Diccionario soviético de filosofía
Ediciones Pueblos Unidos, Montevideo 1965
página 157

Estímulos morales al trabajo

(del latín «stimulus»: aguijón). Hondas fuerzas internas que inducen al hombre a trabajar por motivos de orden moral, ideológico, político y científico; desinteresada aplicación del hombre al trabajo en aras de una idea. Los estímulos morales están estrechamente ligados al interés material por el trabajo, interés que desempeña un papel inmenso en la primera fase del comunismo. La esencia y las formas de todos los estímulos al trabajo están condicionadas por factores sociales. Bajo el socialismo, los estímulos morales se han formado sobre la base de hondos cambios sociales (se liquida la propiedad privada y se afirma la propiedad social sobre los medios de producción, se elimina la explotación del hombre por el hombre, se establece una colaboración de camaradería y la ayuda mutua entre trabajadores libres e iguales en derechos) y de cambios radicales en el mundo espiritual del hombre. En la sociedad socialista, los principales estímulos morales al trabajo son: la toma de conciencia, por el trabajador, de la utilidad de su trabajo; el afán de obtener satisfacción de éste y de la aplicación creadora de sus aptitudes espirituales y físicas; el deseo de conquistar el respeto de la colectividad a que pertenece, y de la sociedad; la aspiración atriunfar en la emulación del trabajo. Los estímulos del trabajo, bajo el socialismo, se manifiestan en la honestidad, abnegación, espíritu de iniciativa y de creación del trabajador. Las supervivencias de los estímulos morales burgueses al trabajo (la vanidad, el arribismo, la ambición, &c.) frenan elprogreso del socialismo. El desarrollo de los estímulos morales al trabajo es una de las condiciones importantes del tránsito al trabajo como primera necesidad vital.


www.filosofia.org Proyecto filosofía en español
© 2001 www.filosofia.org
  Soviético
Enciclopedias