Filosofía en español 
Filosofía en español

Ideología

Ideología

La ideología es una forma de la conciencia social; el conjunto de determinados conceptos, ideas, nociones y representaciones. Formas de la ideología son los conceptos políticos, la ciencia, la filosofía, la moral, el arte, la religión, &c. Todas las formas de la ideología son reflejos de la existencia social. En una sociedad dividida en clases, la ideología tiene también carácter clasista, por cuanto expresa y defiende los intereses de las clases en lucha. En la sociedad burguesa “el problema se plantea sólo de la siguiente manera: ideología burguesa o ideología socialista. Aquí no hay ningún término medio (por cuanto la humanidad no ha elaborado ninguna ‘tercera’ ideología, y en general, en una sociedad desgarrada por contradicciones de clase, tampoco puede haber una ideología al margen de las clases o por encima de ellas)” (Lenin). La ideología desempeña un enorme papel en la vida social y en la historia de la sociedad. La ideología, al nacer como el reflejo de las condiciones de la vida material y de los intereses de determinadas clases, ejerce a su vez una influencia activa sobre el desarrollo de la sociedad. La ideología de avanzada sirve los intereses de las fuerzas revolucionarias de la sociedad. El marxismo-leninismo es la ideología de la clase obrera, la fuerza ideológica más grande del partido comunista y de la clase obrera en la transformación revolucionaria, socialista, de la sociedad. En cambio, la ideología burguesa actual es una fuerza reaccionaria, que sirve los intereses de la burguesía en su lucha contra la clase obrera y contra el socialismo. El idealismo, el clericalismo y el obscurantismo, la renuncia a la ciencia, la prédica del chovinismo y del racismo, son los rasgos característicos de la actual ideología burguesa. La victoria de la clase obrera y del socialismo destruye la base que nutre a la ideología burguesa. La eliminación de la influencia de la ideología burguesa sobre los hombres no se realiza de por sí, automáticamente, sino a través de una tenaz lucha ideológica.

Diccionario filosófico marxista · 1946:151-152

Ideología

Sistema de opiniones, de ideas y de conceptos profesados por una clase o partido político. Las opiniones políticas, la filosofía, el arte, la religión, constituyen formas de la ideología. Toda ideología es el reflejo de la existencia social, del sistema económico que predomina en el momento dado. En una sociedad de clases, la ideología es una ideología de clase, y expresa y defiende los intereses de tal o cual clase en lucha. “...el problema se plantea solamente así: ideología burguesa o ideología socialista. No hay término medio (pues la humanidad no ha elaborado ninguna ‘tercera’ ideología; además, en general, en la sociedad desgarrada por las contradicciones de clase nunca puede existir una ideología al margen de las clases ni por encima de las clases)” (Lenin, “¿Qué hacer?”, Obras escogidas, t. I, pp. 215 y 216, Ed. esp., Moscú, 1948).

La ideología desempeña un papel inmenso en la vida social, en la historia de la sociedad. Al reflejar las condiciones de la vida material de la sociedad y los intereses de las distintas clases, la ideología a su vez, actúa sobre el desarrollo de la sociedad. La ideología progresista sirve a los intereses de las fuerzas revolucionarias de la sociedad. La ideología de la clase obrera es el marxismo-leninismo (ver), arma ideológica del partido comunista y de la clase obrera en la transformación revolucionaria, socialista, de la sociedad. La fuerza invencible de esta teoría, proviene del hecho de que traduce fielmente las leyes objetivas del desarrollo de la sociedad y expresa las necesidades del desarrollo histórico de nuestra época. La ideología burguesa contemporánea es, por el contrario, una fuerza reaccionaria que sirve los intereses de la burguesía en su lucha contra la clase obrera, contra el socialismo. Negación de la ciencia, idealismo, fideísmo (ver) y obscurantismo, apelación al “chovinismo” y al racismo (ver), propaganda en favor del cosmopolitismo (ver): he ahí los rasgos de la ideología burguesa moderna. La victoria de la clase obrera y el triunfo del socialismo contribuyen a demoler la base de sustentación de la ideología burguesa. Su influencia, sin embargo, no desaparece por sí misma, espontáneamente, sino únicamente en el curso de la lucha encarnizada que la ideología proletaria sostiene contra la ideología burguesa.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:250

Ideología

Sistema de concepciones e ideas: políticas, jurídicas, morales, estéticas, religiosas y filosóficas. La ideología forma parte de la superestructura (Base y superestructura) y como tal refleja, en última instancia, las relaciones económicas. A la lucha de los intereses de clase en la sociedad de clases antagónicas, corresponde la lucha ideológica. La ideología puede constituir un reflejo verdadero o falso de la realidad, puede ser científica o no científica. Los intereses de las clases reaccionarias dan origen a una ideología falsa; los intereses de las clases progresivas, revolucionarias, contribuyen a la formación de una ideología científica. El marxismo-leninismo es una ideología auténticamente científica, expresión de los intereses vitales de la clase obrera, de la inmensa mayoría de la humanidad, deseosa de paz, de libertad y de progreso. “Al llevar a cabo la dirección científica del desarrollo de la sociedad, el Partido, en todas las etapas de su actividad –se dice en la Resolución del Pleno de junio (1963) del C.C. del P.C.U.S., ‘Sobre las tareas inmediatas de la labor ideológica del Partido’–, ha dedicado y dedica permanente atención a la aplicación creadora y al desarrollo del marxismo-leninismo, al trabajo ideológico; constantemente pone el contenido, las formas y los métodos de dirección de la labor ideológico-educativa en consonancia con los cambios sociales y económicos que se producen en la vida de la sociedad, con las tareas creadoras del pueblo soviético”. La ideología, condicionada en su desarrollo por la economía, posee al mismo tiempo cierta independencia relativa. Esta última se refleja, particularmente, en el hecho de que por regla general no es posible dar una explicación directamente económica del contenido de una ideología, en el hecho de que existe cierta desigualdad entre el desarrollo económico y el ideológico. Esta independencia relativa resulta más manifiesta en la acción de las leyes intrínsecas del desarrollo ideológico que no pueden reducirse directamente a la economía, en aquellas esferas ideológicas que se encuentran más alejadas de la base económica. La relativa independencia de la ideología se explica por el hecho de que sobre la evolución ideológica ejercen influencia accesoria varios factores de orden extraeconómico: concatenación sucesiva interna en el desarrollo de la ideología, papel personal de tales o cuales ideólogos, interinfluencia de diversas formas ideológicas, &c.

Diccionario filosófico · 1965:232-233

Ideología

Sistema de criterios e ideas políticos, jurídicos, morales, estéticos, religiosos, filosóficos. La ideología es parte de la superestructura (Base y superestructura) y, en calidad de tal, refleja en última instancia las relaciones económicas. A la lucha de los intereses de clase en la sociedad antagónica corresponde determinada lucha ideológica. La ideología puede ser un reflejo auténtico o falso de la realidad, puede ser científica o acientífica. Los intereses de las clases reaccionarias nutren la ideología falsa, mientras que los intereses de las clases progresistas, revolucionarias, contribuyen a la formación de la ideología científica. El marxismo-leninismo es una ideología auténticamente científica, que expresa los intereses vitales de la clase obrera, de la inmensa mayoría de la humanidad, que aspira a la paz, la libertad y el progreso. En los años 50 y 60, entre los filósofos burgueses se difundieron las opiniones sobre la incompatibilidad de la ideología con el enfoque científico de la realidad. Ellos consideran la ideología como algo subjetivo, que sólo expresa los intereses de unos u otros grupos, partidos, &c. De ahí el afán de absolutizar las diferencias y contraponer la ciencia y la ideología, los intentos de “desideologizar” la ciencia y la filosofía, que de hecho se reducen solo a separarlas de la lucha de clases y menoscabar el papel del marxismo-leninismo, la única ideología que ofrece un análisis objetivo y rigurosamente científico de la realidad. En los años 70, persiguiendo este mismo fin, los ideólogos burgueses empiezan a hablar ya de la “reideologización”, oponiendo al marxismo su ideología “nueva” (Teorías de “desideologización” y de “reideologización”). Por eso, la lucha contra la ideología burguesa, contra el anticomunismo y el antisovietismo, contra el revisionismo de derecha y “de izquierda” es una premisa necesaria del desarrollo exitoso de la ciencia y de la unidad ideológica del movimiento comunista internacional. Siendo determinada en su desarrollo, en definitiva, por la economía, la ideología posee, al mismo tiempo, relativa independencia. Esta última se expresa, en particular, en que, por lo común, al contenido de la ideología no se le puede dar una explicación económica directa y en que existe cierta desigualdad del desarrollo económico e ideológico. Con la particularidad de que la independencia relativa de la ideología se deja sentir más en la acción de las regularidades internas del desarrollo ideológico y en aquellas esferas ideológicas que están más alejadas de la base económica. La independencia relativa de la ideología se explica también por el hecho de que sobre la evolución ideológica ejerce influencia una serie de factores de orden extraeconómico: conexión interna sucesiva del desarrollo de la ideología, el papel personal de unos u otros ideólogos, la influencia mutua de las diversas formas de la ideología, &c.

Diccionario de filosofía · 1984:222-223