Filosofía en español 
Filosofía en español

Ascetismo

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

Ascetismo

(del griego άσκητικός: que se adiestra). Género de vida caracterizado por una sobriedad extrema en la satisfacción de las necesidades, por una renuncia máxima, dentro de lo posible, a todos los bienes con el fin de alcanzar un ideal moral o religioso. En la Grecia antigua, se llamaba en un principio ascetismo al ejercicio de la virtud. El ascetismo es un elemento importante del budismo y el brahmanismo. En los primeros siglos del cristianismo, se daba el nombre de ascetas a quienes hacían vida solitaria, dedicados a flagelarse, ayunar y rezar. Durante el período de la Reforma, cambió el ideal ascético de los primeros tiempos del cristianismo y de la Edad Media. El protestantismo propugnó un «ascetismo mundano». Los primeros movimientos campesinos y proletarios exhortaban al ascetismo, lo cual constituía una manera de protestar contra el lujo y la ociosidad de las clases dominantes. La ética marxista ve el ascetismo como una posición extremista, irrazonable e innecesaria, fruto de representaciones equivocadas sobre las vías que conducen al ideal moral. El Programa del P.C.U.S. se inspira en el principio: «Todo por el hombre, todo para el bien del hombre». Sin embargo, el marxismo condena otra posición extrema: la intemperancia en la satisfacción de las necesidades, el lujo superfluo, el reducir la vida a la consecución del placer (hedonismo).

Diccionario filosófico · 1965:26

Ascetismo

(gr. askeo, hago ejercicios): principio de la conducta y modo de vida que se distingue por la máxima moderación posible en la satisfacción de las necesidades, por la “mortificación de la carne” y la renuncia a los bienes terrenales con el objeto de alcanzar el ideal moral o religioso. Inicialmente, en la Grecia Antigua se llamaba ascetismo al ejercicio de la virtud. El ascetismo recibió su fundamentación teórica en las doctrinas religiosas del Oriente Antiguo, sobre todo en la India, y más tarde en la doctrina de Pitágoras. En el período inicial del cristianismo se llamaba ascetas a quienes vivían en la soledad, dedicándose a la mortificación corporal, a los ayunos y las oraciones. El ideal cristiano inicial y medieval del ascetismo cambió en el período de la Reforma. El protestantismo presentó la exigencia del “ascetismo mundano”. Los primeros movimientos campesinos y proletarios llamaban al ascetismo. Era forma de protesta contra el lujo y la ociosidad de las clases dominantes. La ética marxista enfoca el ascetismo como punto extremo insensato e injustificado, como consecuencia de las representaciones erróneas sobre el ideal moral y el camino que conduce al mismo. Parte del principio de “todo en aras del hombre, todo para el bien del hombre”, pero el marxismo condena también el otro extremo: la inmoderación en la satisfacción de las necesidades, el lujo innecesario y la reducción de la vida al afán insaciable de deleites.

Diccionario de filosofía · 1984:26