Filosofía en español 
Filosofía en español

Ivan Iakovlevich Franko

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

Ivan Iakovlevich Franko (1856-1916)

Ivan Iakovlevich Franko 1856-1916Gran escritor y pensador ucraniano, científico y hombre público, hijo de un herrero de aldea de la región de Drogobich. Estudió en la Universidad de Lvov. Las autoridades austríacas que le perseguían lo encarcelaron tres veces, acusado de ser socialista, de organizar sociedades secretas, de simpatizar con los rusos y de entrar en contacto con el movimiento campesino. Su concepción del mundo se formó bajo la influencia de Shevchenko (ver) y de los demócratas revolucionarios rusos: Herzen (ver), Belinski (ver), Chernishevski (ver), Dobroliábov (ver), Pisarev (ver), de Saltikov-Shchedrín y de Nekrasov. El marxismo influyó sobre el desarrollo de la ideología democrática revolucionaria de Franko y lo orientó hacia el socialismo científico. Estudiaba y difundía el Manifiesto del Partido Comunista de Marx y Engels, y El Capital de Marx, y fue el primero en traducir al ucraniano el capítulo XXIV del libro primero de El Capital así como algunos capítulos del Anti-Dühring de Engels. La concepción del mundo de Franko estaba estrechamente ligada al movimiento de liberación de los trabajadores; al proletariado que, al hacer su aparición en ese momento en las regiones de las explotaciones petrolíferas de Ucrania occidental, comenzaba a interesarse en la vida política; a los progresos de las ciencias naturales, especialmente a la doctrina de Sechenov (ver) y al darwinismo.

Franko expuso sus ideas filosóficas en varias obras: “Algunas palabras sobre la manera de establecer nuestras ediciones populares y de poner orden en ellas”, “Ideas sobre la evolución en la historia de la humanidad”, “La literatura, su destino y sus rasgos fundamentales”. “Cartas críticas sobre los intelectuales de Galitzia”, así como en sus obras de arte. La materia, según Franko forma la base de todo lo que existe. La naturaleza es inmortal, eterna y está constantemente en movimiento y en efervescencia. El espíritu no es un segundo principio constitutivo del mundo, sino únicamente el reflejo de la materia en movimiento, la función del cerebro y del sistema nervioso. Los conocimientos humanos son el reflejo de la realidad, de la naturaleza. Franko refutaba el agnosticismo y el relativismo. Formulaba ciertas ideas dialécticas, veía el cambio incesante del mundo, su carácter contradictorio, y se orientaba hacia lo que va adelante. Franko era ateo, combatía el fideísmo, el clericalismo y la educación religiosa de la juventud. Franko critica la falsa teoría del carácter eterno del capitalismo, denuncia la sociedad capitalista como una sociedad rapaz que devora a generaciones enteras y arruina la salud y la moral de las masas. Es un mundo de mentiras y de violencias. Franko cree firmemente en la victoria de la revolución.

En su lucha por una literatura con un ideal elevado, Franko opone a la estética idealista con sus representaciones metafísicas sobre la inmutabilidad de las normas de arte, la estética materialista de Belinski, Chernishevki, Dobroliúbov y Shevchenko. Subraya el carácter histórico del arte al afirmar que la vida es su móvil principal. Somete a una crítica vehemente la teoría del “arte por el arte” y la decadencia en la literatura. En sus obras literarias, Franko trazó con gran realismo la opresión de los trabajadores de Ucrania Occidental. Fue el primero en introducir al obrero en la literatura ucraniana. La obra de Franko era apreciada en alto grado por Máximo Gorki. Como notable patriota, campeón de la amistad de los pueblos ruso y ucraniano, Franko creía que “¡llegará la hora!” en que Ucrania brillará “aureolada de púrpura en el seno de los pueblos liberados…” Defendía la reunión de Ucrania y de Rusia donde, según su convicción había hecho su aparición “la primavera de la humanidad” –la revolución de 1905. Franko era un enemigo resuelto del nacionalismo burgués ucraniano, así como también del cosmopolitismo. Fue el primero en Ucrania en arrancar la máscara a Grushevski, ideólogo del nacionalismo burgués ucraniano, y en denunciar su pseudo teoría según la cual, la nación ucraniana habría evitado la etapa capitalista de desarrollo; enjuició el libro de Grushevski sobre la historia de Ucrania, libro escrito para ganarse los favores de los agresores alemanes que preparaban la anexión de Ucrania, su separación de Rusia.

El pensamiento de Franko no está exento de puntos de vista erróneos. No siempre fue capaz de superar la estrechez nacionalista, hecho señalado por Lenin, en interés del movimiento democrático de la liberación nacional. No llegó a unirse a las posiciones del marxismo, pero toda su vida notable, su gran talento literario puesto al servicio de los trabajadores, su actividad en favor de la liberación del pueblo ucraniano y de la afirmación de los lazos de amistad entre los pueblos ruso y ucraniano, le conquistaron la estimación general. El pueblo ucraniano, así como los pueblos de la Unión Soviética, honran la memoria de Iván Franko.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:212-213

no figura

Diccionario filosófico · 1965

no figura

Diccionario de filosofía · 1984