Filosofía en español 
Filosofía en español


Rafael Gil Serrano

El I Congreso Interiberoamericano de Educación

Durante los días 16 al 25 de octubre [de 1949] se celebró en Madrid el I Congreso Interiberoamericano de Educación, organizado por el Seminario de Problemas Hispanoamericanos, dependiente del Instituto de Cultura Hispánica.

El Congreso estaba dividido en tres Secciones: formativa, informativa y resolutiva. En la primera se estudiaron los temas relacionados con los conceptos de educación y fronterizos de la misma, así como los valores educativos. En la segunda, el estado actual de la educación en los países iberoamericanos y en sus distintas ramas: primaria o elemental, media o secundaria, superior o universitaria, técnico-profesional y normal o magistral. En la tercera, los medios para hacer efectiva la cooperación educacional entre todos los educadores del Mundo Hispánico.

Las ponencias y comunicaciones se discutieron en seis Comisiones: Presidencial (Secciones I y III), 1.ª (Educación primaria), 2.ª (Media), 3.ª (Universitaria), 4.ª (Profesional y Técnica) y 5.ª (Magisterio).

Tomaron parte educadores de casi todos los países iberoamericanos, viéndose entre ellos a muchos que intervinieron en el Congreso Internacional de Pedagogía de Santander. Presidió D. Cristóbal de Losada y Puga, ex Ministro de Educación Pública, Director de la Biblioteca Nacional de Lima y Doctor en Ciencias Exactas. Actuó de Secretario general el Dr. D. Adolfo Muñoz Alonso, Catedrático de Filosofía de la Universidad de Murcia.

Comisión presidencial

En la Comisión Presidencial hicieron una síntesis de sus respectivos trabajos los siguientes congresistas: Rvdo. Padre Rexelske, sobre los métodos y procedimientos educacionales del comunismo; D.ª Carmen Isern “Valores educativos de la familia, la sociedad, la vida, el Estado y la Religión”; D. Daniel Ranz, acerca de un método de enseñanza bilingüe experimentado por él en la escuela; Dr. Juan Zaragüeta: “Las virtudes cardinales como virtudes pedagógicas”; Dr. Pedro Font y Puig, “Pedagogía de la conciencia estética hispanoamericana ante la Naturaleza”; Rvdo. Padre Dr. Antonio Garmendia Otaola, S. I., “Análisis de la actividad humana en su fase educadora”; Dr. José María Martínez Val, “Cultura y educación”; Dr. Esteban Villarejo Mínguez, “La cacografía usual como fundamento didáctico de la ortografía española”, y D. Gabriel Cuevas, “Fundamentos históricos y culturales de la educación hispanoamericana”. Don Rafael Gil Serrano presentó una comunicación sobre “La educación hispanocéntrica”, y además, como Director Central de la Hermandad de Campeadores Hispánicos, propuso que los futuros Congresos se denominen “Interhispánicos” o simplemente “Hispánicos”, y no “Interiberoamericanos”. D. Benjamín Saravia Ruelas y D. Isidoro Salas Palenzuela, por último, trataron de las bases para la creación de una Asociación Iberoamericana de Educación. Las comunicaciones de muchos congresistas no fueron leídas por no estar presentes sus autores.

Comisión primera

En la Comisión primera leyeron comunicaciones los siguientes congresistas: D. Dámaso Miñón Villanueva, sobre el problema de las Escuelas de Anormales; D.ª Rosalía Prado Moreno, acerca de la Pedagogía y enseñanza de deficientes sensoriales; Sr. Morales, “Labor educativa de la Organización Nacional de Ciegos”; D.ª Elisa Soriano Fischer, “Educación de ambliopes”; Dr. Mariano Yela Granizo, “Los servicios psicológicos en la Enseñanza”; D. Luis Bastóns Plana, “El arreglo escolar en la provincia de Gerona”; D.ª Concepción Sáinz Amor, “La enseñanza primaria en Barcelona”; D.ª Josefina Álvarez de Cánovas, “Psicología del niño de suburbios”; D.ª Paula Gonzalo Rodrigo, “Directrices del hacer escolar”; D. José Ramón Acosta Pagoaga, “El Ayuntamiento de San Sebastián y la Enseñanza Primaria”; D. Jorge Augusto Ocón, “La educación primaria argentina en la actualidad”; D. Félix D. Sesma Catalán, “Un sistema educacional infantil”; D. Luis Chorro y Juan, “La escuela rural”. También D.ª Regina García y García presentó un trabajo sobre la Escuela rural en España, y D. Manuel O. Peláez sobre la Escuela rural en la provincia de Buenos Aires; D. Rafael Ruta, “El replanteo y la realización en las escuelas de Buenos Aires”; D. José Hernández Quintana, “Misiones de Cultura del Servicio Español del Magisterio”; D. Cándido Blanco González y D. Enrique Santos García Alvaredo, “La asistencia social y labor formativa (respectivamente) del mismo Servicio Español del Magisterio (S.E.M.)”; D. José Lillo Rodelgo, “La Pedagogía satírica en el Padre Isla”; y D. Paulino Usón, “Valor educativo del libro”. Por último intervino con una interesante ponencia sobre “Las pruebas objetivas en la Escuela Primaria”, el Dr. José Fernández Huerta. Como nota de especial relieve en esta Comisión hemos de destacar los trabajos prácticos realizados en su escuela por el Maestro Sr. Sesma Catalán, presentados como confirmación de su teoría referente a la educación del párvulo, con los elementos de la maleta escolar para su utilización en los paseos escolares, así como otros trabajos hechos en alambre.

Comisión segunda

Congresistas y comunicaciones de los mismos en la Comisión segunda: Rvdo. Padre Rodolfo Fierro Torres, “Don Bosco y la Pedagogía contemporánea”; D. Bartolomé Obrador, “Educación y Segunda Enseñanza”; D. Francisco Manso Pérez, “Valor formativo de la Filosofía en la Enseñanza Media”; D.ª María Jácome de Zúñiga, “La educación de la mujer en El Ecuador”; D. Arturo Martorell, “La formación doméstica y profesional femenina del Ayuntamiento de Barcelona”; Dra. María del Carmen de la Villa Rodríguez, “Realizaciones prácticas de la educación femenina”; Dr. Herminio Hernández Rodríguez, “La electividad en la Enseñanza Media”; D.ª Viola Soto de Pinto, “Aspectos de la vida de un Liceo experimental chileno”; D. Jorge Puccinelli, “Orientación humanista en la Educación secundaria”; D.ª Violeta Angulo Morales, “Bibliotecas escolares y secundarias”; D.ª Schröder Otero de Cestelli, “La Enseñanza Media en el Uruguay”, y Dr. José Artigas, “Consideraciones actuales sobre la Enseñanza Media”. También presentó un informe la Sección Femenina de F. E. T. y de las J. O. N. S. sobre su labor en la Enseñanza Media”, y se dio cuenta del trabajo de D.ª Mabel Ruth Lerate referente a la orientación profesional en la Argentina.

Comisión tercera

He aquí los comunicantes y sus trabajos respectivos, sintetizados en la Comisión tercera por aquéllos: D. Darío Zori Bregón, “Formación universitaria del Magisterio Primario”; Reverendo Padre Dr. José Todolí, O. P., “La educación religiosa en la Universidad”; D. Miguel Cruz Hernández, “La educación y la restauración de la sabiduría”; D. Baldemar César Castelli, “Extensión universitaria de la Universidad Nacional de Cuyo (Mendoza, Argentina)”; Dr. Constantino Láscaris-Comneno, “Los Colegios Mayores”; Hermano Manuel Rodríguez, “Valor educativo para una comunidad hispanoamericana”; D.ª Isabel Flores de Lemus, “La formación religiosa y las Ordenes docentes en España”; D. Gabriel Cuevas Torrealba, “La Universidad hispanoamericana”; Dr. Javier Lasso de la Vega, “Documentación científica y bibliográfica en la enseñanza universitaria”; D. Juan Sánchez Montes, “La actual Universidad española”; y, por último, D.ª Eugenia Allende de Hawkins, “Feminidad, femeneidad, feminismo y gincarquía en la educación y formación universitaria”. Además se dio cuenta de la comunicación sobre “Los cursos españoles en el Brasil”, de D. Braulio Sánchez Sáez.

Comisión cuarta

En la Comisión cuarta actuaron: D. José Ors Martínez, “Desarrollo de las enseñanzas profesionales obreras”; Rvdo. Padre Provincial de los Salesianos, “Labor de las Escuelas Salesianas”; D.ª María de los Ángeles Primo Medina, “Aportación educacional de la Juventud de Acción Católica Española”; Hermano Ernesto Santaolaria Abad, “Factores psicológicos de los candidatos a ingreso en las Escuelas de Ingenieros en España” D.ª María del Carmen Segura Melle, “La matemática en la enseñanza profesional y técnica”; D. Manuel Alonso Hernández, “La formación social del trabajador español”; Rvdo. Padre Doctor Antonio Garmendia de Otaola, “La formación técnico-profesional en los colegios de la Compañía de Jesús”, y, por último, D. José Mallart, “Hacia una nueva etapa en la formación profesional obrera”.

Comisión quinta

Intervinieron en la Comisión quinta: D. Vicente Jorge Segrelles Chillida, en representación del Instituto Iberoamericano de Valencia (Sección de Pedagogía), “Estado actual del educador español”; Hermano Juan Bautista Minteguían, “Las Escuelas del Magisterio de la Iglesia en España”, del Hermano Claudio Gabriel; D. Francisco Javier Almodóvar Cremades, “Abandono de las Escuelas Normales por la juventud masculina”; Hermano Evagrio López Parra, “Trayectoria de la educación católica en Méjico durante el siglo XX”; D. Neptalí Zúñiga, “La educación en El Ecuador”; D.ª Ángeles Cremades, “La Escuela Normal argentina”; D. Ángel Benito Durán, “El bienestar económico del profesorado oficial español”; Hermano Victoriano Jiménez Enríquez, “Influencia de la música y del canto en la educación”; D.ª Dolores Nogués y Sardá, “Las enseñanzas del hogar”; D. Rafael Roca Angueta, “La taquigrafía ante el problema de la educación en los países iberoamericanos”, y, por último, el Padre Juan Tusquets resumió la comunicación de Don Malaquías Ruaño Garrido sobre la técnica didáctica de los idiomas en los países iberoamericanos.

Sesiones plenarias

Intervinieron en las sesiones plenarias los señores que a continuación se expresan: D. Alfonso Iniesta Corredor, Inspector Central de Enseñanza Primaria, que habló sobre “La Enseñanza Primaria en España”; D. José Pemartín Sanjuán, Presidente de la Federación de Amigos de la Enseñanza (F. A. E.), disertó sobre “Cultura y Enseñanza”; Dr. Arturo Piga, Profesor de la Universidad Católica de Santiago de Chile, desarrolló el tema “La Educación secundaria en Chile”; Dr. Enrique Tierno Galván, Catedrático de la Universidad de Murcia, se ocupó de “La política como paideia”; Dr. Luis Morales Oliver, Director de la Biblioteca Nacional y Catedrático de la Universidad de Madrid, pronunció una conferencia que llevaba por título “Antonio de Nebrija y el concepto esencial de la Educación”; D. Anselmo Romero Marín, Catedrático de Pedagogía General y Racional de la Universidad de Madrid, trató del “Valor educativo de la cooperación intelectual”; Dr. Pedro Font y Puig, Catedrático de Psicología de la Universidad de Barcelona y Presidente de la Sección de Pedagogía del Instituto de Estudios Hispánicos, se extendió acerca de “La lágrima patrimonial iberoamericana”; D. Mariano Pérez Durán, Secretario de la Confederación de Colegios Cubanos Católicos, abordó el problema referente a los “Aspectos fundamentales sobre la libertad de enseñanza en Cuba”; Dr. Eugenio Frutos Cortés informó sobre “La Enseñanza Media actualmente en España”; Dr. Ramón Ferreiro, Director General de Enseñanza Profesional y Técnica, se refirió al “Compromiso social del hombre culto”; D. José Antonio Elola Olaso, Delegado Nacional del Frente de Juventudes, hizo un resumen de la labor de esta Organización; Don Joaquín Ubeda, Inspector de Enseñanza Primaria, examinó el problema de la “Realización de la obra sindical”; Dr. Emilio F. Mignone, Director General de Enseñanza de la provincia de Buenos Aires, dio a conocer el tema relativo a “La educación en la Constitución de la provincia de Buenos Aires”; D. José María Gutiérrez del Castillo, Jefe Central del Servicio Español del Magisterio, examinó los “Puntos doctrinales del Servicio Español del Magisterio”; D. Miguel Allué Salvador, habló sobre “El Bachillerato femenino”; el Rvdo. Padre Juan Tusquets, acerca del “Valor educativo de la Religión”; el Padre Severiano Lino Tavares, Director de la Revista Portuguesa de Filosofía, sobre “Visión unitaria de la educación humana”. Por último, el Dr. Víctor García Hoz, Director del Instituto “San José de Calasanz” de Pedagogía y Catedrático de la Universidad de Madrid, desarrolló magistralmente el tema “Sombra y luz en la soledad del Maestro”.

También se celebraron sesiones plenarias en Toledo, con intervención de D. Cristóbal de Losada y Puga, Presidente del Congreso; D. Casimiro Sánchez Aliseda, D.ª Francisca Bohigas Gavilanes, D. Raúl Jobim Bittencourt y el Emmo. Sr. Dr. Pla y Deniel, Primado de España; y en el castillo de la Mota, donde tomaron parte el Hermano Manuel Rodríguez, la Srta. Josefina Wéglison y el Sr. Losada.

Los actos de apertura y clausura tuvieron lugar en el salón de actos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En el primero pronunciaron sendos discursos el Dr. Alfredo Sánchez Bella, Director del Instituto de Cultura Hispánica, el cual se refirió a los fines del Congreso; el Dr. Adolfo Muñoz Alonso, Secretario general del Congreso, que trató sobre “El valor educativo del Congreso en la formación del hombre hispánico”; el Dr. Juan Zaragüeta, quien habló de las “Directrices cardinales de la Pedagogía actual”, y por último el Sr. Losada y Puga, el cual saludó a todos. En el segundo, tras la lectura de las conclusiones, hablaron todos los jefes de las Delegaciones y el Presidente del Congreso, siendo cerrado con un brillante discurso del Excmo. Sr. Ministro de Educación Nacional, D. José Ibáñez Martín.

Se completaron las actuaciones del Congreso con diferentes visitas a varios centros educacionales y culturales y lugares artísticos e históricos.

Comentario

Dada la índole de este I Congreso Interiberoamericano de Educación, hubo gran amplitud de criterio en la variedad de temas y selección de comunicaciones. En el aspecto formativo predominaron las ideas de carácter general, si bien se lanzaron algunas que pudieran servir en el futuro para la determinación de unos principios educacionales específicamente hispánicos. En el aspecto informativo se dio a conocer prolijamente la labor educacional de algunos organismos e instituciones, así como la de varios Estados iberoamericanos. En el aspecto resolutivo cristalizó en la creación de una Organización que pueda relacionar en su día a todos los educadores del Mundo Hispánico. Quizá esto último sea lo más trascendental del Congreso, juntamente con la formulación de unos principios hondamente espiritualistas, los cuales vienen a chocar abiertamente con los que han predominado en todo el Continente indohispánico.

Conclusiones del Congreso

1.ª El I Congreso Interiberoamericano de Educación sostiene el concepto cristiano de la vida; reconoce que la educación debe ser integral, y que por razones de índole filosófica y cultural, así como por la Historia y el destino universal de nuestros pueblos, es indispensable la formación religiosa de la juventud.

En consecuencia, el Congreso postula que se garanticen de manera legal y efectiva los derechos educativos, inalienables, de la familia y de la Iglesia Católica, en perfecta armonía con los derechos del Estado.

2.ª El Congreso reconoce la existencia de un modo de pensar y de ser iberoamericano, resultante de la fusión de elementos espirituales hispanolusitanos con otros que son propios de los pueblos de América y Filipinas.

Este sentido iberoamericano se caracteriza por el respeto a la dignidad humana, a los valores indigenistas mantenidos y defendidos por España y Portugal, y a la libertad de los pueblos; por la interpretación religiosa y militar de la vida al servicio de un destino providencial de rectoría y salvación.

Proclama, por tanto, la urgencia perenne de dar a la juventud iberoamericana una educación que salvaguarde y aquilate sus características positivas y la forme para la participación, con voz preeminente, en las tareas universales del espíritu.

3.ª El I Congreso Interiberoamericano de Educación, convocado para responder a una exigencia hondamente sentida y reiteradamente manifestada por los educadores de América, España y Portugal, reconoce al hombre como portador de valores eternos, capaz de perfección mediante el desarrollo de sus posibilidades internas.

La educación, como hecho humano, está subordinada a todas las consideraciones de índole personal, social, histórica y religiosa que la Filosofía manifiesta.

Acuerdos

Con objeto de dar efectividad y continuidad a los acuerdos tomados en el Congreso, se crea una Oficina Central de Educación Iberoamericana (O. C. D. E. I.), con sede en Madrid.

Las actividades de esta Oficina Central se extienden a todos los países de estirpe española y portuguesa.

Se consideran parte integrante de los estatutos que se formulen, sea cual fuere su alcance territorial, los principios y votos promulgados en la sesión de clausura de 25 de octubre de 1949, y cuyo texto acompañará como apéndice a los estatutos.

Los fines específicos de esta Oficina Central de Educación Iberoamericana son los siguientes:

a) Mantener un servicio informativo sobre el desarrollo de la educación en cada uno de los países de la comunidad iberoamericana.

b) Orientar, asesorar y, en su caso, servir a las personas y a los organismos interesados en las cuestiones culturales y educativas.

c) Difundir la doctrina a que se hace referencia en el párrafo anterior y promover su realización legal y efectiva.

d) Fomentar el intercambio cultural de alumnos, profesores, &c.; asesorar sobre su contratación y la concesión de becas, sobre la convalidación de títulos, y difundir en la comunidad iberoamericana las experiencias logradas en cada país.

e) Participar activamente en los Congresos que se celebren periódicamente, y cuyo temario será fijado de acuerdo con las Oficinas Nacionales de Educación Iberoamericana.

f) Premiar, revisar y publicar textos escolares, pedagógicos y culturales que tiendan a lograr una comunidad de pensamiento.

g) Colaborar en la difusión y en la publicación de la revista que se cree como órgano común de documentación e intercambio, y en las emisiones radiofónicas.

En cada país, y con carácter nacional autónomo, se creará una Oficina o Asociación de Educación Iberoamericana relacionada con las similares de los demás países y con la Oficina Central, de la que formarán parte como vocales los Presidentes de las Asociaciones. Sus fines serán idénticos a los formulados en estas conclusiones.

Los miembros activos acreditados en el I Congreso Interiberoamericano de Educación gestionarán en sus respectivos países la constitución de la primera Oficina de Educación Iberoamericana. En los países que no hayan acreditado Delegación a este Primer Congreso, gestionará dicha organización la Oficina Central de Madrid.

Dado el gran número de miembros activos españoles, por las circunstancias especiales que en él concurren, se concede un voto de confianza al Secretario general del Congreso para que designe la primera Junta provisional que rija la Oficina Española de Educación Iberoamericana.

Queda encargada la Oficina Española de organizar y constituir, a partir de 1 de enero de 1950, previa consulta a las demás Oficinas, la Central que debe informar y orientar a las demás Oficinas o Asociaciones.

Se recomienda a la Oficina Central en Madrid fijar país y fecha de la celebración del próximo Congreso Iberoamericano de Educación, previa consulta de todas las Oficinas Iberoamericanas y en colaboración con el Instituto de Cultura Hispánica, para la organización del mismo.

El Congreso recomienda a la Oficina Central de Madrid, constituida provisionalmente, de acuerdo con las conclusiones que preceden, para que, oídos los representantes de los países iberoamericanos y lograda la colaboración del Instituto de Cultura Hispánica, fije el Brasil como lugar adecuado para la celebración del II Congreso Iberoamericano de Educación, en la fecha que se determine.

El Congreso recomienda finalmente una cooperación interiberoamericana para la realización de Centros educativos de cultura superior y de grandes Centros de carácter técnico.

El Congreso Interiberoamericano de Educación recomienda la adopción de Tratados de intercambio cultural y validez de estudios entre los países iberoamericanos que aun no hayan celebrado estos Tratados.

Resoluciones

Resolución común. Las Comisiones 1.ª, 2.ª, 3.ª, 4.ª y 5.ª presentan conclusiones similares acerca de una misma aspiración; señalan la necesidad de intensificar el conocimiento del desarrollo de la enseñanza y del mutuo conocimiento de unos pueblos respecto de los otros, para llegar a la unidad de pensamiento entre los países iberoamericanos.

Comisión 2.ª Se reconoce la necesidad de reducir en general los recargados planes de estudio vigentes en la mayoría de los países, en beneficio de la formación y, por tanto, del alumno y de la enseñanza misma, y la conveniencia de estructurar un plan de Bachillerato femenino que, sin perjudicar la preparación científica, atienda a las diferencias naturales entre los dos sexos y capacite especialmente a la mujer para el cumplimiento de sus fines.

Recomienda asimismo que en los planes de Enseñanza media o secundaria de España, Portugal o Filipinas se incluya por lo menos un curso de Historia de América, y en los de Iberoamérica y Filipinas, un curso de Historia de España y Portugal.

Comisión 3.ª Que se atienda adecuadamente a la formación específicamente femenina de las universitarias.

Que se introduzca la enseñanza del manejo de fuentes bibliográficas en los primeros cursos universitarios.

Comisión 4.ª Que se establezca la disciplina de organización y racionalización del trabajo en todas las Escuelas de formación y orientación profesional, de aprendizaje, Artes y Oficios, Elementales del Trabajo.

Que en los últimos cursos de la Enseñanza Primaria o Elemental se atienda a la iniciación profesional de los alumnos.

Rafael Gil Serrano
Maestro Nacional congresista