Filosofía en español 
Filosofía en español

Autómata

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

Autómata

Mecanismo técnico que realiza procesos, funciones u operaciones. (por ejemplo operaciones tecnológicas, procesos de mando en la industria, &c.) sin participación directa del hombre. Los autómatas más simples fueron construidos ya en la Antigüedad. En los siglos XIX y XX se han difundido las máquinas herramientas automáticas. En los últimos decenios, se han construido muchos autómatas en los que se utilizan retroconexiones y que tienen la capacidad de mantener el curso necesario del proceso en condiciones variables. El desarrollo de la cibernética y de la técnica electrónica de cálculo ha permitido construir autómatas que conducen el proceso en un régimen óptimo. El perfeccionamiento de los autómatas modernos muestra que tales mecanismos son idóneos no sólo para sustituir la fuerza muscular del hombre, sino, además, para realizar funciones propias del cerebro humano: elegir el orden y la orientación de operaciones, llevar a cabo complicados cálculos e inferir conclusiones lógicas, «recordar» cierta información, acumular experiencia, «instruirse», &c. Ello abre amplias posibilidades para automatizar algunos aspectos y procesos del trabajo intelectual. El estudio teórico de los autómatas se realiza en la cibernética y en la lógica moderna. En dichas ciencias, se entiende por autómata todo mecanismo destinado a elaborar información. En la teoría de los denominados autómatas abstractos, se examinan mecanismos idealizados con determinada cantidad de entradas para la introducción de información exterior y cierta cantidad de salidas para facilitar la información elaborada por el autómata; cada última depende de la que se introduzca y del estado en que el autómata se encuentre en el momento en que le llega la información exterior. En los estados del autómata se plasman las influencias que sobre él se han ejercido con anterioridad y ello constituye su «memoria». Un autómata real, no obstante, sólo puede permanecer en el último de dichos estados, o sea, sólo puede tener «memoria» final. (Autómata final). La abstracción de la «memoria» final del autómata, da origen al concepto de autómata con un volumen infinito de «memoria», de lo cual puede servir de ejemplo la abstracción de la máquina de Turing, de gran importancia en la lógica moderna.

Diccionario filosófico · 1965:31-32

Autómata

(gr. automatos): dispositivo técnico que realiza algunos procesos, acciones u operaciones (por ejemplo, operaciones tecnológicas, procesos de dirección de la producción, &c.) sin participación directa del hombre. Los autómatas más simples se conocieron ya en la Antigüedad. En los siglos 19 y 20 se difundieron ampliamente las máquinas automáticas. En los últimos decenios han adquirido desarrollo los autómatas en los que se utilizan las retroconexiones y que son capaces de mantener el curso necesario del proceso en las condiciones cambiantes. El desarrollo de la cibernética y de la técnica electrónica de cómputo condujo a la aparición de autómatas que dirigen el proceso en forma óptima. La evolución de los autómatas modernos muestra que pueden no sólo sustituir la fuerza muscular del hombre, sino, también, asumir una serie de funciones que cumple el cerebro humano: elegir la consecutividad y la orientación de acciones, hacer cálculos complejos y deducciones lógicas, “retener” la información, acumular “experiencias”, “aprender”, &c. Esto proporciona amplias posibilidades para automatizar algunas partes y procesos del trabajo intelectual. La abstracción de las características técnicas de los autómatas concretos conduce al concepto del denominado autómata abstracto. La teoría de los autómatas abstractos, creada en el empalme de la cibernética teórica y la lógica matemática, estudia los dispositivos idealizados, cuyas “entradas” reciben la información que se reelabora en dependencia del estado de un autómata abstracto dado y que más tarde llega a las “salidas”. Lo mismo que los dispositivos automáticos reales, el autómata abstracto posee “memoria finita” (es decir, un número finito de estados). La abstracción inmediata consiste en pasar de los autómatas con volumen finito a los autómatas con un volumen infinito de memoria. Ejemplo de lo cual puede servir el concepto de “máquina de Turing” que desempeña un importante papel en la lógica moderna.

Diccionario de filosofía · 1984:30-31