Filosofía en español 
Filosofía en español

Cuestiones proemiales

[ 272 ]

Manifestaciones del conflicto dialéctico entre la Idea antropológica y la Idea histórica del material antropológico

El conflicto entre la Idea antropológica y la Idea histórica se habría manifestado ya en el siglo pasado como el conflicto entre la Naturaleza y la Historia. Edgar Quinet, por ejemplo, pretendió definir la peculiaridad de la humanidad considerándola como un «reino» viviente, negándose a aceptar que el hombre pudiera considerarse como una especie (como una naturaleza específica), al lado de las otras especies zoológicas. Según él, lo que caracterizaría al hombre sería precisamente la historia (La Creación, libro VI, cap. 8). También Ortega y Gasset consideró como «sustancia» del hombre precisamente a su variación, a su proceso histórico (Historia como sistema, t. VI, pág. 40; Guillermo Dilthey y la Idea de vida, t. VI, pág. 181). Ahora bien, Ortega creyó incluso necesario apelar a la contraposición Heráclito/Parménides, para decir que el hombre no tiene naturaleza (eleática), sino historia (heraclítea), o bien, para decir que la naturaleza del hombre es su historia. No es lícito considerar como núcleo de la Idea histórica a la negación de la naturaleza humana. Más bien, la Idea histórica sitúa a la naturaleza humana en un horizonte ahistórico. Por esto hemos subrayado que lo distintivo de la Idea histórica, cuando es aplicada al hombre, es su condición de idea no exenta [269]. La Idea histórica de la humanidad puede reconocer etapas estables o invariantes, como los admite el biólogo evolucionista. Pero lo significativo es que tales etapas invariantes sean proyectadas en el conjunto del proceso global de transformación de la especie humana. {E&U/EPI 226-228}

<<< Diccionario filosófico >>>