Filosofía en español 
Filosofía en español

Ley de la negación de la negación

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

Ley de la negación de la negación

Es una de las leyes fundamentales de la dialéctica. Hegel la enunció por primera vez y la interpretó desde posiciones idealistas. La ley de la negación de la negación expresa el carácter sucesivo del desarrollo, la conexión de lo nuevo con lo viejo en el proceso de la sustitución –sujeta a ley– de unas transformaciones cualitativas por otras; expresa que, en un estadio superior de desarrollo, se repiten hasta cierto punto algunas de las propiedades del estadio inferior; fundamenta, asimismo, el carácter ascendente, progresivo, del desarrollo; determina la tendencia, la dirección principal del curso general del desarrollo. La ley de la negación de la negación se halla vinculada orgánicamente a la ley de la unidad y lucha de contrarios, dado que la negación de lo viejo por lo nuevo en el proceso del desarrollo no es otra cosa que la solución de las contradicciones. En su manifestación y sesión, la ley de la negación de la negación presenta peculiaridades debidas a la esencia del objeto negado, al carácter de sus contradicciones, a las circunstancias históricas concretas. La negación dialéctica constituye un momento objetivo, el principio motor de todo desarrollo. La relación entre lo viejo y lo nuevo en el desarrollo, el carácter de la negación de lo viejo reciben una elucidación totalmente opuesta en la metafísica y en la dialéctica materialista. La negación metafísica, “fútil”, representa la simple repulsión de lo viejo, su destrucción. Otro extremo metafísico es creer que el desarrollo se efectúa según un círculo cerrado, considerar que aquél no es más que el simple retorno a lo viejo. Según la dialéctica materialista, la negación es una condición, un momento del desarrollo con el mantenimiento de todo lo positivo que había en lo viejo, y necesario para el ulterior desarrollo progresivo. Sin esto, no habría sucesividad, continuidad en el desarrollo. Al mismo tiempo, es una característica del desarrollo ascendente la discontinuidad, pues la negación significa el paso de lo viejo a lo nuevo, el surgimiento de un fenómeno cualitativamente nuevo. Con la negación del punto de partida, no se termina el desarrollo, pues lo que surge, a su vez, se somete a negación. En un determinado grado de desarrollo, se produce un aparente retorno al punto de partida, algunos de cuyos rasgos y peculiaridades se repiten, pero ya sobre una nueva base, más elevada. Precisamente este momento se expresa en el concepto de “negación de la negación”. El desarrollo no acaece en línea recta ni por un círculo cerrado, sino en línea ascendente, en espiral. El paso de lo inferior a lo superior se realiza por vías complicadas, contradictoriamente, a través de muchas desviaciones, incluida el movimiento regresivo en algunas etapas. Señalando esta peculiaridad del desarrollo en lo que respecta a la historia humana, Lenin escribió: “...imaginar la historia universal en marcha ordenada y exacta hacia adelante, sin saltos hacia atrás, a veces gigantescos, sería antidialéctico, anticientífico y teóricamente falso” (t. XXII, pág. 296). No obstante, en su resultado general, la sociedad progresa sin cesar. Todo el curso de la historia mundial demuestra que una formación económico-social surge negando la anterior y es sustituida por otra más progresiva. El capitalismo que aparece sobre la base de la negación del feudalismo, en las condiciones presentes ha dado ya de si cuanto podía dar y ha madurado para la negación revolucionaria por una formación económico-social más progresiva, el comunismo. Lo que tiene de específico la negación dialéctica en el desarrollo de la sociedad socialista consiste en que las contradicciones del socialismo no son da naturaleza antagónica, es decir, los procesos de negación de lo viejo no ofrecen el carácter de revoluciones políticas, de conflictos de clases, &c. Al pasar al comunismo, la negación de los principios del socialismo se efectuará a través del desarrollo completo de tales principios, lo cual preparará las condiciones para que éstos se conviertan en principios comunistas.

Diccionario filosófico · 1965:271-272

no figura

Diccionario de filosofía · 1984