La Conquista del Estado
Madrid, 25 de abril de 1931
 
número 7
página 1

El señor Giménez Caballero
ya no pertenece a «La Conquista del Estado»

Con gran frecuencia se enlaza por ahí el nombre de Giménez Caballero a nuestro periódico, presentándolo como el impulsor en la sombra. Hoy comunicamos a los lectores que Giménez Caballero no pertenece ya a la organización de La Conquista del Estado. Ha sido, sí, un amigo nuestro, cuya colaboración hemos estimado mucho. Sin que aceptemos sus particularísimos puntos de vista, fluctuantes en presencia de los hechos, nos interesa decir que son un poco injustos los ataques que se le dirigen.

Giménez Caballero, en nuestra opinión, tiene sólo el defecto de lanzarse a los escarceos políticos con un exclusivo sentido literario, sin capacidad para enfrentarse con las durezas de la realidad. Pero es un hombre, sin duda, de emoción impoluta, que juega limpio en los escollos con que, sin quererlo ni saberlo, se tropieza.

Ha reconocido –y le hemos ayudado a reconocer noblemente– que no está hecho para las bregas políticas, y así, a completa satisfacción nuestra, abandona en estos momentos La Conquista del Estado.

Desde el primer día se nos tachó infundadamente de fascistas. Es verdad que este apellido sigue a Giménez Caballero como la sombra al cuerpo. Contra su voluntad, claro. No sabemos ni comprendemos qué es eso de ser fascista en España. También quisiéramos que desapareciese esa leyenda contra Giménez Caballero, y si se nos adscribió a nosotros por estar él aquí, parece lógico que nadie siga esgrimiendo la falsedad. Pero esto nos importa poco. Lo que somos está bien claro en los números de nuestro periódico. Léase con los ojos abiertos y la mente abierta. El que sea capaz de abrir ambas cosas.

Imprima esta pagina Informa de esta pagina por correo

www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2010 www.filosofia.org
Ernesto Giménez Caballero
La Conquista del Estado
1930-1939
Hemeroteca