Filosofía en español 
Filosofía en español

Pruebas de la existencia de Dios

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

Pruebas de la existencia de Dios

Pruebas lógicas, presentadas por la filosofía idealista, del dogma principal de la religión: la fe en la existencia de Dios. Se conocen tres pruebas fundamentales de este tipo. La cosmológica (ya se encuentra en Platón y en Aristóteles; en la Época Moderna la defendieron Leibniz y Wolff): Dios existe como causa primera de todas las cosas y de todos los fenómenos. Esta prueba se basa en la conjetura anticientífica de que el mundo es finito en el tiempo y de que existe una causa inmaterial del mismo. La prueba teleológica (fue expuesta por Sócrates y Platón; luego la desarrollaron los estoicos): en la naturaleza se halla todo tan armoniosamente concertado que el hecho sólo puede explicarse si se admite la existencia de un ser racional sobrenatural que ordene todos los fenómenos. Este argumento fue refutado por la teoría darviniana de la evolución que mostró las causas naturales de aquella armonía. La prueba ontológica fue presentada por San Agustín, quien afirmaba que en todas las personas se da el concepto de Dios como ser perfecto. Ahora bien, el concepto no puede surgir si el ser perfecto no existe en realidad. Por consiguiente, Dios existe. En la Edad Media, defendió esta demostración Anselmo de Canterbury. La inconsistencia de la prueba ontológica –que identifica lo pensado con lo objetivamente real– resultaba tan palmaria que se manifestaron contra ella no sólo los filósofos materialistas, sino, además, muchos teólogos; la rechazó, por ejemplo, Tomás de Aquino. En las distintas doctrinas idealistas, se admiten otras pruebas de la existencia de Dios; la gnoseológica, la psicológica y la moral. La refutación, en el marco del idealismo, de las diversas pruebas mencionadas, pertenece a Kant, quien afirmaba que Dios era un ser supraexperimental, accesible al intelecto, por lo que su existencia era indemostrable. El análisis de las pruebas de la existencia de Dios demuestra que todas ellas contienen un error lógico (petición de principio) y, en última instancia, se basan en la fe ciega.

Diccionario filosófico · 1965:381

no figura

Diccionario de filosofía · 1984