Filosofía en español 
Filosofía en español

Psicología

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

Psicología

Ciencia de la vida psíquica como reflejo de la realidad objetiva en el cerebro humano. Las formas de ese reflejo son diversas: sensaciones, percepciones, imágenes, nociones, sentimientos, voluntad, conciencia. El propio proceso del reflejo y sus resultados se expresan en la actividad y la conducta del hombre, cuyas cualidades individuales, que dependen tanto de particularidades innatas como de la influencia ejercida por el medio social y principalmente por la educación, se manifiestan en las necesidades, las inclinaciones, el temperamento, el carácter, las aptitudes y las propensiones.

La psicología, después de haberse desarrollado primeramente en el marco de la filosofía, se separa de ella a mediados del siglo XIX para formar una ciencia independiente gracias al estudio experimental de los fenómenos psíquicos. Durante mucho tiempo todavía, la psicología empírica opuso metafísicamente la materia al alma. Se consideraban los fenómenos psíquicos como puramente subjetivos, accesibles al conocimiento únicamente por el método introspectivo. Habiendo resultado infructuoso éste, algunos sabios de vanguardia emprendieron el estudio de los procesos fisiológicos sobre los que reposan los fenómenos psíquicos. Pero la mayoría de los psicólogos continuaba separando los fenómenos psíquicos del cerebro, o consideraban a este órgano como el instrumento del pensamiento, el habitáculo de una substancia inmaterial singular.

En la actualidad, la psicología idealista se mantiene como el refugio de las ideas más retrógradas, más reaccionarias, al servicio del régimen burgués y de su ideología.

Los revolucionarios demócratas rusos del siglo XIX conjuntamente con Sechenov (ver), célebre naturalista inspirado en las ideas de aquéllos, contribuyeron poderosamente al desarrollo de la psicología en el período premarxista. En su notable obra Los reflejos del cerebro, Sechenov fue el primero en expresar la idea según la cual, toda actividad psíquica es refleja por naturaleza, y los actos psíquicos complejos como el pensamiento, la voluntad, las emociones, son reflejos cerebrales. A I. P. Pávlov (ver) gran fisiólogo de nuestra época y adepto a Sechenov, se deben la elaboración y la justificación experimentales de la teoría de la actividad nerviosa superior o psíquica, teoría que constituye el fundamento de la psicología materialista.

Marx y Engels fueron los primeros en plantear, a mediados del siglo XIX, las bases filosóficas de una psicología materialista consecuente. La psicología científica, que se inspira en los principios del materialismo dialéctico y del materialismo histórico y se apoya en la teoría de Pavlov, considera la actividad psíquica como una propiedad de la materia altamente organizada, el cerebro, propiedad aparecida en el curso de la acción recíproca de los organismos vivos y de su medio. Lo que corresponde a la vida mental del hombre es la influencia decisiva ejercida sobre su desarrollo por la historia de la sociedad y, sobre todo, por la actividad práctica de los hombres.

Al actuar por intermedio de los órganos de los sentidos sobre el cerebro humano, el mundo objetivo incita al hombre a una actividad bajo cuyo efecto la realidad se refleja en su conciencia bajo aspectos psíquicos diversos. Las excitaciones que actúan sobre el cerebro son señales de la realidad que poseen una significación biológica determinada y además, en el hombre, una significación social. En el curso del trabajo social apareció en determinado período, y se desarrolló en seguida, el lenguaje humano, que representa un medio específico y propio del hombre de señalar la realidad y constituye, según la teoría de Pavlov, el segundo sistema de señalización. La palabra es un excitante con múltiples sentidos, que reemplaza a todas las señales reales concretas. El segundo sistema de señalización introdujo un principio nuevo en la actividad nerviosa superior del hombre: fue la condición material necesaria para el desarrollo del pensamiento, de la conciencia humana. Indisolublemente unido al primer sistema de señalización, el segundo sistema proporciona al hombre, en relación a los animales, una ventaja gigantesca que consiste en su facultad de abstracción y de generalización de los fenómenos.

Producto de la vida social, la conciencia del hombre aparecida en el curso del trabajo y reflejo de su ser social, es una fuerza activa que se manifiesta bajo los múltiples aspectos de la actividad humana. Como consecuencia de las grandes transformaciones revolucionarias acaecidas en la Unión Soviética en el curso de la edificación de la sociedad socialista, se han producido numerosas modificaciones en la vida espiritual de los soviéticos. Las nuevas relaciones sociales, exentas de explotación del hombre por el hombre, han sido la causa de cambios radicales en la actitud de los hombres hacia el trabajo y la propiedad colectiva. La psicología científica estudia la transformación que se produce en la conciencia de los hombres así como la génesis de la mentalidad nueva, en particular, en la generación que asciende. La psicología científica busca los medios y métodos que contribuyan al desarrollo armonioso de todas las facultades y de todas las aptitudes de cada persona.

La psicología pone en evidencia las leyes del desarrollo psíquico y suministra de ese modo, datos preciosos para la edificación de la teoría del conocimiento y la dialéctica.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:425-426

Psicología

(del griego ψυχή y λóγος: literalmente, tratado sobre el alma.) Ciencia que estudia una de las partes de la interacción del sujeto con el objeto. Son objeto de la psicología la actividad psíquica, las propiedades y estados psíquicos del sujeto. Los límites entre la psicología y las ciencias que le son afines (teoría del conocimiento, lógica, ética, estética y otras), nunca han sido precisas. La psicología nació en la remota Antigüedad y durante mucho tiempo se desarrolló en el seno de la filosofía. La historia de la psicología ha sido un campo de lucha encarnizada entre materialismo e idealismo. El problema fundamental de la psicología –y su solución determina el carácter materialista o idealista de dicha ciencia– es el que se refiere a la naturaleza de la psique: el de si la psique es un producto del desarrollo de la materia o constituye una sustancia independiente de ella. A mediados del siglo XIX, la psicología se separa como esfera independiente del saber en virtud de que se introduce en ella la experimentación. Sin embargo, las falsas posiciones metodológicas subjetivistas de muchos representantes de esta ciencia condujeron a la psicología burguesa a una crisis. En el siglo XX, la psicología se dividió en varias corrientes mecanicistas e idealistas, entre ellas el behaviorismo, la gestaltpsychologie y el freudismo. La psicología como ciencia basada en el materialismo dialéctico se ha constituido en la U.R.S.S. y representa, históricamente, una nueva etapa en su desarrollo. La psicología científica parte de la teoría marxista-leninista del conocimiento y tiene como base científico-natural la teoría de lo psíquico como reflejo, formulada por Séchenov y desarrollarla por Iván Pávlov. La psicología moderna se halla muy diferenciada y abarca, aparte de la psicología general que estudia la esencia de la actividad psíquica y de sus leyes, la psicología infantil, pedagógica, la psicología del trabajo, la psicología del arte, &c. Uno de los objetivos importantes de la psicología consiste en investigar la actividad de las personas en el trabajo, sobre todo en lo tocante al manejo de los novísimos dispositivos técnicos. En el régimen socialista, la psicología investiga el proceso relativo a la formación del perfil moral del nuevo hombre, en particular de la nueva generación, busca los recursos y métodos que contribuyan al desarrollo polifacético de la personalidad, de sus facultades físicas e intelectuales. Al descubrir las leyes de la actividad psíquica, el origen y desarrollo de la misma, la psicología proporciona un valioso material para elaborar la teoría materialista dialéctica del conocimiento y de la lógica (Psique, Actividad nerviosa superior).

Diccionario filosófico · 1965:382

Psicología

(griego psyche: alma, y logos: doctrina, palabra.) Ciencia de las leyes del nacimiento y funcionamiento del reflejo psíquico de la realidad objetiva en el proceso de la actividad del hombre y la conducta de los animales. La psicología apareció en la remota antigüedad y se desarrolló durante largo tiempo en el seno de la filosofía, alcanzando un alto nivel en las obras de Aristóteles, el cual ofreció el primer sistema de conceptos de la psicología. En los tiempos nuevos, Descartes descubre la naturaleza refleja de la conducta. Los materialistas franceses apoyaban el presupuesto sobre la naturaleza material de la psique y su condicionamiento por el medio social. Los representantes de la filosofía clásica alemana (en primer lugar, Hegel), basándose en el idealismo, propusieron el enfoque histórico de la interpretación de los fenómenos psíquicos. La historia de la psicología es la historia de la lucha entre el materialismo y el idealismo. La cuestión principal cuya solución determina las posiciones materialistas o idealistas en psicología es el de la naturaleza de la psique: ¿es la psique un producto del desarrollo de la materia o una substancia que no depende de la materia? A mediados del siglo 19, la psicología, en virtud de la incorporación del experimento, se segregó como esfera independiente del saber. Sin embargo, las posiciones metodológicas subjetivistas falsas de muchos representantes de la psicología de aquel entonces condujeron la psicología burguesa a una crisis. En el siglo 20 la misma se dividió en varias corrientes: behaviorismo, psicología de la Gestalt, freudismo y otras. La base metodológica y científico-natural de la psicología soviética es el materialismo dialéctico e histórico, y las doctrinas de Séchenov y de Pávlov sobre los mecanismos reflejos del cerebro respectivamente. La psicología está muy diferenciada y abarca, además de la psicología general, que estudia la esencia y las leyes de la actividad psíquica, la psicología infantil, pedagógica, ingeniera, cósmica, del trabajo, &c. Una importante tarea de la psicología consiste en investigar la actividad laboral de los hombres, sobre todo en virtud de la aparición de la novísima técnica, en elaborar las bases teóricas del proceso de enseñanza y de educación comunista del individuo integralmente desarrollado, así como en estudiar los procesos de dirección.

Diccionario de filosofía · 1984:354-355