Filosofía en español 
Filosofía en español

Silogismo

Silogismo

El silogismo es la forma fundamental del argumento en la lógica formal. La noción de silogismo fue introducida en la ciencia por Aristóteles, quien lo consideraba como la forma fundamental del conocimiento científico que permite de dos proposiciones conocidas deducir nuevos y distintos juicios. Así, el silogismo es un argumento en el que de dos juicios, las llamadas premisas, se obtiene por intermedio del concepto común (término medio) contenido en ambas premisas, un nuevo juicio, deducción o conclusión. La forma más general de un silogismo se construye según este tipo: “Todos los hombres son mortales. Juan es un hombre. Por consiguiente, Juan es mortal”. En este silogismo, el concepto “hombre” es el término medio, el concepto común de ambas premisas, y que hace posible la consiguiente conclusión. El silogismo en Aristóteles tuvo, en gran medida, un contenido y significado reales, objetivos. La escolástica y la lógica formal convirtieron el silogismo en una cosa muerta, concentrando toda su atención en la elaboración de formas de silogismo (figuras y modos). En los Cuadernos Filosóficos Lenin cita la siguiente tesis de Hegel: “Todas las cosas son un argumento, alguno general, relacionado mediante la particularidad con la unidad; pero, claro está, no son un todo integro compuesto de tres proposiciones”. Haciendo notar la profundidad de esta observación de Hegel, Lenin escribe: “¡Muy bien! las ‘figuras’ lógicas más habituales... son las relaciones más habituales, escolarmente disimuladas, sit venia verbo (sea permitido decirlo) de las cosas”. De esta manera, si se rechaza el formalismo en su aplicación, en el silogismo hay un contenido racional, el reflejo de las conexiones y relaciones de las cosas.

Diccionario filosófico marxista · 1946:276-277

Silogismo

Ver Razonamiento.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:463

Silogística

Teoría acerca del razonamiento silogístico, históricamente primer sistema lógico de deducción, formulado ya por Aristóteles. El objetivo fundamental de la silogística estriba en aclarar cuáles son las condiciones generales en que, de unos juicios que afirman si el predicado es o no inherente al sujeto y que se presentan en calidad de premisas de una conclusión, se sigue, o no, necesariamente, una consecuencia determinada. Todo silogismo consta de tres juicios: dos premisas y una conclusión. Los juicios que contienen un término que no entra en la conclusión (se denomina término medio) constituyen las premisas del silogismo. Según la posición del término medio en las premisas, todos los silogismos se clasifican en cuatro figuras: en estas figuras, según sea el tipo de las constantes lógicas (“inherente a todos”, “no inherente a ninguno”, “inherente a algunos”, “no inherentes a algunos”) que conectan los términos, se distinguen modos (Figuras y modos del silogismo). Junto a la silogística asertórica, Aristóteles sentó también las bases de la silogística modal (Modalidad), de la que aparecen como constantes lógicas los nexos sobre lo inherente o no inherente de manera real, necesaria, posible y casual. Desde el punto de vista de la lógica formal contemporánea, la silogística asertórica constituye una teoría relativamente limitada de la deducción. Utilizando los recursos y métodos de la lógica matemática, se logra establecer una estructura sistemática de la silogística como sistema lógico formal. Se le da una forma rigurosamente axiomática, se demuestra la no contradicción, la completitud y la decidibilidad del sistema.

Diccionario filosófico · 1965:422

Silogismo

Véase Silogística.

Silogística

Doctrina de la ilación silogística (silogismo); sistema lógico de deducción, históricamente primero, formulado por Aristóteles. Veamos un ejemplo del silogismo: “Si todo metal es electroconductor, y algunos líquidos son metales, algunos líquidos son electroconductores”. El silogismo se compone de tres términos que constituyen por pares tres juicios de la estructura sujeto-predicado: dos premisas y conclusión. La función principal de la silogística consiste en aclarar en que caso se deduce (o no se deduce) necesariamente una conclusión determinada. Valiéndose de los medios y métodos de la lógica matemática, se construye la silogística como teoría formalizada, se realiza su rigurosa axiomatización y se demuestran el carácter no contradictorio y la solubilidad de este sistema.

Diccionario de filosofía · 1984:393-394