Filosofía en español 
Filosofía en español

Individuo y sociedad

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

Individuo y sociedad (en sus relaciones recíprocas)

Las relaciones entre el individuo y la sociedad son distintas en las diferentes épocas históricas, pues no existe la “sociedad en general” sino determinadas formaciones económico-sociales, ni se da el “individuo en general”, pues el individuo siempre es el producto de un régimen social concreto. La falsa teoría sobre un presunto antagonismo perenne entre lo individual y lo social presenta como “perpetuo” tan sólo lo que es peculiar, ante todo, del capitalismo y tiene un carácter históricamente transitorio. Bajo el régimen socialista, la relación entre lo individual y lo social se distingue por nuevas leyes, por la combinación de los intereses individuales y sociales, en el fondo, por su armonía. En el régimen socialista y comunista, coinciden las fuentes de satisfacción de los intereses individuales y los sociales, su tendencia general. Tanto la sociedad en su conjunto como cada uno de sus miembros se hallan interesados en el progreso técnico, en el incremento constante de la productividad del trabajo, en la creciente satisfacción de las necesidades materiales y de las demandas culturales de los miembros de la sociedad. Tal coincidencia de intereses de la sociedad y del individuo en las cuestiones esenciales de la vida no excluye algunas contradicciones parciales y temporales cuando es necesario subordinar lo personal a lo social. Los éxitos en la conjugación de los intereses individuales y los colectivos dependen, por una parte, del aumento de la riqueza social, del funcionamiento de las organizaciones dirigentes, de que éstas acierten a aplicar en la vida la consigna del Partido: “Todo para el hombre, en aras del bien del hombre”; por otra parte, depende de cada miembro de la sociedad, de la conciencia con que cada individuo esté al servicio del interés común. El periodo de la construcción desplegada del comunismo representa un gran paso adelante en el sentido de armonizar los intereses colectivos y los individuales. La política del P.C.U.S. y del Estado Soviético con vistas a la creación de la base material y técnica del comunismo, a la formación de relaciones sociales comunistas, al ulterior avance de la democracia socialista, a la elevación del bienestar material y cultural del pueblo, se orienta al logro de la armonía entre lo individual y lo social. El camino trazado en el programa del P.C.U.S. conduce a una asociación en la cual, hablando con palabras de Marx y Engels, el libre desarrollo de cada uno se convierte en condición del libre desarrollo de todos.

Diccionario filosófico · 1965:238-239

no figura

Diccionario de filosofía · 1984