Filosofía en español 
Filosofía en español

Método histórico-comparativo

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

Método histórico-comparativo

Procedimiento de investigación y elucidación de los fenómenos culturales; consiste en establecer la semejanza de dichos fenómenos por su forma e inferir de ello una conclusión acerca de su parentesco genético, es decir, acerca de su origen común. La particularidad característica del método histórico-comparativo estriba en tomar como punto de partida el restablecimiento y la comparación de elementos antiquísimos, comunes a distintas esferas de la cultura material y del saber. Contribuyeron poderosamente a elaborar este método Wilhelm von Humboldt y, sobre todo, Comte. Le dieron su forma más acabada, los representantes decimonónicos de la lingüística histórico-comparativa: Jacob Grimm, August Friedrich Pott, August Schleicher (Alemania), Ferdinand de Saussure (Suiza), así como también los investigadores rusos Iván Alexándrovich Boduin de Courtenay, Alexandr Nikoláievich Veselovski, Alexandr Jristoforovich Vostókov, Filipp Fiódorovich Fortunátov, &c. El método histórico-comparativo ha ejercido un poderoso influjo sobre el desenvolvimiento de la lingüística, de la etnografía, de los estudios históricos consagrados a los mitos y a las creencias. La limitación de dicho método se ha manifestado en el hecho de que no permitía pasar de la apariencia externa de las formas culturales e ideológicas al descubrimiento de las relaciones sociales materiales que las condicionan. En la investigación histórica actual, el método histórico-comparativo se emplea en calidad de recurso auxiliar subordinado a los distintos métodos de interpretación de la historia de la cultura que atienden al contenido de la misma.

Diccionario filosófico · 1965:316

Método histórico-comparativo

Procedimiento de investigación y explicación de los distintos fenómenos, consistente en que, al establecerse su coincidencia en cuanto a la forma, se saca la conclusión de su filiación genética, es decir, sobre su origen común. La peculiaridad de la aplicación del método histórico-comparativo a la investigación de los fenómenos de la cultura consiste en que su punto de partida es el restablecimiento y la comparación de los elementos más antiguos, comunes a las distintas esferas de la cultura material y del saber. Humboldt y, particularmente, Comte hicieron un notable aporte a la elaboración del método histórico-comparativo en esta esfera. El método histórico-comparativo fue desarrollado en el siglo 19 en las obras de los estudiosos de la lingüística histórico-comparativa: J. Grimm, A. Pott, A. Schleicher (Alemania), F. de Saussure (Suiza), y también de los científicos rusos: I. A. Boduin de Courtenou, A. Veselovski, A. Vostókov, F. Fortunátov y otros. El método histórico-comparativo ejerció una fuerte influencia sobre el desarrollo de la lingüística, la etnografía y sobre el estudio histórico de los mitos y las leyendas. La estrechez del método histórico-comparativo se manifestó en que no permitía pasar del hecho de la coincidencia externa de las formas ideológico-culturales al desentrañamiento. de las relaciones sociales materiales que las condicionan. En la investigación científica moderna, el método histórico-comparativo se usa en combinación con otros métodos (experimento, &c.).

Diccionario de filosofía · 1984:290