Filosofía en español 
Filosofía en español

Cuestiones proemiales

[ 270 ]

Idea antropológica del material antropológico

La Idea antropológica propiciará la consideración del material antropológico como el lugar en el que tienen efecto relaciones universales distributivas, nomotéticas, cualquiera que haya sido el origen de la especie humana hombre, una especie dada ya en su origen, desde sus principios. Esto no excluye la capacidad de la Idea antropológica para reconocer el cambio y la multiplicidad, no implica que esté siempre condenada a ver la uniformidad inmutable del nihil novum sub sole. Tales posiciones –posibles desde luego dentro de la Idea antropológica– sólo en algunos casos llegan a consolidarse tomando la forma de «antropología de predicados» [264]. La Idea antropológica encuentra precisamente su expresión más fértil cuando reconoce el cambio y la multiplicidad, sólo que este cambio y multiplicidad aparecerán expuestos precisamente como el despliegue de una Idea genérica de hombre que se desarrolla internamente, preferiblemente en formas cíclicas, y según estadios predeterminados. De este modo, la idea antropológica recupera el punto de vista histórico, pero entendido, eso sí, dentro del horizonte antropológico. Tal fue el punto de vista de los evolucionistas clásicos (Morgan, Tylor). La propia historia humana podrá ser entendida como un proceso nomotético, en el que se aplican, acaso de modo variado, las mismas leyes generales: esto se ve claro en el tratamiento que Marvin Harris da a la historia medieval europea en su libro Caníbales y reyes.

Pero aunque la Antropología, en el sentido de la antropología cultural moderna, constituye la principal forma de tratamiento del material según la Idea antropológica de hombre, sin embargo esta forma no es la única. En realidad, habría que decir que esta idea fue inaugurada por Platón, con su concepción cíclica de los procesos históricos, tal como se exponen, por ejemplo, en el libro III de Las Leyes. Porque las concepciones cíclicas de la historia son la forma más característica mediante la cual la Idea antropológica puede incorporar el punto de vista histórico. Los ciclos suponen, en efecto, la referencia a un sistema que permanece dado en los propios cambios, como las «revoluciones» de los planetas suponen el sistema solar inmutable (un sistema que fue, además, para los griegos el paradigma de los ciclos históricos). El caso de Spengler podría ser citado como confirmación, si se tiene en cuenta que La decadencia de Occidente pretende demostrar precisamente la negación de la historia universal [440-443]. Sin duda, esta tesis es una tesis de Filosofía de la Historia que consiste en negar la historia como historia de la Humanidad, como historia universal, en nombre de unas supuestas legalidades nomotéticas, pero no por ello materialistas (en el sentido, al menos, del «materialismo cultural»), que regulan a las culturas-organismos, cuyos paralelismos profundos constituirían el objeto de la nueva ciencia. {E&U/EPI 224-225 / BP04 4-28}

<<< Diccionario filosófico >>>