Filosofía en español 
Filosofía en español

Reglamento de la Sociedad Médico-Quirúrgica de emulación e instrucción recíproca

Transcripción, por María José Ordóñez Vergara, del manuscrito fechado en Madrid el 17 diciembre 1839 –cuadernillo cosido de 6 hojas con tapas, 150×200 mm, y lista de nombres–, conservado en el fondo Ildefonso Martínez de la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense.


Reglamento

“Sociedad Médico-Quirúrgica de emulación e instrucción recíproca.

Convencidos unánimente [sic] de que el único objeto que nos reúne es el de adquirir el conjunto de conocimientos que cada uno tiene en particular, es inútil poner por base de esta Sociedad el silencio, la cordura y demás prendas que deben poseer los que, como los infrascriptos, se precian de gozar de una buena educación.

Consignados estos principios en nuestras primeras juntas y observando por otra parte, que es indispensable tener reglas fijas que nos sirvan de tácita dirección en nuestras ulteriores operaciones, para conseguir el fin propuesto, formamos y aprobamos el siguiente

Reglamento.

Artículo 1.° La Sociedad no constará más que de doce individuos, y cuando este número estuviere incompleto podrá admitirse para completarle a los que reúnan más votos.

Art.° 2.° El que se admita en la sociedad cuando hubiere alguna vacante estudiará precisamente el mismo año que los individuos que la componen y obtendrá el último número.

Art.° 3.° Habrá un presidente y un vicepresidente, que serán renovados todos los meses, y elegidos por votación.

Art.° 4.° El vicepresidente hará las veces de presidente en los casos que a continuación se expresan:

1.° Cuando el presidente falte.

2.° Cuando tenga la disertación.

3.° Cuando arguya.

Art.° 5.° La Sociedad se reunirá todos los días, excepto los domingos, para tener las conferencias señaladas, de cuatro en adelante cuando no hubiere disertación y a las tres cuando la haya.

La hora podrá variar según las circunstancias, para lo cual se procederá a votación.

Art.° 6.° Tres de los individuos de la Sociedad tendrán la obligación diaria de preguntar a los demás de una de las lecciones que hubiere señaladas, observándose para esto el orden numérico.

Art.° 7.° Si faltase alguno de los que debiesen preguntar lo hará el número inmediato, debiendo el ausente verificarlo cuando se presentare.

Art.° 8.° Habrá todos los sábados una disertación que leerá el individuo de la sociedad que corresponda por orden numérico.

Art.° 9.° Los puntos, sobre los cuales se ha de disertar por los individuos de esta Sociedad, serán los siguientes:

1.° De los sistemas generales de la economía, considerando el modo con que concurren a la formación de todos los tejidos.

2.° Del sistema nervioso en general.

3.° De la osteogenia.

4.° Del influjo recíproco de los sólidos y líquidos del cuerpo humano.

5.° Del principio vital.

6.° De la vida.

7.° De las simpatías.

8.° Del hábito.

9.° Causas y fenómenos del hambre y sed.

10.° Mecanismo de la quimificación y de la quilificación.

11.° De la absorción.

12.° De la hematosis.

13.° De la asimilación.

14.° De las secreciones en general.

15.° De la secreción de la bilis.

16.° Del placer y dolor, considerados fisiológicamente.

17.° Del instinto y de la inteligencia.

18.° Si el cerebro es el órgano material de la inteligencia.

19.° Acción conductora de los nervios en las sensaciones y movimientos.

20.° Del lenguaje afectivo.

21.° Del sueño.

22.° De la generación.

23.° De los monstruos y de la superfetación.

24.° De los temperamentos.

25.° Fisiología de la vida intrauterina.

Art.° 10.° De los puntos que anteceden se elegirán tres a pluralidad de votos para cada disertante, de los cuales escogerá el que le acomode.

Art.° 11.° El día en que se señala la materia de la disertación se nombrarán dos arguyentes por orden numérico.

Art.° 12.° Habrá siempre nombrados dos disertantes por si faltase uno que supla el otro la falta.

Art.° 13.° Se señalará el punto de las disertaciones con quince días de anticipación.

Art.° 14.° El que, teniendo la disertación, faltase dos veces seguidas, será expelido de la Sociedad, a no depender dicha falta de enfermedad o de otro motivo legítimo.

Lo mismo se debe entender, respecto de los arguyentes.

Art.° 15.° El individuo que no se hallare presente cuando le tocare elegir punto para disertar se considerará como presente, votándose los tres puntos para que elija; cuya disposición comprenderá también a los arguyentes.

Se admitirá, respecto de este artículo, la excusa de enfermedad, en cuyo caso se sortearán los puntos para el siguiente número.

Art.° 16.° El arguyente o arguyentes que faltasen cuando les corresponda argüir, serán nombrados para que lo hagan en el día siguiente de disertación.

Art.° 17.° El día de la disertación, después de los nombrados, podrá argüir todo el que pida licencia para ello al presidente; pero si a un tiempo la piden dos o más, argüirán por orden numérico.

Art.° 18.° Las disertaciones, después de leídas, quedarán a beneficio de la sociedad, y en caso de disolverse esta, se devolverán a sus respectivos autores.

Art.° 19.° El presidente tendrá las siguientes atribuciones:

Mantendrá el orden debido, por lo que todos los individuos le obedecerán en cuanto no se oponga al reglamento.

Señalará las lecciones de un día para otro, siguiendo el orden de materias.

Señalará igualmente a los individuos que les toque preguntar, la asignatura de la que lo han de hacer.

Dará principio a los ejercicios diarios cuando llegase la hora señalada, aunque no estén todos reunidos.

Se entregará [sic] de las disertaciones, después que hayan sido leídas, de las que será responsable, entregándolas, cuando deje la presidencia, al que le reemplace.

Su voto decidirá cuando haya empate en las votaciones.

Será juzgado a votación si faltase al reglamento, y si se le depusiere por este motivo no podrá volver a ser presidente.

Será igual a los demás en los ejercicios literarios.

Cuando le tocare preguntar, lo hará de la asignatura que guste.

Cuando le corresponda disertar, no podrá elegir la materia, sino que se guardarán las reglas prescriptas en el artículo 10.°

Fijará las cuestiones, tanto en las conferencias como en las disertaciones.

Art.° 20.° Los individuos que gusten copiar la disertación lo harán del modo siguiente. El presidente entregará la disertación que pare en su poder al número inmediato al de la disertación; éste entregará al presidente su copia y el original, las que pasarán a los números inmediatos, procediendo del mismo modo hasta que se concluya, en cuyo caso el original pasará otra vez al presidente.

Art.° 21.° Ninguno podrá tener la disertación en su poder más que cuatro días contados desde la hora en que se le entregue, aunque no la hubiere copiado, pues si así no lo hiciere no se le dará ninguna otra a copiar.

Art.° 22.° El que, teniendo la disertación original, la manchase o rasgase, está obligado a copiar una, para entregarla al presidente del mismo modo que la recibió.

Art.° 23.° Si algún individuo faltase a cualquier de los artículos del reglamento en que no estuviere incluida la pena, será juzgado por votación.

Art.° 24.° Si en lo sucesivo recurriere algún accidente que no esté incluido en este reglamento, se discutirá y se procederá con arreglo al mayor número de votos.

Art.° 25.° Se encarga a los individuos de la Sociedad guarden secreto, respecto de sus actos.

Madrid, 17 de Dic. de 1839.”

[Firmas y rúbricas:] Alcalá Pabón, Aroca y Picazo, Zaldúa y García, Ortega y Rodríguez, Martínez Fernández, Meléndez Fontaner, Pereda y Martínez, Muñoz y Ferrón, Alonso e Ilundaín, Fernández del Río, Miguel Romera.

[Nota suelta. Adviértanse en la imagen las marcas tras algunos de los nombres.]

“Lista numérica de los individuos de la Sociedad Médico-Quirúrgica de emulación e instrucción recíproca

Lista

D. Bartolomé Alcalá y Pabón

D. Gregorio Zaldúa y García

D. Mariano Ortega y Rodríguez

D. Ildefonso Martínez y Fernández

D. Nicolás Meléndez Fontaner

D. Sandalio de Pereda y Martínez

D. José María Muñoz y Ferrón

D. Cayetano Alonso e Ilundaín

D. Román Fernández del Río

D. Miguel Romera y Rodríguez.”