Filosofía en español 
Filosofía en español


Infracciones de los días festivos

Los moros y los judíos quienes la España concede generosa hospitalidad, están abusando de este beneficio con el menosprecio público de nuestras leyes. En tanto que respetan y observan sus viernes y sus sábados en cuyos días, se abstienen de toda obra servil, no hay día festivo para los católicos, en que no aturdan las plazas y las calles anunciando lo que venden. Mal puede estar permitido a moros y a judíos lo que está prohibido a los cristianos, y pues éstos observan o deben observar la ley civil, de desear es que se vigile más, para que se cumpla mejor.

No se opone menos a la santificación de las fiestas el tener abiertos al público las administraciones de Loterías. Aun es más escandalosa la infracción de aquellos establecimientos y fábricas, que aun teniendo cerradas las puertas, el humo del vapor y el ruido de centenares de trabajadores, están diciendo a gritos: aquí se infringe el precepto de la santificación de las fiestas.

Mucho, mucho hay que hacer para que en España sean medianamente observadas y guardadas aun las fiestas no suprimidas.

Prohibición de celebrar ferias en días festivos

Por el ministerio de Gracia y Justicia se ha prevenido que los mercados y las ferias que celebren los pueblos en los domingos y días festivos, deben trasladarse desde primero de Setiembre a los días que no sean festivos, a no ser que los Prelados diocesanos, por graves y bien probadas causas, concedan licencias a pueblos o puntos determinados.