Mercurio Peruano
Revista mensual de ciencias sociales y letras

 
Lima, agosto de 1919 · número 14
año II, vol. III, páginas 154-157

Revistas de revistas

[ Día de la Raza ]

Programa de los juegos florales. Auspiciados por el Círculo Español
de Córdoba (Argentina) para conmemorar el día glorioso de la raza.

En este período crítico de la historia, atraviesa España por una fase de renovación innegable. El genio de la Raza, dormido por tanto tiempo bajo la balumba de múltiples factores que, en el andar de los siglos, se presentaron, despierta lleno de portentosa vitalidad, y, sacudiendo sus gigantes alas, remóntase a las alturas luminosas, en las cuales, un día, brilló con resplandores inefables, calentando la tierra con el fuego sagrado de su inspiración.

Al cansancio originado por el enorme desgaste de quien produjo diecinueve naciones, algunos menguados filósofos dieron el nombre de muerte, y al solar en que el genio descansaba, la injuriosa denominación de tumba.

Pero se equivocaron. El genio dormía y despertó.

España, que, a fines del pasado siglo, vio derramada a torrentes la sangre de sus hijos y arrancados los últimos pedazos de su vasto imperio colonial, ha conseguido en diecinueve años, lo que ninguna nación del mundo consiguiera.

Las ciencias, las artes, las industrias han tendido, en pos del genio inmortal, su encumbrado vuelo. [155]

Es el espíritu caballeresco de la Raza que surge entre explosiones de vida, para ocupar en la historia de la humanidad el sitio de preferencia que por derecho le corresponde.

Hoy, la España fuerte, la España rediviva, ha dirigido su voz a las naciones que fueron fruto de su prodigiosa fecundidad, y éstas han respondido al llamamiento, y hoy es el genio de la Raza hispano-americana el que se levanta triunfante para afrontar el destino que le señala la Providencia.

Por eso, la Colectividad Española, penetrada de la honda significación que el 12 de Octubre representa, hace un cariñoso llamado a la gran familia hispano-americana para estrechar los vínculos de esa augusta fraternidad, y en ese ingente conglomerado, «esculpir el alma de la raza».

Nada más a propósito para llegar a ese fin deseado, que la clásica fiesta de los Juegos Florales, la que, evocando los tiempos caballerescos, suscita las mismas levantadas ideas y los mismos ennoblecedores pensamientos que labraron la grandeza de España en los siglos de su regio esplendor y de su magnífica gloria.

Americanos y españoles: cuantos sentís amor a la belleza y expresarla sabéis en el hermoso lenguaje de Castilla, venid a honrar nuestro torneo literario, donde ha de escucharse el latido poderoso de la Raza.

Poetas: El Círculo Español de Córdoba abre a los bizarros paladines las puertas de un nuevo «Consistorio del Gay-saber»; medid vuestras fuerzas, elegid el arma de combate, y la Reina de los Juegos Florales colocará en vuestras manos la palma inmarcesible del vencedor.

I. «Poesía» con libertad de metro, rima y extensión sobre asuntos relacionados con la FE, el AMOR o la PATRIA.
Flor natural y Premio de Honor y Distinción solicitado a S. M. Alfonso XII.

II. «El ideal del patriotismo argentino». Prosa. Ideas y sentimientos en que el Pueblo debe afianzar el concepto de la nacionalidad.
Premio del Excmo. Gobierno de Córdoba, consistente en ochenta argentinos.

III. «Breve ensayo histórico sobre la fundación de Córdoba». Prosa.
Premio de la H. Municipalidad de Córdoba: cincuenta argentinos.

IV. «Ensayo crítico sobre el carácter de la colonización española en América». Prosa.
Premio de la H. Cámara de Diputados de la Nación, consistente en una plaqueta de plata, y de la H. Cámara de Senadores de la Provincia, en treinta argentinos.

V. «Cuento o novela breve» sobre temas relacionados con la vida colonial o independiente de la Argentina.
Premio de la H. Cámara de Diputados de la Provincia: cincuenta argentinos.

VI. «Influencia de la poesía española en la cultura americana». Prosa.
Premio del Club Social de Córdoba: una rosa de oro. [156]

VII. «Canto a los Juegos Olímpicos». Poesía con libertad de metro, rima y extensión.
Premio Jockey Club de Córdoba: quinientos pesos min.

VIII. «Influencia de la Colectividad Española en el progreso argentino». Prosa.
Premio de la Asociación Patriótica Española de Buenos Aires: objeto de arte y medalla de oro.

IX. «Canto al Fundador de Córdoba». Poesía con libertad de metro, rima y extensión.
Premio del Club Español de Buenos Aires: treinta argentinos.

X. «La raza hispano-americana». Canto con libertad de metro, rima y extensión.
Premio de la Comisión Pro-Juegos Florales: una artística medalla de oro.

XI. «Lema musical. Marcha triunfal a gran orquesta», con partitura y partes instrumentales.
Premio del Círculo Español de Córdoba, consistente en mil pesetas.

Condiciones

I. Los trabajos serán originales, inéditos, redactados en lengua castellana y escritos a máquina, serán dirigidos al doctor J. Espejo Pérez, secretario de la Comisión pro-Juegos Florales –Círculo Español, 27 de Abril 152, Córdoba–, en sobre cerrado, dentro del cual habrá otro sobre que contendrá en su interior el nombre del autor y su domicilio, y en la cubierta exterior, el seudónimo con que ha de estar firmada la composición, el tema a que corresponde y el lema que encabeza dicha composición.

II. El Jurado podrá adjudicar a cada tema los Accésits y Menciones Honoríficas que, a su juicio, merecieren los trabajos presentados.

III. El Círculo Español se reserva el derecho de publicar, por una sola vez, los trabajos que hubieren merecido premio, accésit o mención honorífica. Este derecho caducará el 12 de Octubre de 1920.

IV. El Jurado dará a conocer su veredicto con la suficiente antelación, y los autores premiados deberán presentarse al acto de la distribución de premios, o nombrar personas que los representen.

V. El poeta agraciado con la flor natural tendrá derecho a elegir la reina del torneo; mas, en el caso de que renunciare o no hiciere uso de tal derecho, éste recaerá en la Comisión Pro-Juegos Florales.

VI. La marcha que obtenga el premio del tema musical, será ejecutada bajo la dirección de su autor, en el acto de ascender al trono la Reina del torneo.

VII. La época de presentación de trabajos finaliza el 15 de Septiembre del año en curso para la Argentina, y el 25 del mismo mes y año para el extranjero.

VIII. En lo que se refiere a los trabajos literarios, el jurado está constituido por los siguientes miembros: doctor Julio Echegaray, doctor Luis G. Martínez Villada, doctor J. Espejo Pérez, profesor Ángel P. Ávalos, señor José R. del Franco y R. P. Demetrio Velasco. [157]

En la parte musical, está compuesto por los siguientes profesores: señor Hugo del Carril, señorita Alicia Olmedo y señor Francisco Steck.

Córdoba, 15 de julio de 1919.

Presidente de la Comisión: José R. del Franco

Secretario: Juan Espejo Pérez

Vocales: Antonio Rivero, Manuel Rey, Demetrio Velasco Sch. P., Manuel González, Eloy Martínez, Manuel Martín, Arturo Trigueros, Jacinto Ortiz de Guinea.

Nota. La Comisión Pro-Juegos Florales suplica a los directores de publicaciones la reproducción del presente programa.

Imprima esta pagina Informa de esta pagina por correo

www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© 2011 www.filosofia.org
Edwin Elmore
Día de la Raza
1910-1919
Hemeroteca