Filosofía en español 
Filosofía en español

Categorías

Categorías

(Del griego: “kategoria” - afirmación: cualidad atribuida a un objeto.) Las categorías son los conceptos lógicos fundamentales que reflejan los vínculos y las conexiones más generales y sustanciales de la realidad. Las categorías (por ejemplo: la causalidad, la necesidad, el contenido, la forma, &c.) se formaron en el proceso del desarrollo histórico del conocimiento apoyándose en la práctica productora material y social de los hombres. Siendo el reflejo de los aspectos esenciales de la realidad, las categorías permiten al hombre conocerla más profundamente. El conocimiento de la Naturaleza y de la Historia no es un simple acto mecánico del reflejo de la realidad en el cerebro del hombre, sino un complejo proceso de formación de categorías, de conceptos y de leyes. “Ante el hombre se despliega una red de fenómenos naturales. El hombre instintivo, el salvaje, no se remonta sobre la Naturaleza. El hombre consciente se eleva por encima; las categorías son los peldaños de esta elevación, es decir, del conocimiento del mundo, los nudos de la red que ayudan a conocerlo y a dominarlo” (Lenin). La teoría de las categorías en el materialismo dialéctico difiere fundamentalmente de las teorías idealistas. En Kant, por ejemplo, las categorías son formas apriorísticas de pensar, es decir, eternas, dadas antes e independientemente de toda experiencia. Hegel concibe categorías en el desarrollo dialéctico, pero para él son peldaños del desarrollo de la idea absoluta que crea, construye al mundo real. En el materialismo dialéctico, las categorías son el reflejo de los aspectos, de los momentos más generales y más esenciales del desarrollo de la Naturaleza, de la Sociedad y del pensamiento humano. Las categorías fundamentales del materialismo dialéctico son: materia, movimiento, tiempo, espacio, cualidad, cantidad, conexión mutua, contradicción, contraposición, causalidad, necesidad, forma y contenido, esencia y fenómeno, posibilidad y realidad, &c. Las categorías fundamentales del materialismo histórico son: formación económico-social, fuerzas productivas y relaciones de producción, base y superestructura, clase, revolución, &c. Las categorías del materialismo dialéctico no representan un sistema cerrado, inmutable, de conceptos fundamentales. En conexión con el desarrollo de la realidad objetiva y del progreso del conocimiento científico, se enriquece también el número y el contenido de las categorías científicas, las cuales se aproximan a un reflejo pleno cada vez más y en todos los aspectos del mundo objetivo. Al expresar las conexiones esenciales de la realidad, las categorías deben ser necesariamente tan móviles, tan flexibles, tan mutuamente relacionadas, como lo son los objetos y los procesos del propio mundo material. No las categorías aisladas, que sólo reflejan aspectos limitados de este mundo, sino la unión de las categorías, infinita suma de los conceptos generales, de las leyes, &c., da lo concreto en su plenitud” (Lenin).

Diccionario filosófico marxista · 1946:37-38

Categorías

(del griego, Κατηγορία: atributo.) En filosofía, nociones lógicas fundamentales que reflejan las propiedades esenciales, los aspectos y las relaciones más generales entre los fenómenos reales. Las categorías (causalidad, necesidad, contenido, forma, &c.) se formaron en el curso del desarrollo histórico del conocimiento sobre la base de la práctica social y material de los hombres en la producción. Las categorías permiten a los hombres penetrar más profundamente la realidad que los rodea. El conocimiento de la naturaleza y de la historia, lejos de ser un simple acto mecánico de reflejo de la realidad en el cerebro humano, es un proceso complejo de formación de categorías, de conceptos, de leyes. “El hombre se encuentra ante una malla de fenómenos naturales. El hombre primitivo, el salvaje, no se separa de la naturaleza. El hombre consciente se separa, y las categorías son los jalones de esa separación, o dicho de otro modo, del conocimiento del mundo, los puntos nodales de esa malla que ayudan a conocer la naturaleza y a dominarla” (Lenin: Cuadernos filosóficos, Ed. rusa).

La concepción marxista de las categorías se distingue radicalmente de las concepciones idealistas. Según Kant (ver), por ejemplo, las categorías son formas a priori del pensamiento, vale decir, que existen siempre, anteriores e toda experiencia e independientes de ella. Hegel (ver) toma las categorías en su desarrollo dialéctico, pero son para él, etapas en la evolución de una idea mística y religiosa, la idea absoluta, creadora del mundo real. El materialismo dialéctico considera las categorías como un reflejo de los aspectos más generales y más esenciales de la naturaleza y de la sociedad en la conciencia. Las categorías fundamentales del materialismo dialéctico son: la materia (ver), el movimiento (ver), el tiempo, el espacio (ver Tiempo y espacio), la calidad, la cantidad (ver Calidad y cantidad), la reciprocidad, la contradicción, la causalidad (ver), la necesidad (ver Necesidad y Casualidad), la forma y el contenido (ver), &c. Las categorías fundamentales del materialismo histórico comprenden: el modo de producción (ver Modo de producción de bienes materiales), la formación económico-social (ver), las fuerzas productivas (ver) y las relaciones de producción (ver), la base y la superestructura (ver), la clase (ver Clases), la revolución (ver Revolución social), &c.

Las categorías del materialismo dialéctico y del materalismo histórico, como las de toda otra ciencia, no constituyen por cierto, un sistema cerrado e inmutable de nociones fundamentales. El desarrollo de la realidad objetiva y los progresos de la ciencia multiplican y enriquecen las categorías científicas que reflejan el mundo objetivo con amplitud y precisión cada vez mayor. Por el hecho de expresar las relaciones esenciales de la realidad, las categorías deben ser forzosamente tan flexibles, movibles y ligadas entre sí como lo son los objetos y los procesos del propio mundo material. Sería erróneo considerar las categorías científicas como fórmulas rígidas dadas de una vez para siempre. Así, sería un error examinar la categoría económica de la producción mercantil al margen de las condiciones históricas. La producción mercantil bajo el capitalismo es una cosa, y la producción mercantil bajo el socialismo es otra. La producción mercantil conduce al capitalismo si los medios de producción pertenecen a particulares, si la fuerza de trabajo es una mercancía, si hay explotación. La producción mercantil en la URSS es de un tipo especial, dado que los medios de producción pertenecen a la colectividad y que ya no existe la explotación del hombre por el hombre. Esta producción mercantil contribuye al reforzamiento del socialismo y no del capitalismo. Este ejemplo muestra que el desarrollo de la realidad objetiva puede y debe expresarse no por medio de categorías metafísicas fijas, sino por medio de categorías dialécticamente movibles.

Cada categoría refleja uno de los aspectos del mundo objetivo. No son pues, categorías aisladas, sino su conjunto, “la suma infinita de nociones generales, de leyes, &c., lo que da lo concreto en toda su plenitud” (Ibid.). (ver igualmente Concepto).

Diccionario filosófico abreviado · 1959:61-63

Categorías

Nociones que expresan las más esenciales relaciones y leyes del mundo real. Las categorías y nociones en el materialismo dialéctico son: la materia, el movimiento, el espacio, el tiempo, la necesidad, la causalidad, la substancia, la calidad, la cantidad, la forma, el contenido, &c.; y en el materialismo histórico: la formación económico-social, las fuerzas productivas y las relaciones de producción, la base y las superestructuras, la ideología, &c. El proceso del conocimiento de la naturaleza y de la historia, no es el simple acto mecánico de reflejarse la realidad en el cerebro del hombre. El conocimiento es un complejo proceso de formación de categorías, nociones y leyes, que no son creaciones arbitrarias de la inteligencia humana, o etapas de la realización de una cierta “idea absoluta” extraterrenal, como lo afirman los idealistas. Las nociones y las categorías representan una generalización de procesos y fenómenos de la naturaleza, independientes de la conciencia del hombre.

Diccionario de filosofía y sociología marxista · 1965:13-14

Categorías

(del griego Κατηγορία: declaración, testimonio). En filosofía, conceptos fundamentales que reflejan las propiedades, facetas y relaciones más generales y esenciales de los fenómenos de la realidad y de la cognición. Las categorías se han formado en el proceso de desarrollo histórico del conocimiento sobre la base de la práctica social. Permiten al hombre llegar a conocer profundamente el mundo que le rodea. El proceso de la cognición de un objeto no es un simple acto mecánico mediante el cual la realidad se refleja en la conciencia del hombre, sino un proceso complejo en virtud del cual se pasa de los datos sensoriales a la abstracción, de lo singular a lo general, &c. Uno de los rasgos más esenciales del pensamiento abstracto consiste en la formación de conceptos, de categorías. Las fuentes de la doctrina de las categorías se remontan a tiempos lejanos. En la doctrina del vaisheshika, por ejemplo, se hablaba de las categorías de substancia, de calidad, de acción, &c. En la elaboración de las categorías filosóficas, corresponde un gran mérito a Aristóteles, quien enumeró diez, entre ellas las de substancia y calidad. Aristóteles concebía las categorías como géneros fundamentales del ser y estimaba en alto grado su valor cognoscitivo. En la Epoca Moderna, Kant desarrolló la teoría idealista de las categorías. Las categorías, según aquél, son formas apriorísticas de la contemplación y del entendimiento. Hegel examinaba las categorías en su desarrollo dialéctico, pero en su sistema éstas son esencias ideales, peldaños en el desarrollo de la idea absoluta, creadora del mundo real. En la filosofía idealista moderna, ante todo en la neopositivista, las categorías o bien se dejan aparte y no se habla de ellas, o son interpretadas como manera puramente subjetiva y “cómoda” de ordenar la experiencia humana. Otros idealistas (Nicolai Hartmann, neotomismo, existencialismo, &c.) refieren las categorías a las esencias trascendentes puramente espirituales. El materialismo dialéctico concede gran importancia a las categorías como formas en que se refleja el ser y como puntos de apoyo del conocimiento. Las categorías fundamentales del materialismo dialéctico son: materia, movimiento, tiempo y espacio, calidad y cantidad, contradicción, causalidad, necesidad y casualidad, forma y contenido, posibilidad y realidad, &c. Estas categorías se encuentran en determinada conexión entre sí y forman un sistema en el que no se hallan simplemente dispuestas de manera arbitraria una tras otra, sino que una se infiere de otra en consonancia con las leyes objetivas de la realidad y del deaarrollo del conocimiento (Coordinación y subordinación de categorías). El principio básico a partir del cual se estructura el sistema de categorías es el de la unidad entre lo histórico y lo lógico, el proceso de la cognición, que va del fenómeno a la esencia, de lo exterior a lo interior, de lo abstracto a lo concreto, de lo simple a lo complejo. Las categorías de la filosofía marxista, como las de otra ciencia cualquiera, no forman un sistema cerrado e invariable. A la vez que la realidad objetiva evoluciona y el conocimiento objetivo progresa, el número y contenido de las categorías científicas se enriquecen, su sistema se aproxima cada vez más al reflejo pleno y multifacético del mundo objetivo. Como expresión de los nexos esenciales de la realidad en su desarrollo, las categorías han de ser tan móviles y flexibles como los fenómenos de que son reflejo.

Diccionario filosófico · 1965:61-62

Categorías

(gr. kategoria: enunciado, testimonio.) Formas de concientización en los conceptos de los modos universales de la relación del hombre con el mundo, que reflejan las propiedades y leyes más generales y esenciales de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento. La doctrina de las categorías apareció en el pasado remoto. En la elaboración de las categorías filosóficas tiene un gran mérito Aristóteles. Para este filósofo, el problema de las categorías constituía ya el problema de la correlación entre el contenido de los enunciados sobre cierto ente y ese mismo ente. En la Edad Moderna, la doctrina de las categorías fue desarrollada por los representantes del idealismo clásico alemán. Para Kant, las categorías son formas universales en las que concebimos todo lo que percibimos, formas apriorísticas (prexperimentales) de la contemplación y el raciocinio, de ordenamiento de nuestra experiencia. Hegel entendía las categorías como formas universales de autodesarrollo y autodeterminación del espíritu absoluto. En definitiva, la concatenación de las categorías da tono y ritmo a la historia, que se convierte en plasmación de ellas. La filosofía burguesa contemporánea, sobre todo el neopositivismo, o bien prescinden de las categorías, o bien las enfocan como formas netamente subjetivas y “cómodas” de organización de la experiencia humana, “depósitos” de los datos de esta última y ciertas formaciones lingüísticas. Algunas corrientes de la filosofía idealista (neotomismo, personalismo, &c.) refieren las categorías a entes trascendentes puramente espirituales. Desde el punto de vista de la filosofía marxista, las categorías se formaron en el proceso de desarrollo histórico del conocimiento y de la práctica social. Su base no es la actividad del espíritu, sino el desarrollo de los métodos de actividad material del hombre y de los modos de comunicación. Las principales categorías del materialismo dialéctico son: materia y movimiento, tiempo y espacio, calidad y cantidad, medida, singular, particular y universal, contradicción, esencia y fenómeno, contenido y forma, necesidad y casualidad, posibilidad y realidad, &c. En su interconexión necesaria, las categorías forman un sistema, que reproduce la interdependencia objetiva, que se desarrolla históricamente, de los modos universales de relación del hombre con el mundo, en los que se reflejan las formas de la existencia de la naturaleza y la vida social. El principio fundamental de estructuración del sistema de categorías es la unidad de lo histórico y lo lógico, el movimiento de lo abstracto a lo concreto, de lo exterior a lo interior, del fenómeno a la esencia. Las categorías de la filosofía marxista, como de toda otra ciencia, no constituyen un sistema cerrado e inmutable. El número y contenido de las categorías se enriquecen en virtud del desarrollo de la actividad del hombre, en el curso de la cual éste transforma el mundo y lo conoce. Al expresar los nexos sustanciales de la realidad en desarrollo y las leyes del movimiento de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento, las categorías deben ser tan móviles y flexibles como lo son los fenómenos que ellas reflejan.

Diccionario de filosofía · 1984:59-60