Vasconcelos en Gijón

Gijón. Playa de San Lorenzo en 1931, Somió al fondo

El filósofo mexicano José Vasconcelos mantuvo una relación particular con Gijón, hermosa villa costera del norte de España, y en especial con Somió («feligresía en la provincia y diócesis de Oviedo, partido juidicial y ayuntamiento de Gijón, situada a la falda de una montaña no muy alta en la costa del Océano Cantábrico», decía en 1849 don Pascual Madoz, XIV:439), donde residió más de un año en plena segunda República española, tras haber pasado el verano de 1932 en la también asturiana villa de Luanco. No fue ajeno a esta relación su amigo José María Rodríguez (compañero de pensión en Durango en 1905, propietario en Gijón del café Lion D'Or y recopilador en 1926 de Poetas y bufones. Polémica Vasconcelos-Chocano, el asesinato de Edwin Elmore) ya desde su primera visita, en julio de 1925. La prensa le recibió entonces como «embajador de la Raza»: precisamente al comenzar ese año de 1925 había fallecido un gijonés ilustre, Faustino Rodríguez San Pedro, introductor en 1913, desde la Unión Ibero-Americana, de la Fiesta de la Raza, instaurada en México por el propio Vasconcelos.

Asturias · La aldea asturiana · Tromba española · La paz de la ignominia
Playas y sol · La despedida española

1925

«De todos los sitios donde había Club republicano me llamaban sin que la Dictadura opusiese obstáculo; al contrario, sus periódicos seguían tratándome de huésped. Esto me comprometió y aun me hizo desistir de lo que hubiese sido una gira triunfal por España. Según se hallaban las cosas, lo más cuerdo era marcharme. Una excepción hice en favor de Gijón, en Asturias, porque allí se hallaba aquel gachupín de la fonda durangueña, mi viejo amigo, explotando un café modesto y me invitaba a verlo. Me preparó una recepción cariñosa de todos los indianos del rumbo, o sea españoles que han estado en México. Excursiones deliciosas que tomaron dos o tres días, por Infiesto y sus truchas, el arco romano de Cangas de Onís y la gruta de Covadonga, cuna de la reconquista.» (Vasconcelos, El desastre: tercera parte de Ulises Criollo (1938), en Obras completas, I:1549.)

Noticias en la prensa de Gijón sobre Vasconcelos preparatorias de su visita

«Conferencia para mañana. La dará el rector mejicano Vasconcelos. Por teléfono. Madrid 13, 12 n. El próximo lunes disertará en la Sociedad Económica Matritense el rector de la Universidad de Méjico don José Vasconcelos, acerca de la Misión de la raza ibero americana.» (La Prensa, Gijón, domingo 14 de junio de 1925, pág. 4.)

«Conferencia suspendida. (Por teléfono). No acude el conferenciante. Madrid, 30; 10 n. Esta noche debía pronunciar una conferencia el exrrector de la Universidad de México, Vasconcelos. Cuando el local se hallaba lleno de público se notificó que la conferencia había sido suspendida. Vasconcelos no compareció a la reunión.» (El Noroeste, Gijón, miércoles 1º julio 1925, pág. 3.)

«En una interviú que acabamos de hacer para «La Libertad» el ilustre político y pedagogo mejicano José Vasconcelos nos ha dicho que toda su obra de laicismo ha tenido en la Iglesia y en los intereses, adyacentes un formidable frente enemigo. –Nos declaraban heréticos –decía–; hostilizaban a nuestros maestros misioneros.» (Antonio Dubois, «La política y la escuela», El Noroeste, Gijón, jueves 2 de julio de 1925, pág. 2.)

Se anuncia la próxima visita de Vasconcelos a Gijón

«Se ha hecho público que dentro de unos días llegará a Gijón el exrector de la Universidad y exministro de Instrucción Pública de Méjico, don José Vasconcelos. También se anuncia que el Ateneo de Gijón ha hecho gestiones para que el egregio maestro honre su tribuna, a lo que ha accedido, debiendo anunciarse en breve el día de la conferencia.» («Un próximo acontecimiento intelectual en Gijón: José Vasconcelos», El Noroeste, Gijón, sábado 4 de julio de 1925, pág. 1.)

Vasconcelos en Gijón del 21 al 25 de julio de 1925

«Anoche llegó a Gijón el exrector de la Universidad Central y exministro de Instrucción Pública de México don José Vasconcelos. De este eminente pedagogo, fervoroso demócrata, ya ha hablado antes de ahora El Noroeste. El señor Vasconcelos recoge el espíritu de la revolución mexicana que empieza con Madero y continúa en los días actuales su proceso de desarrollo.» («Llega a Asturias don José Vasconcelos», El Noroeste, Gijón, miércoles 22 de julio de 1925, pág. 1.)

«Cumpliendo los propósitos que le trajeron a nuestra región, el ilustre exrector de la Universidad de Méjico, señor Vasconcelos, dedicó el día de ayer a visitar varias poblaciones, todas ellas de la costa. Por la mañana saludaron al exministro mejicano varios amigos y los cónsules de Cuba y Méjico.» («El señor Vasconcelos en Asturias», La Prensa, Gijón, jueves 23 julio 1925, pág. 1.)

«En la mañana de ayer, el exministro de Instrucción Pública de México, señor Vasconcelos, acompañado de varios amigos suyos, realizó una excursión, visitando Avilés, Salinas, Arnao, El Pito, Cudillero y otros puntos, incluido la Concha de Artedo. En Salinas, saludaron al señor Vasconcelos los catedráticos señores Buylla, Posada, Sela y otros, conversando largo rato con el ilustre exministro.» («La estancia del señor Vasconcelos en Gijón», El Noroeste, Gijón, jueves 23 de julio de 1925, pág. 1.)

«Salud, maestro venerable; bienvenido, insigne luchador heroico, a este rincón que calla acurrucado entre los roquedales históricos de estas montañas bárbaras, albergue y defensa de gentes valerosas en tiempos en que la libertad y la independencia se estimaban como hoy no sabemos estimar.» (Lázaro de Tormes, «Salud, Maestro», El Noroeste, Gijón, 23 julio 1925.)

«Viene a España un ciudadano superior de la América hispánica, y la opinión vulgar entona el consabido elogio a «nuestra raza». Cómodo sistema de reducir a la propia glorificación el mérito ajeno. ¿Nuestra raza? ¿Qué significa eso de nuestra raza, como valor auténtico?» (Gabriel Alomar, «Vasconcelos, en España. Raza y Espíritu», El Noroeste, Gijón, viernes 24 de julio de 1925.)

«El día de ayer fue aprovechado por el ilustre exministro mexicano señor Vasconcelos, para visitar detenidamente la capital, acompañado de varios amigos y admiradores.» («Vasconcelos en Gijón. Excursión a Oviedo», El Noroeste, Gijón, viernes 24 de julio de 1925.)

«Anoche se celebró en el Restaurant «Faustina» el banquete con que un grupo de amigos y admiradores obsequió al ex ministro de Instrucción pública de Méjico y ex rector de aquella Universidad don José Vasconcelos, con motivo de su visita a esta población.» («El banquete al señor Vasconcelos», La Prensa, Gijón, sábado 25 julio 1925, pág. 1.)

«A las diez de la noche se celebró en el nuevo y ya popular Restaurant «Faustina», el banquete-homenaje organizado por un grupo de admiradores. [...] Asistió cerca de un centenar de comensales, y la comida transcurrió entre amenísimas conversaciones, en las que destacó la fina y aguda charla del señor Vasconcelos.» («El homenaje de anoche al Señor Vasconcelos», El Noroeste, Gijón, sábado 25 de julio de 1925.)

«La marcha de Vasconcelos. Agradecidísimo de las atenciones recibidas. En el rápido de ayer marcho a Madrid, con objeto de continuar viaje a Barcelona, desde donde proseguirá a Italia, el ilustre exministro mexicano, don José Vasconcelos. Al despedirse de nosotros, nos expresó la inmejorable impresión que lleva de Asturias y su reconocimiento por las pruebas de admiración y afecto recibidas en esta región. El Noroeste despide cordialmente al señor Vasconcelos, maestro insigne.» (El Noroeste, Gijón, domingo 26 de julio de 1925, pág. 1.)

Noticias en la prensa de Gijón sobre Vasconcelos tras su visita

«El exministro Vasconcelos. Barcelona (por teléfono). Madrid, 13; 12n. El exministro mejicano Vasconcelos, dio esta noche una conferencia en la Casa del Orfeón de Gracia. Mañana marchará a París, donde explicará varias conferencias en otros tantos Centros iberoamericanos. De la capital de Francia marchará a Ginebra y Viena, para asistir a la Conferencia de la Liga de las Naciones. También se propone, terminada su misión en Europa, realizar un viaje de estudio a la India y Filipinas.» (El Noroeste, Gijón, viernes 14 de agosto de 1925, pág. 1.)

«El viaje de Vasconcelos. Hoy asistirá Vasconcelos a un homenaje en su honor organizado por el Orfeón Graciense. Mañana marchará a París y desde allí a Ginebra, pasando luego a Viena para dar una conferencia sobre la Sociedad de las Naciones.» (La Prensa, Gijón, viernes 14 de agosto de 1925, pág. 5.)

«Vasconcelos, a París. Barcelona (por teléfono). Madrid, 17; 12n. Hoy emprendió el viaje a París y otras capitales extranjeras, el ilustre exministro mejicano Vasconcelos.» (El Noroeste, Gijón, martes 18 de agosto de 1925, pág. 3.)

«Un escrito de Vasconcelos. La muerte de Edwin Elmore. (Por teléfono, Madrid, 2, 11'15n.) El publicista mejicano José Vasconcelos publica hoy en El Sol una carta que envía desde Milán referente al trágico fin del escritor peruano Edwin Elmore a quien, como es sabido mató de un tiro el poeta Santos Chocano. Rechaza la imputación que le ha hecho éste, atribuyéndole la siguiente declaración: «Tacna y Arica deben ser entregadas a Chile, porque este país está mejor preparado para la dirección y gobierno.» Añadiendo que lo único que él ha dicho, sobre el asunto es «que me parece una vergüenza que el caso Chile-Perú se haya sometido al arbitraje de los Estados Unidos, cuando debió arreglarse directamente entre Chile y Perú o por mediación del Brasil o de España, o de Argentina o de Méjico; es decir en familia, agregando que «como chileno o como peruano, preferiría perder esas provincias a deberlas a un bando de Washington.» La carta es larga y termina haciendo un llamamiento para que desaparezcan los odios en América.» (La Prensa, Gijón, jueves 3 de diciembre de 1925, pág. 4.)

«Ayer nos visitó un grupo de estudiantes gijoneses afiliados a la Unión Juventud Hispano Americana, cuya Delegación local se constituyó a raíz de la visita de los escolares mexicanos señores Soto y Zaldúa, para rogarnos que desmintiésemos el rumor provocado por un suelto que publicó la revista de Madrid «El Estudiante», en el cual se reproducía una carta de Vasconcelos, exministro de Instrucción Pública de México, afirmando que los citados señores Soto y Zaldúa no representan genuinamente a la juventud escolar de su país. En dicha carta se contienen también afirmaciones rotundas respecto a la personalidad del señor Soto. Los estudiantes gijoneses nos entregaron copia del siguiente telegrama que recibió el señor Alvargonzález Lanquine, presidente honorario de la Delegación de la Unión Juventud Hispano Americana...» («La autenticidad de los delegados mexicanos», El Noroeste, Gijón, miércoles 16 de diciembre de 1925, pág. 1.)

«Nueva publicación. La revista «Verba». Hemos recibido el primer número de esta revista, que vio la luz ayer en nuestra villa y anuncia su publicación mensual para tratar en sus páginas asuntos de ciencia, arte y sociología. En su «Preliminar» dice «Verba»: «No será revista de determinada secta, sino de todos los devotos del pensamiento. Sus páginas serán remanso amoroso de concepciones poéticas, de piezas literarias, de asuntos y cuestiones políticas, históricas, científicas, sociológicas y de producciones de todo género de arte si la gracia y el cariño de los estudiosos no nos es negada y se suman con ardor a nuestra empresa.» En este primer número, que consta de 36 páginas editadas con esmero publica «Verba» trabajos de A. Schulten, Gonzalo de Reparaz, José Antonio Balbontín, J. Vasconcelos, Ernesto López Parra; José Loredo Aparicio, Benito A. Buylla y Eugenio Domingo. Deseamos a esta nueva publicación larga y próspera vida.» (La Prensa, Gijón, domingo 10 de enero de 1926, pág. 2.)

1932-1933

El veraneo de 1932 en Luanco...

«Pero se vino encima el verano, y aunque a mí me hubiera bastado con la horchata madrileña para desafiar el más cálido clima, el contagio de ver que todo el mundo se ausenta, la ventaja de los baños de mar, el interés de la nietecita y la amistad de mi compadre José Rodríguez nos llevaron a pasar la temporada por Asturias, en el puertecito de Luanco...» (Vasconcelos, «Asturias», en El proconsulado: cuarta parte de Ulises Criollo, 1939.)

... y el asentamiento en Somió, de septiembre de 1932 a septiembre de 1933

«Con el término de la temporada de los baños, concluyó nuestro contrato de arrendamiento. Regresan los veraneantes a principios de septiembre hacia Oviedo o hasta Madrid. Pero nosotros decidimos quedarnos en la provincia. En la aldea de Somió, inmediata a Gijón, alquilamos una buena casa con huerta muy extensa...» (Vasconcelos, «La aldea asturiana», en El proconsulado: cuarta parte de Ulises Criollo, 1939.)

Algunos amigos y conocidos
de Vasconcelos por Asturias

Romualdo Alvargonzález Lanquine (Gijón 1880). Ingeniero y empresario, secretario general de la Feria de Muestras de Gijón (cuya primera edición se celebró en agosto de 1924). En 1925 «presidente honorario de la Delegación de la Unión Juventud Hispano Americana» constituida en Gijón tras la visita de Humberto Soto y Ramón Martínez Zaldúa, colaboradores de Vasconcelos. Nombrado por Primo de Rivera secretario nacional de la Exposición Iberoamericana de Sevilla (celebrada en 1929). Elegido diputado en las Cortes españolas en las elecciones de noviembre de 1933 y de febrero de 1936 por la CEDA. Fue vilmente asesinado en Gijón el 14 de agosto de 1936, en una de las «sacas» que las izquierdas hicieron de quienes mantenían detenidos en la iglesiona. [→ NOR 16dic25]

Álvaro de Albornoz y Liminiana (Luarca 1879). Licenciado en derecho por la Universidad de Oviedo, ejerció durante diez años la abogacía en Luarca. Ingresó en 1909 en el Partido Republicano Radical, de Lerroux, siendo elegido diputado en Cortes por el distrito de Zaragoza (1910-1914). Entre otros libros publicó Individualismo y socialismo (1908), Ideario radical (1913), El temperamento español (1921), La democracia (1925), La libertad (1927), &c. En 1929 fundó con Marcelino Domingo el Partido Radical Socialista, e intervino en el Pacto de San Sebastián de 17 de agosto de 1930. Ministro de Fomento de la República en 1931, fue elegido diputado por Oviedo, por la fracción Radical Socialista, en las elecciones de junio de 1931. Ministro de Justicia (1931-1933), cesó como diputado en julio de 1933 al ser elegido Presidente del Tribunal de Garantías Constitucionales. En julio de 1936, iniciada la guerra, la República le nombró embajador en París. En su exilio mejicano le tuvieron por presidente de la II República Española en el exilio (1940-1945). Falleció en México en 1954. [→ PRE 25jul25 · NOR 25jul25]

Adolfo Álvarez-Buylla y González-Alegre (Oviedo 1850). Catedrático de Economía política y Hacienda pública en la Universidad de Oviedo. Presidente del Ateneo de Madrid, promotor de la Extensión Universitaria en Oviedo, vinculado a la Institución Libre de Enseñanza y a la Junta para la Ampliación de Estudios. Falleció en 1927. [→ 23jul25]

Benito Álvarez-Buylla y Lozana (Oviedo 1879). Hijo de Adolfo Álvarez-Buylla. Catedrático de Química Orgánica de la Universidad de Oviedo. Poeta y crítico literario, musical y deportivo, utilizaba el pseudónimo Silvio Itálico. Falleció en Oviedo en 1941. [→ PRE 23jul25 · NOR 23jul25]

Adolfo González-Posada y Biesca (Oviedo 1860). Catedrático de Derecho político español comparado con el extranjero en la Universidad de Oviedo, y desde 1919 en la de Madrid. Discípulo de Francisco Giner de los Ríos en su juventud estuvo vinculado al krausismo. Falleció en Madrid en 1944. [→ PRE 23jul25 · NOR 23jul25]

«Lázaro de Tormes». Autor de «Salud, Maestro» (El Noroeste, 23 de julio de 1925).

Julio López Rendueles (Gijón 1893). Secretario del Ateneo Obrero de Gijón desde febrero de 1925. Licenciado en Ciencias en 1921 por la Universidad de Oviedo y doctor en 1922 por la Universidad Central, tenía en Gijón la Academia Jovellanos, donde se daban clases de bachillerato. Más tarde estuvo cuatro años en el Laboratorio de Investigaciones Físico-Químicas de la Junta de Ampliación de Estudios, con Enrique Moles. Durante la República viajó a la Unión Soviética al frente de un grupo de jóvenes para estudiar aviación, dirigiendo el Instituto Obrero de Barcelona hasta 1939. Asentado en Cuba, donde publicó manuales de Química y Física, ocupó distintos cargos académicos y políticos, falleciendo en La Habana en 1986. [→ NOR 22jul25 · PRE 23jul25]

Teodomiro Menéndez Fernández (Oviedo 1879). Periodista y activista socialista. Ingreso en el PSOE en 1900, siendo trabajador en la Fábrica de Armas de Oviedo, donde cuatro años después fundó las Juventudes Socialistas. En 1911 fue concejal del Ayuntamiento de Oviedo. Dirigió en 1917 la huelga ferroviaria de Asturias, tras la que fue detenido y encarcelado. Elegido diputado en las Cortes españolas por el distrito de Gijón en 1919 por el Partido Socialista. Se opuso como Indalecio Prieto a la colaboración del PSOE con la dictadura de Primo de Rivera, acusando a Largo Caballero y Manuel Llaneza de colaboracionistas. Fue elegido de nuevo diputado socialista en la República, en las elecciones de junio de 1931. Subsecretario de Obras Públicas (1932-1933). En octubre de 1934 fue quien dio la orden de la sublevación en Asturias contra la República. Fracasada la revuelta, fue condenado a muerte por la legalidad republicana e intentó suicidarse en la cárcel. Incumplida tal pena, le fue conmutada tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936. Exiliado a Francia al final de la guerra, fue detenido por los alemanes y devuelto a España en 1940, donde se le condenó a treinta años de prisión de los que cumplió una tercera parte, alcanzando la libertad en 1950. Falleció en Madrid en 1978. [→ PRE 25jul25 · NOR 25jul25]

Mariano Merediz Diaz-Parreño (Gijón 1892). Abogado adscrito a las filas del reformismo. En mayo de 1921 intervino en Santander en un mitin organizado por la Juventud Reformista. Masón de la logia Jovellanos de Gijón (de la que salió en 1924, en el curso de una crisis interna de esa logia). Diputado provincial, fue elegido diputado nacional por Asturias en las elecciones de 19 de noviembre de 1933, por el Partido Liberal Demócrata de Melquiades Alvarez González-Posada. De mayo a octubre de 1935 ejerció como Director General de Enseñanza profesional y técnica del Ministerio de Instrucción Pública. No renovó el escaño en las elecciones de febrero de 1936. En mayo de 1936 fue detenido en su domicilio de Gijón, por orden del gobernador provincial, y multado con diez mil pesetas. Preso de nuevo al poco de iniciarse la guerra, fue vilmente asesinado en Gijón el 14 de agosto de 1936, en una de las «sacas» que las izquierdas hicieron de quienes mantenían detenidos en la iglesia de San José. [→ PRE 25jul25 · NOR 25jul25]

José Rivero Collada. Cónsul honorario de México en Gijón (de 1920 a 1932). Hermano del potentado empresario Manuel Rivero Collada (nacido en Villaviciosa y ya en 1891 asentado en Puebla). [→ PRE 23jul25 · NOR 24jul25]

José María Rodríguez (Avilés 1877). Amigo de Vasconcelos desde 1905, cuando compartieron pensión en Durango: «Con este Rodríguez trabé amistad perdurable. Discutidor y trotamundos, inteligencia rápida aunque sin cultivo, nos adoctrinaba en socialismos derivados de Blasco Ibañez y de la literatura anarquista de Barcelona. Su trato áspero escondía un corazón sensible. Una pequeñita de la pensión, una Carmencita de dos años, lo bautizó con el sobrenombre afectuoso de Capuchín, alteración del gachupín que familiarmente le aplicábamos. Una de las famosas hazañas de este gachupín Rodríguez, nativo de Avilés, en Asturias, fue la de cómo perdió un buen puesto de administrador de fábrica porque tomó el partido de los obreros mexicanos en una huelga contra los patronos franceses.» (I:529-530). Veinte años después, en 1925, fue el impulsor de la visita de Vasconcelos a Gijón: «Una excepción hice en favor de Gijón, en Asturias, porque allí se hallaba aquel gachupín de la fonda durangueña, mi viejo amigo, explotando un café modesto y me invitaba a verlo.» (I:1549). «...y la amistad de mi compadre José Rodríguez nos llevaron a pasar la temporada [verano de 1932] por Asturias, en el puertecito de Luanco.» (II:547-548). «Mi compadre Rodríguez, el de la pensión de Durango, ya casado, con tres hijos, nos visitaba semanariamente. Nosotros lo veíamos en su café de Gijón, cada vez que bajábamos al puerto, distante apenas media hora de nuestra casa. El café de mi compadre se hizo centro mexicano.» (II:550). «Y lo que en España se gestaba no era menos desconsolador. En el café de mi compadre se observaba, como en reducción y miniatura, lo que en el resto del país inquietaba. En sus mocedades, mi compadre había sido anarquista y en toda época fue republicano activo. Al principio de la República tuvo influencia, pero no pidió nada para sí [...]. A nadie sorprendió, pues, que, al llegar el momento oportuno, gentes como mi compadre resultaran franquistas, antisocialistas, cualquier cosa menos la dictadura socializante de tan mala fe administrada. [...] Antes de la aparición de la Ética había circulado en España un libro que compuso mi compadre Rodríguez, con los documentos y opiniones sobre el asunto Elmore-Santos Chocano. Tituló el libro Poetas y Bufones, incluyó en él un estudio referente al caso, de Jiménez de Asúa, el célebre penalista y personaje republicano.» (II:553-555). «Mi compadre Rodríguez no se resignaba a vernos partir. [...] Muy de mañana salimos de Gijón [septiembre 1933], despedidos por Angelín, acompañado de mi compadre Rodríguez, que nos siguió hasta Oviedo.» (II:570). Dueño del café Lion D'Or en Gijón. En 1926 recopiló el libro Poetas y bufones: polémica Vasconcelos-Chocano, el asesinato de Edwin Elmore. Escribía Vasconcelos en 1932-1933 a los destinatarios de sus cartas: «Mis señas: José Rodríguez. Café Lion D'Or. Gijón.» Falleció José María Rodríguez Rodríguez en Gijón, a los 84 años de edad, el 1º de diciembre de 1961. [→ NOR 22jul25 · PRE 23jul25 · PRE 25jul25 · NOR 25jul25]

Cafe Lion D'Or, Gijón. Anuncio en El Noroeste, 29 agosto 1929Cafe Lion D'Or, Corrida 21, Gijón. Anuncio en El Noroeste, 18 agosto 1935

Aniceto de Sela y Sampil (Mieres 1863). Catedrático de Derecho internacional público y privado de la Universidad de Oviedo. Discípulo de Francisco Giner de los Ríos, estuvo vinculado a la Institución Libre de Enseñanza, fue Director General de Primera Enseñanza, socio de honor de la Unión Ibero-Americana, presidente de la Asociación Francisco de Vitoria, &c. Falleció en Madrid en 1935. [→ PRE 23jul25 · NOR 23jul25]

 

R   Informa de esta página por correo
www.filosofia.org
Proyecto Filosofía en español
© www.filosofia.org
www.lechuza.org
Monográficos