Diccionario soviético de filosofía
Ediciones Pueblos Unidos, Montevideo 1965
página 82

Constructivismo

(del latín «constructio»: construcción, estructura). Dirección artística cuyos representantes atribuyen especial significado a que se pongan de manifiesto los aspectos constructivos de la forma, artística y de los recursos materiales para crearla. Alcanzó su mayor difusión en arquitectura; surgió después de la Primera Guerra Mundial gracias al avance de la técnica industrial y a la introducción de nuevos materiales para construir (cemento armado, cristal). Ha incluido en sí varias tendencias: funcionalismo, racionalismo, «arquitectura moderna», &c. El constructivismo ha encontrado su manifestación en la obra de Le Corbusier (Francia), Walter Gropius, Erich Mendelsohn, Bruno Taut (Alemania), Frank Lloyd Wright (Estados Unidos) y otros. Son rasgos positivos del constructivismo la exigencia de que las formas arquitectónicas tengan una justificación funcional y el que la construcción resulte cómoda y económica. Sus serios defectos son: el esquematismo, la negligencia de las tradiciones nacionales, la tendencia a estetizar excesivamente los materiales modernos y ciertos recursos arquitectónicos. En la U.R.S.S., en la década de 1920, el constructivismo influyó sobre la obra de los hermanos Viesnin y otros. En la literatura rusa, el constructivismo surgió en 1922; agrupaba poetas y críticos, entre ellos I. Selvinski y K. Zelinski. Se distinguían por concebir la obra literaria como una construcción, por exagerar el papel de los recursos formales en el arte. El grupo se desintegró en 1930. Sus miembros, después de vencer las desviaciones formalistas, pasaron a integrar la literatura del realismo socialista.


www.filosofia.org Proyecto filosofía en español
© 2001 www.filosofia.org
  Soviético
Enciclopedias