterminados paralela e independientemente. La teoría de la armonía preestablecida constituye una tentativa para superar el dualismo de las substancias espiritual y material. Se encuentran en Descartes alusiones a la armonía preestablecida. La teoría aparece claramente formulada en los ocasionalistas (ocasionalismo) (Gueulincx, Malebranche). El concepto de «armonía preestablecida» fue algo reelaborado por Leibniz, quien hablaba de la armonía preestablecida de todas las mónadas en el universo. Según Leibniz, el mundo y cada uno de los seres que lo pueblan, se desarrollan según sus propias fuerzas, mas tales fuerzas han sido creadas y elaboradas por Dios de modo que se pudiera establecer el mejor orden del mundo.

Diccionario filosófico · 1965:24

Armonía preestablecida

Reconocimiento de las concatenaciones armónicas de causa y efecto y de la coordinación universal en las esferas material y espiritual establecidas por Dios. La doctrina de la armonía preestablecida es un intento de superar el dualismo de las substancias espiritual y material. Alusiones a la armonía preestablecida figuran en las concepciones de Descartes y en forma evidente, aparece en las teorías de los ocasionalistas (Malebranche). Leibniz reelaboró un tanto el concepto de armonía preestablecida, enseñando que ésta es propia de todas las mónadas en el Universo. Según Leibniz, el mundo y cada una de las criaturas que lo componen se desarrollan con sus propias fuerzas, pero estas últimas fueron creadas y elegidas por Dios de modo necesario para preestablecer la mejor organización del mundo. En su idea sobre la conveniencia eterna de todo lo existente, Wolff llevó hasta el absurdo algunos aspectos de la doctrina leibniziana de la armonía preestablecida.

Diccionario de filosofía · 1984:25