Hispania

¿Cómo se regenerará España?
Almanaque Bailly-Bailliere 1900
La regeneración de España
Almanaque Bailly-Bailliere 1901

 

1900 Almanaque Bailly-Bailliere. Pequeña enciclopedia popular de la vida práctica, Bailly-Bailliere e hijos, Madrid 1899, página 11:

Nuestro porvenir
¿Cómo se regenerará España?

Los pueblos se redimen por la derrota tanto como se engrandecen por el triunfo. Lo que importa ahora es trabajar. Lo que interesa es que no colaboremos todos en la empresa insensata, tan insensata como la de la guerra, de deprimir el espíritu nacional. Lo que importa es que soplemos en las cenizas, y de ellas saldrá el rescoldo, el calor de nuestra regeneración. Lo que hace falta es que no fiemos la salvación a un hombre, sino que juremos salvarnos con el esfuerzo colectivo: que cada uno se regenere a sí mismo; se haga superior en virtud y en energía, en voluntad y en acción, y España quedará regenerada como recorrió, tras el Guadalete, el largo camino que le condujo a la conquista de Granada y al descubrimiento del Nuevo Mundo.

José Echegaray.

§§§

Lo único que puede afirmarse es que estamos ante un pueblo inerte, falto de ideales, o porque no los encuentra en sí mismo, o porque no los descubre en los que se le ofrecen como redentores, o por ambas cosas a la vez. Nuestra situación es idéntica a la del que siente el golpe de un proyectil. En el primer momento no sabe lo que pasa, y lo mismo puede caerse por estar herido mortalmente como incorporarse y echar á andar.

Aureliano Linares Rivas.

§§§

De desear sería que surgiera vigorosa la nación, y en su iniciativa y en su esfuerzo buscase la nueva política que su desventurada situación exige.

Francisco Pi y Margall.

§§§

El remedio no ha de venir por el lado de los fracasados ni siguiendo la corriente que ha traído el fracaso. El remedio vendrá buscando el aumento de las fuerzas productivas del país. El fin es más económico que político, como que es fuerza nacional y no fuerza de partido. Sintetizando mi opinión, y partiendo del supuesto necesario de que esto no puede continuar así, he de afirmar que hacen falta gobiernos liberales, no de nombre, sino de hecho. Si así se hace, España se restablecerá sin conmociones. Si así no se hace, también se reorganizará, porque la parte viva y que trabaja en España no se resigna a la muerte.

Pablo Iglesias.

§§§

La obra de la regeneración de la patria no se hará por ensalmo y al conjuro de una voz o de una voluntad. Será lenta tarea de muchos años. Hay que sembrar, porque si no jamás se recogerá el fruto. Y como el Cándido de Voltaire, tras las desdichas sufridas, mirando tan sólo a la península, olvidando aventuras, despidiéndonos de las colonias por mucho tiempo, hay que decir, fiando toda redención al trabajo y a la enseñanza, dedicándonos por entero a la juventud política sin mancha: «Cultivemos nuestro jardín.»

Laureano Figuerola.

§§§

La cuestión es tan grave que para remediarla no sirven paliativos. Un resfriado se cura con flor de malva. Una pulmonía sólo se puede curar con cantáridas y sangrías. Y de eso, de cantáridas y de sangrías, está necesitado el cuerpo de España, si es que estamos decididos a salvarla, y si es que no se ha de perder ese cuerpo tan sagrado y también su alma que se nos antojaba inmortal.

Duque de Tetuán.

§§§

La regeneración de España no vendrá, no puede venir de los ya juzgados y condenados. Se necesita una renovación total de toda la política: la vida no se engendra de lo que está muerto.

Gumersindo de Azcárate.

§§§

No hay más que dos soluciones: o aprender del vencedor poniéndonos en camino de salvación, como hizo Francia después de la guerra, o perdurar en estos males para convertirse en Polonia, botín de Europa. La guerra es ciencia y es capital. Ni una ni otra cosa tuvimos, y por eso sucumbimos. La regeneración en la paz es idea y es trabajo. Y ambas cosas sólo se pueden tener llamando al pueblo a que diga su voluntad.

Nicolás Salmerón.

§§§

Nuestro deber está en trabajar con todos nuestros ánimos, con todas nuestras fuerzas para que surja viva y potente la energía colectiva que nos redima, y regenere, y salve, y honre. Mas si eso no fuera posible, preferible es todo a la horrible perspectiva de la ruina por consunción, al languidecimiento progresivo de la anemia, de una desaparición que ya se habría consumado si ocupásemos el centro de Europa. No olvidemos la poesía del alma, sin la cual no hay fe, sin la cual no hay esperanza, sin la cual no hay naciones, porque no hay hombres que las gobiernen, y las salven, y las honren.

José Fernando González


1901 Almanaque Bailly-Bailliere. Pequeña enciclopedia popular de la vida práctica, Bailly-Bailliere e hijos, Madrid 1900, páginas 14-15:

La regeneración de España

Publicamos a continuación varias ideas sobre tan interesante asunto que nos han remitido nuestros lectores, dejando a cada uno la responsabilidad de sus escritos. Publicaremos en el mismo sitio, el año que viene, las contestaciones más interesantes que hayamos recibido antes del 1º de junio de 1901.

El árbol viejo ni da fruto ni sombra, pero si se corta retoña, y ese retoño en su día da tanto fruto y sombra como diera el viejo en sus mejores tiempos; así es como únicamente creo yo que podría regenerarse España, dejando a un lado lo viejo y caduco y abriendo nuevos horizontes y amplio campo a lo nuevo, vigoroso y sano.

Manuel Espina Martín

§§§

Para ver las cosas en conjunto se necesita observarlas a distancia y con buenos binóculos.
Esa Madre querida, para su regeneración, necesita del concurso simultáneo de sus hijos. Los ilustrísimos y excelentísimos, bien hallados en su antigua corteza, son la causa de las desgracias de ella, eso lo comprende la intuición más vulgar.
Necesario es no pagarse de las formas, y que un espíritu práctico, en todas las manifestaciones de la vida social, sea el norte de su conducta futura: industria, comercio, espíritu de empresa, competente representación, sociedades colonizadoras, contrarrestarían el poderoso empuje de las razas sajonas en estos países.
Centro América, y principalmente Honduras, cuya situación topográfica, proverbial riqueza y liberal carácter se presta para servir de emporio mercantil y vasta sucursal. Como representantes de ese suelo sólo tenemos agiotistas, usureros y revendedores de trebejos, personajes que ridiculizan nuestra antecesión. Esperemos.

R. B. Uclés Uclés (De Tegucigalpa, Honduras; comisionista, viajero y negociante.)

§§§

¡Cuán grato es en 1900 levantar los ojos y ver en todas las naciones civilizadas de Europa y de América las ideas de antaño como los arcos rotos de unas ruinas, columnas truncadas y estatuas mutiladas arrojadas al suelo, y ver por doquiera las palmas del progreso, recuerdos y símbolos de grandes revoluciones! Dr. A. Rivera, hijo del Ahuizote, nº 715. Enero 7.
El siglo del Telégrafo y del Vapor no se presta al fanatismo, Riva Palacio.
¡España, una monarquía que paga empleados civiles, militares y religiosos!
¿Cómo defenderán al Estado en peligro los empleados religiosos, con símbolos y oraciones? Culpa es del tiempo y no de España.
Comprendo que jamás consentirá España la abolición de la religión, y por tal causa no rectificará la odiosa opinión universal de fanatismo y despotismo colonial.
Preciso es que España vindique la opinión universal, suprimiendo el fanatismo y haciendo que sus habitantes comprendan ideas nuevas, que son ideal de ciudadanos honrados.
¡Españoles, atención! ¡Guerra al ultramontanismo!

Cecilio Muñoz Aramberri (Nuevo León, México.)

§§§

Hay que decirle lo de Jesús a Lázaro: Anda, Lázaro, levántate y anda, anda.
Una cosa que demuestra que España no va por buen camino es que todo lo que hago, que son muchos zapatos, es para pagar contribuciones. Yo, un ignorante; mis hijos sin instrucción. Y he llegado a ver que muchos zapateros debieran hacer de ministros y muchos ministros de zapateros. Así andaríamos bien.

Un contribuyente zapatero.

§§§

Siglo nuevo, vida nueva. Al empezar a regir este Almanaque habrá ya concluido el celebrado siglo XIX y comenzado una nueva centuria. Ha sido el primero, con razón, llamado el siglo de las luces; en él el vapor y la electricidad han puesto en continuo contacto hombres y pueblos, y portentosas máquinas y prodigiosos inventos han transformado radicalmente el modo de ser del mundo y hecho dar a la humanidad un paso de gigante en el largo camino del progreso. Pero ¡ah! Que si ha habido glorias ha habido también catástrofes horrendas, y si Leseps, Edison, Víctor Hugo y tantos otros hombres ilustres han contribuido con sus ideas y obras a mejorar la condición humana, en cambio los dos Napoleones, Bismarck, Chamberlain y otros políticos y generales ambiciosos han inundado de sangre la tierra.
Y en nuestra España, si el siglo representa un gran progreso con sus adelantos materiales, con sus artes y sus letras, en cambio carlistas y liberales, monárquicos y republicanos, católicos y librepensadores han hecho de nuestra patria un campo de ruda y muchas veces mortífera pelea.
¡Que tales luchas no se reproduzcan, y que si el siglo XIX ha sido el siglo de las luces, sea el siglo XX el del bienestar y la justicia universal en el seno de la paz y la concordia!

Carlos Martínez de Ubaga (Archivero de Hacienda de Huesca).

§§§

La rrejenerazión sozial es oi el problema de más bital interés y preokupa, mui de beras, la atenzión de todos los españoles, así gobernantes komo gobernados.
Mas tengan todos presente que la rrejenerazión berdadera no á de llegar mientras las eskuelas y maestros no se pongan en kondiziones de ser una berdad, mientras á éstas no se les mejore su situazión sozial y mientras de akellas no salgan todos los onbres en kondiziones de poder llenar kunplidamente sus deberes soziales, siendo lo nezesariamente ilustrados para conozer perfectamente sus derechos y sus obligaciones.
I komo nuestra irrazional ortografía se opone abiertamente, por ser una gran rrémora del progreso, á la debida instruczión de las klases todas, espezialmente de las media y baja, si no se prinzipia por mutilarla de todo elemento innezesario i embarazoso, nezesariamente los españoles emos de segir siendo un pueblo de rrutinarios ignorantes.
Por esto, en nuestro sentir, la primera i rradikal rreforma ke ai ke emprender, por ser una nezesidad mui añejamente sentida, es enpezar por enseñar en todas las eskuelas á enunziar nuestros pensamientos eskritos de una manera lógica i facil, en ortografía rrazional.

Eliseo Sanz i Sanz Maestro normal (Billacastin, Segobia).

§§§

España se quedará sin regeneración si no muestra vivamente las energías que cuenta para ello.
España es hoy comparable a una pordiosera abatida y sin fuerzas, que nadie la ayuda a salir de su grado de postración, pero que tampoco van contra ella por lástima y compasión, pero desgraciado el día para ella que alguien se atreva a tirarle la primera piedra. Mientras nuestros políticos no empleen su capacidad entera por el pueblo y para el pueblo, el país continuará siendo un trapero.
País que no tiene fuerzas vivas para pedir cuentas a sus gobernantes de la mala dirección pública es país acabado. En Cataluña no hay separatismo, hay amor regional y vida. La mala semilla la siembran los gobernantes que no saben apreciar las buenas aspiraciones, progresos y adelantos de las regiones españolas.
El pueblo que las tendría que interpretar y comprender está sumido en la confusión e ignorancia en que sus políticos le ponen.
En lugar de ocuparse en discutir los criados del pueblo (que así debería ser si se ocuparan de su obligación) en si son catalanes, turcos, castellanos o gallegos, debieran formar la unidad de la patria gobernando bien por medio de proyectos decretados e imitaciones extranjeras aplicadas al bien público, como la protección nacional de la industria y el comercio, la persecución de los vagos, la persecución de lo inmoral. Apertura de trabajos útiles, construcción y asilo para los pobres y proyectos e industrias que los eviten.
Plan de enseñanza obligatoria hasta los quince años en ambos sexos, prohibiéndoles el trabajo hasta esa edad, obligando a los grandes trabajen para los chicos; plan de servicio militar obligatorio y otras cosas buenas que pueden hacer los hombres buenos y de conciencia, mande Pedro, Pablo o Juan.
El pueblo, que muchos de sus habitantes dicen como se oye por ahí que vale más ser turco que español, es pueblo que ha perdido las energías y ya los cachetes no le duelen.
¿Qué necesita España para regenerarse? En España no entrará la regeneración y bienestar si no se plantea la idea del Czar de Rusia referente al desarme universal.

Carlos Rodríguez (Alborache y abril 12 de 1900)


La phi simboliza la filosofía de tradición helénica, la ñ la lengua española Proyecto filosofía en español
© 2003 www.filosofia.org
  Hispania