Filosofía en español 
Filosofía en español

Faustino de la Vallina Velarde  1924-1952

Licenciado en Filosofía y Letras (Sección de Filosofía) por la Universidad de Madrid nacido en Oviedo (hijo de María Teresa Velarde Menéndez y de Faustino de la Vallina Argüelles), muy precoz al publicar de estudiante sus primeras reseñas y notas filosóficas en la revista Escorial y en la Revista de Filosofía del Instituto “Luis Vives” del CSIC, profesor auxiliar de filosofía en la Universidad de Oviedo, su actividad pública y académica disminuye notablemente desde el otoño de 1947, muriendo discretamente en 1952.

«Certificación en extracto del acta de nacimiento (Decreto 3 de Mayo de 1938). D. José Fernández Hevia, Juez municipal y encargado del Registro Civil de Oviedo, Certifico: Que según consta en el acta reseñada al margen [Libro 174 Folio 85 Núm. 2] y correspondiente a la Sección I de este Registro Civil, D. Faustino Juan Luis Jesús José María de la Vallina Velarde nació el día veintiuno de Setiembre de mil novecintos veinticuatro en Oviedo y es hijo de D. Faustino Luis de la Vallina Argüelles y de D.ª María Teresa Velarde Menéndez. Oviedo catorce de Setiembre de mil novecientos cuarenta y dos. (Firma del encargado del Registro) (Firma del Secretario).»

Primogénito de siete hermanos huérfanos de padre en febrero de 1939, el entorno de la Universidad de Oviedo, donde su padre murió siendo decano de la Facultad de Filosofía y Letras (a la que también había servido como catedrático su abuelo), institución que estaba en pleno renacimiento tras haber quedado desarbolada tras el incendio y destrucción de su edificio principal, archivo y biblioteca en las jornadas revolucionarias de Octubre de 1934, procuró ayudar a viuda e hijos que afrontaban la posguerra en situación tan delicada: en la relación de personal universitario a 30 de septiembre de 1940 ya figuran como “oficiales interinos” de la Biblioteca Universitaria los dos hermanos mayores, Faustino y Vicente de la Vallina Velarde (que en ese momento tenía sólo 14 años y diez meses de edad).

Cursos 1934-1941. Bachillerato en el Instituto de Oviedo

El Archivo de la Universidad de Oviedo conserva la documentación dispuesta en 1945 por el Instituto Nacional Masculino de Enseñanza Media de Oviedo para que el interesado pudiese obtener el Título de Bachiller Plan 1934 (que incluye el extracto del expediente académico de sus estudios de Bachiller, y el certificado de nacimiento arriba transcrito). Según esos documentos Faustino de la Vallina Velarde verificó el examen de ingreso en el Instituto de Oviedo el 5 de junio de 1935 [sic], con la calificación de aprobado. Cursó en 1934-35, en el Instituto de Oviedo, las asignaturas Lengua española y literatura, Geografía e Historia, Matemáticas, Ciencias Naturales, Francés, Dibujo, y Juegos y deportes, con la calificación global de Notable. Cursó en 1935-36 las asignaturas Lengua española y literatura, Geografía e Historia, Matemáticas, Ciencias Naturales, Francés, Dibujo, y Juegos y deportes, con la calificación global de Notable. Cursó en 1937-38 las asignaturas Lengua española y literatura, Geografía e Historia, Matemáticas, Ciencias Naturales, Francés, Dibujo, y Juegos y deportes, con la calificación global de Sobresaliente-Honor. En ese curso, entre los rótulos de las asignaturas “Francés” y “Dibujo”, que en el documento van mecanografiados en columna, figura añadido a mano y con tinta: “Religión” (en una discreta anotación manuscrita a lapicero en la parte baja del recto del documento, puede leerse perfectamente: “que pongan Religión en el 3° curso”). Entre las observaciones del extracto del expediente figura manuscrito: “En el 38-39 adelantó un curso por haber estado en zona roja”. Así, cursadas en el curso 1938-39 figuran las asignaturas de cuarto curso: Lengua española y literatura, Geografía e Historia, Matemáticas, Ciencias Naturales, Física y Química, Francés, Latín y Religión (todas señaladas con 10 puntos, excepto Matemáticas con 9, y calificación global “Suficiencia con diez puntos”); y las de quinto curso: Lengua española y literatura (7 puntos), Geografía e Historia (9), Matemáticas (10), Física y Química (5), Ciencias Naturales (10), Latín (4) y Religión (8): “Suficiencia con ocho puntos”. Recuérdese que durante ese curso, el día 23 de febrero de 1939, muere su padre, Faustino de la Vallina Argüelles, catedrático de la Universidad y decano de Filosofía y Letras.

1939 «Instituto Nacional de Enseñanza Media Matrículas de honor. En cumplimiento de lo dispuesto en la Orden de 16 de diciembre último sobre protección escolar en la Enseñanza Media, esta Dirección ha resuelto: Primero. Conceder matrícula de honor a los alumnos oficiales que a continuación se relacionan que han sido declarados aptos para pasar al curso siguiente con la calificación máxima de diez puntos. Primer curso.– Ana Rubio Camino, Ramón Pardo Bada. Tercer curso.– María Dolores Fernández Canteli, Esperanza Pardo Moro. Cuarto curso.– Isabel Gil Díaz Ordóñez, Agustín Secades Melgar, Faustino de la Vallina Velarde, Octavio Gómez Gómez, Horacio Gutiérrez Rivero. Quinto curso.– Luis María de Eguren Zubicaray. Sexto curso.– Jovita Pis Pando, Luis Fernández Canteli. […]» (La Nueva España, Oviedo, 13 julio 1939, pág. 6.)

«Instituto Nacional de Enseñanza Media de Oviedo Matrículas gratuitas para el Curso de 1939-40. Alumnos a quienes se ha concedido el beneficio de matrícula gratuita para cursar estudios de Enseñanza oficial: María Luisa Fanjul Casielles, Arturo Martínez Díez, Manuel García Peñalba, María Teresa del Valle Fernández, María Teresa Fernández Llanes, Faustino Vallina Velarde, Alberto Fernández Prieto, José Ramón Reguera, Aurora Fernández de la Llana, Julia Juana Curiel Toral, Isaac Jiménez Álvarez, José Manuel Tamargo Estrada, Suceso Lavilla Vela, José María Miranda Uría, José Arturo Marquínez Pico, Nélida Matilde García Feito, Vicente Vallina Velarde, José Manuel Payo Arrobes. Los alumnos de la anterior relación que hayan verificado el examen de ingreso en la convocatoria del actual mes de septiembre presentarán la papeleta de examen al formalizar la inscripción del primer año. En días sucesivos se publicará la resolución correspondiente a los restantes solicitantes.» (La Nueva España, Oviedo, 3 octubre 1939, pág. 6.)

Cursa en 1939-40 el sexto curso: Lengua española y literatura (10 puntos), Latín (8), Filosofía (10), Agricultura (10), Física y Química (10), Ciencias Naturales (10), Alemán (10), Religión (10), Matemáticas (8): “Suficiencia con 10 puntos”.

1940 «[Universidad de Oviedo] Relación del Personal Docente Universitario en 30 de Septiembre de 1940. Rector.– Excmo. Sr. D. Sabino A. Gendín. Vicerrector.– Iltmo. Sr. D. Ramón de Izaguirre y Porset. Secretario General.– D. Guillermo Estrada Acebal. […] Biblioteca Universitaria. Director.– D. Ignacio Aguilera Santiago. Bibliotecaria.– D.ª María Ana Pardo García. Oficiales interinos.– D. Eduardo Álvarez Quiñones. D.ª Paz Vigil Escalera. D. Faustino de la Vallina Velarde. D. Vicente de la Vallina Velarde. D. Alejandro Fernández Sordo.» (Memoria-Estadística correspondiente a los cursos de 1936 a 1940, Universidad de Oviedo, Oviedo 1941, páginas 10-13.)

Culmina el bachillerato el curso 1940-41 con las asignaturas Lengua española y literatura, Latín, Filosofía, Agricultura, Matemáticas, Ciencias Naturales, Alemán, en las que no figuran calificación particular pero sí una anotación manuscrita: “Declarada la Suficiencia para hacer el Examen de Estado por el Licenciado D. Alejandro Menéndez.” Mecanografiado en el extracto del expediente académico figura: “Obtuvo la calificación de SOBRESALIENTE-PREMIO EXTRAORDINARIO en junio de 1941, con el n° 2, en la Universidad de Oviedo. Abonó los derechos del Grado de Bachiller”. Termina el extracto del expediente académico: «Certifico la exactitud de estos datos conforme con los documentos que obran en la Secretaría de mi cargo. Oviedo, 16 de Febrero de 1945. V.º B.º el Director, [Tomás Estévez]. Conforme, El secretario [firma]. El Jefe de Negociado [Argüelles].»

Curso 1941-1942. Estudiante en la Facultad de Filosofía y Letras de Oviedo

Superado el Examen de Estado en la convocatoria de junio de 1941, en el curso 1941-42 se matricula en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Oviedo para realizar los dos Cursos Comunes (creados por Orden de 31 de Agosto de 1939, BOE 13 septiembre 1939).

Curso 1942-1943. “Una empresa le adjudica una beca”, a través de la Diputación provincial, para proseguir sus estudios en Madrid

1942 «Diputación provincial. Se ha reunido la Gestora de la Diputación, adoptando los siguientes acuerdos: […] –Aprobar el acta y propuesta del Tribunal calificador de los exámenes para becarios, concediendo las becas a Raimundo Alberto Menéndez, Tomás Julio Martínez, y aceptando la propuesta de una empresa de adjudicar otra beca a Faustino de la Vallina Velarde, concediendo una tercera beca por cuenta de la Diputación a favor de Manuel Álvarez Rico, que en memoria del vicepresidente fallecido y autor de este proyecto, se denominará “Beca de Rafael Quirós Isla”.» (La Nueva España, Oviedo, 28 noviembre 1942, pág. 7.)

escudo

DON GUILLERMO ESTRADA ACEBAL, Secretario general de la Universidad de Oviedo,

CERTIFICO: Que Don Faustino de la Vallina Velarde, se halla matriculado en el presente curso de 1942-43, en las asignaturas del segundo año de los Cursos Comunes de la Facultad de Filosofía y Letras.

Y para que conste y a instancias del interesado expido el presente en Oviedo a quince de Diciembre de mil novecientos cuarenta y dos.

Guillermo Estrada

(Archivo Histórico de Asturias, Diputación Provincial de Oviedo, becas 107, n° 26.922, año 1942-45, doc. 1.)

Parece que esa beca propuesta por “una empresa” estaba estratégicamente planeada por el militar José María Fernández-Ladreda y Menéndez-Valdés (Oviedo 1885-1954), nombrado alcalde de Oviedo por el dictador Primo de Rivera (1924-1926, inmediatamente antes de que Faustino de la Vallina Argüelles fuese nombrado concejal), Jefe provincial del partido Acción Popular, por el que fue elegido diputado por Oviedo a las Cortes de la república burguesa en 1933 y 1936 (Faustino de la Vallina Argüelles se había incorporado en 1935 al Comité Local de Acción Popular), coronel en 1939 tras destacarse en la organización industrial del armamento durante la Guerra Civil, director en 1940 de la Fábrica de Armas de Oviedo (ascendido en 1943 a general de Brigada y nombrado procurador en Cortes por designación del Caudillo, Ministro de Obras Públicas en el quinto gobierno de Franco, 1945-1951); pues, según un testimonio de 1945 del catedrático de Derecho administrativo, Sabino Álvarez Gendín (Avilés 1895-1983, profesor auxiliar que había sido de Derecho administrativo en Salamanca y Secretario del Ayuntamiento de Oviedo, por oposición, cuando Fernández-Ladreda era alcalde), en su condición de Rector de la Universidad de Oviedo (1936-1951, le sucedió en el cargo Torcuato Fernández Miranda), existía voluntad, por parte de estos “tutores” del huérfano Faustino de la Vallina Velarde, de favorecer que en la renaciente Universidad de Oviedo pudiese el joven Vallina suceder a su padre en la cátedra de filosofía, para lo que obviamente se hacía necesario demorar que se cubriese por oposición la vacante producida en 1939 (el “Decreto de 7 de Julio de 1944 sobre la Ordenación de la Facultad de Filosofía y Letras” redenominó tal cátedra como “Fundamentos de Filosofía e Historia de los Sistemas filosóficos”):

«Fernández Ladreda que, por intermedio de la Diputación provincial, concedió a Vallina el disfrute de una beca para hacer los estudios de la Licenciatura en Filosofía en Madrid ve también con gusto, lo mismo que yo, que este muchacho se encargue para el curso próximo de la Cátedra que su padre (q. e. p. d.), nuestro llorado compañero profesara.» (Carta de Sabino Álvarez Gendín a José Ibáñez Martín –Ministro de Educación Nacional 1939-1951–, Archivo General de la Administración, Educación, 11054, 31/2165, apud VV. AA., La Universidad nacionalcatólica, Universidad Carlos III, Madrid 2014, págs. 506-507.)

El Ministro, tras la carta del Rector, ordena que no se cubra la vacante de Oviedo, sustituyendo esa plaza por Sevilla en la oposición ya convocada, pudiendo así el Rector seguir disponiendo de esa cátedra con profesores no propietarios.

«Orden de 10 de agosto de 1945 por la que se sustituye en las oposiciones que se indican la cátedra que se expresa. Ilmo. Sr.: Este Ministerio ha dispuesto: 1.° Segregar de las oposiciones a las cátedras de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los Sistemas filosóficos” de las Universidades de Oviedo, La Laguna y Murcia, anunciadas por Orden de 16 de mayo último (BOE de 3 de junio) la cátedra de la Universidad de Oviedo, la cual se sustituye por la de la misma denominación, de la Universidad de Sevilla, quedando en consecuencia la oposición referida a las cátedras de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los Sistemas filosóficos” de las Facultades de Filosofía y Letrás de las Universidades de La Laguna, Murcia y Sevilla.» (Boletín Oficial del Estado, Madrid, 20 agosto 1945, pág. 1270.)

Curso 1943-1944. Ya publica en Escorial y en la Revista de Filosofía, del Instituto Luis Vives

En el curso 1943-1944 se da a conocer, solo tiene diecinueve años, mediante tres reseñas bibliográficas, las tres de asuntos filosóficos y de autores de lengua portuguesa. La primera en la prestigiada y mimada revista Escorial, bien publicitada por la prensa del movimiento: “Da Filosofia, por Delfim Santos. Porto, 1939, 108 págs.” (Escorial, Madrid, diciembre 1943, XIII:III, cuaderno 40, págs. 463-466); las otras dos en el órgano oficial de la “filosofía académica”, Revista de Filosofía, del Instituto Luis Vives: “Joao Cruz Costa, ‘Ensaio sobre a vida e a obra do filósofo Francisco Sánchez’, Sao Paulo 1942” (año III, n° 8, enero-marzo 1944, págs. 161-162) y “Joao Ameal, ‘Sao Tomaz de Aquino’, Porto 1942” (año III, n° 9, abril-junio 1944, págs. 329-331). [La revista Escorial ya acumulaba cierto retraso en su publicación: la reseña sobre Delfim Santos del cuaderno 40 aparece anunciada en la prensa meses más tarde, por ejemplo en Yugo de Almería el 13 y 15 junio 1944.]

Curso 1944-1945. Sigue en Madrid con beca gestionada por la Diputación provincial

En el curso 1944-1945 ya publica Escorial una “nota” suya sobre Chesterton: “Chesterton y la filosofía” (Escorial, Madrid, septiembre 1944, XVI:III, cuaderno 49, págs. 458-464); y firma otra reseña en Revista de Filosofía: “Pablo Graf, ‘Luis Vives como apologeta. Contribución al estudio de la Apologética’, Madrid 1943” (año III, n° 10-11, julio-diciembre 1944, págs. 564-565). [Aumenta el retraso de Escorial respecto de su fecha teórica: la nota sobre Chesterton del cuaderno 49 aparece anunciada en Falange de Las Palmas el 5 y 6 septiembre 1945.]

«Grado de Bachiller. Por cuanto D. Faustino de la Vallina Velarde natural de Oviedo provincia de id. de 20 años de edad, tiene acreditado en este Instituto de mi cargo, haber hecho los estudios que señalan las disposiciones vigentes para obtener el Título de Bachiller Plan 1934 según consta en la certificación de la Secretaría que va a la vuelta habiendo satisfecho, además, los derechos correspondientes para la expedición del Título; El Director que suscribe, ruega al Excmo. Sr. Rector del Distrito se digne mandar expedir el Título de Bachiller Plan 1934, a favor de D. Faustino de la Vallina Velarde. Oviedo, 16 de Febrero de 1945. El Director, Tomás Estévez.
Universidad de Oviedo. Rectorado. Expídase el Título que solicita el Sr. Director del Instituto de Oviedo a favor de D. Faustino de la Vallina Velarde. Oviedo, 12 de Abril de 1945. El Rector, [rubricado Gendín].
Por orden del Excmo. Sr. Rector se remite con esta fecha, al Sr. Director del Instituto Masculino de Oviedo, el Título de Bachiller a que se refiere esta inscripción, firmado por el Mag. y Exc. Sr. Rector D. Sabino Á. Gendín y el Secretario que suscribe el día 12 de Abril de 1945. Oviedo [sello de fechas 13 ABR. 1945], El Secretario general, [Estrada]. Queda registrado este Título en el Libro correspondiente, folio 163 núm. 5.820.

«Diputación provincial. De interés para los becarios. Se pone en conocimiento de los becarios de la excelentísima Diputación, que a continuación se relacionan la necesidad que tienen de justificar ante la Sección Benéfico-Docente de la misma, el resultado de sus estudios; advirtiéndoles que de no cumplimentarlo en plazo máximo de diez días a partir del día primero del actual, se considerará renuncian al disfrute de la beca, de acuerdo con lo que dispone la base quinta de la Reglamentación en vigor. Doña Carmen Suárez González, doña María Regina Alonso Patallo, don José González Granda, don Víctor Fernández Alonso, doña Trinidad Suárez González, don Manuel Rato Coto, doña María Concepción A. Castañón, doña María del Carmen Rodríguez Álvarez. Doña María Teresa Vallina Velarde, doña Nieves Santos García, doña Rosa Alonso Blanco, don Jesús Nava Barredo, doña María Adela González Baró, doña María Luisa Alonso Blanco, don Antonio Fernández Manvarez, don Luis Montes Miranda, doña Elvira Carbajal Menéndez, don Antonio Barragán Lozano, don Gonzalo Lobo Menéndez. Don Félix Díaz Faes Vicario, doña Clotilde Clara Fernández, doña María Antonia González Fernández, don Manuel Salazar Rodríguez, doña María Teresa Argüelles Martínez, doña María Isabel López Santos, doña Rosario Díaz Roza, don Felipe Neri Luis Uribelartea Ardura, don Agustín Fernández Valdés, don Faustino de la Vallina, doña María Antonieta Roldán, y doña Ángeles Suárez Crosa.» (La Nueva España, Oviedo, 3 julio 1945, pág. 2.)

A principios de julio de 1945 la Diputación Provincial de Oviedo recuerda a 18 becarias y 13 becarios que deben justificar ante la Sección Benéfico-Docente, en un plazo de diez días, el resultado de sus estudios. Quince días después, el 18 de julio de 1945, toma posesión el quinto gobierno de Francisco Franco, en el que José María Fernández-Ladreda es el nuevo ministro de Obras Públicas.

Faustino de la Vallina, superado en un mes el plazo señalado por la Diputación, informa de lo realizado durante los tres cursos que ha sido becario de la institución y aprovecha para solicitar se le amplíe otro curso esa beca para poder cursar el doctorado. Acompaña dos certificados de la Universidad de Oviedo, fechados el mismo día en el que presenta su solicitud:

  ILTMO. SR.:

Faustino de la Vallina y Velarde, de 21 años de edad, natural y vecino de Oviedo, domiciliado en la calle del Paraíso n° 21 de esta ciudad, a V. I. con el debido respeto tiene el honor de exponer:

Que ha venido disfrutando durante los Cursos 1942-43, 1943-44, y 1944-45 de una beca concedida por esa Excma. Diputación, que V. I. tan dignamente preside, para cursar estudios de enseñanza superior habiendo terminado felizmente las pruebas del Examen intermedio de Cursos Comunes en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Oviedo y del Examen de Licenciatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid (Sección Filosofía).

Que siendo ahora Licenciado y pensando opositar a Cátedras de Universidad quiere cursar los estudios del Doctorado en la Universidad de Madrid el próximo Curso de 1945-46, y dada la escasez de medios económicos de que dispone y sus méritos, todo lo cual quedó plenamente probado en el concurso-oposición que tuvo lugar para que se le adjudicase la beca a que antes se hizo referencia, acude a esa Excma. Diputación a fin de que la beca que hasta ahora disfrutaba, por su brillante historial académico y por ser miembro de familia numerosa de 1ª Categoría, se entienda continua teniendo vigencia para cursar los mencionados estudios de Doctorado, ya que de lo contrario al no realizarlos se encontraría con sus pretensiones para el porvenir truncadas.

Que como esa Excma. Diputación pretende en todo momento el éxito más rotundo de sus becarios en el presente caso el que uno de estos llegue a ocupar un puesto en la Universidad española sería para ella motivo de honda satisfacción.

Que en el tiempo que lleva de estudios además de las brillantes notas obtenidas, como se ha justificado debidamente en esa Excma. Diputación, ha llevado a cabo las siguientes actividades:

1° Por la Universidad de Oviedo le fueron adjudicadas becas concedidas por la Universidad de Zaragoza para Cursos de Verano celebrados en la Universidad de Estío de Jaca durante los meses de julio y agosto de 1942 y 1944.

2° Igualmente el Curso 1942-43 disfrutó de una beca para asistir en el mes de julio a la Universidad de Santiago de Compostela donde se celebró un ciclo de conferencias.

3° El presente verano el solicitante asistirá a los Cursos para Universitarios de Acción Católica organizados por la Junta Técnica Nacional de Madrid con una beca concedida, atendiendo a sus méritos, por la expresada Junta Técnica estando de Presidente de la misma el actual ministro de Asuntos Exteriores Excmo. Sr. D. Alberto Martín Artajo. Dichos cursos tendrán transcendencia no solo nacional, sino también internacional dado el número de profesores y alumnos extranjeros en ellos participantes.

4° Ha colaborado en la revista “Filosofía” órgano del Instituto “Luis Vives” de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y en “Escorial”, ambas publicaciones editadas en Madrid y con renombre tanto nacional como internacional.

Por todo lo expresado espera no ser desatendido en que la beca de que disfrutó hasta ahora continue teniendo vigencia dadas las circunstancias plenamente justas que en él concurren y la reconocida bondad y entera justicia de V. I. cuya vida guarde Dios muchos años.

Oviedo, 13 de agosto de 1945

Faustino de la Vallina

 
ILTMO. Sr. PRESIDENTE DE LA EXCMA. DIPUTACION PROVINCIAL. OVIEDO

(Texto íntegro de escrito mecanografiado en dos hojas, signado autógrafo, con póliza “8ª Clase / Ptas. 1’50” y “Sello provincial / 1 Pta. / Diputación de Oviedo”, cancelados con fechador “14 AGOS 1945”, y registro de entrada R641. AHA, Diputación Provincial de Oviedo, becas 107, n° 26.922, año 1942-45, doc. 2-3.)


escudo

GUILLERMO ESTRADA ACEBAL, Secretario de los Cursos de Verano de la Universidad de Oviedo,

HAGO CONSTAR: Que al alumno D. Faustino de la Vallina y Velarde le fue adjudicada por esta Universidad una beca para participar en los Cursos de Verano organizados por la Universidad de Zaragoza en Jaca en los meses de julio y agosto de 1942 y 1944, habiendo asistido a los mismos con gran aplicación y aprovechamiento.

Y para que conste lo firmo en Oviedo a 14 de agosto de 1945.

P. O. [ilegible]

(AHA, Diputación Provincial de Oviedo, becas 107, n° 26.922, año 1942-45, doc. 4.)


escudo

GUILLERMO ESTRADA ACEBAL, Secretario de los Cursos de Verano de la Universidad de Oviedo,

HAGO CONSTAR: Que al alumno D. Faustino de la Vallina y Velarde le fue adjudicada por sus méritos por esta Universidad una beca para participar en el Curso de Verano organizado por la Universidad de Santiago de Compostela en el de julio de 1943 asistiendo al mismo con gran aplicación y aprovechamiento.

Y para que conste lo firmo en Oviedo a 14 de agosto de 1945.

P. O. [ilegible]

(AHA, Diputación Provincial de Oviedo, becas 107, n° 26.922, año 1942-45, doc. 5.)

Quince días después la Sección Benéfico-Docente de la Diputación informa por escrito esta solicitud y con esa misma fecha la Comisión gestora, por autorización de la Comisión permanente, desestima lo solicitado, firmando sobre el mismo informe el presidente de la Diputación, Ignacio Chacón Enríquez, y su secretario, Manuel Blanco Pérez del Camino [séptimo hijo del pedagogo Rufino Blanco Sánchez]:

1945

SECCIÓN BENÉFICO-DOCENTE   BECAS DE ENSEÑANZA SUPERIOR

1945. Agosto de 1945. – D. Faustino de la Vallina y Velarde, becario que ha sido de Enseñanza Superior, solicita se le prorrogue la beca que disfrutaba al objeto de hacer el Doctorado en el próximo curso de 1945-46.

– A Beneficencia. Orche.

A LA COMISIÓN GESTORA PROVINCIAL

RESULTANDO, que D. Faustino de la Vallina y Velarde, becario de Enseñanza Superior, acude por medio de escrito y manifiesta, que ha venido disfrutando durante los cursos 1942-43, 1943-44 y 1944-45, de una beca concedida por esta Diputación para cursar los estudios de Enseñanza Superior, habiendo terminado los correspondientes a la Licenciatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad le Madrid, y alega que siendo ahora Licenciado y pensando opositar a Cátedras de Universidad quiere cursar los estudios del Doctorado en la Universidad de Madrid el próximo curso de 1945-46, y que dada la escasez de medios económicos de que dispone y sus méritos, por lo que acude a esta Diputación a fin de que le prorrogue la que hasta ahora disfrutaba, a la que se cree acreedor por su brillante historial académico y por ser miembro de familia numerosa de 1ª categoría.

RESULTANDO que el recurrente apunta otros méritos en su favor como son el haberle sido adjudicadas varias becas para lo cursos de Verano en las Universidades de Zaragoza, Jaca y Santiago de Compostela.

CONSIDERANDO, que en el Acta de creación de la beca disfrutada por D. Faustino de la Vallina, entre entre otras cosas dice así:

«Que, a la base del auxilio económico que habría de prestar alguna empresa o particular se adjudique una tercera beca al opositor D. Faustino de la Vallina, que cursa en la Universidad de Oviedo, el segundo año de Filosofía, y al que le restan dos años en la Universidad de Madrid.»

CONSIDERANDO, que esta Diputación según consta en el acta, abonó a D. Faustino de la Vallina, las tres mensualidades de Octubre, Noviembre y Diciembre de 1942, a razón de 500,00 pesetas mensuales y con cargo al sobrante de 1.500,00 pesetas en la consignación figurada en el presupuesto ordinario de Gastos para «becas de enseñanza superior», y que por los cinco meses restantes de aquel curso, o sea, de Enero a Mayo ambos inclusive, de 1943, le fueron abonadas 562,50 pts. mensuales con cargo a la beca creada para dicho estudiante por el Excmo. Sr. Don José María Fernández-Ladreda.

CONSIDERANDO que esta Diputación salvo las tres mensualidades ya mencionadas, no ha tenido otra misión que la mera administración de las doce mil pesetas concedidas para sufragar los estudios del becario don Faustino de la Vallina.

Esta Sección, se limita a informar a V. E. sobre el proceso de la beca disfrutada por el becario de enseñanza superior Don Faustino de la Vallina, y a la vez somete a la consideración de V. E. el escrito del recurrente solicitando la prorroga de la beca para hacer los estudios del Doctorado en el próximo curso 1945-46, por si tiene a bien la concesión de la gracia solicitada.

Oviedo, 29 de Agosto de 1945.

Barbón   

Sesión de 29 AGOS 1945
No Conforme con lo solicitado
P. A. de la C. P.

El Presidente   El Secretario
Ignacio Chacón   Manuel Blanco
Cumplido el 30 agosto de 1945

(Informe mecanografiado en una hoja por sus dos caras, firmado por Barbón, con la resolución –manuscrita sobre un texto estampillado con tinta roja– firmada por Ignacio Chacón y Manuel Blanco. AHA, Diputación Provincial de Oviedo, becas 107, n° 26.922, año 1942-45, doc. 6.)


Benéfico-Docente

    Excmo. Sr.:

La Comisión Gestora provincial, en sesión celebrada el día 29 del corriente, acordó desestimar la petición formulada por el becario de Enseñanza Superior D. Faustino de la Vallina, que habiendo terminado los estudios correspondientes a la licenciatura de Filosofía y Letras, solicita prórroga de la beca para hacerse el Doctorado.

Lo que tengo el honor de trasladar a V. E. en cumplimiento de lo preceptuado.

Dios guarde a V. E. muchos años.

Oviedo, 30 de Agosto de 1945.

El Presidente,   

I. Chacón   

EXCMO. SR. GOBERNADOR CIVIL DE LA PROVINCIA. OVIEDO

(Registro de salida: “Diputación Provincial de Oviedo, n° 2353, 3 SEPT 1945”. AHA, Diputación Provincial Oviedo, becas 107, n° 26.922, año 1942-45, doc. 7.)

Diez días después Faustino de la Vallina suplica que sea la Diputación quien eleve a la “Empresa” su petición de prolongación de beca:

ILTMO. SR.

Faustino de la Vallina y Velarde, Licenciado en Filosofía y Letras, de 21 años de edad, natural y vecino de Oviedo, domiciliado en esta ciudad calle del Paraíso nº 21 a V. I. con el debido respeto tiene el honor de exponer:

Que en vista del acuerdo de esa Comisión Gestora, que V. I. tan dignamente preside, en relación con la prolongación de la beca que venía disfrutando, estima oportuno que sea la Empresa, que venía haciéndolo, la que aporte la cantidad necesaria para tal prolongación; teniendo en cuenta lo bien dispuesta que estuvo en un principio, no hay que dudar que ahora accederá de nuevo a esta otra petición tan justa.

Por todo ello SUPLICA de V. I. que esa Gestora eleve la petición antedicha a la mencionada Empresa a fin de que pueda disfrutar el solicitante de la mencionada prolongación de beca para el curso de 1945-46 al objeto de poder cursar los estudios del Doctorado en Filosofía y Letras en la Universidad de Madrid, no quedando así truncada la magnífica labor benéfico-docente que con tanto ahínco realizó esa Excma. Diputación.

Es gracia que no dudo alcanzar de la reconocida bondad y justicia de V. I. cuya vida guarde Dios muchos años.

    Oviedo, 10 setiembre 1945

    Faustino de la Vallina

ILTMO. SR. PRESIDENTE DE LA EXCMA. DIPUTACIÓN PROVINCIAL. OVIEDO

(Texto íntegro de una hoja mecanografiada, con firma autógrafa y póliza “8ª Clase / Ptas. 1’50” y “Sello provincial / 1 Pta. / Diputación de Oviedo”, registro de entrada “4352 14-9-45”, “A Docentes R726”. AHA, Diputación Provincial de Oviedo, becas 107, n° 26.922, año 1942-45, doc. 8.)

A los dos meses la Sección Benéfico-Docente informa esta solicitud y tres días después la Comisión gestora desestima lo solicitado:

1945

SECCIÓN BENÉFICO-DOCENTE   BECAS DE ENSEÑANZA SUPERIOR

A LA COMISION GESTORA PROVINCIAL

RESULTANDO, que D. Faustino de la Vallina y Velarde, Licenciado en Filosofía y Letras, becario de Enseñanza Superior, en escrito de fecha 13 del próximo pasado mes de Agosto, solicitó que por esta Excma. Diputación se le prorrogase por otro curso más los beneficios de la Beca que disfrutaba, al objeto de hacerse los estudios del Doctorado correspondiente a su carrera, en la Universidad de Madrid; a lo que la Comisión Gestora Provincial de su digna Presidencia en sesión celebrada el día 29 del mismo mes acordó desestimar la petición formulada.

RESULTANDO, que el indicado becario en escrito fecha 10 del pasado mes de septiembre manifiesta: que vista la comunicación del acuerdo tomado por la Comisión Gestora desestimando la petición anteriormente formulada ruega a V. S. se solicite por esta Excma. Diputación de la Empresa patrocinadora de su BECA, la prórroga de la misma a fin de poder cursar los estudios del Doctorado de Filosofía y Letras para el curso 1945-46, en la Universidad de Madrid.

VISTO: la vigente reglamentación a efectos de disfrute de Becas de ENSEÑANZA SUPERIOR.

CONSIDERANDO, que no existe ningún precepto legal ni reglamentario que ampare dicha petición como derecho, solo queda supeditado a la gracia que V. S. pudiera acordar.

ESTA SECCIÓN, se limita a informar a V. S. sobre la petición formulada por el becario de Enseñanza Superior D. Faustino de la Vallina, que solicita que esta Excma. Diputación recabe de la EMPRESA que le ha subvencionado la beca de su Licenciatura, a fin de que se la prorrogue por un curso más hasta hacerse el Doctorado.

Oviedo, 12 de Noviembre de 1945.

Barbón   

Sesión de 15 NOV 1945
No Conforme con lo solicitado
P. A. de la C. P.

El Presidente   El Secretario
Ignacio Chacón   Manuel Blanco

(Informe mecanografiado en una hoja, firmado por Barbón, con su resolución en el verso –manuscrita sobre un texto estampillado con tinta roja– firmada por Ignacio Chacón y Manuel Blanco. AHA, Diputación Provincial de Oviedo, becas 107, n° 26.922, año 1942-45, doc. 9.)


Benéfico-Docente

    Excmo. Sr.:

La Comisión Gestora provincial, en sesión celebrada el día 15 del corriente, acordó desestimar la petición formulada por el becario de Enseñanza Superior D. Faustino de la Vallina y Velarde, de solicitar esta Diputación de la Empresa que le había costeado la Beca, para que la prorrogase por otro curso más.

Lo que tengo el honor de trasladar a V. E. en cumplimiento de lo preceptuado.

Dios guarde a V. E. muchos años.

Oviedo, 17 de Noviembre de 1945.

El Presidente,   

I. Chacón   

EXCMO. SR. GOBERNADOR CIVIL DE LA PROVINCIA. OVIEDO

(Registro de salida: “Diputación Provincial de Oviedo, n° 3896, 23 11 45”. AHA, Diputación Provincial Oviedo, becas 107, n° 26.922, año 1942-45, doc. 10.)


Curso 1945-1946. Profesor de Filosofía de la Universidad de Oviedo y delegado de “Pax Romana

En el curso 1945-1946 firma en el veterano Boletín de la Biblioteca de Menéndez Pelayo su artículo quizá más citado en la bibliografía académica: “Comentarios en torno a un párrafo de Quevedo” (Boletín de la Biblioteca de Menéndez Pelayo, Santander 1945, número XXI, págs. 526-529); así como otra reseña en Revista de Filosofía: “P. Sertillanges, ‘La Philosophie morale de Saint Thomas d'Aquin’, Paris 1942” (año V, n° 16, enero-marzo 1946, págs. 175-176).

1946 «La fiesta de Santo Tomás en nuestra Universidad. Hoy, festividad de Santo Tomás, patrono de los estudiantes, se celebrarán en la Universidad los siguientes actos: A las nueve de la mañana, misa de comunión general, con motetes, en la que oficiará el excelentísimo y reverendísimo señor obispo, don Benjamín de Arriba y Castro. A las siete y media de la tarde, velada en el aula Máxima, según el orden siguiente: Primero: Discurso por el alumno de la Facultad de Derecho, don Andrés Monreal González, en representación del SEU, sobre el tema “La Universidad ante la situación presente”. Segundo: Disertación por don Faustino de la Vallina Velarde, profesor de la Universidad de Oviedo y secretario de la Delegación de “Pax Romana” en la misma: “Las Universidades de España y el próximo Congreso mundial de ‘Pax Romana’”. Tercero: Discurso por el catedrático de la Facultad de Derecho, don Salvador de Lissarrague Novoa que disertará sobre “Perennidad y actualidad del pensamiento de Santo Tomás”. Cuarto: Discurso resumen por el magnífico y excelentísimo señor rector don Sabino Álvarez Gendín. Seguidamente, en el Claustro, la Tuna Escolar Universitaria hará su presentación y dará un concierto.» (La Nueva España, Oviedo, 7 marzo 1946, pág. 3.)

«Conferencia de don Faustino de la Vallina en la Universidad. Ayer tarde dio su anunciada conferencia el joven profesor de Filosofía de esta Universidad don Faustino de la Vallina Velarde. Hizo una apasionada biografía del ilustre pensador español Fray Francisco de Vitoria, figura en la que el citado profesor ha profundizado. El conferenciante se propone estudiar puntos concretos de la obra del pensador alavés. Don Faustino de la Vallina fue aplaudido por el selecto auditorio, entre el que se encontraban catedráticos y personalidades culturales civiles y eclesiásticas y numerosos alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras.» (La Nueva España, Oviedo, 28 marzo 1946, pág. 6.)

«En la Universidad. Conferencia de D. José María Martínez Cachero. En el aula máxima de esta Universidad dio su anunciada conferencia el joven profesor de Literatura don José María Martínez Cachero [1924], sobre el sugestivo tema “La lírica española en el siglo XIX”. […] Esta tarde. A las seis de la tarde dará su segunda lección sobre Francisco de Vitoria el culto profesor de Filosofía don Faustino de la Vallina Velarde. El tema a tratar será: “El tema de la voluntad en la obra de Fr. Francisco”. Mañana, a la misma hora, conferencia por el mismo señor Vallina.» (La Nueva España, Oviedo, 10 abril 1946, pág. 2.)

«En la Universidad. Conferencia de D. Faustino de la Vallina. Como estaba anunciado, ayer tuvo lugar, en el aula Magna, la conferencia del joven y culto profesor de Filosofía, don Faustino de la Vallina Velarde, sobre el tema “La voluntad en la obra de Fray Francisco de Vitoria”. Comienza el conferenciante hilvanando el tema con el tratado en anteriores jornadas sobre “Nacimiento y vida del ilustre dominico vasco”. Cita después algunos pasajes de la obra de Santo Tomás relativos al entendimiento y la voluntad y la preponderancia de cada una de estas dos potencias del alma. Deslinda los conceptos en el santo de Aquino y en Fray Francisco de Vitoria y compara la afinidad y concomitancia en los dos sabios católicos. Pasa después al análisis de la cuestión novena de la “Prima secundae” y bucea en los epígrafes de voluntad de acción, entendimiento calibre de los medios que van a determinar a la voluntad a moverse hacia el bien. Termina exponiendo el pensamiento de Fray Francisco de Vitoria y estudia la tesis de que la voluntad es autónoma hasta cierto punto y el hecho de que los cuerpos celestes no pueden influir directamente en el curso de la voluntad. Si lo hacen es indirectamente a través de los sentidos. El conferenciante, después de anunciar que terminará la exposición y comentario del tema esta tarde, a las seis y media, fue calurosamente aplaudido por la selecta concurrencia, recibiendo felicitaciones de profesores y catedráticos de la Universidad que acudieron a escucharle. Curso de conferencias. Hoy jueves, a las seis y media de la tarde, tercera lección por don Faustino de la Vallina Velarde, profesor de la Universidad. Tema: “El tema de la voluntad en la obra de Fray Francisco de Vitoria”. Mañana, viernes, conferencia por el ilustrísimo señor don Valentín Silva Melero. Tema: “Un penalista asturiano: don Félix de Aramburu”.» (La Nueva España, Oviedo, 11 abril 1946, pág. 2.)

«En la Universidad. Disertación sobre el tema “La voluntad en la obra de Fray Francisco de Vitoria”. El joven profesor de Filosofía de la Universidad, don Faustino de la Vallina Velarde, disertó sobre el tema que viene tratando estos días, sobre Fray Francisco de Vitoria. Se refiere primeramente el conferenciante a las dificultades que presenta un estudio de la esencia de las facultades humanas y de su clasificación. Pasa luego a considerar de lleno la cuestión esbozada el día anterior sobre el texto de Santo Tomás (Suma Teológica 1.ª IIae q. IX art. IV), que se refiere a que la voluntad de su primer acto es movida, no por sí misma, sino por Dios en cuanto objeto exterior de la misma. Estudia el señor Vallina las posibles interpretaciones que puede tener el texto y examina el sentido de los comentarios que hace el mismo Vitoria. Trata por último de la dependencia de la voluntad humana de la de los demás hombres, de la de los ángeles y de la de Dios, poniendo de manifiesto que esas dependencias no quitan en ningún caso la autonomía de la voluntad del hombre, que tiene plena vigencia frente a voluntades ajenas y a seres involuntarios, aunque en su relación con tales objetos resulta disminuido el dominio de los actos voluntarios. Fue muy aplaudido el señor Vallina al final de su disertación. Mañana, y como continuación del tema, la disertación tendrá por título “La libertad en la obra de Vitoria”. Hora: seis y media de la tarde.» (La Nueva España, Oviedo, 12 abril 1946, pág. 6.)

«Se celebró el domingo un acto de afirmación de “Pax Romana”. El domingo, a las 12:30, se celebró en el paraninfo de la Universidad un acto de afirmación de “Pax Romana”, al que asistió numerosa concurrencia. Presidió el excelentísimo señor prelado de la diócesis, doctor Arriba y Castro. Inició el acto con unas palabras el joven Carlos Rodríguez Maviedo [¿Félix Rodríguez Madiedo?], que habló sobre la significación de “Pax Romana”, y a continuación Faustino de la Vallina. Después, la señorita Carmen Enríquez, de Salamanca, presidenta nacional de Acción Católica y vocal del pleno de “Pax Romana”. Le siguió en el uso de la palabra el magnífico y excelentísimo señor rector, cerrando el acto el reverendísimo prelado, que hizo un resumen de los discursos pronunciados.» (La Nueva España, Oviedo, 28 mayo 1946, pág. 8.)

«Oviedo. Delegados. […]. Invitados. Faustino Vallina Velarde, Lic. en Filosofía y Letras. Prof. de la Universidad de Oviedo. Oviedo: Paraíso, 21.» (“Participantes en el XIX Congreso Mundial de Pax Romana”, Madrid 1946, páginas 153-177.)

En el verano de 1946 asiste como “invitado”, en calidad de licenciado en Filosofía y Letras y profesor de la Universidad de Oviedo, al XIX Congreso Mundial de Pax Romana (Salamanca, 21 de junio / El Escorial, 4 de julio de 1946). En la relación de participantes por procedencia (Actas, Madrid 1946), figuran tres mujeres y siete varones de la Universidad de Oviedo, siete delegados: Félix Rodríguez Madiedo (estudiante de Derecho, Llanes, Oviedo), Federico Fernández de Soiguio (estudiante de Derecho, Colegio Mayor de San Gregorio, Oviedo), José Pérez Montero [1922] (licenciado en Derecho, Derecho Internacional, Prado Picón, Oviedo), María Adela Tamés García (estudiante de Filosofía y Letras, Dominicas 6, Oviedo), María Cristina Alas (Vicevocal de Piedad del Consejo Universitario de Acción Católica de Oviedo), Gloria Cima Fernández (licenciada en Ciencias Químicas, Presidenta del Consejo Universitario de Acción Católica de Oviedo, Martínez Vigil 30, Oviedo), y Torcuato Fernández Miranda [1915] (catedrático de Derecho Político en la Universidad de Oviedo, Víctor Chávarrí 3, Oviedo); y tres invitados: Faustino Vallina Velarde (licenciado en Filosofía y Letras, profesor de la Universidad de Oviedo, Paraíso 21, Oviedo), Miguel Virgós Ortiz [1928] (profesor ayudante de la Cátedra de Filosofía del Derecho, Derecho Internacional, Milicias Nacionales 6, Oviedo) y Francisco Fernández-Jardón Santa Eulalia [1900] (licenciado en Derecho, Filosofía del Derecho, profesor auxiliar de la Universidad, Colegio Mayor de San Gregorio, Oviedo). También asistieron, pues aparecen intervenciones suyas en las actas, Sabino Álvarez Gendín [1895] (rector de la Universidad de Oviedo) y Salvador Lissarrague Novoa [1910] (catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Oviedo).

«Congreso de Pax Romana. Para preparar la intervención de la Delegación Española en el Congreso de Pax Romana que habría de tener lugar en Salamanca y en el Escorial, se celebró un acto en el Paraninfo de la Universidad en el que intervinieron la Srta. Salamanca, Presidenta de la Juventud española de Acción Católica; el Secretario de la Delegación señor Vallina, y el Rector de la Universidad, presidiendo el acto el Reverendísimo Prelado. Llevó la representación de la Universidad en el Congreso el Rector Sr. Alvarez Gendín y los profesores Sres. Lissarrague, Fernández Miranda Hevia, Jardón y Virgós y varios alumnos pertenecientes al Apostolado universitario.
 
Conferencias de invierno y primavera. Según es costumbre, durante el curso 1945-1946 se organizó un ciclo de conferencias a cargo de catedráticos y profesores de la Universidad. En la sección de Letras intervinieron los señores Uría Ríu, Floriano Cumbreño, Grossi Hevia, Baquero Goyanes, Aguirre Cuervo, Roca Franquesa, Artime Lorenzo, Vallina Velarde, Martínez Cachero, Fernández Cañedo y Domínguez Navamuel.» (Anales de la Universidad de Oviedo, tomo XIII, Actividades de la Universidad durante los años 1945-46, Oviedo 1947, págs. 60-61.)

«Conferencias de invierno y primavera. Según es costumbre, durante el curso 1945-1946 se organizó un ciclo de conferencias a cargo de catedráticos y profesores de la Universidad. En la sección de Letras intervinieron los señores Uría Ríu, Floriano Cumbreño, Grossi Hevia, Baquero Goyanes, Aguirre Cuervo, Roca Franquesa, Artime Lorenzo, Vallina Velarde, Martínez Cachero, Fernández Cañedo y Domínguez Navamuel.» (Revista de la Universidad de Oviedo. Filosofía y Letras, año 1946, pág. 160.)

Curso 1946-1947. Consolidación como profesor auxiliar de Filosofía de la Universidad de Oviedo

1947 «En la Universidad Literaria ovetense. Hoy comienza el curso de conferencias dedicado, en parte, a temas asuncionistas. El periodo de conferencias que nuestro Claustro universitario organiza durante el curso de estudios oficiales, alcanzó siempre éxito terminante. Estas actividades culturales de nuestra Universidad llenan, no tan sólo las descontadas conveniencias y beneficios que para una ciudad se derivan de llamarse universitaria, sino una sentida necesidad que pueden remediar las personas de espíritu exquisito, refugiándose en el Aula Máxima en busca del alimento cultural que ansían. Este curso que comienza hoy ofrece este año una particularidad decisiva para elevar su prestigio, y al mismo tiempo, el de la ciudad de Oviedo, en cuya historia no podía faltar la delicadísima y hermosa empresa mariana. En el mes de marzo comenzarán las lecciones sobre la Asunción de la Virgen María, confiadas a ilustres personalidades en el campo teológico. […] Para hoy. Hoy viernes, a las siete de la tarde, conferencia por don Eduardo Grossi Hevia, profesor de la Universidad. Tema: “El monogenismo del género humano”. El próximo día 24 del actual, conferencia por don Faustino de la Vallina Velarde, sobre la significación de Leibniz en la Europa de los siglos XVII y XVIII.» (La Nueva España, Oviedo, 17 enero 1947, p. 2.)

«En la Universidad. “La significación de Leibniz en la Europa de los siglos XVII y XVIII”, por don Faustino de la Vallina Velarde. Ayer dio en la Universidad la conferencia anunciada en el calendario universitario como la segunda del curso de invierno, el joven profesor auxiliar de la Universidad don Faustino de la Vallina Velarde, sobre la influencia que en la Europa de los siglos XVII y XVIII ejerció el filósofo alemán Godofredo Guillermo Leibniz. Hizo un detenido estudio de la obra filosófica del gran conciliador de las ideas, analizando su espíritu armonizador, que encontraba en toda idea filosófica un algo aprovechable, escuela bien acusada en su obra “De arte combinatoria”. Analizó a Leibniz como político de varia fortuna, pero hábil en sus “combinaciones”, tendentes siempre, en este orden de la política, al mayor beneficio de Alemania. Le consideró como la gran figura influyente en la Filosofía y, por tanto, en la formación psicológica europea, demostrando el joven conferenciante un gran dominio de la figura que le sirvió de fundamento a su interesante conferencia, aplaudida y elogiada por cuantos le escucharon, rector, catedráticos y alumnos.» (La Nueva España, Oviedo, 25 enero 1947, p. 2.)

«Crónica de la Facultad. Curso de conferencias. En el presente curso de 1946-47, y al igual que en años anteriores, se organizó un curso de invierno de conferencias a cargo de Catedráticos y profesores de la Universidad. En la Sección de Letras del citado curso figuraron los siguientes temas y conferenciantes. El Sr. Grossi Hevia, que desarrolló el tema de “El monogenismo del género humano”, haciendo una exposición de esta doctrina científico-filosófico-teológica que sostiene la unidad de origen del género humano basándose en textos de la Biblia, en la tradición, en los Concilios y en diversos autores refutando las teorías del poligenismo en su afirmación de la existencia de hombres preadámicos o coadamitas. El Sr. Vallina Velarde hizo un estudio de la significación de Leibnitz en la Europa de los siglos XVII y XVIII. E1 Sr. Roca Franquesa disertó sobre “La Novela Cortesana” exponiendo las características y obras capitales de este género de la novelística que hace su aparición en el siglo XVII. El M. I. Sr. Rodríguez Loredo trató el tema de “El Existencialismo” haciendo una exposición y crítica sobre este novísimo tipo de filosofía. El Sr. Martínez Cachero pronunció una conferencia titulada “Donde habite el olvido... (Notas para una fortuna póstuma de G. A. Becquer)”, en la que, después de considerar al Romanticismo como constante y eterna actitud vital del hombre, dedica unas emocionadas palabras a la vida de Bécquer para pasar luego al estudio de la fortuna póstuma del poeta sevillano desde su muerte hasta llegar a los más jóvenes poetas contemporáneos. El Iltmo. Sr. Uría Ríu dedicó tres conferencias a la figura de D. Álvaro Flórez Estrada, célebre político y economista español de finales del siglo XVIII y primera mitad del XIX. En la primera sesión expuso el estado social e intelectual de Asturias en la época del nacimiento de Flórez Estrada. En las dos siguientes sesiones presentó abundantes datos para la biografía de Flórez Estrada recorriendo los momentos más destacados y trascendentales de su vida. El Iltmo. Sr. Floriano Cumbreño desarrolló el tema de “Asturianos en la Reconquista de Extremadura”. Primeramente hizo una historia de la Reconquista de aquella zona de la Península Ibérica deteniéndose después a señalar los astures que más se destacaron en la empresa.» (Revista de la Universidad de Oviedo. Filosofía y Letras, enero-abril 1947, págs. 159-160).

«Universidad de Oviedo. VIII Curso de Verano. Hoy, miércoles, inauguración del VIII Curso de Verano, con arreglo al siguiente programa: A las once de la mañana, misa del Espíritu Santo, en la capilla de la Universidad. A las doce, en el paraninfo, solemne apertura del Curso, bajo la presidencia del excelentísimo señor don José María Fernández Ladreda, en representación y nombre del Gobierno. Pronunciará la conferencia inaugural el ilustrísimo señor don Cristino Antonio Floriano Cumbreño, vicedecano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Oviedo. Tema: “Los consejos de don Quijote a Sancho”. Mañana jueves, primera lección de Derecho, por don Torcuato Fernández Miranda Hevia, catedrático de la Universidad, y primera también de Letras, por el profesor don Faustino de la Vallina Velarde.» (La Nueva España, 27 agosto 1947, p. 2.)

«El Curso de Verano en la Universidad. Lecciones de los señores Vallina y Fernández Miranda. En el Curso de Verano inaugurado en la Universidad, dieron ayer sus primeras lecciones el profesor de este centro don Faustino de la Vallina y el joven catedrático don Torcuato Fernández Miranda [1915]. El primero diserto a las once de la mañana, desarrollando el tema “El cardenal Nicolás de Cusa y el ambiente cultural del siglo XV”. Fue una lección muy erudita y plena de conocimientos, tanto de la vida del cardenal como del ambiente cultural de aquella época, que fue escuchada con el mayor interés por los cursillistas, y premiado, al final, el conferenciante, con cálidos aplausos. […] VIII Curso de Verano. Programa para el día 29 de agosto de 1947: Hoy viernes, a las once de la mañana, segunda lección, por don Faustino de la Vallina Velarde. Tema: “El cardenal Nicolás de Cusa y la Filosofía europea del siglo XV”. A las doce y media, segunda lección, por don Torcuato Fernández-Miranda Hevia. Tema: “Derecho constitucional francés de la postguerra”. Mañana, tercera lección de los señores Fernández Miranda y Vallina. Para mañana está señalada también la conferencia del excelentísimo señor don José Fernández-Ladreda, ministro de Obras Públicas, sobre pólvoras esféricas, que dará si le es posible regresar con tiempo de su viaje a Cádiz.» (La Nueva España, Oviedo 29 agosto 1947, p. 2.)

«Universidad de Oviedo. El VIII Curso de Verano. Lecciones por los señores Vallina y Fernández-Miranda. En el Curso de Verano de la Universidad, dieron ayer sus segundas lecciones el profesor señor Vallina y el catedrático señor Fernández Miranda. El primero prosiguió desarrollando su lección anterior acerca del cardenal Nicolás de Cusa y la Filosofía Europea del siglo XV, siendo muy aplaudido al final de su disertación. […] VIII Curso de Verano. Programa para el día 30 de agosto de 1947: Hoy, sábado, a las once de la mañana, tercera lección, por don Faustino de la Vallina Velarde. Tema: “El tema de Dios en la obra Cusana”. A las doce y media, tercera lección, por don Torcuato Fernández-Miranda Hevia. Tema: “Derecho constitucional francés de la postguerra”. […] Se traslada a fecha que se anunciará oportunamente la conferencia que estaba anunciada para hoy, a cargo del excelentísimo señor ministro de Obras Públicas, don José María Fernández-Ladreda.» (La Nueva España, Oviedo 30 agosto 1947, p. 2.)

«En el paraninfo de la Universidad. Pronunció ayer una interesante conferencia el ilustre doctor Jiménez Díaz, que trató sobre el tema de la nefritis. […] Por la mañana. Correspondientes al Curso de Verano, ayer, a las once de la mañana, dio su tercera lección sobre “El tema de Dios en la obra Cusana”. el profesor don Faustino de la Vallina, y a las doce y media disertó el catedrático don Torcuato Fernández Miranda, tratando en esta su tercera lección sobre “Derecho constitucional francés de la postguerra”.» (La Nueva España, Oviedo 31 agosto 1947, p. 2.)

Ese curso 1946-1947 se convertían en doctores dos compañeros de licenciatura de Faustino de la Vallina Velarde: Constantino Láscaris-Comneno Micolaw (“El pensamiento filosófico de Quevedo”, leída el 4 de noviembre de 1946) y Gustavo Bueno Martínez (“Fundamento formal y material de la moderna filosofía de la religión”, firmada el 7 de abril de 1947 y leída el 24 de octubre de 1947).

Mientras tanto el presbítero Francisco Escobar García, que venía impartiendo las clases de filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de Oviedo desde diciembre de 1939 (primero como ayudante de clases prácticas, desde 1942 como auxiliar temporal), es nombrado en diciembre de 1946 adjunto temporal interino, y al final de ese curso, mediante concurso-oposición, profesor adjunto de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos” (Orden 23 junio 1947, BOE 13 agosto). (Se habían dotado a la vez seis plazas de profesores adjuntos en la Facultad de Filosofía y Letras de Oviedo, convocadas por orden de 18 febrero, BOE 3 marzo, ajustada a lo dispuesto en orden de 1° febrero, BOE 11 febrero 1947, según la cual no era preciso que los aspirantes fuesen doctores: “d) Tener el grado de Doctor o hallarse en posesión del título de Licenciado con reválida en la Facultad respectiva”.) El Boletín Oficial de la Provincia de Oviedo de 5 de mayo de 1947 publicaba la nota del Rectorado declarando admitidos definitivamente al concurso-oposición para esa plaza a dos aspirantes: Francisco Escobar García y Pablo León Murciego, ambos presbíteros católicos nacidos en León, en Pola de Gordón y en Astorga.

«Profesores adjuntos. Celebradas las oportunas oposiciones, por O. M. de 19 de junio último, fueron nombrados Profesores adjuntos de la Facultad de Filosofía y Letras de esta Universidad: […] D. Francisco Escobar García, para Fundamentos de Filosofía e Historia de los Sistemas filosóficos; […]» (Revista de la Universidad de Oviedo. Filosofía y Letras, mayo-agosto 1947, pág. 190.)

Curso 1947-1948. Sale a oposición la cátedra de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos” de Oviedo

El nombramiento de un adjunto de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos” y otros profesores adjuntos, dificultaba poder mantener su situación de auxiliar, como el curso anterior. Ahora todo el esfuerzo pasaba por alcanzar el doctorado y poder opositar, con un tribunal adecuado, a la cátedra vacante que el ministro Ibáñez Martín ya había preservado en 1945, como se ha dicho, al cambiar Oviedo por Sevilla en una oposición ya convocada, pues tanto el Rector de Oviedo como el Ministro de Obras Públicas deseaban que “este muchacho se encargue para el curso próximo [1945-1946] de la Cátedra que su padre (q. e. p. d.), nuestro llorado compañero profesara”.

La cátedra de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos” vacante en Oviedo se vuelve a convocar tres años después, pues cabría suponer, en todo caso, que quien había determinado el trueque de 1945 ya estaría en condiciones de opositar a la plaza:

«Orden de 21 de enero de 1948 por la que se convoca a oposición las Cátedras de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos” vacantes en las Facultades de Filosofía y Letras de las Universidades de Granada y Oviedo. Ilmo. Sr.: Vacantes las cátedras de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos”, en las Facultades de Filosofía y Letras de las Universidades de Granada y Oviedo, Este Ministerio ha resuelto anunciar las mencionadas cátedras para su provisión, en propiedad, al turno de oposición. Los aspirantes, para ser admitidos a las mismas, justificarán las condiciones que se exigen en el anuncio-convocatoria, que se regirá, como los ejercicios, por las prescripciones establecidas en la Ley de 29 de julio de 1943 y Reglamento de 23 de junio de 1931, en cuanto no esté afectado por aquélla. Lo digo a V. I. para su conocimiento y efectos. Dios guarde a V. I. muchos años. Madrid, 21 de enero de 1948. Ibañez Martín. Ilmo Sr. Director general de Enseñanza Universitaria.» (Boletín Oficial del Estado, Madrid, 9 marzo 1948, pág. 939.)

Pero sucedía que Faustino de la Vallina aún no era Doctor, y no cumplía por tanto los requisitos para aspirar a cátedra universitaria. En su desesperación ante lo que parecía irremediable, quien ya había acariciado la plaza como profesor auxiliar escribe directamente a su protector:

«Ha sido convocada a oposición la Cátedra de “Fundamentos de la Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos” de esta Universidad juntamente con la de igual denominación de la Universidad de Granada. Como de momento no me presento a las mismas y se hallan vacantes las de igual denominación de las Universidades de Santiago, Valladolid, Salamanca y Zaragoza, mucho le agradecería lograse del Sr. Ibáñez Martín la sustitución de la de Oviedo por una de las cuatro anteriores en la presente convocatoria.» (Carta de Faustino de la Vallina Velarde a José María Fernández-Ladreda –Ministro de Obras Públicas 1945-1951–, sin fecha, Archivo General de la Administración, Educación, 12602-2, 31/4034, apud VV. AA., La Universidad nacionalcatólica, Universidad Carlos III, Madrid 2014, pág. 515.)

Lo sorprendente es que el receptivo ministro Ibáñez Martín, “por conveniencia de la enseñanza“, vuelve de nuevo a retirar la cátedra de Oviedo de oposición ya convocada, sustituida esta vez por Salamanca, abriendo nuevo plazo para que pudieran sumarse otros aspirantes:

«Orden de 8 de marzo de 1949 por la que se cambia en las oposiciones de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos” de las Universidades de Granada y de Oviedo, esta cátedra, por la de Salamanca. Ilmo. Sr.: Por conveniencia de la enseñanza, Este Ministerio ha resuelto: 1.° Segregar la cátedra de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos” de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Oviedo de las oposiciones convocadas para proveer dicha cátedra y la de igual denominación de la Universidad de Granada, que fueron anunciadas por Orden de 21 de enero de 1948 (BOE de 9 de marzo del mismo año), quedando agregada, en su lugar, la cátedra de “Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos” de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Salamanca…» (Boletín Oficial del Estado, Madrid, 26 marzo 1949, pág. 1389.)

1948-1952 Tiempo de silencio

La presencia pública de Faustino de la Vallina Velarde se desvanece desde el otoño de 1947, y su nombre no aparece entre los doctores en filosofía por la Universidad de Madrid de 1940 a 1950 (la única universidad nacional española que confería entonces tal grado). Su nombre, salvo una nota bibliográfica en la Revista de la Universidad de Oviedo de 1949, deja de verse impreso, en 1950, en 1951… hasta que una discreta nota invita a una misa en sufragio de su alma –“recientemente fallecido”–, que se celebra en la capilla de la Universidad de Oviedo, el sábado 27 de diciembre de 1952, a las nueve menos cuarto en punto de la mañana:

1952 «Centro de Licenciadas de Acción Católica. Se invita a todas las licenciadas a que asistan a una misa, en sufragio del alma de Faustino de la Vallina Velarde, recientemente fallecido, que este Centro organiza, como alumno que fue de esta Universidad y hermano de la secretaria de aquél en la Rama de Jóvenes, en la capilla de la Universidad el sábado, día 27, a las nueve menos cuarto en punto de la mañana.» (La Nueva España, Oviedo, 26 diciembre 1952, pág. 2)

* * *

Faustino de la Vallina Velarde fue quien, “medio en broma, medio en serio”, llamó “¡Apócrifos!” a Constantino Láscaris y Gustavo Bueno, tras su intervención en una sesión del XIX Congreso Mundial de Pax Romana (Salamanca, 21 de junio / El Escorial, 4 de julio de 1946), tal como recuerda Bueno en este fragmento, donde no cita nominalmente a sus otros dos compañeros, ese curso, de Colegio Mayor:

«Primer ejemplo: al terminar mi carrera, fui invitado, junto con otro gran amigo y compañero, a actuar como redactor de una “ponencia sobre la persona humana” que, al parecer, debían presentar los estudiantes universitarios al congreso de Pax Romana que iba a tener lugar en Salamanca y el Escorial. Si no recuerdo mal esto fue hacia 1946, una ocasión que el gobierno franquista aprovechó, después de la Segunda Guerra mundial, para salir del aislamiento político en el que había quedado tras la retirada de los embajadores. Lo que no estoy muy seguro ahora es cuál fue el organismo que nos seleccionó, ni sé ahora ni supe entonces, cuál fuera la estructura organizativa de aquel congreso. Lo que sí creo saber (y cualquiera podrá comprobar si lee aquella ponencia, que supongo se conservará en algún archivo) es que el documento fue redactado dentro de la más estricta ortodoxia tomista, pero que, por iniciativa mía, pusimos en ella una “firma”, es decir, una señal o indicio que diese testimonio, cuando fuera oportuno, de la actitud de sus redactores. Esta señal fue una tesis solemne que proponíamos en la ponencia como corolario de nuestra argumentación metafísica, una tesis por la que proclamábamos el derecho de la persona humana a comer carne y en la que condenábamos enérgicamente al vegetarianismo. Recuerdo el placer que los autores experimentábamos en el momento en el cual, en el Paraninfo pontificio de Salamanca, los asistentes, entre ellos graves y multicolores prelados, al llegar al final de la hoja en la que estaba nuestra tesis, cabeceaban en signo de aprobación, acaso encontrando algo de originalidad en aquella llanura escolástica; recuerdo la satisfacción que nos produjo el hecho de ser llamados por unos obispos que nos felicitaron efusivamente. Y recuerdo que, ya de vuelta al asiento, un tercer amigo, compañero de Colegio Mayor que deambulaba por allí, se paró ante nosotros y mirándonos fijamente, medio en broma, medio en serio nos dijo: “¡Apócrifos!”. Lo que también puedo decir en defensa retrospectiva de mi conducta juvenil es que yo me abstuve de toda ulterior relación con la organización de Pax Romana, a pesar de los consejos de algunos amigos, que veían en esas relaciones un camino abierto para mejorar la situación profesional, o simplemente para conseguir alguna beca.» (Gustavo Bueno, Cuestiones cuodlibetales sobre Dios y la religión, Mondadori, Madrid 1989, pág. 31.)

Juan Velarde Fuertes (Salas 1927, Faustino de la Vallina Argüelles, tío suyo, había sido precisamente su padrino de bautismo), recordaba así en diciembre de 1997 a su primo Faustino de la Vallina Velarde, en su necrológica a Rodrigo Fernández-Carvajal (1924-1997):

1997 «Rodrigo Fernández-Carvajal había sido un brillantísimo estudiante en la Universidad de Oviedo –en su promoción queda el recuerdo de las pugnas, por otra parte, casi fraternas, entre él y nuestro compañero el académico correspondiente Teodoro López-Cuesta, por las matrículas de honor que correspondían al curso–, pero ya la carrera de Derecho la concluyó en la Universidad de Madrid, además de cursar la de Ciencias Políticas. Se doctoró en Madrid con una tesis, El historicismo jurídico en España, dirigida por Francisco Javier Conde, que se ha extraviado, salvo el capítulo La historiografía constitucional de Sempere y Guarinos. Pero en esta Universidad fue, además, colegial del Mayor Ximénez de Cisneros, el heredero directo de la Residencia de Estudiantes. Recuerdo la calidad extraordinaria de este Colegio Mayor, al que yo acudía para escuchar a mi primo Faustino de la Vallina Velarde debatir sobre Nicolás de Cusa con Constantino Láscaris-Comneno, –y de paso a éste titularse muy en serio, duque de Atenas y Neopatria–, a Antonio Lago Carballo, a Antonio Poch, al argentino Juan Carlos Goyeneche, quien nos relataba cómo había defendido ante Himmler a la Iglesia Católica y cómo imaginaba una relección de La idea de la Hispanidad de Maeztu y también a Juan de Luis Camblor, a Torcuato Fernández-Miranda –que hacía un poco de mentor de Fernández-Carvajal– y, naturalmente, a éste.» (Juan Velarde Fuertes, “Rodrigo Fernández-Carvajal González: In memoriam”, sesión del 2 de diciembre de 1997, Anales de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Madrid 1998, página 692.)

Bibliografía de Faustino de la Vallina Velarde

1943 [reseña] “Da Filosofia, por Delfim Santos. Porto, 1939, 108 págs.”, Escorial, XIII:III, cuaderno 40 (Madrid, diciembre 1943), págs. 463-466.

1944 [reseña] “Joao Cruz Costa, ‘Ensaio sobre a vida e a obra do filósofo Francisco Sánchez’, Sao Paulo 1942”, Revista de Filosofía, año III, n° 8 (enero-marzo 1944), págs. 161-162.

[reseña] “Joao Ameal, ‘Sao Tomaz de Aquino’, Porto 1942”, Revista de Filosofía, año III, n° 9 (abril-junio 1944), págs. 329-331.

[reseña] “Pablo Graf, ‘Luis Vives como apologeta. Contribución al estudio de la Apologética’, Madrid 1943”, Revista de Filosofía, año III, n° 10-11 (julio-diciembre 1944), págs. 564-565.

Chesterton y la filosofía”, Escorial, XVI:III, cuaderno 49 (Madrid, noviembre 1944), págs. 458-464.

1945 “Comentarios en torno a un párrafo de Quevedo”, Boletín de la Biblioteca de Menéndez Pelayo, Santander 1945, número XXI, págs. 526-529.

1946 [reseña] “P. Sertillanges, ‘La Philosophie morale de Saint Thomas d'Aquin’, Paris 1942”, Revista de Filosofía, año V, n° 16 (enero-marzo 1946), págs. 175-176.

1949 [nota bibliográfica] “J. Hersch, L'illusione della filosofia, Traduzione di Fernanda Pivano. Prefazione di Nicola Abbagnano. Torino. 161 págs.”, Revista de la Universidad de Oviedo. Facultad de Filosofía y Letras, enero-diciembre 1949, año X, n° LIX-LX, págs. 237-242.

Textos de Faustino de la Vallina Velarde en Filosofía en español

1943 “Da Filosofia, por Delfim Santos. Porto, 1939, 108 págs.”, Escorial, Madrid, diciembre de 1943, cuaderno 40, págs. 463-466.

1944 “Chesterton y la filosofía”, Escorial, Madrid, septiembre de 1944, cuaderno 49, págs. 458-464.

gbs