Filosofía en español 
Filosofía en español


S. E. el Jefe del Estado Generalísimo Franco da las gracias al general Carmona por el reconocimiento del Gobierno

Saludo y propósitos

¡Franco… Aranda… Caballero…!

He aquí nuestro saludo a Asturias.

¡Franco… Aranda… Caballero…!

Llegamos a esta tierra, generosa salvadora de España, abierta por el martirio y el sacrificio, con el corazón y el pensamiento rebosantes de las consignas doctrinales y heroicas de estos superhombres y a ellas hemos de conformar nuestra actuación.

Nuestra pluma, que no perdiera nunca la dignidad de sentimientos que la imprimieran, va a exaltar, al amparo de tan altísimos signos, su condición cristiana y española.

: trémolo de tan gloriosos nombres como bandera jurada de propósitos, arribamos a la dirección de este diario, con la aportación modesta, pero fervorosa, de nuestro empeño. Serviremos sin desmayos ni claudicaciones la obra de reconstrucción espiritual y material de Asturias; defenderemos los derechos del pobre y del rico, del obrero y del patrono, con igual entusiasmo, sin rebasar nunca los límites de los principios éticos que informan nuestra conducta: lucharemos denodadamente por dignificar y ennoblecer la moral de las clases trabajadoras, metiéndoles en el alma, ancogidica y aterida, la brasa viva de la fe y la llama purificadora de las doctrinas nacionalsindicalistas; rendiremos tributo a la justicia y al deber cumplido y condenaremos y denunciaremos a los remisos y prevaricadores.

× Dios, por la Patria y por Franco; por creyentes y falangistas, seremos hermanos de los que nos estimen, y hermanos también, de los enemigos, a los que ganaremos con la verdad de nuestras ideas.

He aquí nuestros propósitos de hoy, de ayer y de siempre.

Nuestro saludo a Asturias, a sus autoridades, a nuestros queridos camaradas del admirable diario “La Nueva España” y compañeros de “La Voz de Asturias”, “Carbón”, “Comercio” y “Voluntad”, no puede ser más que éste:

Dios, España y Franco…

Aranda, Caballero.

Juan Miraluz

Telegrama del Generalísimo al Presidente de la República portuguesa

Burgos, 12.– Con motivo del reconocimiento del Gobierno portugués, al de la España de Franco, el Generalísimo envió un telegrama al Presidente de la República, general Carmona, en estos términos:

“Al recibir con gran emoción la fausta noticia del reconocimiento de mi Gobierno, no quiero demorarme en manifestarle la satisfacción que produce la amistad del pueblo portugués, que desde un principio manifestó hacia la causa de la verdadera España amistad, que seguirá manteniéndose en el futuro.

Reciba el señor Presidente mi saludo, y con él, el testimonio de admiración y la simpatía de nuestro pueblo hacia la noble nación lusitana.”

Parte Oficial de Guerra

del Cuartel del Generalísimo, con noticias recibidas hasta las veinte horas del día de hoy:

En el frente de Teruel ha continuado brillantemente el avance de las tropas de Castilla, que han causado al enemigo una gran derrota, pues sólo una de nuestras divisiones llevaba contados a la hora de dar el Parte más de mil muertos en las trincheras enemigas, y recogido grandísima cantidad de armas de todas clases.

Se han ocupado posiciones muy importantes cerca de Corbalán, todo el macizo de Castilfrío, pueblo de Allepuz, que además de ocupado ha sido rebasado, y las alturas sobre la carretera de Villarluengo y Fortanete, quedando también en nuestro poder y rebasado el pueblo de Cañada de Benatanduz.

Se han hecho doscientos ochenta y siete prisioneros.

Las fuerzas de Navarra han conquistado el pueblo de Cantavieja.

A última hora de la tarde seguía el avance.

En combate aéreo, ha sido derribado ayer un “caza” enemigo y, hoy, otros dos más.

Salamanca, 12 de mayo de 1938. II Año Triunfal.– De orden de S. E. el general jefe de Estado Mayor, Francisco Martín Moreno.

Nuevo Director de REGIÓN

Al dar posesión, en la tarde de ayer, del cargo de director de REGIÓN de conformidad con las disposiciones de la nueva Ley de Prensa, al insigne periodista Juan Miralux, nos es obligado dedicar unas muy breves líneas a nuestros queridos lectores y amigos.

No, ciertamente para informarles de los muchos y muy dolorosos trances que hemos sabido afrontar con entereza y serenidad en los meses que siguieron al glorioso Movimiento Nacional y, más concretamente, durante el cerco de Oviedo, en el que REGIÓN escribió una página propia y singular de su historia periodística. No: a nuestros lectores y amigos sólo queremos manifestarles que ha sido nuestro propósito poner al frente de la orientación ideológica y literaria de REGIÓN a un fino y distinguido escritor, con personalidad ilustre en el campo de las letras, forjado en el mismo espíritu de reciedumbre católica y patriótica que ha mantenido nuestro diario de manera inflexible desde su fundación.

Este ha sido nuestro propósito y hemos de afirmar que referencias autorizadísimas nos han confirmado en el acierto de la designación.

Por consiguiente, ahora sólo nos resta pedir a Dios que la labor, ardua y difícil, que realice nuestro periódico REGIÓN, fiel a las normas doctrinales inspiradas en el heroísmo de nuestras juventudes y dirigido por manos tan expertas, obtenga tan copiosos frutos en bien de la Religión y de Asturias, que es decir de la España que renace a los grandes destinos históricos, como han de ser siempre los sacrificios que por esos tan inapreciables amores nos han señalado el camino de nuestra Fe y de nuestro españolismo.

El Consejo de Administración