Gaceta de Madrid
Madrid, sábado 10 de junio de 1843
 
número 3169
páginas 2-3

[ Resoluciones para llevar a efecto la creación de la facultad de filosofía ]

ministerio de la gobernación de la península

Sección de instrucción pública.

Para llevar a efecto lo dispuesto en el decreto de 8 del corriente, relativo a la creación de la facultad de filosofía, S. A. el Regente del Reino ha tenido a bien resolver lo siguiente:

1º Los que aspiren a la matrícula de filosofía, tanto en las universidades como en los institutos de segunda enseñanza, se sujetarán a un examen de todos los conocimientos que son objeto de la enseñanza primaria elemental y superior. Lo serán todos igualmente de latinidad, retórica y poética. Serán examinadores los catedráticos de idiomas y los de los estudios preliminares de filosofía, formando turnos al efecto.

2º También se admitirá a la matrícula al que justifique los expresados estudios y quiera dedicarse especialmente a alguna de las ciencias que comprende la facultad de filosofía.

Los que hasta el día hubieran cursado en una universidad, instituto o escuela especial, nacional o extranjera alguna de las materias comprendidas bajo el nombre de estudios de ampliación o superiores podrán incorporar dichos estudios en la facultad de filosofía; pero en tal caso deberán recibir el grado de bachiller dentro de seis meses.

3º Los profesores que de otros establecimientos pasasen a ocupar plaza de catedráticos en la facultad de filosofía conservarán como personales los sueldos que en el día disfrutan, si lo gozasen mayor.

4º Los catedráticos de los referidos establecimientos, que en virtud de la nueva facultad que se crea quedaren cesantes, serán clasificados como cesantes conforme a lo que previene la legislación actual.

5º El rector de la universidad como tal tiene las mismas atribuciones en la facultad de filosofía que en las demás facultades académicas.

6º Los doctores de la expresada facultad formarán parte de los claustros generales de las universidades, a cuyas sesiones serán convocados por el rector.

7º El curso en la facultad de filosofía durará el mismo tiempo que en las demás profesiones.

8º Cada lección será de hora y media.

9º Las cátedras de mineralogía y de zoología continuarán en el museo de ciencias naturales, la de botánica en el jardín botánico y la de meteorología y astronomía en el observatorio meteorológico, hasta tanto que se disponga otra cosa.

10º El museo de ciencias naturales conservará el carácter de tal con sus dependencias y empleados.

11º Para el gobierno del museo se creará una junta compuesta de personas inteligentes en los diversos ramos que abraza, cuyo cargo será gratuito y honorífico. Esta junta será presidida por la persona que el Gobierno designe.

12º La administración económica del museo estará bajo la inspección de la junta de centralización de los fondos propios de los establecimientos de Instrucción pública, y la misma recaudará las cantidades que en los presupuestos del Estado se señalen para cubrir los gastos.

13º Los profesores de la facultad de filosofía tendrán presente para sus explicaciones la extensión y orden de materias siguiente:

14º Curso primero. = Sección primera, un catedrático. = Nociones generales de filosofía, gramática general, literatura antigua y moderna. Las nociones generales de filosofía tendrán por objeto dar a conocer a los cursantes la marcha de la razón filosófica, extensión dada a la filosofía, conocimientos que abraza y clasificación de ellos, origen de la filosofía, métodos empleados en sus investigaciones, utilidad de su estudio y relaciones con otras ciencias. En este estudio podrán emplearse 30 lecciones.

La gramática general y principios de literatura, dando a conocer la antigua y la moderna, debe considerarse como el complemento del estudio de idiomas. Se dará a conocer el estudio del lenguaje, sus ventajas e influencia; determinando el distinto objeto de las gramáticas particulares, el de la general y el de la literatura, pasando después a las nociones que son propias a cada una de ellas. El resto del curo se distribuirá en estas dos enseñanzas según el profesor halle más conveniente. Tres lecciones en cada semana.

15º Segunda sección, un catedrático. = Se dará con toda extensión la aritmética, el álgebra hasta ecuaciones de segundo grado, valiéndose de las demostraciones más sencillas, y por último con la extensión debida la geometría tan interesante para todas las clases de la sociedad. En el final del curso se darán 80 lecciones de elementos de historia natural. En cada una de ellas se procurará exponer las bases, objeto y modo de conseguirlo para rectificar las ideas equivocadas que suelen acompañar desde la niñez, procurando difundir el espíritu de clasificar, tan útil en el estudio de cualquiera ciencia. Las lecciones serán diarias.

16º Curso segundo. = Primera sección, un catedrático. = Se completará el estudio del álgebra, y continuando el de la geometría deben exponerse los tratados de trigonometría rectilínea y esférica para hacer en seguida la aplicación del álgebra a la geometría, continuando en el estudio de las curvas, que se llaman secciones cónicas. Las lecciones serán diarias.

17º Segunda sección, un catedrático. = Psicología, ideología y lógica. Como fundamento de la lógica y de la filosofía moral, deberá hacerse el estudio psicológico del hombre, procurando convencer de la existencia del alma, dar a conocer su naturaleza, sus relaciones, potencias, facultades y operaciones, obteniendo como resultado de este estudio el conocimiento del hombre intelectual y moral. Apreciando después la primera de las operaciones del entendimiento se pondrá particular atención en la formación y clasificación de las ideas, en los medios de determinarlas y hacerlas exactas, como base de la lógica, en la que se descenderá ya a las demás consideraciones intelectuales que constituyen nuestra inteligencia. Las lecciones serán diarias.

18º Curso tercero. = Sección primera, un catedrático. = Física experimental con nociones de química, geografía y cosmografía. Deberán exponerse con toda extensión las propiedades generales de los cuerpos en sus tres estados, y acciones que ejercen en ellos los principales agentes o fuerzas de la naturaleza, deteniéndose en los fluidos imponderados en el grado de adelanto en que se encuentran en el día, en lo que podrá emplearse la mayor parte del curso. No hay necesidad de hacer tratados aparte de geografía y cosmografía: en el estado de la física pueden exponerse como aplicación de aquella una porción de nociones de estas dos ciencias que deben generalizarse todo lo posible. En los dos últimos meses del curso se expondrán las nociones de química, que deberán reducirse al estudio del oxígeno y principales cuerpos simples, tanto metaloideos como metales, e igualmente los principales compuestos binarios que estos forman unos con otros, dando por último algunas nociones de los ternarios y cuaternarios, para tener alguna idea de la química orgánica. Cuatro lecciones por semana.

19º Sección segunda, un catedrático. = Filosofía moral, teología natural, fundamentos de religión. Recordando los conocimientos psicológicos del año anterior, se procurará completar el antropológico del hombre para poder fundar sobre él un sistema racional de moral; se procederá a determinar la moralidad de las acciones, las relaciones diferentes del hombre, y según ellas sus distintos deberes, cuidando de establecer principios generales que tengan aplicación a cualquier estado y circunstancias de la vida, y no confundiendo la moral con el derecho natural ni con la legislación. En la teología natural se probará la existencia de Dios, se darán a conocer sus atributos, se convencerá de la necesidad de llamar a la revelación en auxilio de la razón; de aquí se descenderá a dar noticia de las diversas religiones que se conocen, de los caracteres que demuestran la verdad y la divinidad de la religión cristiana, llamando sobre todo la atención acerca de su moral y la influencia que ha ejercido en la civilización de los pueblos. Las lecciones serán diarias.

20º Con estos estudios se recibirá el grado de bachiller, y sobre ellos versarán los exámenes.

21º En los cursos posteriores al grado de bachiller se tendrá presente que son de ampliación y en gran parte complementarios de los conocimientos anteriores, por lo que se procurará darles toda la extensión de que sean susceptibles.

22º Curso cuarto. = Sección primera, un catedrático. = Cálculo diferencial e integral y geometría analítica. El estudio de los cálculos es lo más esencial para la ampliación de los estudios filosóficos, es el instrumento para adquirirlos de un modo fundamental, y por lo tanto debe exponerse tanto el diferencial como el integral, valiéndose de todos los medios sencillos para que pueda adquirirse su conocimiento con la mayor facilidad. No es menos interesante el estudio de la geometría analítica como ampliación de los estudios anteriores, y tan necesarios que luego sirven para profundizar las grandes cuestiones que son el objeto de las asignaturas superiores. Las lecciones serán diarias.

23º Sección segunda, un catedrático. = Física experimental y meteorología. Será su objeto ampliar el estudio de la física experimental y de la meteorología, y como ya se suponen los medios suficientes para hacer este estudio de un modo radical podrán desarrollarse los conocimientos adquiridos con el auxilio de los cálculos, y exponer todos cuantos adelantos ha hecho esta ciencia en los fluidos imponderados que tanta influencia tienen en los grandes fenómenos de la naturaleza, cuyo conocimiento constituye la meteorología. Cuatro lecciones semanales.

24º Curso quinto. = Sección primera, un catedrático. = Química inorgánica. Debe exponerse la química inorgánica en su total desarrollo. No basta el conocimiento de los cuerpos simples y sus principales combinaciones; ya adquirido preciso es volver a tratar de estos cuerpos con toda la detención y amplitud que exigen los adelantos actuales, que en pocos años han sido rapidísimos. Esta clase de conocimientos son muy oportunos para el desarrollo de la industria, tan necesaria a la nación. Tres lecciones en la semana.

25º Sección segunda, un catedrático. = Mineralogía. El conocimiento del reino inorgánico, como un ramo importantísimo de la historia natural, podrá adquirirse completamente con las nociones precedentes. Deberá exponerse con toda distinción, acompañando a la explicación la vista de los ejemplares, que tanto facilitan su inteligencia. Las lecciones serán diarias.

26º Curso sexto. = Sección primera, un catedrático. = Química orgánica. Continuando el estudio de la química debe exponerse la orgánica tal como se encuentra en la actualidad. En pocos años ha cambiado totalmente de aspecto, y la industria ha recogido resultados gigantescos. Preciso es exponerla en el grado de perfección en que se encuentra, para poder apreciar en lo sucesivo el resultado de las muchas investigaciones en que se ocupan en la actualidad los químicos de primer orden. Cuatro lecciones por semana.

27º Segunda sección, un catedrático. = Geología. La geología ha salido del campo de las suposiciones gratuitas que la imaginación más o menos exaltada ha sugerido para explicar las grandes catástrofes que ha sufrido la tierra: está en el día fundada sobre hechos numerosos y bien conocidos, a consecuencia de tantos viajes y trabajos de investigación hechos con este objeto. Cuatro lecciones por semana.

28º Curso séptimo. = Sección primera, un catedrático. = Botánica. El estudio de este ramo de la historia natural exige que la estación sea favorable, para que la vista de las plantas auxilie las explicaciones del profesor, y puedan aplicarse prácticamente las reglas para determinarlos. Se debe dar idea de los diversos sistemas que se han seguido para calificar los vegetales.

29º Sección segunda, dos catedráticos. = Zoología. El estudio de la zoología, sirviéndole de base el de la anatomía comparada, es del mayor interés y completa el estudio de las ciencias naturales. Ha llegado a ser este tan sumamente extenso, que en el día se divide en dos grandes grupos, formando cada uno el objeto de un curso; tales son los animales vertebrados y los invertebrados. Tres lecciones por semana de cada una de las secciones.

30º Hechos estos estudios se podrá aspirar al grado de licenciado, siendo objeto del examen todas las asignaturas que se han cursado.

31º A los siguientes estudios superiores deberá dárseles el giro y extensión científica que su importancia reclama.

32º Curso octavo. = Sección primera, un catedrático. = Mecánica racional con el conocimiento de los cálculos y el de la geometría analítica. Se puede dar un curso completo de mecánica racional o especulativa. Cuatro lecciones por semana.

33º Segunda sección, un catedrático. = Metafísica. Se recorrerán las diversas partes que abraza la metafísica, y se dará la extensión oportuna a las importantes cuestiones y sistemas que ya en la psicología, en la ideología y aun en la moral se hubiesen tocado ligeramente como estudios preliminares. Cuatro lecciones por semana.

34º Curso noveno. = Sección primera, un catedrático. = Historia de la filosofía. En este importante estudio se tendrá presente el giro y extensión científica que modernamente se ha dado a la filosofía, procurando no solo seguir a los hombres que en ella floreciesen y las naciones en que lo hicieron, sino que estudiarán las principales escuelas, sus distintos sistemas, sus reformas y variaciones sucesivas, sus ventajas, sus inconvenientes e influencia que han ejercido en la ciencia. Esta extensión es tanto más necesaria, cuanto que no es posible por ahora establecer cátedras en que con separación se enseñe la filosofía según las principales escuelas. Tres lecciones por semana.

35º Sección segunda, un catedrático. = Astronomía. El estudio de la astronomía puede hacerse con todo el desarrollo del cálculo, exponiendo las grandes cuestiones de que se ocupa el tratado titulado Laplace. Este ramo ha llegado a tal perfección, que puede considerarse como el más completo en el día. Es tal su influencia, que sin astronomía no hay geografía; sin esta no hay mapas, y sin estos es imposible tener las mejores medidas administrativas políticas ni militares. No debe quedar sin consultar la grande obra de Neuton titulada Filosofía natural, puesto que descubierta la atracción neutoniana se han podido resolver una porción de cuestiones en que no se sabe qué admirar más, si lo extraordinario y sublime de ellas, o si el encadenamiento de verdades que conducen a la solución de aquellas cuestiones que parecen imposibles de resolver. Hallar la masa de la tierra, y su peso, así como estas dos circunstancias en los demás planetas y en el sol, determinar la densidad de semejantes cuerpos, que tan fuera están de nuestro alcance, comparándola con la del agua destilada, son seguramente investigaciones tan sublimes que parece estuvieran reservadas solo a la divinidad, y no es extraño que se consideren como inaccesibles cuando no se conocen los principios de que se derivan. Tres lecciones por semana.

36º Hechos estudios y recibidos los grados precedentes, podrá optarse al doctorado practicando los ejercicios que en la parte relativa a exámenes se establecerán.

De orden de S. A. lo comunico a V. S. para su inteligencia y demás efectos. Dios guarde a V. S. muchos años. Madrid 9 de Junio de 1843. = La Serna. = Sr. rector de la universidad literaria de…

 
——
· 1843 0608 Espartero crea en Madrid una facultad completa de filosofía
· 1843 0609 Resoluciones para llevar a efecto la creación de la facultad de filosofía
· 1843 0614 Espartero nombra los catedráticos de la facultad de filosofía
· 1843 0830 El Gobierno provisional anula cuanto se refiere a la facultad de filosofía

[ La versión de la Gaceta repite como 22 la resolución 23, error heredado hasta el final, por lo que parece que son 35 y no 36 las resoluciones. Aquí va salvado tal error (como ya lo hicieron las reediciones coetáneas). ]

Imprima esta pagina Informa de esta pagina por correo

filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2015 filosofia.org
Filosofía administrada
1840-1849
Hemeroteca