Filosofía en español 
Filosofía en español

Dialéctica de la Naturaleza

Dialéctica de la Naturaleza

Título de la obra de Federico Engels, publicada por primera vez en 1925 en la U.R.S.S. Comprende una serie de anotaciones sobre la filosofía de las ciencias naturales que hizo Engels en el período que corre entre 1873 y 1883. Engels consideraba que la filosofía del materialismo dialéctico debe fundamentarse en el conocimiento total de las ciencias naturales y de las matemáticas y que, a su vez, las ciencias naturales y las matemáticas sólo pueden desarrollarse fructíferamente sobre la base del materialismo dialéctico. Dialéctica de la Naturaleza contiene una profunda investigación filosófica de la historia de las ciencias naturales y de las matemáticas, y un análisis de los problemas más importantes de las ciencias naturales desde el punto de vista de la dialéctica materialista. En esta obra hay una profunda crítica del materialismo mecanicista, así como de las teorías idealistas de los sabios naturalistas y matemáticos burgueses y de su método metafísico. En Dialéctica de la Naturaleza, Engels echa los cimientos de la teoría de las diversas formas del movimiento de la materia. Al analizar el desarrollo histórico de las ciencias naturales y de las matemáticas, demuestra cómo los sabios naturalistas se ven cada vez más necesitados de pasar del pensamiento metafísico al dialéctico, lo que se refleja fructíferamente en el desarrollo de las ciencias naturales. Somete a un detallado análisis filosófico una serie de leyes fundamentales de las ciencias naturales y descubre su verdadero sentido y significación. Así Engels demuestra el verdadero sentido de la ley de conservación de la energía, como ley de la transformación cualitativa de la energía, declarándola, además, ley absoluta de la unidad del movimiento universal de la materia. Engels analiza también el llamado segundo principio de termodinámica y pone al descubierto la falsedad de la conclusión de este principio (hecha por los sabios burgueses) de que la Naturaleza tiende hacia su muerte térmica (es decir, hacia el estado de un equilibrio calorífico, sin posibilidad de salida por la acción de la propia Naturaleza) y que la única salvación consistiría en la intervención de una fuerza extranatural, en dios. Engels analiza profundamente la teoría de Darwin sobre el origen de las especies, dedicando además una especial atención a la elaboración del problema del papel del trabajo en la humanización del mono (Ver: Humanización del mono por el trabajo). En el terreno de las matemáticas, Engels se ocupa mucho del problema de la infinitud (de lo infinitamente grande y de lo infinitamente pequeño), demostrando que nuestras representaciones acerca de la infinitud reflejan la infinitud de la propia Naturaleza en lo grande y en lo pequeño, y que la introducción de la cantidad variable en matemáticas superiores conduce a la penetración de la dialéctica en las matemáticas. Analiza el importante problema de la casualidad y la necesidad, el problema de las leyes que rigen la Naturaleza. En este difícil problema filosófico de las ciencias naturales, con una formidable maestría dialéctica, Engels descubre la falsedad, tanto del modo mecanicista, como del modo idealista de abordar este problema y le da una solución marxista. En general, Dialéctica de la Naturaleza es el mejor testimonio de cómo el conocimiento de las leyes de la dialéctica materialista, unido al conocimiento profundo de las conclusiones especiales de una ciencia determinada, permite hallar solución correcta a los problemas de principio (filosóficos y metodológicos) planteados por las ciencias naturales.

Diccionario filosófico marxista · 1946:75-76

Dialéctica de la naturaleza

Obra de Engels escrita de 1873 a 1883 y publicada por primera vez en la URSS en 1925. Considerando que el materialismo dialéctico debe tener por fundamento el conocimiento profundo de las ciencias de la naturaleza y de las matemáticas, y que a su vez, estas ciencias no pueden progresar más que sobre la base del materialismo dialéctico, Engels se entrega en esta obra a un estudio filosófico profundo de la historia y de los problemas esenciales de las ciencias de la naturaleza y de las matemáticas. Hace una crítica penetrante del materialismo mecanicista (ver), así como de las teorías idealistas de los sabios burgueses y de su método metafísico. Perfectamente al corriente de la ciencia de su tiempo, Engels muestra cómo la concepción metafísica de la naturaleza, minada desde el interior por el propio desarrollo de la ciencia, cede el lugar a un método nuevo, al método dialéctico revolucionario. Engels justifica de una manera detallada la teoría del materialismo dialéctico sobre las formas del movimiento de la materia. Al analizar la evolución histórica de las ciencias de la naturaleza y de las matemáticas, prueba que los hombres de ciencia se ven obligados a pasar, cada vez más frecuentemente, del método metafísico al método dialéctico, lo que ejerce una influencia provechosa en el progreso de las ciencias. Engels estudia detalladamente las leyes fundamentales de las ciencias de la naturaleza y revela su carácter dialéctico. Así, pone en claro el verdadero sentido de la ley de la conservación de la energía como ley de transformación cualitativa de la energía, y la designa como ley absoluta de la naturaleza. Examina igualmente lo que se llama el segundo principio de la termodinámica, y denuncia la mentira de algunos científicos burgueses que pretenden que el universo se encamina hacia la muerte térmica, teoría que está en contradicción con la ley de la conservación y de la transformación de la energía. Analiza la teoría de Darwin (ver) sobre el origen de las especies, y pone en evidencia sus lagunas y sus errores. En numerosos puntos, las opiniones de Engels se ven confirmadas brillantemente por la doctrina michurinista (ver), que ha superado la estrechez del darwinismo. Engels presta especial atención al papel del trabajo en la formación y el desarrollo del hombre. Se interesa vivamente por el problema del infinito matemático y demuestra que nuestra noción del infinito refleja el infinito de la propia naturaleza en lo infinitamente grande e infinitamente pequeño. La dialéctica ha hecho irrupción en las matemáticas superiores con la introducción de la magnitud variable. En lo que respecta a la correlación de la necesidad y de la casualidad, Engels refuta la concepción mecanicista de igual modo que la idealista y ofrece la solución marxista de ese problema complicado. En su lucha contra los idealistas, defiende y enriquece la doctrina marxista del carácter objetivo de las leyes de la naturaleza. Sin duda, ciertos detalles relacionados con problemas especiales, han caducado a la luz de los nuevos descubrimientos, pero en su conjunto, esta obra constituye la prueba mejor de que el conocimiento de las leyes de la dialéctica materialista, aliada al estudio de las diversas ciencias, permite resolver acertadamente los problemas filosóficos planteados por las ciencias de la naturaleza. Ciertas tesis expuestas en ese libro, se han anticipado en varias décadas al desarrollo de las ciencias. Este libro es un modelo de análisis dialéctico de los problemas complejos de las ciencias naturales, y enseña a los filósofos y a los hombres de ciencia a mostrarse intransigentes con toda manifestación de idealismo y de misticismo en las ciencias, y con toda tendencia contraria a los principios dialécticos en el dominio del conocimiento.

La obra Dialéctica de la naturaleza se compone de notas y fragmentos destinados al uso personal, cosa que hay que tener en cuenta cuando se la estudia.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:128-129

Dialéctica de la naturaleza

Obra de Engels, publicada por primera vez en la U.R.S.S. (1925). Se compone de una serie de escritos (1873-86) sobre los problemas más importantes, de la dialéctica de la naturaleza. Engels consideraba que la filosofía del materialismo dialéctico debía basarse en el conocimiento de las ciencias naturales en todos sus aspectos, y que estas ciencias, a su vez, sólo pueden desarrollarse fecundamente sobre la base del materialismo dialéctico. En la “Dialéctica de la naturaleza” se halla una profunda investigación filosófica de la historia y de los problemas capitales de la ciencia natural. Una crítica del materialismo mecanicista, del método metafísico, así como de las concepciones idealistas en la ciencia natural. Muy versado en la ciencia de su época. Engels mostró cómo la concepción metafísica de la naturaleza se quiebra interiormente debido al propio avance de la ciencia y ha de ceder su puesto al método dialéctico: señaló, asimismo, cómo los naturalistas se ven obligados cada día más a pasar del pensamiento metafísico al dialéctico, lo cual se refleja muy fecundamente en la misma ciencia natural. Engels expuso, dándole un amplio y sólido fundamento, la teoría materialista dialéctica sobre las formas del movimiento de la materia; en consonancia con esta teoría, investigó los principios relativos a la clasificación de las ciencias naturales, estableció su clasificación concreta, a la que se atuvo al estructurar su trabajo. Engels sometió a una circunstanciada investigación filosófica las leyes fundamentales de la ciencia natural y puso de manifiesto el carácter dialéctico de dichas leyes. Así mostró el auténtico sentido de la ley de la conservación y transformación de la energía, a la que denominó ley absoluta de la naturaleza. Examinó también el llamado segundo principio de la termodinámica e hizó ver la falsedad de la conclusión según la cual el universo se encamina hacia su muerte térmica (“Muerte térmica” del universo). Luego, analizó Engels con gran profundidad la teoría de Darwin sobr el el origen de las especies y demostró que el contenido principal de la misma –la teoría del desarrollo- concuerda por completo con la dialéctica materialista. Al mismo tiempo, descubrió en la teoría darviniana ciertas lagunas e insuficiencias. Dedicó mucha atención al estudio del papel del trabajo en la formación y desarrollo del hombre. Demostró, asimismo, que los conceptos y operaciones matemáticos son un reflejo de las relaciones que se dan entre cosas y procesos en la naturaleza misma, donde aquellos tienen sus prototipos reales; señalo que la introducción de la magnitud variable en la matemática superior significa que entra en ésta la dialéctica. Engels investigó la relación entre casualidad y necesidad. Con admirable maestría dialéctica puso de relieve el error tanto de la posición mecanicista como de la idealista en el enfoque de este complejo problema y le dio una solución, marxista; puso de manifiesto, tomando como ejemplo la teoría darviniana, que la propia ciencia natural confirma y concreta las tesis de la dialéctica. Claro está que algunas cuestiones particulares que se relacionan con problemas especiales de la ciencia natural y que fueron tratados por Engels en su “Dialéctica de la naturaleza” han envejecido, y no podían dejar de envejecer, dado el enorme progreso de la ciencia; pero la manera materialista dialéctica de proceder análisis de las cuestiones científicas y generalizarlas filosóficamente, e por entero su actualidad en ni días. Muchas de las tesis de la obra se han anticipado en decenios al desarrollo de la ciencia natural. El libro constituye un modelo de cómo han de enfocarse díalécticamente los complicados problemas de dicha ciencia. Engels no había preparado para la imprenta su “Dialéctica de la naturaleza”, que consta de artículos independientes, notas y fragmentos, hecho que se ha de tener en cuenta al proceder al estudio de la obra.

Diccionario filosófico · 1965:120-121

La dialéctica de la naturaleza

Obra inacabada de Engels, publicada por primera vez en 1925 en la URSS. Consta de una serie de anotaciones (1873-86) dedicadas al estudio de los problemas más importantes de la dialéctica de las ciencias naturales. Engels consideraba que la filosofía dialéctico-materialista debe apoyarse en la generalización de los principales resultados obtenidos no sólo por las ciencias sociales, sino, también, por las naturales y que, a su vez, las ciencias naturales pueden desarrollarse fecundamente tan sólo sobre la base del materialismo dialéctico. En La dialéctica de la naturaleza se ofrece una profunda investigación filosófica de la historia y de las cuestiones fundamentales de las ciencias naturales y se critican el mecanicismo y el método metafísico, así como las concepciones idealistas y agnósticas en las ciencias naturales. Profundo conocedor de la ciencia de su tiempo, Engels muestra que la concepción metafísica de la naturaleza la socava desde dentro el desarrollo mismo de la ciencia y que los naturalistas se ven obligados cada vez más a pasar del pensamiento metafísico al dialéctico. Engels desarrolló la doctrina dialéctico-materialista de las formas de movimiento de la materia y, de acuerdo con ello, formuló los principios de la clasificación de las ciencias naturales y propuso su propia clasificación, en la cual se basa La dialéctica de la naturaleza. Investigó con detalle las leyes fundamentales del desarrollo de las ciencias naturales, descubriendo el carácter dialéctico de las mismas. Mostrando el sentido de la ley de la conservación y transformación de la energía, Engels analizó el segundo principio de la termodinámica y demostró que era falsa la conclusión acerca de la futura muerte térmica del Universo. Engels analizó a fondo la doctrina de Darwin acerca del origen de las especies y mostró que su principal contenido –teoría del desarrollo– concuerda por completo con la dialéctica materialista. Prestó gran atención al estudio del problema del papel del trabajo en el devenir del hombre. Hizo ver también que los conceptos y operaciones matemáticos reflejan las relaciones de las cosas y los procesos en la naturaleza misma, donde tienen sus prototipos reales, y señaló que la introducción de la variable significaba la penetración de la dialéctica en las matemáticas. Investigó el problema de la correlación entre la casualidad y la necesidad, poniendo de relieve el carácter erróneo de los enfoques tanto mecanicista como idealista y, sobre la base de la doctrina de Darwin, mostró que las ciencias naturales mismas concretizan las tesis correspondientes de la dialéctica. Algunas cuestiones particulares en La dialéctica de la naturaleza, referidas a problemas específicos de las ciencias naturales, no podían menos de envejecer debido al progreso de la ciencia, pero el enfoque dialéctico-materialista que utiliza Engels para analizar los problemas de las ciencias naturales y sintetizarlos filosóficamente conserva su significación también en nuestros días. Muchas tesis de La dialéctica de la naturaleza anticiparon el desarrollo de las ciencias naturales por decenios enteros. Esta obra es un modelo de enfoque dialéctico de los problemas complejos de las ciencias naturales.

Diccionario de filosofía · 1984:117