Cuadernos del Congreso
por la Libertad de la Cultura
 
  1953-1965
 
artículos

Cuadernos del Congreso por la Libertad de la Cultura, París 1953, número 1 El Congreso por la Libertad de la Cultura, organización anticomunista impulsada por los Estados Unidos del Norte de América, tutelada y financiada directamente por la Agencia Central de Inteligencia norteamericana, comenzó su andadura pública en junio de 1950, en Berlín, y al poco instaló su cuartel general en París (inicialmente en 41 Avenue Montaigne).

El inicio de las actividades en lengua española del Congreso por la Libertad de la Cultura se retrasó unos meses respecto de lo que sucedió en otras lenguas: la revista Cuadernos del Congreso por la Libertad de la Cultura publica su primer número en marzo-mayo de 1953 –Stalin muere el 5 de marzo de 1953–, cuando ya llevan tiempo en marcha sus secciones en inglés (incluida la revista Freedom First del Indian Committee for Cultural Freedom, de Bombay), francés, italiano, alemán, japonés, &c. En marzo de 1951 ya había aparecido Preuves, revue mensuelle, dirigida por François Bondy (1915-2003); y ese mismo año comienza a publicarse en Berlín Kontakte, Mitteilungen vom Kongress für Kulturelle Freiheit. Desde 1948 ya se venía publicando en alemán Der Monat, editada por Melvin Lasky –nacido en Nueva York en 1920, trotskista devenido ardoroso anticomunista– y financiada inicialmente con fondos del Plan Marshall; embrión del propio CLC, en cuya organización participó Lasky activamente (en 1953 pertenecía al consejo editorial de Der Monat, Preuves y Encounter.) La revista británica Encounter había de entrar en combate en octubre de 1953, dentro del ejército del CLC, fundada por el periodista norteamericano Irving Kristol –nacido en 1920, también pasó por el trotskismo antes de incorporarse a la nómina del Congreso– y por el el poeta inglés Stephen Spender –nacido en 1909, le había dado tiempo a ejercitarse en las Brigadas Internacionales durante la Guerra de España antes de convertirse en mercenario del CLC y editor de la revista hasta 1966–.

En el primer número de Cuadernos (marzo-mayo 1953) se dice que: «El Congreso por la Libertad de la Cultura, constituido en el mes de junio de 1950, reúne a intelectuales, artistas y científicos de todos los países y de las diversas tendencias. Su único denominador común consiste en la voluntad de defender el derecho de crítica y el pensamiento libre.» Sobre el papel dirigen entonces la organización el suizo Denis de Rougemont, como «presidente del Ejecutivo» (1906-1985; cuatro meses después de la constitución del Congreso fundó en Ginebra, el 7 de octubre de 1950, el Centre Européen de la Culture), y el músico ruso Nicolás Nabokov (1903-1978), como «secretario general»; y la auspician los nombres de siete «presidentes de honor», dos de ellos fallecidos el año anterior: «† Benedetto Croce, † John Dewey, Karl Jaspers, Salvador de Madariaga, Jacques Maritain, Bertrand Russell, Reinhold Niebuhr.» Salvador de Madariaga (La Coruña 1886-Locarno 1978), fugaz ministro de Justicia y de Instrucción Pública y Bellas Artes siendo Alejandro Lerroux jefe del gobierno de la República española (1933-1934), diplomático y escritor exilado desde julio de 1936 en Inglaterra, cofundador en 1948 del Colegio de Europa, con sede en Brujas, desempeñó para el CLC más que una mera presidencia de honor.

Otros dos españoles fueron los principales ejecutores de los designios del CLC para España y los países de lengua española; ambos se habían destacado, avanzada la República, como «elementos trotskistas, aventureros y tránsfugas de la clase obrera, que figuraban en la Dirección del llamado POUM, Partido Obrero de Unificación Marxista» (como decía en 1960 la oficial Historia del Partido Comunista de España), convertidos durante la Guerra en socialdemócratas enemigos irreconciliables de comunismos y estalinismos antes de transformarse, tras la Segunda Guerra Mundial, en agentes de Washington, del socialcapitalismo que ya había incorporado al socialfascismo tras una eficiente desnazificación y se enfrentaba a muerte con el comunismo o socialismo real soviético:

Ignacio Iglesias Suárez, nacido en Mieres en 1912, superviviente del campo de concentración francés de Argelès sur Mer y de los campos de exterminio alemanes de Dachau y Allach, de donde fue liberado en abril de 1945 por tropas norteamericanas: unos meses después comienza a trabajar en París para la organización yanqui International Rescue Committee, que, una vez creada la CIA en 1947, se convierte en uno de sus brazos operativos. Una vez constituido el Congreso comienza a trabajar como traductor de su revista en francés Preuves, y se incorpora desde enero de 1953 a la puesta en marcha de Cuadernos, revista de la que fue secretario de redacción y después redactor jefe durante toda su existencia (hasta el número 100, septiembre de 1965). Como funcionario del Congreso, en el que se jubió en 1972, al cumplir los sesenta años, fue después Ignacio Iglesias secretario de redacción de la revista Mundo Nuevo (1966-1971) y de Aportes; y

Julián Gómez García (a) Julián Gorkin, nacido en Benifairó de los Valles en 1901, quien podía presumir de haber sido revolucionario profesional hasta 1929, a sueldo de Moscú como agente de la Komintern, de haber pasado parte de la Guerra en la cárcel, juzgado y condenado por la República, y que fue reclutado en su tranquilo retiro mexicano para convertirse en soldado profesional antiestalinista («y el trotskista y agente de Falange, Julián Gorkin, confiesa de plano igualmente a quién sirven sus infamias anticomunistas y quién las paga», dice de él Mundo Obrero ya el 22 de julio de 1948), cuya primera victoria consistió en airear, ocho años después de su neutralización, el nombre de Trotsky como víctima de Stalin y el del catalán Ramón Mercader como ejecutor (el famoso libro de Gorkin apareció en francés en 1948, en italiano en 1949, en español e inglés en 1950…); cuya segunda misión consistió en dar forma al relato del general Valentín González El Campesino (Vida y muerte en la URSS 1939-1949: en francés en 1950, en español en 1952, en inglés en 1953…); y a quien ya probada su eficiencia y fidelidad le fue encomendado luchar por la libertad de la Cultura: fue redactor jefe y director de Cuadernos, …

[ textos que figuran en la contraportada y en la contracubierta del número 1 ]

Fundada bajo los auspicios del Congreso por la Libertad de la Cultura, la revista trimestral cuadernos se propone como objetivo fundamental defender la libertad más gravemente amenazada en nuestro tiempo: la de la reflexión crítica y creadora, rebelde a las propagandas dirigidas y a las consignas partidistas.

Esta libertad, consubstancial con nuestra razón de ser y de existir, será defendida por cuadernos mediante una lucha tenaz contra todos los obstáculos y todas las trabas que traten de oponerse a la libre manifestación del espíritu crítico y del pensamiento, que constituyen la más preciada conquista del hombre y de los pueblos.

Nuestra revista abre sus páginas a la colaboración de los intelectuales de todas las tendencias democráticas. Nuestros colaboradores hablan siempre en su nombre personal y bajo su exclusiva responsabilidad; la revista sólo se responsabiliza de sus editoriales y de sus artículos, documentos y notas sin firma.

———

CUADERNOS

publicará en sus próximos números colaboraciones de:

Alfonso Reyes, Jules Romains (de la Academia Francesa), Víctor Alba, Luis Araquistain, Germán Arciniegas, Raymond Aron, Roger Caillois, José Carner, Jean Cassou, Michel Collinet, R. García Treviño, Gironella, G. Glaser, Fred Goldbeck, Natalicio González, Jean Guehenno, Sidney Hood, Karl Jaspers, Pierre-Jean Jouve, René Lalou, Rodolfo Llopis, Claude-Edmonde Magny, Gabriel Marcel, Thierry Maulnier, Joaquín Maurín, Czeslaw Milosz, Federica Montseny, André Philip, Th. Plievier, Fr. Ponge, Héctor Raurich, Linz do Rego, Eduardo Santos, Ignazio Silone, Stephen Spender, Jules Supervielle, Arnold J. Toynbee, Lionello Venturi, Wladimir Weidle, &c.

Cuadernos fue revista trimestral durante 1953 (números 1, 2 y 3), desde 1954 se convirtió en bimestral, y en mensual a partir del número 48 (mayo 1961), hasta su último número, el 100 (septiembre 1965).

Hasta el número 4 (enero-febrero 1954) no se hacen figurar los nombres de los responsables de la revista: «Director de publicaciones: François Bondy. Redactor Jefe: Julián Gorkin. Secretario de Redacción: Ignacio Iglesias»; amparados por ocho nombres de un «Consejo de Honor: Germán Arciniegas, Eduardo Barrios, Américo Castro, Emilio Frugoni, Rómulo Gallegos, Jorge Mañach, Luis Alberto Sánchez y Erico Verissimo.»

Artículos de Cuadernos del Congreso por la Libertad de la Cultura en esta hemeroteca

R   Informa de esta pagina por correo
www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© filosofia.org
 
Fuentes