Filosofía en español 
Filosofía en español

Zoroastrismo

no figura

Diccionario filosófico marxista · 1946

no figura

Diccionario filosófico abreviado · 1959

Zoroastrismo

Religión dualista del antiguo Irán; su fundación se atribuye al mítico profeta Zaratustra (Zoroastro). El zoroastrismo acabó de estructurarse definitivamente hacia el siglo VII a.n.e. Lo fundamental de esta religión estriba en su doctrina sobre la lucha constante, en el mundo, entre dos principios contrapuestos: el bien, encarnado en la luminosa divinidad de Ahura Mazda (Ormuz), y el mal, encarnado en la sombría divinidad de Angra-Mainiu (Ahrimán). Son propias del zoroastrismo ideas escatológicas (Escatología) sobre el fin del mundo, la recompensa en una vida de ultratumba, el juicio final y la resurrección de los muertos, acerca de una virgen que dará a luz al futuro salvador, ideas que ejercieron una gran influencia sobre el judaísmo y el cristianismo. Actualmente, el zoroastrismo existe en forma de parsismo, el cual, además de conservar las antiguas ideas dualistas, ha desarrollado la idea de un dios todopoderoso.

Diccionario filosófico · 1965:492

Zoroastrismo

Religión dualista antigua de Irán, cuya creación se atribuye al poeta mítico Zaratustra (Zoroastro). El zoroastrismo se formó definitivamente en el s. 7 a. n. e. Lo principal en el zoroastrismo es la doctrina de la lucha constante en el mundo entre dos principios opuestos: el bien, personificado en la divinidad de la luz, y el mal, personificado en la divinidad de las tinieblas. Son propias del zoroastrismo las ideas escatológicas (Escatología) sobre el fin del mundo, el castigo de ultratumba, el juicio final y la resurrección de los muertos y el alumbramiento por la virgen del futuro salvador, las cuales ejercieron una gran influencia sobre el judaísmo y el cristianismo. En nuestra época, el zoroastrismo existe en forma de parsismo en el que, no obstante haberse conservado las ideas dualistas anteriores, se han desarrollado las representaciones sobre un Dios único y todopoderoso.

Diccionario de filosofía · 1984:456