Filosofía en español 
Filosofía en español

Manifiesto del Partido Comunista

Manifiesto del Partido Comunista

Título del documento programático del comunismo científico, escrito por Carlos Marx y Federico Engels y publicado poco antes de la Revolución de 1848. En el Manifiesto del Partido Comunista “se expone con genial precisión y claridad la nueva concepción del mundo, el materialismo consecuente que se extiende también a los dominios de la vida social, la dialéctica presentada como la ciencia más vasta y más profunda de la evolución, la teoría de la lucha de clases y del papel histórico revolucionario del proletariado, creador de una nueva sociedad, la sociedad comunista” (Lenin). El Manifiesto del Partido Comunista consta de cuatro capítulos: 1) Burgueses y Proletarios, 2) Proletarios y Comunistas, 3) Literatura Socialista y Comunista, 4) Actitud de los Comunistas ante los otros Partidos de la Oposición. En el capítulo 1, Marx y Engels, estableciendo que la lucha de clases es la ley fundamental de la evolución de todas las sociedades humanas antagónicas, dan una breve visión de la sustitución histórica de la sociedad esclavista por la feudal, y de ésta por la capitalista. Luego analizan las causas del inevitable colapso del capitalismo, en virtud del carácter irreconciliable de sus contradicciones internas, y fundamentan el objetivo final de la clase obrera: el comunismo. La desaparición de la burguesía y el triunfo del proletariado, escriben Marx y Engels, son “igualmente inevitables”. El capítulo II del Manifiesto está dedicado fundamentalmente, a la dilucidación del papel del Partido Comunista como parte indisoluble de la clase obrera y su destacamento de vanguardia, así como a la exposición del programa de dicho Partido. La supresión de la propiedad privada de los medios de producción y el establecimiento de la propiedad social, sobre cuya base se abrirán todas las posibilidades para el libre desarrollo de la personalidad, para el florecimiento de la cultura y de la ciencia –tal es el objetivo programático fundamental de la lucha de los comunistas. Sólo la revolución comunista operará un cambio radical en las relaciones económico-sociales, en la existencia social y en la conciencia de los hombres. “El primer paso de la revolución obrera, escriben Marx y Engels, será la exaltación del proletariado al Poder”. En el Manifiesto se formula así “una de las ideas más grandiosas y más importantes del marxismo respecto al problema del Estado, a saber, la idea de la “dictadura del proletariado” (Lenin). En el capítulo III, se hace una profunda crítica de las diversas corrientes socialistas no proletarias, burguesas y pequeñoburguesas. El último capítulo, el IV, expone los fundamentos de la estrategia y de la táctica del Partido Comunista. En el Manifiesto se señala que los comunistas apoyan en todas partes, todo movimiento revolucionario dirigido contra el régimen social y político existente hasta la lucha en común con la burguesía contra el feudalismo. Pero los comunistas no olvidan por un solo instante su objetivo fundamental, el de formar en los obreros una clara conciencia del hostil antagonismo que existe entre la burguesía y el proletariado. Trabajando en todas partes por la unificación y cohesión de las fuerzas democráticas de todos los países, los comunistas declaran abiertamente que sus objetivos sólo pueden alcanzarse derrocando por la violencia el régimen capitalista existente. En el llamamiento con que termina el Manifiesto: “¡Proletarios de todos los países, uníos!”, se proclama el carácter internacional del movimiento comunista. El triunfo del socialismo en la U.R.S.S., obtenido bajo la dirección del Partido de Lenin y Stalin, trajo el mayor triunfo de las ideas expuestas por Marx y Engels en el inmortal Manifiesto del Partido Comunista, en este “cantar de los cantares” del comunismo, según expresión de Stalin.

Diccionario filosófico marxista · 1946:186-187

Manifiesto del Partido Comunista

Programa del comunismo científico, redactado por C. Marx y F. Engels, y publicado en vísperas de la Revolución de 1848. Es la primera exposición de la concepción del mundo de la clase obrera: la teoría marxista. El Manifiesto del Partido Comunista formula “con claridad y precisión geniales la nueva concepción del mundo, el materialismo consecuente, que abarca también el dominio de la vida social, la dialéctica, la ciencia más vasta y más profunda de la evolución, la teoría de la lucha de clases y del papel revolucionario que ha tocado, en la historia mundial, al proletariado, creador de una sociedad nueva, la sociedad comunista” (Lenin, Carlos Marx y Federico Engels, Ed. rusa). El Manifiesto consta de cuatro capítulos: I. Burgueses y proletarios; II. Proletarios y comunistas; III. Literatura socialista y comunista; IV. Actitud de los comunistas ante los diferentes partidos de oposición.

En el primer capítulo, Marx y Engels establecen la ley fundamental del desarrollo de toda sociedad antagónica: la lucha de clases. Muestran cómo la sociedad esclavista fue reemplazada por la sociedad feudal, y esta última, por la sociedad capitalista. Llegan a la conclusión de la caída inevitable del capitalismo debido a sus antagonismos internos, y formulan el objetivo final de la lucha de la clase obrera: el comunismo. “La burguesía produce, ante todo, sus propios sepultureros. Su hundimiento y la victoria del proletariado son igualmente inevitables”, escriben Marx y Engels (Obras cit., en Obras escogidas, t. I., p. 33, Ed. esp., Moscú, 1951). El segundo capítulo está dedicado sobre todo al papel del Partido Comunista, parte integrante de la clase obrera y de su destacamento de vanguardia, cuyo programa implica: abolición de la propiedad privada de los medios de producción, instauración de la propiedad colectiva, lo que hace posible el libre desenvolvimiento del individuo y el florecimiento de las ciencias y de la cultura. Sólo la revolución comunista producirá un cambio radical en las relaciones económicas, en la vida social y en la conciencia de los hombres. “…el primer paso de la revolución obrera es la elevación del proletariado a la condición de clase dominante…” (Ibid., p. 40). Así, el Manifiesto Comunista emite la idea de la dictadura del proletariado (ver), idea motriz del marxismo en lo que tiene relación con el problema del Estado. El tercer capítulo contiene una crítica profunda de las diferentes corrientes socialistas no proletarias, burguesas y pequeño-burguesas. El cuarto y último capítulo expone los principios estratégicos y tácticos del partido comunista: los comunistas apoyan en todos los países, todo movimiento revolucionario contra el orden social y político existente, hasta la lucha común con la burguesía contra el feudalismo. Pero no olvidan jamás su objetivo principal: dar a los obreros una clara conciencia del antagonismo irreductible entre el proletariado y la burguesía. Trabajando en todas partes por la unión y la armonía de las fuerzas democráticas de todos los países, los comunistas “…proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente”. (Ibid. p. 52). El llamado que termina el Manifiesto: “¡Proletarios de todos los países, uníos!”, traduce el carácter internacional del movimiento comunista.

La victoria del socialismo en la U.R.S.S., lograda bajo la dirección del Partido Comunista, ha sido el triunfo de las ideas proclamadas por Marx y Engels en su obra inmortal. El Manifiesto del Partido Comunista es una obra de genio, es “el cantar de los cantares del marxismo” (Stalin).

Diccionario filosófico abreviado · 1959:313-314

Manifiesto del Partido Comunista

Primer documento programático del comunismo científico; escrito por Carlos Marx y Federico Engels, se publicó a principios de 1848 y contiene una exposición íntegra de los fundamentos del marxismo. En el primer capítulo –”Burgueses y proletarios”– se revelan las leyes del desarrollo social, se demuestra cómo inevitablemente, con sujeción a ley, un modo de producción sucede a otro. Partiendo de que toda la historia de la sociedad, excepción hecha del régimen de comunidad primitiva, ha sido la historia de la lucha de clases, Marx y Engels demostraron que el hundimiento del capitalismo es inevitable y señalaron los caminos para crear un nuevo régimen social, el comunismo. En este mismo capítulo se explica cuál es la misión histórica del proletariado como transformador revolucionario de la vieja sociedad y creador de un nuevo régimen, como intérprete de los intereses de todos los trabajadores. En el segundo capítulo –”Proletarios y comunistas”–, Marx y Engels revelaron el papel histórico del partido de los comunistas como parte y destacamento de vanguardia de la clase obrera. El objetivo inmediato de los comunistas estriba en la “formación del proletariado como clase, en el derrocamiento del dominio de la burguesía, en la conquista del poder político por el proletariado” (t. IV, págs. 437-438). En este capítulo, Marx y Engels formularon la idea de la dictadura del proletariado, explicaron la posición de los comunistas respecto a la familia, a la propiedad y a la patria, señalaron cuáles son las medidas económicas que ha de tomar el proletariado después de la conquista del poder. En el tercer capítulo –”Literatura socialista y comunista”– Marx y Engels sometieron a profunda crítica las corrientes burguesas y pequeñoburguesas que se presentaban bajo la bandera del socialismo, expusieron su posición ante los sistemas del socialismo y del comunismo utópicos. En el cuarto capítulo –“Actitud de los comunistas ante los diferentes partidos de oposición”–, Marx y Engels explicaron cuál es la táctica de los comunistas respecto a los demás partidos de oposición. El Manifiesto del Partido Comunista termina proclamando la inmortal consigna: “¡Proletarios de todos los países, uníos!”. Refiriéndose al valor histórico del Manifiesto del Partido Comunista, Lenin escribió: “Este pequeño libro vale por tomos enteros: su espíritu da vida y movimiento, hasta nuestros días, a todo el proletariado organizado y combatiente del mundo civilizado” (t. II, pág. 10).

Diccionario filosófico · 1965:291

Manifiesto del Partido Comunista

Primer documento programático del comunismo científico, escrito por Marx y Engels y publicado a comienzos de 1848. Expone los fundamentos del marxismo. En el primer capítulo –“Burgueses y proletarios”– se esclarecen las leyes del desarrollo social y se fundamenta la inevitabilidad y la regularidad del cambio de los modos de producción. Partiendo de que toda la historia de la sociedad, salvo el régimen de la comunidad primitiva, era la historia de la lucha de clases, Marx y Engels fundamentaron la inevitabilidad del desmoronamiento del capitalismo y de la aparición del nuevo régimen social: el comunismo. En el mismo capítulo se explica la misión histórica del proletariado como transformador revolucionario de la vieja sociedad, artífice de un régimen social nuevo y portador de los intereses de todos los trabajadores. En el segundo capítulo –“Proletarios y comunistas”–, Marx y Engels muestran el papel histórico del partido de los comunistas como destacamento de vanguardia de la clase obrera. El objetivo inmediato de los comunistas es la “constitución de los proletarios en clase, derrocamiento de la dominación burguesa, conquista del poder político por el proletariado” (t. 4, pp. 437-438). En este capítulo, Marx y Engels plantearon la idea de la dictadura del proletariado, explicaron la actitud de los comunistas hacia la familia, la propiedad y la patria y trazaron las medidas económicas que debe aplicar el proletariado al subir al poder. En el tercer capítulo –“Literatura socialista y comunista”– Marx y Engels critican a fondo las corrientes burguesas y pequeñoburguesas que actúan bajo el pabellón del socialismo; los autores formulan su actitud hacia los sistemas del socialismo y el comunismo utópicos. En el cuarto capítulo –“Actitud de los comunistas respecto de los diferentes partidos de oposición”– Marx y Engels exponen la táctica de los comunistas en relación con otros partidos de oposición. El Manifiesto del Partido Comunista termina con la consigna inmortal de “!Proletarios de todos los países, uníos!”. Apreciando la significación histórica del Manifiesto del Partido Comunista, Lenin decía: “Este pequeño libro vale por tomos enteros; su espíritu viene dando vida y movimiento hasta hoy a todo el proletariado organizado y combatiente del mundo civilizado” (t. 2, p. 10). Siendo el primer documento programático del comunismo científico, el Manifiesto del Partido Comunista plasmó a la vez la nueva doctrina filosófica del marxismo: el materialismo filosófico consecuente, la dialéctica revolucionaria y la concepción materialista de la historia.

Diccionario de filosofía · 1984:267-268