Filosofía en español 
Filosofía en español

Sócrates

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

Sócrates (469-399 a.n.e.)

Filósofo idealista de la Grecia antigua, adversario del materialismo, de las ciencias naturales y del ateísmo. El círculo aristocrático agrupado alrededor de Sócrates era el centro de la lucha ideológica y política contra la democracia de Atenas. Formaban parte de ese círculo: Platón (ver), Critias (quien después de la derrota de la democracia encabezó a los treinta tiranos de Atenas), los traidores Alcibíades y Jenofonte. Poco después de la victoria de la reacción, fue restaurado el poder democrático y Sócrates condenado a muerte por su actividad antipopular. Sócrates no dejó ninguna obra escrita, pero su doctrina se había difundido ampliamente y llegó hasta nosotros gracias a los escritos de Platón, Jenofonte y Aristófanes. Según Sócrates, el objeto de la filosofía es el de enseñar la virtud. A este efecto, es preciso conocer previamente las normas éticas generales, el bien universal, pues la virtud y el conocimiento no forman más que una unidad. El conocimiento de sí, fuente de la virtud, comienza por la duda. “Sólo sé que no sé nada”, repetía Sócrates. El método socrático tiene por objeto el descubrimiento de la “verdad” por medio de las disensiones. Proponiendo preguntas a sus interlocutores, Sócrates los llevaba a reconocer su ignorancia (“ironía”), después a adquirir conciencia de la virtud, o dicho de otro modo, ayudaba al pensamiento a “dar a luz” (“mayéutica”). La noción general del bien estaba determinada por la confrontación de una serie de casos particulares (“inducción”). Este método, que es coronado por la división de los conceptos en géneros y especies (“definición”), fue una de las fuentes de la dialéctica idealista del discípulo de Sócrates, Platón. Sócrates repudiaba el conocimiento de la naturaleza y consideraba que el hombre no puede acceder a él. Predicaba la teleología vulgar.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:474-475

Sócrates (469-399)

Filósofo de la antigua Grecia, autor de una doctrina que señala un viraje del naturalismo materialista al idealismo. Vivió y enseñó en Atenas, donde tuvo numerosos discípulos: Platón, Antístenes, Aristipo, Euclides de Megara. Acerca de la doctrina de Sócrates, que no escribió nada, sólo se puede juzgar por los testimonios de Platón y Aristóteles. La estructura del mundo, la naturaleza física de las cosas, son incognoscibles: solamente podemos conocernos a nosotros mismos, Sócrates expresó esta manera de concebir el objeto del conocimiento mediante la fórmula: “Conócete a ti mismo”. El objetivo supremo del saber no es de carácter teórico, sino práctico: el arte de vivir. El conocimiento, según Sócrates, es el pensamiento, el concepto sobre lo general. Los conceptos se ponen de manifiesto por medio de la definición, y se generalizan mediante la inducción. El propio Sócrates dio ejemplos de definición y generalización de conceptos éticos (por ejemplo, de la virtud, de la justicia). La definición de un concepto es precedida de una conversación en cuyo transcurso, por medio de preguntas sucesivas, se hace ver al interlocutor que se contradice a sí mismo. El descubrimiento de las contradicciones permite desechar el conocimiento aparente, y la inquietud en que ello sume al entendimiento, estimula a pensar en busca de la verdad auténtica. Sócrates comparaba sus métodos de investigación con el “arte de la comadrona”; su método de preguntas que presupone una actitud crítica frente a las afirmaciones dogmáticas, ha recibido el nombre de “ironía” socrática. La ética de Sócrates es racionalista: a juicio de Sócrates, las malas acciones se deben únicamente a la ignorancia y no hay nadie que sea malo por su propia voluntad.

Diccionario filosófico · 1965:436

Sócrates (469-399 a.n.e.)

Filósofo antiguo griego, cuya doctrina marca el viraje del naturalismo materialista al idealismo. Vivió en Atenas donde tenía numerosos discípulos: Platón, Antístenes, Arístipo y otros. De la doctrina de Sócrates, que no escribió nada, sólo podemos juzgar por los testimonios de Platón y Aristóteles. La estructura del mundo y la naturaleza física de las cosas son incognoscibles; sólo podemos conocernos a nosotros mismos. Sócrates expresó esta comprensión del objeto del conocimiento con la fórmula de “conócete a tí mismo”. Según Sócrates, el conocimiento es idea, concepto de lo general. Los conceptos se ponen en claro a través de las definiciones y se generalizan mediante la inducción. El propio Sócrates dio ejemplos de definición y generalización de los conceptos éticos (por ejemplo, del coraje, de la justicia). A la definición del concepto le precede la charla, en el curso de la cual por medio de una serie de preguntas consecutivas se revelan las contradicciones del interlocutor. Al descubrir las contradicciones, se elimina el conocimiento falso, y la intranquilidad que se apodera del intelecto estimula el pensamiento a buscar la verdad auténtica. El método de preguntas que usaba Sócrates y que suponen una actitud crítica hacia las afirmaciones dogmáticas recibió el nombre de “ironía” socrática. La ética de Sócrates es racionalista: los actos malos son engendrados únicamente por la ignorancia; nadie puede ser malo por buena voluntad.

Diccionario de filosofía · 1984:406