Junio de 2005

Estrategias socialdemócratas y lucha
pro-filosofía en vísperas del verano de 2005

El Anteproyecto LOE ha servido de revulsivo para el gremio de profesores de filosofía y estudiantes aspirantes, que han visto amenazadas tanto sus posibilidades laborales como el poco crédito que a la filosofía pudiera restar en la sociedad española actual. Las diversas movilizaciones han sido respondidas con habilidad maquiavélica por un gobierno socialista con muchos frentes abiertos. A pesar de todo, la lucha sigue, y algo avanza. Hagamos un breve repaso del último mes de este proceso.

Madrid 3 de junio de 2005

El 3 de junio de 2005 se celebró una manifestación en Madrid, que dio inicio a las doce del mediodía, subió por la calle Atocha y giró a la derecha para desembocar en Sol, alrededor de las dos y media. Se calcularon unos 200 asistentes, muchos procedentes en sendos autobuses de Granada (45) y de Sevilla (35). Tal vez debido a la noticia aparecida en El País el día anterior, la manifestación no fue cubierta por ningún medio de comunicación, lo que significa que es como si no hubiera tenido lugar, excepto por lo ecos que aquí y en otros foros, especialmente, como en todo este asunto, el de la SFRM, ha tenido.

Convocaba la manifestación la Plataforma Nacional de Estudiantes de Filosofía, constituida el 19 de mayo de 2005 en Madrid, con representantes de algunas facultades de filosofía de España. En aquella reunión habían firmado un manifiesto que recogía peticiones semejantes a las que FESOFI había estado esgrimiendo en sus negociaciones.

Madrid 3 de junio de 2005

Las consignas, cantadas como si de un solo pecho manasen, eran parecidas a las utilizadas en la manifestación del 12 de mayo y las regionales del 2 de junio de 2005, masivas en Asturias, Murcia y otras regiones: «la Filosofía no es una maría», «sin Platón, no hay educación», «Zapatero remendón, no nos quites a Platón», «sin Filosofía, no hay ciudadanía», &c.

Una vez en la Puerta del Sol, se siguieron cantando lemas y se pudieron escuchar algunos discursos más o menos espontáneos. En concreto María José Callejo, profesora de Filosofía en la UCM, pidió a los presentes que, antes de corear consignas, se tratase de matizar y analizar la situación a través del instrumental conceptual que ofrece la tradición filosófica, apelando sobre todo a la tradición ilustrada.

Madrid 3 de junio de 2005

A continuación, una vez finalizada la manifestación, los asistentes se retiraron a comer para, a partir de las tres y media, reunirse en la Plaza de España, donde los convocantes animaron a algunos profesores de la Complutense, la presidenta de la AAFI y algún otro a tratar el tema de la función de la filosofía en la educación actual. En este contexto, se repartieron unos cien ejemplares de ¿Qué es la filosofía? El lugar de la filosofía en la educación, de Gustavo Bueno, texto muy útil para entender la situación presente y las charlas que allí se oyeron.

El primer ponente subrayó la importancia de la filosofía en una sociedad democrática, llamando la atención sobre el común diagnóstico ofrecido por las distintas escuelas filosóficas contemporáneas. A pesar de su diversidad de enfoques (Escuela crítica, Husserl, Heidegger, Estructuralismo), todas estas corrientes vendrían a diagnosticar la situación crítica en la que se encuentra la «sociedad global» con la primacía de la «razón instrumental» (dicho en términos de una de esas escuelas). Según este profesor, es con esta primacía con lo que se está enfrentando la filosofía, siendo precisamente por esto, por este componente de denuncia de la situación, por lo que el saber filosófico trata de ser suprimido del plan de estudios.

Luego llegó el turno a Montserrat Galcerán Huguet, profesora de la UCM, con «una clasificación tan gratuita como cualquier otra», según propias palabras, de los diferentes tipos de filosofía: dogmática (la reexposición de Historia de la Filosofía desde Grecia como un corpus unitario), histórica (atenta a diferentes tradiciones enfrentadas, pero aún académica y «eurocéntrica»), crítica (el filosofar, como método antes que como doctrina) y una última consistente en los filosofares, en que el pensar crítico y reflexivo toma protagonismo. Pues bien, obviamente, la ponente defendía ésta última y hacía hincapié en la necesidad de aunar criterios sobre qué se está defendiendo.

Madrid 3 de junio de 2005

El siguiente fue Carlos Fernández Liria, igualmente profesor de la UCM, quien defendió que la filosofía era un «derecho sindical», vinculado a la clase universal proletaria, desde el neolítico y que las razones para no perderlo, para evitar ser una nada frente a la depredación capitalista, eran análogas a aquellas que esgrimen hoy los sindicatos frente a, por ejemplo, recortes en la seguridad social. Éstas razones podían, al parecer, encontrarse en el Manifiesto Comunista, de Marx y Engels, del que Liria leyó los fragmentos referidos a la destrucción de las estructuras y superestructuras burguesas, en tanto condenaban al proletariado a ser, como la filosofía de la LOE, una nada.

Hubo aquella tarde del 3 de Junio de 2005 alguna intervención más, entre las que tenemos que lamentar la de Simón Royo Hernández. Éste personaje agredió a Pedro Insua, colaborador habitual de El Catoblepas, y acto seguido empuñó el micrófono sin otro objeto que insultarle y difamarle públicamente. Algunos asistentes, ante las protestas de Pedro Insua por la situación, animaban al alborotador a seguir hablando, otros, sin embargo, protestaron ante la organización y, sólo entonces, Carlos Fernández Liria pidió a Simón Royo Hernández que abandonara el improvisado escenario. Afortunadamente la cosa no fue a mayores y el público terminó censurando la actitud de aquel que rompía la frágil unidad del encuentro de aspirantes a filósofos.

También hay que destacar, para enlazar aquellas intervenciones con la situación actual de la lucha pro-filosofía y contra la LOE, las palabras de Rosa María Rodríguez Ladreda, presidente de la AAFI, que expuso sus razones de por qué la AAFI no suscribió el comunicado conjunto del MEC y el FESOFI. Si bien esta disensión ha creado algunas fricciones entre los miembros de FESOFI, éstas han sido superadas en solidaridad contra terceros, en este caso, el Ministerio y su LOE, como muestra la celebración de una reunión el 21 de junio entre representantes de diversas sociedades. Es innegable que el comunicado conjunto, firmado el 1 de junio de 2005 y recogido inmediata y oportunamente en el artículo de El País antes citado, tuvo un efecto disuasorio sobre la manifestación y es capaz de explicar su mínimo eco en la prensa.

Si bien era el primer paso para la posible firma de un acuerdo común, el Ministerio no ha dado oportunidad para la continuación de las negociaciones con FESOFI, pero sí con otros grupos, con los que ha mantenido las mismas estrategias: la reunión mantenida el día 9 de junio del secretario general de Educación, Alejandro Tiana, con el Presidente de la Conferencia de Decanos, Navarro Cordón, y con los representantes de la Sociedad Académica de Filosofía, la Sociedad de Lógica y Filosofía de la Ciencia y la Sociedad de Ética y Filosofía Política, vino a confirmar la situación de ambigüedad, como lo hacía su interpretación «oficial» (El País, 10 de Junio).

El día 18 de junio de 2005 apareció un nuevo artículo en El País. La estrategia desmovilizadora es la misma que otras veces. Cuando una manifestación es inminente, el Ministerio hace la jugada y publica la noticia de una supuesta marcha atrás. Ocurrió antes de la manifestación del 12 de mayo, antes de las regionales del 2 de junio y la nacional del 3 de junio, y, en este último caso, antes de la concentración ante el Consejo de Ministros que se celebró en Mérida el primero de julio de 2005. A la tercera va la vencida, por lo que una presencia de suficientes manifestantes en Mérida de diversas partes de nuestra geografía demostró que el gremio no ha sido aún subsumido en el tinglado de PRISA.

Ese mismo día 1 de Julio, la SFRM, que no, inexplicablemente (esperemos que no se trate de una nueva cortina de humo), FESOFI, El País o la página oficial del MEC, recibió un Anteproyecto LOE modificado. En él se recogen las siguientes asignaturas: Educación Ético-Cívica para 4º de ESO, Filosofía y Ciudadanía para 1º de Bachillerato, e Historia de la Filosofía para 2º. A la espera de confirmaciones oficiales y, sobre todo, de los cursos legislativos y su incidencia en este nuevo Anteproyecto, parece que algunas de las peticiones de los diversos colectivos han tenido éxito: no se incluye la Educación para la Ciudadanía y se mantienen las asignaturas actuales aunque modificadas. Desde luego, la situación no es tan catastrófica como en el primer Anteproyecto, pero la ambigüedad de los rótulos (claramente dirigidos a cambiar filosofía por ideología, normalmente socialdemócrata y esclava de la comunidad autónoma en la que se imparta y sus planes respecto al Estado) y la presencia de Ciencias para el Mundo Contemporáneo aseguran que es, sin duda, aun peor que la que arrojan los planes vigentes actualmente. No debemos perder de vista, además, el problema más amplio de la educación pública en España, que a golpe de decreto, y de intereses electoralistas y psicopedagógicos, amenaza con convertirse en un modo de mantener entretenidos y adormecidos a nuestros jóvenes mientras sus padres emplean su fuerza de trabajo.

Independientemente de los resultados, el movimiento anti-LOE está sacando a la luz una filosofía aun viva en España, y rara en otras sociedades democráticas de mercado. Encierros, manifestaciones, protestas, envíos masivos de correo electrónico, creación de páginas web y asociaciones, debates, discusiones, artículos, foros y un largo etcétera lo han demostrado. El primer paso para que la filosofía en las aulas sea verdaderamente tal, es que docentes y estudiantes sean conscientes de su implantación política. No vamos por mal camino.

  1. Manifiesto plataforma estudiantes de Filosofía, 19 mayo 2005
  2. Comunicado conjunto MEC-Sociedades de Filosofía, 1 junio 2005
  3. ¿Por qué la AAFI no suscribió el comunicado conjunto?, 2 junio 2005
  4. Reunión MEC-Sociedades universitarias de Filosofía, 9 junio 2005
  5. Los decanos de Filosofía..., El País 10 junio
  6. La ministra de Educación y Ciencia..., El País 18 junio
  7. Comunicado de Decanos y Sociedades de Filosofía, 21 junio 2005

Madrid, 19 de mayo 2005

Manifiesto de la Plataforma Nacional de Estudiantes de Filosofía

Los alumnos de las facultades de Filosofía de toda España, en asamblea y tras la atenta lectura del Anteproyecto de la Ley orgánica de Educación (LOE), manifestamos de partida nuestra indignación ante la situación en que queda la enseñanza de la Filosofía en el Sistema educativo y expresamos pues, nuestro más profundo rechazo a la Ley propuesta para el futuro.

Entendemos que este Anteproyecto atenta gravemente contra la Filosofía; lo que supone por un lado, cercenar la formación del alumno como individuo autónomo, responsable y crítico, y por otro lado, interrumpir la transmisión y desarrollo de la tradición filosófica greco-latina a lo largo de 25 siglos.

Una omisión de la enseñanza filosófica en la educación secundaria y bachillerato, oculta al ciudadano ciertos elementos imprescindibles para comprender su posición en la Historia en el momento presente.

La filosofía es imprescindible en la formación cívica y política del hombre en cuanto que significa un fomento del dialogo y una lucha contra la violencia. Es capaz de conciliar y solventar diferencias entre posturas divergentes sin vulnerar los derechos fundamentales de las personas en la sociedad actual.

Por tanto la Educación para la Ciudadanía no puede suplantar ni a la Filosofía ni a la Ética. Por ello reivindicamos que:

No se sustituya la ética en ninguna de las etapas educativas por la Educación para la ciudadanía. NO admitimos que la ética esté contenida en dicha asignatura.

Que la ética se imparta en al menos dos cursos de la ESO y en un curso de Bachillerato.

Que filosofía I y II sean asignaturas comunes para todas las modalidades de Bachillerato y no exclusivamente para la modalidad de Ciencias y Tecnología. La Educación Filosófica no es una disciplina ni de Letras ni de Ciencias.

Las «Ciencias del Mundo contemporáneo» no pueden sustituir en la formación de los estudiantes de Humanidades y Ciencias Sociales a la Filosofía, los cuales no podrían entender ni la Historia, ni la Economía ni el Derecho sin comprender su dependencia de la Historia de las Ideas –Historia de la Filosofía–.

Siendo conscientes de estar inmersos en procesos que no sólo a nosotros nos afectan y haciendo nuestras las reivindicaciones de aquellos que a el se enfrentan, los estudiantes de filosofía somos conscientes de nuestro problema: No a la L.O.E. ni a la mercantilización de la educación.

Madrid, 19 de Mayo 2005


Madrid, 1 de junio de 2005

Comunicado conjunto del MEC y los representantes de la Federación de Sociedades de Filosofía

El Secretario General de Educación del Ministerio de Educación y Ciencia, Alejandro Tiana, se ha reunido en el día de hoy con los representantes de la Federación de Sociedades de Filosofía (FESOFI) para avanzar en los acuerdos sobre el tratamiento de la Filosofía en la nueva ley educativa que prepara el Gobierno.

Los acuerdos alcanzados por mayoría implican que habrá una presencia común de la Filosofía en primero de Bachillerato, con énfasis en los contenidos de Filosofía Social, Moral y Política, de manera que, a juicio del MEC, permita prolongar, dándole continuidad, la prevista Educación para la Ciudadanía de la ESO. El Ministerio se ha comprometido a proponer una denominación para la nueva materia que integre ambas perspectivas.

También ha garantizado la existencia de una materia común de Filosofía en segundo de Bachillerato, con la denominación de Historia de la Filosofía.

Por otra parte, FESOFI ha solicitado la revisión de la denominación del área de Educación para la Ciudadanía como Educación Ético-cívica, petición que el Ministerio se ha comprometido a estudiar.

FESOFI reclama todo el ciclo de Educación Ético-Cívica en la secundaria. Asimismo, pide que la Filosofía de primero de Bachillerato conserve su nombre. El Ministerio se ha comprometido a estudiar ambos temas, aunque ha expresado reservas sobre el primero.

En breve ambas partes volverán a tener contactos. La Asociación Andaluza de Filosofía no suscribe estos acuerdos.


Sevilla, 2 de junio de 2005

¿Por qué la AAFI no suscribió el comunicado conjunto del MEC con FESOFI, correspondiente a la reunión del día 1 de junio?

Como miembro de FESOFI en representación de la AAFI que no suscribí los acuerdos que se explicitan en dicho comunicado quiero informar acerca de cómo transcurrió la reunión con el Secretario de Estado Alejandro Tiana el día 1 de junio y cómo llegamos a la situación de laborar un comunicado conjunto que se refiere a acuerdos que no se establecieron en la reunión . ¿Qué propuestas nos hizo Tiana en el transcurso de la reunión?. Primero nos pidió la opinión de nuestras respectivas asociaciones respecto a las propuestas que nos había hecho en la reunión anterior, en particular la que él consideraba más relevante, a saber, la referente al 1º de bachillerato y ese canje de la Filosofía de 1º por una Educación para la Ciudadanía y al mantenimiento de una única Filosofía común en el bachillerato que podría ser la Historia de la Filosofía de 2º de bachillerato. Ya sabemos que esa propuesta en toda su crudeza sólo la hizo a la prensa y que a FESOFI se la presentó edulcorada, tal como reflejó nuestro comunicado de la reunión anterior, en el cual se recogió la propuesta de Tiana como que el MEC estudiaría el cambio del nombre «Educación para la ciudadanía» de modo que incorporara el término de Etica y que en 1º de bachillerato si Filosofía integraba los contenidos de Educación para la ciudadanía la asignatura tendría que cambiar de nombre, que podría ser: «Filosofía y ...» Como representante de la AAFI transmití el mandato de la Asamblea celebrada el día 21 de mayo, a la que asistieron también alumnos en representación de las Facultades de Granada y Sevilla.

En la Asamblea de la AAFI se había llegado a los siguientes acuerdos: La propuesta de Tiana reemplazar la Filosofía de 1º y la Etica de 4º por Educación para la ciudadanía había recibido el rechazo casi unánime; la propuesta edulcorada no fue aprobada; se aprobó unánimemente la propuesta llevada por la vocalía de Málaga, de aceptar alguna denominación que introdujera el término Etica para la propuesta del gobierno de Educación para la ciudadanía en 4º de ESO, como Etica cívica. Pero para la Filosofía de 1º y de 2º se debía mantener el nombre de Filosofía sin ambigüedades. Como síntesis, se decidió llevar la propuesta aprobada y como mínimos muy mínimos la propuesta edulcorada de «Etica y ...» para 4º y «Filosofía y ...» para 1º pero en ningún caso se aceptaría una propuesta que no incluyera ambas denominaciones. El resto de Asociaciones no pudo transmitir los acuerdos de la Asamblea correspondiente porque no se hicieron asambleas, aunque todas coincidieron en las propuestas similares a la AAFI.

Después de nuestra ronda de intervenciones, Tiana expuso que el MEC estaba decidido a crear el área de «Educación para la ciudadanía» y que no veía bien que cambiara de nombre en los distintos niveles sino que tuviera siempre el mismo nombre. Con esta afirmación hecha de forma clara, estaba todo dicho. Era evidente que el MEC no pensaba en cambiar el nombre y llamarlo «Etica y ...» ni «Filosofía y ...». Interrogado al respecto, si no habían estudiado en cambiar el nombre de Educación para la ciudadanía de modo que incorporara el de Etica, como habían quedado, dijo que no, pero que no descartaba que aún lo hicieran.

Interrogado por la Historia de la Filosofía de 2º, dijo que no habría ningún problema en aceptarla como materia común, dado que habría una Filosofía común bien en 2º o bien 1º.

Interrogado sobre si La Filosofía de 1º podría mantener el nombre si integraba la Educación para la ciudadanía, dijo que no habían considerado esa posibilidad pero no descartaba que lo hicieran.

En conclusión, no sólo no avanzó ningún compromiso respecto de las cuestiones pendientes, sino que se reafirmó en las peores: 1) Sólo 1 Filosofía común en bachillerato, que podría ser en 1º o en 2º.

2) Reconversión de los profesores de Filosofía como profesores de Educación para la ciudadanía, en 4º de la ESO y en 1º de Bachillerato. Los miembros de FESOFI fuimos a redactar el comunicado para la prensa.

Cuando estábamos a punto de acabarlo llamaron del MEC por si queríamos hacer un comunicado conjunto. Algunos miembros de FESOFI fueron antes mientras que un compañero se quedaba pasando a limpio el nuestro y yo me quedé acompañándole. Cuando llegamos con el comunicado de FESOFI al MEC, los otros compañeros estaban ya corrigiendo un comunicado redactado por el MEC, bastante sesgado. Después de hacerle algunas ligeras correcciones, todos los presentes, con la ausencia del presidente de FESOFI, Antonio Jiménez, (presidente de la Sociedad de Hispanismo Filosófico), y con el asentimiento de Mary Fe Santiago, representante de presidencia de Gobierno, aceptamos una redacción de compromiso. El jefe del gabinete de prensa del Ministerio le llevó el comunicado a Tiana para pedirle su visto bueno.

Tiana se negó a suscribir dicho comunicado si no se reemplazaba el párrafo A) por el B):

A) Los acuerdos alcanzados implican que LA FILOSOFIA SERA COMUN en primero de bachillerato, con énfasis en los contenidos de Filosofía Social, Moral y Política. Esto permitirá prolongar, dándole continuidad, LA EDUCACION EN VALORES ETICO-CIVICOS de la ESO DENTRO DE LA FILOSOFIA EN EL BACHILLERATO.

B) Los acuerdos alcanzados implican que habrá una PRESENCIA COMUN DE LA FILOSOFIA EN PRIMERO DE BACHILLERATO, con énfasis en los contenidos de Filosofía social, Moral y política, de manera que permita prolongar, dándole continuidad, LA PREVISTA EDUCACION PARA LA CIUDADANIA DE LA ESO. El Ministerio se ha comprometido a proponer UNA DENOMINACION PARA LA NUEVA MATERIA QUE INTEGRE AMBAS PERSPECTIVAS.

Tiana dijo que si no estábamos de acuerdo que podíamos hacer comunicados separados. A lo que propuse hacerlos separados dadas las diferencias manifiestas y a su trascendencia. Los compañeros de FESOFI dijeron que no, que daba igual. Dije que no daba igual y que no podíamos suscribir aquel comunicado como acuerdos entre el MEC y FESOFI porque no lo eran. A lo cual Luis Cifuentes dijo que estaba en minoría y que FESOFI suscribiría el comunicado, a lo que no se opusieron los restantes miembros de FESOFI, con la ausencia del presidente. Pedí que constara mi discrepancia con la consideración del citado comunicado como resumen de acuerdos, dado que no habían sido acuerdos pero además no respondía al mandato de la Asamblea de la AAFI, a quien representaba.

Creo que a la luz de estas informaciones se desprende que Tiana no ha hecho ningún compromiso firme de mantener no ya la Etica sino la FILOSOFIA en 1º de Bachillerato.

El único compromiso verbal, porque de momento no puede ir en la presente ley, dado que no lleva las adscripciones a departamentos, es que los profesores de FILOSOFIA serán los que impartan la Educación para la Ciudadanía de 4º y de 1º.

¿Creemos que es esto motivo de satisfacción por el momento? ¿Teníamos necesidad de suscribir ese comunicado cuando aún no hay nada de lo que hemos pedido ? ¿Podemos estar satisfechos de que nos reconviertan en profesores Educación para la Ciudadanía y ni siquiera tendremos garantía en la LOE?

¿Estamos realmente defendiendo lo que están pidiendo los diferentes colectivos y en lo que coincidimos todos?

LA AAFI SE HA SUMADO A LA MANIFESTACION DE MADRID DEL DIA 3: A LAS 12 EN ATOCHA, DELANTE DEL REINA SOFIA, PARA IR EN DIRECCION A SOL

Rosa María Rodríguez Ladreda
Presidente de AFFI


Madrid, 9 de junio de 2005

Reunión con el Ministerio de Educación de la Conferencia de Decanos y Sociedades Universitarias de Filosofía

En el Ministerio de Educación (Alcalá 34, 4ª Planta, Madrid) se celebró el 9 de junio de 2005 una reunión en la que participaron, por el Ministerio de Educación: Alejandro Tiana (Secretario General) y José Luis Pérez Iriarte (Director General); por la Conferencia de Decanos: Juan M. Navarro Cordón (Presidente); por la Sociedad Académica de Filosofía: Eugenio Moya (Secretario) y Gerardo López (tesorero); por la Sociedad de Lógica, Metodología y Filosofía de la Ciencia: Alfredo Marcos y Jesús Zamora (vocales de la Junta Directiva); por la Sociedad Española de Ética y Filosofía Política: Roberto Rodríguez Aramayo (Presidente) y Antonio Valdecantos (Secretario); al objeto de tratar sobre la presencia de las disciplinas filosóficas en la LOE.

Reivindicaciones de Facultades y profesores universitarios de filosofía:

La Conferencia de Decanos y las Sociedades de Filosofía universitarias solicitaron del Ministerio:

1. Ser reconocidos como interlocutores tanto en el actual proceso de discusión del anteproyecto de la LOE como en posteriores desarrollos legislativos curriculares de las materias filosóficas.

2. Reconocer los acuerdos de la FESOFI con el Ministerio respecto a la Historia de la Filosofía de 2º de Bachillerato como materia común a todas las modalidades de Bachillerato.

3. Introducir en la tabla de materias comunes que aparece en la LOE una materia común que podría denominarse Filosofía teórica y práctica o Filosofía y ciudadanía en la que se integrarían contenidos filosóficos de carácter sistemático, plural y representativos de la actividad filosófica (antropología, epistemología, lógica, metafísica, ética, filosofía política) que ofrecerían un fundamento o justificación teórica a una educación para la ciudadanía, que incorporaría aspectos sociales, morales y políticos más positivos o concretos, como continuación a los contenidos abordados en la ESO. La fórmula que se le propuso iría en la línea de los contenidos constitucionales que se establecieron desde el curso 1979/80 en el antiguo 3º de BUP y que impartieron los profesores de Filosofía; esto es, 3h (Filosofía) + 2h (Educación para la ciudadanía).

Esta fórmula, que podría ser variable, pero garantizando la carga lectiva total de la actual Filosofía I, la entendíamos posible en la medida en que la Religión no figuraba en la tabla de materias comunes y la tutoría lectiva, que actualmente se realiza en 1º de bachillerato, podría ser trasladada a 2º de Bachillerato, un curso que requiere más orientación vocacional. Cabrían otras fórmulas como reducir la carga lectiva de la asignatura optativa de 1º.

4. Reconvertir la Educación para la Ciudadanía de 4º de ESO en Ética cívica, como materia que, desde un punto de vista filosófico moral, daría continuidad a la Educación para la Ciudadanía de 2º de ESO, con un mínimo de 2 horas lectivas.

5. Adscribir con exclusividad a los profesores de Filosofía las materias filosóficas referidas en los puntos anteriores.

Respuestas del Ministerio de Educación:

1. Reconoce el interés legítimo de los Decanos y Sociedades presentes en participar en el debate y futuro desarrollo curricular.

2. Compromiso de hacer explícito en la tabla de materias comunes algo que no podía comprobarse en la literalidad del anteproyecto: que la Filosofía sería cursada por todos los bachilleres, unos como materia común y otros como obligatoria de modalidad. O sea, que aparecerá Filosofía como materia común.

3. Firme decisión de dar continuidad en 1º de Bachillerato a la Educación para la ciudadanía. Y, aunque reconoce que habrá en ella presencia de la filosofía (aspectos morales y políticos), no cree que decisiones en el sentido propuesto de 3+2 puedan hacerse ahora y sin tener en cuenta los intereses también legítimos de otras especialidades afectadas.

4. Compromiso de estudiar una denominación para la Educación para la ciudadanía de 4º de ESO que haga visible la presencia de los contenidos de la actual ética de 4º y compromiso de adscribirla a los profesores de filosofía.

5. Ningún compromiso sobre exclusividad. Este es un problema que, según Tiana, no puede discutirse ni reflejarse más que en el desarrollo legislativo de la LOE.

Valoración de los representantes de los decanos y sociedades universitarias:

Aunque reconocemos como positiva la predisposición del Ministerio a la interlocución con todos los implicados en una Ley que no puede desconectarse del resto de sistema educativo y, por tanto, de la Universidad y sus titulaciones, entendemos que el Ministerio se muestra demasiado ambiguo a la hora de clarificar su propuesta para las materias filosóficas. Es más, aunque insiste en lo desafortunado de la redacción del anteproyecto de LOE y afirma que nunca ha sido la intención del equipo ministerial «reducir drásticamente» la filosofía en la enseñanza secundaria, no niega que vaya a reducirla (sin adverbios) y se limita a decir que la presencia (una palabra que repite una y otra vez) de la filosofía será «más o menos equivalente a la actual».

Debemos expresar y hacer pública, por tanto, nuestra preocupación, pues entendemos que el Ministerio da por satisfechas las reivindicaciones del colectivo filosófico con la introducción de una Historia de la filosofía común. Más aún, creemos que, de no corregir sus intenciones, al final el Ministerio se limitará:

1. A quitar el paréntesis actual en la tabla de materias comunes. O sea, donde dice en la LOE «Filosofía (sólo para la opción b)» dirá «Filosofía», dejando sin determinar si la extensión de esa denominación es idéntica a «Historia de la Filosofía». De hecho, el silencio siguió a nuestra propuesta de que en esa tabla apareciesen explícitamente: «Filosofía y ciudadanía» e «Historia de la Filosofía», para dejar claro que el Ministerio no quiere reducir la presencia de las materias filosóficas en el Bachillerato.

2. A introducir una Ética para la ciudadanía (con ese u otro nombre parecido) en 1º de bachillerato, asignada a profesores de Filosofía, pero no en exclusiva, porque en la temática de esa materia se incluirían contenidos no sólo filosóficos, sino políticos y jurídicos. Vemos, por tanto, como una posibilidad que la Educación para la ciudadanía sirva para dar entrada en el bachillerato (como ya sucedió con la Economía) a materias que hoy se imparten en las facultades de Derecho o Ciencias Políticas, lo que nos parece muy bien siempre que no sea a costa de las que se imparten en la de Filosofía. Entendemos que el lugar de esas disciplinas está, en todo caso, en las materias obligatorias u optativas de la submodalidad del Bachillerato de Ciencias Sociales.

3. A mantener una Ética Cívica, asignada a profesores de Filosofía, pero no exclusivamente, con el pretexto de que también esos profesores (junto a los de historia) podrían también impartir la Educación para la ciudadanía de 2º de ESO.

En definitiva, frente a otras interpretaciones recientes (y con el deseo de comprobar finalmente nuestra equivocación), vemos con real y clara preocupación la continuidad de las materias actuales de Filosofía en la enseñanza secundaria obligatoria y bachillerato, así como la repercusión que esa reducción tendrá no sólo para las salidas profesionales de futuros titulados de Filosofía, sino también para el mismo ejercicio de la Filosofía en España.

Madrid, 9 de Junio de 2005


El País, Madrid, 10 de junio de 2005

Los decanos de Filosofía dicen que Educación oculta el futuro de esta asignatura

(Marta Aguirre Gómezcorta) La Conferencia de Decanos de las Facultades de Filosofía criticó ayer la «incapacidad» del Ministerio de Educación por «concretar las ambigüedades que aún existen» en torno a cómo quedará la enseñanza de la Filosofía en secundaria. El ministerio asegura que todavía estudia el nombre de la asignatura que sustituirá a la ética de 4º de ESO (que en un principio se había pensado que fuera Educación para la Ciudadanía) y el de la materia de 1º de bachillerato que recogerá los contenidos filosóficos de moral y política y de Educación para la Ciudadanía.

La semana pasada el ministerio se comprometió a incluir en el texto de la Ley Orgánica de Educación una nueva asignatura común en bachillerato, Historia de la Filosofía, materia que se imparte en la actualidad en 2º de bachillerato, pero que no aparece en el anteproyecto del Ejecutivo.

El secretario general de Educación, Alejandro Tiana, se reunió ayer con el presidente de la Conferencia de Decanos de las Facultades de Filosofía, Juan Manuel Navarro Cordón, y con los representantes de la Sociedad Académica de Filosofía, la Sociedad de Lógica y Filosofía de la Ciencia y la Sociedad de Ética y Filosofía Política, que representan a profesores de universidad. Los decanos y estas sociedades pidieron al ministerio que en 4º de ESO se imparta una materia denominada Ética-cívica, dentro del área de Educación para la Ciudadanía. Y reclamaron que en 1º de bachillerato los chicos estudien cuatro o cinco horas de una materia con contenidos de la actual Filosofía de 1º de bachillerato (tres horas) y de Educación para la Ciudadanía (una o dos horas). En la actualidad los alumnos de 1º de bachillerato reciben tres horas de filosofía.

Estos profesores temen también que, además de los de filosofía, docentes de otras disciplinas puedan impartir Educación para la Ciudadanía.

Debate de contenidos Tiana explicó ayer a este diario que la voluntad del ministerio es que Ética tenga presencia en 4º de ESO (aunque aún no se sabe que denominación tendrá) y que la Filosofía de 1º de bachillerato esté en conexión con Educación para la Ciudadanía. «El debate sobre qué contenidos deben recibir los alumnos de primaria, ESO y bachillerato deberá hacerse una vez que se apruebe la ley y quedará recogido en un decreto posterior. En ese debate tendrán que intervenir todos los que tengan algo que decir», señaló Tiana.


El País, Madrid, 18 de junio de 2005

La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo: las comunidades fijarán el acceso de los docentes de Religión a los colegios

(Ricardo Gutiérrez) El Gobierno ha modificado el anteproyecto de su Ley Orgánica de Educación (LOE) cuyo texto prohíbe ahora a los centros concertados cobrar cuotas o donaciones obligatorias a las familias por pertenecer a asociaciones o fundaciones. En el borrador de anteproyecto, que pronto entrará en el Consejo de Estado, la asignatura de Educación para la Ciudadanía, una de las grandes novedades de la reforma, sufre recortes en todas las etapas mientras que la filosofía recupera peso en el programa escolar. También permite a las comunidades intervenir en la regulación de las repeticiones. El nuevo anteproyecto de Ley Orgánica de Educación modifica parte de algunos artículos e incorpora otros que no existían. Este texto se presentará, con alguna revisión final, según el Ministerio de Educación, al Consejo de Estado en los próximos días. Aquí se recogen sus novedades más significativas:

–Cobrar cuotas. Uno de los artículos nuevos es el titulado Garantías de Gratuidad en el que se prohíbe a centros públicos y concertados «percibir cantidades de asociaciones o fundaciones a las cuales deban pertenecer obligatoriamente las familias y que reciban a su vez aportaciones obligatorias de las mismas». Tampoco se podrá «percibir directa o indirectamente cantidades de las familias por recibir las enseñanzas de carácter gratuito». Esto último ya se recogió en leyes anteriores. Y, por último, el texto impide que se establezcan servicios obligatorios, asociados a las enseñanzas, que requieran aportación económica por parte de las familias. Pero inmediatamente se añade que quedan excluidas las «actividades extraescolares y complementarias». Nada se dice, tampoco, de cuotas o donaciones voluntarias. Algunos centros concertados reciben a menudo críticas –el Defensor del Pueblo se hizo eco de ello– por disfrazar de voluntarias, cuotas que, en la práctica, pagan todas las familias.

–Evaluación. La promoción de los alumnos queda igual, no se repite curso con dos suspensos, ni se pasa con cuatro; con tres, decide el equipo de profesores. Ahora se añade: «Las Administraciones educativas regularán las actuaciones del equipo docente responsable de la evaluación.» A la hora de repetir curso se tendrá en cuenta si los alumnos han aprobado no sólo un número de asignaturas, sino también los programas de refuerzo de aquellas otras materias pendientes que no les impidieron pasar de curso.

–Educación para la Ciudadanía. Esta asignatura sufre recortes en todas las etapas. En la enumeración de las materias de primaria ya no aparece recogida aunque se señala que se estudiará en 5º o 6º curso. La Educación para la Ciudadanía aparece suprimida también en los primeros cursos de secundaria, en los que estaba previsto que se estudiara al menos en uno de ellos. Y tal y como solicitaron los profesores de filosofía, en el último curso de la ESO, 4º, desaparece también la Educación para la Ciudadanía, que se llamará Educación Ético-cívica. En el bachillerato la asignatura se sustituye por Filosofía y Ciudadanía. Además todos los alumnos estudiarán Historia de la Filosofía, previsiblemente en 2º de bachillerato. Entre las asignaturas comunes de esta etapa figura también Ciencias para el Mundo Contemporáneo, pero ya no se dice en qué modalidad de bachillerato deberá impartirse. Cabe suponer que en todas.

–Selectividad. El nuevo documento recoge expresamente que sean «las universidades» junto a las Administraciones educativas las que organicen las pruebas de acceso a la universidad y garanticen la «adecuación de la misma al currículo de bachillerato». Además, el Consejo de Coordinación Universitaria informará al Gobierno antes de que éste establezca la normativa que permita a las universidades fijar los procedimientos de admisión de los alumnos que hayan superado la selectividad.

–Infantil. Sobre el aumento de plazas en esta etapa, el texto rebaja las exigencias. Ahora no se dice que las administraciones garantizarán un incremento de las plazas en el primer ciclo de infantil sino que «propiciarán» ese incremento. Y añade que se podrán establecer convenios para satisfacer esta demanda con «corporaciones locales, administraciones públicas y entidades privadas sin fines de lucro».

–Admisión de alumnos. «En ningún caso habrá discriminación por razones ideológicas, religiosas, morales, sociales o de nacimiento», dice el nuevo texto. Ya no se incluye el «carácter propio del centro». Tampoco se menciona el sexo entre los motivos por los que no se puede discriminar. Como antes. El ministerio no quiso confirmar ni desmentir lo recogido en este anteproyecto y aseguró ayer que éste no es el texto definitivo que se presentará al Consejo de Estado, sino un borrador que sufrirá algunos cambios. Fuentes cercanas a Educación las redujeron a modificaciones de carácter técnico.

Las comunidades fijarán el acceso de los docentes de Religión a los colegios. El nuevo borrador de la LOE recoge, respecto a los profesores de Religión, que las comunidades autonómicas «podrán establecer el procedimiento de acceso a las plazas de profesor de enseñanza de religión [...] de los trabajadores que en la actualidad vinieran impartiendo dichas enseñanzas» con contratos curso a curso. El acceso de estos profesores está en manos de los obispos, que les proponen por su idoneidad. Representantes de los profesores de religión expresaron ayer su rechazo a esta propuesta. Opinan que debe ser mediante el Estatuto de los Trabajadores como se regule sus contratos laborales, como se aprobó en el Consejo Escolar del Estado recientemente. Del resto de los profesores se dice que se prestará una «atención prioritaria al conjunto de factores que favorecen la calidad de la enseñanza y, en especial, la cualificación y formación del profesorado, su trabajo en equipo, los recursos educativos, la investigación, la experimentación y la renovación educativas», entre otras cosas. Por otro lado, el anteproyecto cambia la denominación de algunas asignaturas (los procesos tecnológicos e informáticos vuelven a llamarse tecnologías, por ejemplo) y recoge, entre los objetivos de las distintas etapas educativas, una atención especial a los asuntos de convivencia escolar, y las cuestiones de sexismo. También se establecen apoyos escolares para las víctimas del terrorismo y de la violencia de género, niños que hayan tenido que cambiar de residencia o ciudad. Se introduce todo un capítulo de enseñanzas deportivas en régimen especial que conducirán a los títulos de Técnico Deportivo y Técnico Deportivo Superior.


Madrid, 21 de junio de 2005

Comunicado de Decanos y Sociedades de Filosofía

Reunidos el martes 21 de junio representantes de las siguientes Instituciones y Sociedades de Filosofía:

Por la Conferencia de Decanos de Facultades de Filosofía: D. Juan Manuel Navarro Cordón; por la Federación de Sociedades de Filosofía: D. Antonio Jiménez García, (Presidente), de la AHF, D. Luis María Cifuentes (Vicepresidente), de SEPFI, y Doña Rosa María Rodríguez Ladreda (Vocal), de la AFFI; por la Sociedad Académica de Filosofía: D. Gerardo López Sastre; por la Sociedad de Lógica, Metodología y Filosofía de la Ciencia: Doña Eulalia Pérez Sedeño; y por la Sociedad de Ética y Filosofía Política: D. Antonio Valdecantos,

Han acordado que  la presencia de la Filosofía en el marco de la LOE debe quedar configurada de la siguiente manera:

Así como que todas estas materias serán adscritas al Departamento de Filosofía.

Consideramos que sólo hay una cierta indefinición por parte del MEC en lo que se refiere a los contenidos de «Filosofía» de 1º de Bachillerato. En este punto estimamos que los mismos deben ser claramente filosóficos, entre los cuales están cuestiones de filosofía moral, social y política, además de las igualmente necesarias y fundamentales lógico-epistemológicas, antropológicas y ontológicas. Consideramos que los contenidos referidos son los que en  la tradición europea aportan los fundamentos críticos y dialógicos para la educación de una ciudadanía cívica y democrática.

Dado que el MEC ha mantenido diversas reuniones con estas Sociedades e Instituciones sin haber expresado una respuesta suficientemente clara respecto a todas estas cuestiones, solicitamos del MEC una pronta respuesta a todo lo expresado en este escrito.

Firmado: Juan Manuel Navarro Cordón. Luis María Cifuentes. Antonio Jiménez García. Rosa Mª Rodríguez Ladreda. Gerardo López Sastre. Eulalia Pérez Sedeño. Antonio Valdecantos.

 

© 2005 filosofia.org